#DemiMeetYess

@KidrauhlRockzJB

i am a warrior. stronger than ever.

Photos and Videos by @KidrauhlRockzJB

  • Timeline
  • Gallery

Finding Myself.

Capitulo 7.

_________.

Lunes. De vuelta a la rutina. Después de recapacitar toda la noche he llegado a una conclusión.

Nunca fue una buena idea escaparme de fiesta, y lo peor que pude haber hecho fue hacerlo dos veces. Si me hubiera quedado en casa, no hubiera conocido a Justin, ni nada estaría pasando. Pero, el hubiera es el consuelo de los tontos y por más que ahora quiera cambiar todo, es imposible.

-Adiós pequeña-me despide mi madre dándome un beso en la mejilla.
-Te veo en un rato, mamá.

Comienzo a caminar hacia la entrada de la cárcel, es la última semana. Después habrá descanso de verano y nada importa ya. Seré mayor de edad. Bueno, a pesar de todo al parecer esta semana no será tan mala como las demás.

-¡Alli!-grito al ver a mi amiga a lo lejos, obviamente buscándome.

Camino más rápido para alcanzarla, pero siento como alguien me desvía de mi camino.

-Nena-me susurra Taylor al oído y siento la ola de culpa invadirme con fuerza. Mierda.
-Taylor-le sonrió mostrando mis dientes y al segundo me arrepiento. Tengo ojeras enormes después de no haber dormido anoche.
-No te vi toda la semana pasada-me hace un puchero, es tan tierno…ojala pudiese corresponderle.
-Estuve un poco ocupada-me excuso débilmente, me mira confundido y prosigo:-Esta semana podemos estar juntos.
-Lo estaremos. Es tu cumpleaños. El viernes.

Taylor siempre recordando hasta el detalle más insignificante, me quedo sin habla y solo puedo sonreírle mientras estrecha sus fuertes brazos a mí alrededor. Puede que no lo quiera como él se supone que me quiere pero cuando me abraza, siento una sensación de proteccion y cariño. No es malo sentirse amada algunas veces aunque no correspondas el gesto cómo quisieras.

-Extrañe tu olor, tus brazos, a ti.
-También te extrañe Taya.

Maldita sea. Soy una perra, me siento tan sucia. Taylor mostrándome amor y yo…besándome con un imbécil.

-¿Pasa algo?
-No, es solo que de verdad te extrañaba.
-Eres la novia más dulce del mundo entero.-me dice dándome un beso fugaz en los labios para después alejarse con una sonrisa.

Esa era posiblemente la mentira más grande que me habían dicho en mucho tiempo. ¿Realmente merecía la palabra “novia”? No, por supuesto que no. Y no es que la relación entre Taylor y yo fuera como cualquiera otra y más en estos tiempos tan extraños.

Había conocido a Taylor el curso pasado, es el capitán de equipo de volibol. Es apuesto, con un cuerpo de infarto que las chicas describen como “follable”, ojos verdes y cabello rubio. Pero más allá de eso, es un chico inteligente y de buenos sentimientos. Lástima que yo sea tan sosa para desaprovecharlos de esta manera, pero no hay chicas que estén dispuestas a la relación de corazones y flores que él cree tener. Tal vez después de todo no esta tan mal que al menos este conmigo.

Me viene a la mente la voz de Justin, sus labios sobre los míos….maldición, Taylor merece algo mucho mejor que yo. Incluso esas chicas con shorts que apenas tapan sus traseros deben ser mejores que yo.

El timbre me saca de mis pensamientos y me doy cuenta de que me he quedado a medio pasillo debatiéndome en mi muy personal laguna mental. Corro hacia mi salón y entro tropezando con la puerta, escucho algunas risas y tomo mi lugar ignorando a todos.

***

-¿Qué tal tu día?-pregunta mi madre con el mismo interés de siempre.
-Normal.
-Sera una semana buena, en especial por el viernes.

Es solo mi cumpleaños. Seria increíble que como regalo dejaran de recordármelo a cada jodido segundo, es abrumador. No quiero crecer más para ver como mi vida sigue yéndose por la borda con mi patética rutina.

-Oh, mama…-recuerdo los”planes”-Acerca de eso, a Amy le gustaría organizarme una pequeña celebración en su casa. Por la noche.
-Sabes que cada año hacemos una cena en tu restaurante favorito.
-Lo sé, pero ella está muy entusiasmada y quiero ir, es mi día mama. Por favor-le suplico intentando persuadirla un poco con el hecho de que es mi cumpleaños, no es tan malo después de todo.
-Pero siempre hemos estado juntos ese día-reclama.
-Podemos salir a comer.
-Veré que puedo hacer.

¿Gane? Mierda, eso sí fue fácil. Me levanto de mi sitio y le abrazo por detrás para después darle un beso en su frente y subir a mi habitación.

Justin.

-¿Es todo?-pregunto con el tono duro de siempre.
-Si, el viernes puede que tengas que venir por más.
-Entonces me llamas-le digo en forma de despedida.

