Otro jet ejecutivo de los caros: Gulfstream V (G550) de la multinacional Kraft Foods