Así termino mi Domingo de Ramos.