Tomo la bolsa grande de papel y voy hacia mi auto. Lo pongo en marcha y cuando me encuentro lo suficientemente lejos, aparco.

Abro el contenido de la bolsa para encontrarme con bolsas de plástico más pequeñas y transparentes con el polvo blanco dentro, cocaína, algunos cigarros de marihuana y unas píldoras que no tengo idea para que sean. Suspiro y pongo todo de nuevo en orden. No sé hacer otra cosa bien además de correr autos como un jodido demonio.

Emprendo marcha de nuevo, y sin notarlo me voy acercando a casa de esa chica estúpida. Vamos Bieber, no es estúpida. Tal vez lo sea por no haber querido follar. Nunca una chica me había rechazado antes. Y ella sería la única excepción y sabía que algún día, no sé cómo, pero estaría rogándome por sexo. Dulce venganza, querida _____.

Aparco frente al portón del jardín trasero de su casa y me encuentro mirando hacia su ventana como un completo imbécil. ¿Qué mierda hago aquí? Puedo ir solo a casa, llamar a Brittany y follar un rato. Pero…extrañamente no es lo que me apetece ahora mismo.

Enciendo un cigarrillo y me lo llevo a la boca fumando una gran calada. Justo lo que necesitaba. Es una noche despejada. Sigo mirando la casa con atención. _______ no parece rica, pero vaya que tiene un buen nivel de vida. Todas las luces están apagadas a excepción de una.

La de su habitación.

¿Qué pasaría si la sorprendo? Posiblemente iría a la cárcel, o tal vez ella me daría una bofetada tan fuerte que caería por el techo….o…. ¿se pondría feliz? Rio como un completo maniático arriesgándome a las posibilidades mientras sigo fantaseando con tenerla en mi cama.

Había algo en ella que me atraía, su mirada llena de valentía y miedo al mismo tiempo. Su estúpida boca que solo abre para decir cosas sin sentido, o tal vez son cosas que no me gusta escuchar. Tenía paz. Algo que yo ni en mis mejores sueños tendré.

Termino mi cigarro y piso la colilla. Mi corazón se detiene. Mierda, me ha pillado.

______.

Termino de cepillar mi cabello, aun mojado y ya arropada lista para dormir, como cada noche. Voy hacia mi ventana a mirar la luna. Es una linda noche, no hay luna llena pero es… ¿menguante? No es que haya puesto la mayor de las atenciones en la clase de geografía acerca de las fases de la luna solo sé que es hermosa y me da esperanza para seguir adelante así como darme cuenta de que gracias a Dios he podido sobrevivir un día mas. Suspiro desviando mi mirada hacia el jardín y siento a mi estomago caer.

Intento aclarar mi mirada, creyendo que estoy alucinando, pero no.

Es Justin. Fuera de su auto. Acaba de tirar un cigarro. Y lo más importante… ¡esta fuera de mi casa!

Siento como mi corazón palpita y mi oído comienza a aturdirse. Me quedo mirándolo ahí como toda una estúpida y no puedo saber si me está mirando exactamente a mí gracias a sus estúpidos lentes.

Decido acercarme más a la ventana hasta que mi cabeza queda fuera. Respiro el aire fresco por unos segundos y vuelvo a la realidad, Justin no ha movido ni un solo musculo. Me quedo mirándolo y sigue sin hacer nada.

¿Qué no piensa moverse? ¿O…no es Justin? Va ______, claro que es. Es su auto, si, es el.

Giro para encontrarme con todas las luces apagadas, había olvidado que mis padres pudieron haber estado despiertos y llamado a la policía para que acusaran a Justin de invadir una propiedad privada o algo por el estilo.

Vuelvo mi mirada hacia el solo para notar que sigue sin moverse, jodido idiota no estaré toda la noche esperando a que haga algo. Me echo para atrás dispuesta a cerrar la ventana cuando veo que me hace una seña de saludo con la mano, wow es tierno. Pero un idiota aun así. Le devuelvo la seña diciéndole que se vaya y quita sus lentes. Lo que daría por ver su mirada de cerca. Sonríe con ese aire coqueto que tanto me gust….irrita y le devuelvo una sonrisa para cerrar la ventana. Apago la luz dispuesta a dormir con una estúpida sonrisa en mi rostro. Al final de todo, no es tan malo.

***

-______-me llama Amy en un susurro, pues la maestra sigue hablando y hablando. Le lanzo una mirada indicándole que estoy escuchándola y prosigue:-El viernes…

La campana de la última clase nos interrumpe con un brinco del susto y sonreímos satisfechas. Mañana es viernes y adiós a toda esta mierda. No sé porque los maestros insisten en seguir dándonos clases, ya nadie hace nada. Solo nos tienen callados mirando como unos idiotas el pizarrón. Recogemos nuestras cosas y nos dirigimos hacia los casilleros pasando por todo el patio de la escuela.

-¿Qué decías?
-Preguntaba si mañana tienes que ir a casa saliendo de aquí o podemos ir a mi casa a alistarnos.
-Hable anoche con mi madre y en lugar de cenar, iremos a comer. Así que no se cuanto me tardare. Intentare saltar dos clases para que todo sea más rápido.
-Es el último día, tienes que estar en la última clase. _____ es el final de la preparatoria.
-Lo sé-le digo con una mueca, lo había olvidado por completo. He pasado mis últimos diecisiete cumpleaños con mis padres en una cena, donde lo único increíble es la compañía de mi hermano y la comida.

No tenia buenos recuerdos de mis cumpleaños, cada año comía lo mismo y no me molestaba. Lo que era realmente molesto era el silencio en la mesa, mis padres casi nunca conversaban conmigo con temor de que fuera a pedirle salir o algo así. Era un agonizante silencio que no quería afrontar un año más. Tenía que hacer algo al respecto.

-Intentare hacer algo-le prometo con una sonrisa.
-Perfecto-salta con emoción.-Mañana será una noche memorable, puedes imaginar todo….

Alli sigue hablando, pero lo único a lo que mi cuerpo responde es a la persona que está frente a mis ojos, justo en la salida de la escuela. Miro a mí alrededor y veo a todas las chicas murmurando emocionadas, otras enfadadas y otras no dicen nada, solo lo desvisten con la mirada.

-_______, ¿estas escuchándome?-inquiere Amy un poco indignada, pero sigo sin tomarle atención. Simplemente no puedo. Mira hacia donde miro yo y lanza un bufido bastante molesto.- ¿Qué demonios hace aquí?

Me jalo hacia los casilleros, cogimos todo, pues mañana seria el último día y todo sería un desastre.

-No entiendo que hace aquí-niega con la cabeza aun molesta. ¿Qué pasa o paso entre ellos dos?-¿Acaso se le perdió su próxima presa o algo parecido?

“Presa”, claro un animal es lo que es Justin.

-Posiblemente vino a ver a un amigo-le digo levantando los hombros para restarle importancia aunque mis piernas no están de acuerdo conmigo, las siento como gelatina. ¿Esta aquí por mi? Me asalta la duda y suelto una risa tonta. Obvio no.
-_____, el no es el chico que habla con chicos de secundaria casi graduados o algo por el estilo-ríe sin humor.-El no es un chico bueno, el anda con gente mayor y mala.
-¿Mala?
-Es algo complicado, solamente mantente lejos de él y todo estará bien-me pidió en un tono suplicante.
-Pero quiero saber que pasa.
-Te contare el sábado por la mañana, ¿vale?
-Está bien-asiento un poco ansiosa. Tendría que esperar dos días para saber quien en verdad era Justin y porque era “malo”.

Nos dirigimos hacia la salida con todas nuestras cosas, al parecer no éramos las únicas precavidas pues había mas chicos que estaban vaciando sus casilleros. Mire alrededor y sentí una ola de nostalgia arrasarme por completo. Había pasado los últimos tres años aquí y era triste tener que irnos. Todo cambiaria después del verano, tendría que afrontar el futuro y lo que realmente quería ser cuando aun no tenía claro quién era de verdad.

-Es triste irnos, no quiero irme-suspiro Alli triste leyendo mis pensamientos, le mire con una sonrisa reflejando todo lo que sentía.-Tu y yo seguiremos juntas eh.
-Siempre-le sonreí agradecida.
-Mierda-mascullo.-Tengo las llaves de mi auto en el bolso.

Me rio viendo su expresión calculando la maniobra maestra que haría para sacar las llaves de su bolso, le digo que sigamos caminando, pero raramente el estacionamiento esta básicamente vacio. Miro alrededor y lo único que veo es a Justin en la otra esquina en su auto. Lo ignoro y volteo de nuevo.

-Pondré mis cosas aquí, para sacar las llaves de tu bolso-le indico, poniendo mi bolso y mis libros sobre la cajuela para poder tomar su bolso. –Alli, ¿acaso cargas toda tu casa aquí?-me burlo rebuscando las llaves entre maquillajes y comida. Era una bolsa pequeña para todo lo que tenia dentro.
-Posiblemente estén en el fondo-me miro apenada sosteniendo sus cosas.
-Aquí están-las saco triunfante después de unos minutos de búsqueda. Presione el botón para abrir la cajuela y sin darme cuenta, mis cosas se fueron hacia el frente.

Alli soltó una risa histérica burlándose de mí al punto de soltar sus cosas para tomar su estomago del dolor de la risa, comencé a reírme con ella preocupada por el cristal, aunque parecía que a Alli no le importaba y no había daños mayores.

-Allison-saludo Justin secamente mirándome, al instante deje de reírme al igual que Alli que estaba parada de manera defensiva.
-¿Qué haces aquí?-le pregunto duramente.
-También he estado bien, me alegra que tu también-rio el sarcásticamente.
-Solo vete-le rodo los ojos.

Le di la espalda recogiendo todas mis cosas para colocarlas dentro de la cajuela. Alli estaba metiendo las suyas.

-¿Necesitas ayuda con eso, muñeca?-pregunto Justin desde atrás y sabia que se refería a mí, pues a Alli nunca la llamaba así.

Me gire con todas mis cosas para meterlas, sin dirigirle si quiera una mirada, era malo y tenía que alejarme de él. Lo tenía claro.

-Que educación, eh-se quejo Justin goteando sarcasmo en cada una de sus palabras.
-Solo aléjate, por favor-le pedí educadamente cerrando la cajuela, Alli estaba entrando al auto.
-Eso no es lo que pediste la otra noche-me guiño Justin descaradamente y palidecí. Jodido mentiroso.
-Justin aléjate de ella-espeto Alli desde la puerta.
-No te metas Allison-le dice Justin apretando la mandíbula. Lucia un poco furioso. Vaya. Algo pasa aquí y no creo poder soportar para saberlo hasta el sábado.-Nena, vamos.
-Ni a la esquina-le digo zafándome de su débil agarre, se gira para mirarme perplejo. ¿Pues qué cree que soy? ¿Cree acaso que solo puede tomarme de la mano y llevarme a donde le plazca?
-Aléjate solamente-le dice mi amiga un poco más calmada, Justin no me quita la mirada de encima y todo dentro de mí se revuelve. Volteo a ver a Alli y con la mirada le digo que estaré bien y entra al auto sin decir más.
-¿Qué?-rezongo de mala gana.
-Ven conmigo, prometo que no será por mucho tiempo. Te llevare a casa.
-No quiero ir contigo Justin, además mi madre esta esperándome en casa.
-¿Es por Allison que no quieres venir?
Si, pienso pero mi respuesta es lo contrario:-No.
-Solo hablaremos….-me explica pero lo interrumpo, no soporto mas esto.
-¿Hablar de qué? No hay nada que hablar, no sé como sabes que estudio aquí pero por favor déjame en paz.

¿Cómo sabia que estudiaba aquí? De acuerdo, había pocas escuelas en estos alrededores, pero al parecer había atinado justamente en la mía. ¿Coincidencia? Comenzaba a dudarlo.

-Vine aquí a verte, ahora sube al jodido auto antes de que te obligue a hacerlo yo-me espeto cambiando completamente de humor.

Hace un segundo estaba pidiéndome con amabilidad que fuera con él y ahora me lo ordenaba. Era un vil patán de mierda. Lo odio, me gusta, ¡NO! Lo odio definitivamente.

-Olvídate de que me vaya contigo si pensaba hacerlo, déjame en paz Bieber-le dije con el corazón palpitándome a más no poder. Era tan irracional, dulce y luego a la misma mascara ruda de siempre. Mala suerte, conmigo no funciona.

Lo mire una última vez y me dispuse a subir al auto cuando sentí un par de brazos rodeando mis piernas hasta lograr levantarme del suelo. Mierda. ¿Estaba este tipo loco? Comencé a gritar y patalear.

Finding Myself.

Capitulo 8.

-¡Sueltame Justin! ¡Bájame!-gritaba sin parar sin dejar de patalear.

Alli en menos de un segundo estaba fuera del auto:-Bájala ahora mismo si no quieres problemas.

-¿Tu y quien más?-se burlo Justin sin soltarme, parecía ser inmune a mis gritos y pataletas. Comencé a hacerlo con más fuerza. Pero él en lugar de parecer afectado se alejaba del auto.

Mi amiga me tomo de las manos frenando la marcha de Justin, la tome con fuerza, sabía que me llevaría la peor caída de mi vida. De por sí ya era muy torpe, pero definitivamente esto era algo fuera de proporción. Me sentía como una presa, justo como había dicho Alli. Pero ¿por qué tenía que ser yo la siguiente presa de Justin? Yo no quería serlo. No estaba dispuesta.

-Allison, suéltala. No quiero lastimarte-advirtió Justin sin rastro de humor. Completamente decidido.
-Solo ¡déjala!-exploto mi amiga, aferrándose a mí, yo solo podía mirarla sin dejar de tomar sus manos. Como si la vida se me fuese en ello.

Justin sin siquiera escucharla, siguió su marcha ignorando mis pataletas. Ya no podía hablar era como si lo único que pudiese hacer era mover mis piernas sin control. Pero vaya que había forjado muy bien su agarre sobre mí, evidentemente no era la primera vez que llevaba a alguien en contra de su voluntad.

-Mierda Bieber, detente-le suplico Alli sin poder seguirle el paso, yo seguía sin soltarla.
-Te dije algo, solo déjanos solos.

Apresuro su marcha tomándome desprevenida y solté las manos de mi amiga. Cuando intenta tomarla de nuevo estaba más lejos, divise a mi amiga masajeando sus manos, la había lastimado. Me miro directamente a los ojos, tenía ganas de llorar. Me sentía encarcelada y al mismo tiempo en una clase de sueño del que se que despertaría pronto.

La puerta del copiloto estaba abierta, me metió poniéndome el cinturón de seguridad.

-No te muevas, es por tu bien cariño.

Lo mire con odio. No quería ir con él. No de esta manera. Parecía calmado, pero en un segundo podía parecer la persona más furiosa del mundo y no podía soportar a las personas gritándome o mirándome mal. Era débil y más cuando estaba cerca de él. Era como si mi cerebro se paralizara y lo único que funcionara fuera mi loco corazón que quería salirse. Cerró la puerta y al instante intente abrirla. Que estúpida soy, tiene el seguro puesto, el auto es eléctrico y por lo tanto el único que puede manejar los seguros es el. Perfecto.

-Te lo advertí, Bieber-oí decir a Alli en su tono amenazante que solo usaba cuando estaba furiosa.

En cuanto menos lo espere, una patada afecto el vidrio de donde miraba y salte atrás. Alli estaba colgada en la espalda de Justin en un intento por ayudarme a escapar.

-Corre ______, no dejare que te lleve-grito Alli sin dejar a Justin, al parecer intentaba cubrir sus ojos.
-No puedo, está cerrado-le grite desde dentro. No podía ver todo con claridad pues los vidrios estaban polarizados.

Justin comenzó a reír y lo divise alejándose de nuevo hacia el coche de Alli, ella no tenía ningún plan de parar su plan para lograr que escapara. Sentí un nudo en el estomago. Desde el principio ella nunca quiso que me involucrara con él, y ahora caía en cuenta de la realidad: No hay vuelta atrás.

Subió rápido al coche, encendiendo el motor. La velocidad con la que arranco hizo que la llanta chillara sobre el pavimento. Mi corazón podría detenerse en cualquier segundo. Odio la velocidad y siempre lo hare. Velocidad es sinónimo de muerte.

-Te vas a arrepentir Bieber, te lo juro-grito mi amiga desde atrás siendo imposible que alcanzara el ritmo del auto.

Justin la ignoro por completo y conforme salimos del colegio hacia el pueblo, desacelero y mi corazón pareció calmarse un poco aunque con él a mi lado era como una misión imposible.

-Es tarde, será mejor que me vayas a dejar a casa-hable por primera vez intentando mantener la calma aunque lo único que quería era salir corriendo de ese auto, llorar en el parque hasta quedarme dormida y pensar que todo esto ha sido una pesadilla.
-Cuando hablemos-respondió Justin sin quitar sus ojos de la calle.
-Entonces habla, no tengo tu tiempo-le dije comenzando a ponerme de mal humor una vez más.

Me acomode en el asiento, y descubrí que era lo que me molestaba. Traía mi celular en mi bolsillo trasero. ¡Si, si, si! Te amo celular.

Justin.

En este momento quisiera ir a tirarme de un acantilado o inhalar cocaína hasta quedar muerto por una sobredosis, pero sería doloroso. Lo del acantilado suena mil veces mejor.

No tengo nada que hablar a decir verdad, _____ me había dejado claro que no quería nada conmigo pero aquí estaba yo como un completo pendejo obligándola a venir conmigo rompiendo todas mis reglas.

En el mundo real, una chica hubiese subido a mi auto sin ningún problema. ¿Por qué esta chica no caía ante mis encantos? Todo será más fácil, follar por diversión, pero no…tenia que abrir su boca para decir estupideces en lugar de hacerme un buen oral. Va, debo parar.

No me atrevo ni a mirarla, definitivamente he actuado mal. Tengo que usar mas el cerebro, como ella quiere. Pero la necesito. La necesito cerca de mí. Siento que todo está mejor cuando esa pequeña chica de cabello castaño esta cerca de mí.

-¿Tienes algo que hacer mañana por la noche?-le pregunto y de repente miles de imágenes de ella y yo en playa aparecen en mi mente. No estaría mal.
-Si-responde secamente y puedo notar que está muy enfadada y moviéndose incómodamente.
-¿Algo más importante que salir conmigo?-arqueo una ceja sabiendo que no podrá resistirse. Lo mismo pasa con todas, de hecho las más difíciles.
-Si, mucho más importante y mas porque no quiero. Ahora solo llévame a mi casa o déjame aquí e iré caminando.

Vaya, si que está irritada. Pero no importa, está en mi auto. Conmigo. A la fuerza, pero está conmigo.

Decido no decir nada más para que se relaje un poco, volteo mi mirada hacia ella desde la primera vez que subí al auto y maldigo mentalmente. ¿Cree acaso que soy tan estúpido? ¡Maldita aprovechada!

-Cariño, que divertida eres-le digo frenando el auto para quitarle su celular. Menuda jugada que estaba planeando.
-¿Acaso estas secuestrándome?-pregunta enfadada pero puedo palpar el miedo y los nervios en su voz. Es predecible algunas veces.
-No, pero estas conmigo. Solo para mí. ¿Lo tienes?
-No estás diciéndome una mierda y solo quiero que me dejes ir. Por favor-me dice al final más calmada.

Le sonrió y guardo su celular en el pequeño cajón que hay sobre la puerta, donde no puede alcanzarlo. Estoy siendo un idiota y puede que su odio aumente después de esto.

-Justin solo dime lo que quieres, de verdad debo volver.

Hablaba en serio y estaba mucho más calmada ahora que había pasado algunos minutos. El silencio no era incomodo, al contrario. Se sentía bien, no había necesidad de llenarlo con palabras que sobraban. Tenía problemas con Allison pero quería asegurarme de dejar a _____ fuera de todo esto. Allison podía ser mi peor enemiga cuando se trataba de divulgar verdades. El pasado es una mierda que puede darte duro.

Ahora me concentro en la pregunta que me hizo: ¿Qué es lo que quiero de ella? Ni yo lo sé, no estoy seguro. Algo dentro de mi me dice que la necesito y me siento mejor pero la otra parte solo quiere follarla y después botarla.

-Solo quería pasar un rato contigo, no quiero fastidiarte. Solo eso.

Vale, estoy siendo un completo idiota que no razona, pero no se qué otra decirle cuando ni yo mismo lo sé. Ella comienza a reír sin humor, pero como su risa va prologándose, veo que de verdad esta riéndose y no tengo idea de que.

-De acuerdo, pudiste hacerlo como la gente normal en lugar de traerme aquí a dar vueltas y en contra de mi voluntad-apunto sin dejar de reír.
-Lo hubiese hecho si tú no te hubieras puesto difícil-ataque sin reírme.
-Claro…

Y continuo riéndose, estaba retorciéndose en el asiento sin control. Podría ahogarse en su propia risa, comenzaba a asustarme así que metí mi mano debajo para poder desatar el cinturón de seguridad, en estos momentos no le estaba dando ninguna proteccion.

La miro y ella seguía sin parar de reír, aunque mi toque hizo que se sobresaltara un poco pero lo ignoro por completo. Sonreír. Su risa era como música para mis oídos. Era real, sin límites y contagiosa. No como las demás fingidas e intentando ser sexy.

-Alli va a matarme-declaro cuando dejo de reír.
-Dímelo a mí, conmigo de verdad lo intento.
-¿Por qué te odia?

Me quedo helado, no esperaba esa pregunta. Y no era bueno dejar que entrara a mi mente, no quería que me conociera, solo quería pasar el rato. Allison era una perra y no sabía que andaba mal con _____ para que fueran tan buenas amigas cuando eran completamente lo contrario la una de la otra.


-Problemas-le respondo sin decirle mucho.
Bufa molesta:-Dame respuestas completas.
-¿Por qué tendría que hacerlo?-le reto seduciéndola con la mirada.
-Eres un idiota.
-Bueno…tu eres guapa.

Y veo como se sonroja, es adorable y sexy al mismo tiempo. Esta chica luce inocente, pero hay mucho mas detrás de esa mirada café intenso. Estoy seguro.

-¿Me llevaras a casa ahora?

Miro el reloj, han pasado treinta minutos desde que la metí en el auto.

-Vamos.

Ella sonríe satisfecha y mira el paisaje, le permito abrir la ventana y el viento golpea en su rostro con tranquilidad haciendo que su cabello vuelve al mismo ritmo. Nunca había visto a una chica así. Y era la primera vez que me fijaba en su sonrisa. Era mucho mejor que cualquier culo que me hubiese follado antes.

-¿Entonces podemos quedar mañana?

Y por primera vez me siento nervioso al invitar a una chica al salir. Es la segunda vez que lo intento.

-No puedo, tengo planes-me dice mirándome y sé que esta diciéndome la verdad.
-¿Qué harás?-prefiero que ella me lo diga a saberlo por mis propios medios.
-Comida familiar y después Alli tiene algo planeado que no se bien que es.

Medito su respuesta, que buenos planes para viernes tiene. Sarcasmo, claro.

Puede que Allison la lleve a la playa y podre verla allí, exacto. Mi esperanza está en punto verde.

-Vale, lamento haberte traído a la fuerza.
-¿Justin Bieber esta pidiéndome disculpas?
-No lo arruines, cariño.
-Vamos, no eres tan malo como quieres aparentarlo. Y creo que soy la única en notarlo.
-No digas eso, te podrías sorprender de lo que soy capaz.
-Ya he visto mucho por hoy, gracias.

Rio sin humor. Es una chica demasiado buena para una mierda como yo. Pero eso no quita mis ganas de quererla hacer mía. No pienso detenerme.

-Mierda, Alli.

Diviso el auto de Allison un poco antes de la casa de ______, obviamente esperándola. Perra.

-Es mejor que me dejes aquí-me dice sin detenerse.-Adios Justin.

No te vayas suplica mi mente pero mi cuerpo actúa solo y me acerco a ella sintiendo que se tensa al mismo instante. Sus labios están cerca de los míos y puedo sentir su respiración agitada.

Me acerco mas y la beso. Me da acceso libre con mi lengua e intensifico el beso olvidándome de todo. Es tan jodidamente caliente que podría follarla ahora mismo en cincuenta posiciones diferentes.

Siento sus manos alrededor de mi cuello y se acerca más a mí, tomo ventaja pasando mis manos por su cintura haciéndola brincar, pero no se separa ni un segundo de mí. Acaricio su cintura por encima de la camiseta, y bajo mis manos para sentir su trasero.

Me para al instante y se aleja con los ojos como platos como si hubiese presenciado un asesinato, recupera el aire y habla:

-Podría denunciarte de violador.

La miro escrutándole a decir la verdad pero parece seria. Que idiota. Me rio con ganas mirando su expresión. Esta completamente perpleja.

-Vamos nena, no parecía molestarte.
-Te odio.
-Me deseas-le corrijo.
-Eres insoportable-me dice bajando del auto. Mierda, se va. Una ola de necesitad me ahoga.-Tengo novio, Justin.

Se aleja corriendo hacia el auto de Allison, quien sale al instante dándome una mirada matadora pero sé que no hará nada por el simple hecho de que estamos fuera de la casa de su amiga. No es tan estúpida como parece serlo. ______ la abraza y le dice algo al oído mientras toma sus cosas de la cajuela. Se despiden y entra a su casa.

Arranco el auto una vez que Allison ha hecho lo mismo con el suyo, la sigo sin intenciones y ella apaga el motor para bajar del auto. Esto se pone mejor.

-Aléjate de ella. No quieres conocerme.-Me amenaza volviéndose para su auto.

Emprendo marcha una vez más y freno a su lado bajando la venta del copiloto más para que logre escucharme con claridad:-Dile a tu amiga que se cuide este Summer Break.

CONTINUARA…

Mil perdones por tardar tanto pero les dejo dos capítulos. La próxima vez que suba, igual serán dos y ya los tengo casi terminados también. Esto comienza chicas. Gracias por su comprensión y apoyo.

Las amo.

#muchlove

  • 973 days ago via site
  • 1,350

Finding Myself.

Capitulo 6.

_______.

Oigo el rechinar de las llantas contra el pavimento y como todos afuera gritan el nombre de “Justin” con un entusiasmo que nunca antes había visto. Wow, eso si que fue emocionante.

Siento que el corazón me sale por la boca, mis piernas no me responden, no tengo aliento y tengo los ojos como platos, pero eso si fue adrenalina pura. El sentir la velocidad corriendo por mis venas a una velocidad tan impresionante es una sensación que definitivamente no tiene precio. Esta carcacha sí que puede correr, bueno….no es carcacha pero sí que corre. Justin no ha dicho nada, sigue mirando al frente con la sonrisa arrogante que lo caracteriza pero con un toque de triunfo en su mirada.

Buen trabajo, digo mentalmente. No puedo articular ninguna palabra, ha sido de verdad impresionante. Nunca imagine poder estar en una carrera de autos, mucho menos había imaginado que yo pudiera estar dentro de ella.

-¿Todo bien?
-Si, perfecto.-Le sonrió como si volviera a la vida.

Justin me sonríe de vuelta y toma mi mano como al principio de la carrera. Su tacto es tan suave y embriagante que ahora mismo podría derretirme. Pasa su pulgar por mis nudillos delicadamente y me sonríe ahora de una manera tan, coqueta y diferente a las otras veces que mi corazón deja de latir. Es como si mi mundo se detuviera y girara alrededor de su hermosa y blanca sonrisa. Este chico es perfecto. Cada una de sus facciones me dejan sin aliento. ¿Cómo puede ser tan perfecto?

Dirijo mi mirada a sus labios y me pierdo totalmente. Lucen tan…besables y dispuestos que inconscientemente muerdo mi labio inferior. No puedo resistir esta tentación. Es un deseo mortal, siento que me consumo por dentro rogando a gritos que esos labios estén en los míos, sus manos sobre mi cuerpo y su corazón se agite gracias a mi.

-Eres valiente-susurra débilmente. Y ese susurro es mi muerte. Dios, lo deseo tanto. ¡Bésame, maldita sea!

No digo nada, ni siquiera tengo las jodidas fuerzas para hablar cuando estoy apretando todo mi interior y todo lo que puedo apretar. Me siento tan expuesta y deseosa…de él.

De alguna manera, me acerco un poco hacia el frente por un intento de acortar la distancia entre nosotros, y lo logro con discreción. Sin intenciones a la vista, aunque es completamente lo contrario. Mierda ______, controla tus impulsos carnales me grita mi monja interna. La ignoro con una sonrisa y noto como Justin se acerca al igual que yo.

Mis piernas comienzan a temblar por debajo del asiento, tengo a solo cinco centímetros de distancia al chico más guapo que he visto en mi corta y aburrida vida. Estoy en su auto después de una carrera de coches y quiero orinar, doble mierda.

Justin se acerca aun mas y puedo sentir su aliento golpear mis labios reclamando por clemencia. Esto es demasiado. ¡Bésame ya! Coloca su otra mano sobre mi mejilla y comienza a hacer círculos con su dedo índice. Reprimo un gemido, su toque es tan excitante.

Trago fuerte y me acerco esta vez. Dirijo mi mirada rápidamente a sus labios completamente listos y lo miro a los ojos. Es tan perfecto. ¡Beso, ya! Me mira con tanta paz y…no lo sé, pero es algo que no puedo describir. Es como si el chico imbécil de afuera hubiera desaparecido y ahora mismo fuera el chico más tierno del mundo. Me gusta. Me sonríe, tomo confianza y me acerco a él. Abre sus labios y me impulso para poder capturarlo.

-¡Hombre, eso estuvo cabrón!-exclama un chico desde afuera golpeando fuertemente el vidrio.

¿Qué? ¿Es esto una jodida broma o que mierda? Me retiro de inmediato completamente furiosa al igual que Justin, que suelta un bufido. Jodida mierda, ahora mismo me siento patética. Tanto tiempo para poder besarlo para que al fin hayan llegado los idiotas a felicitar por el increíble espectáculo. ¡Lárguense y dejen que me bese! Ugh, frustración total.

Justin me mira de reojo y me sonríe tiernamente, le devuelvo la sonrisa a medias. Estoy muy molesta. Vamos _____, solo era un beso. Pero no sé, lo deseo tanto.

-______-me llama Justin agitando dulcemente mi brazo para llamar mi atención, me distraigo de mi desesperación para mirarlo y sonreírle. Me devuelve la sonrisa y me siento en el paraíso.-El es Ryan.
-Hola-le agito la mano con una media sonrisa. Así que se llama Ryan, debería llamarse “arruinador de besos”.
-Es linda, bro-señala Ryan codeando a Justin.-Gusto en conocerte, _______.-me ofrece su mano y la tomo con un breve apretón, mientras Justin voltea hacia otro lado evitando mi mirada.

Noto como Justin susurra algo a Ryan y el se despide. Es un chico lindo, rubio, bastante alto y de ojos claros. Bieber se junta con chico lindo, pero definitivamente ninguno es como él. Aunque hay mucho mejores…bueno, no en realidad.

-¿A dónde quieres ir?-me pregunta Justin girándose de nuevo.
-No lo sé-levanto los hombros un poco sorprendida.-Podriamos volver dentro.
-No lo creo-desecha Justin la idea, mirando hacia el frente. Hay poca gente fuera del club. Al parecer todos han vuelto a la fiesta.-Vamonos.

Miro mi reloj y marca las dos de la mañana con treinta y cinco minutos. Es tarde. Espero que mama y papa estén dormidos, y también espero que las almohadas y ropa puestas debajo de mi ropa de cama sirvan para fingir que estoy ahí.

Cuando menos noto, estamos cerca del lugar a donde Justin me trajo la primera vez, bueno de hecho ha sido una única vez y eso fue hace justamente una semana y me doy cuenta de lo mucho que puede pasar en siete días cuando tomo un poco de mi rebeldía.

-Vamos, nena-me dice Justin suavemente, ofreciendo su mano para ayudarme a bajar del auto. La tomo y camino tras de él.

Esta vez, miro con más atención alrededor. Es un lugar demasiado elegante. En medio de la nada. Como para gente que quiere ocultarse. ¿Por qué tendría Justin que ocultarse y en un lugar tan lujoso? Entramos a la recepción y no hay nadie, subimos al elevador y esperamos en silencio. Son ocho pisos, solamente. En este edificio podrían hacerse el doble de departamentos sin ningún problema. De repente, siento que no encajo.

Entro al departamento y cierro la puerta. Justin prende la luz al instante y todo se alumbra. Hay tanto orden, que me da miedo dar un paso y que algo se desordene. Blanco y negro en perfecto contraste. ¿Vivirá solo? ¿Y su familia? ¿Qué edad tiene?

-Justin.
-¿Si?-arquea una ceja provocando que mi corazón se paralice por un segundo. ¿Tiene que ser tan jodidamente sexy todo el tiempo? Ugh.
-¿Cuántos años tienes?-le pregunto jugando con el dobladillo de mi chaqueta.
-¿Cuántos quieres que tenga?-me devuelve la pregunta acercándose.
-Hablo enserio-le detengo poniendo mis manos sobre su pecho. Se siente tan duro, firme, como una barra de chocolate. ¿Cómo se sentirá sin ninguna barrera de por medio? ¡Basta ______! Me grita mi subconsciente.
-Diecinueve-me responde dándome un beso fugaz en la punta de mi nariz para después alejarse hacia la cocina.
-¿Y vives solo?-intento recaudar más información mientras me siento en uno de los bancos de cuero negro de la enorme barra de mármol que da una vista perfecta a la cocina.

Parece una cocina de programa de televisión. Hay muchos sartenes sujetos, una gran estufa perfectamente limpia y más artefactos. ¿Justin cocina?

-¿Por qué tanta curiosidad?

Maldita sea, ¿siempre es así cada que alguien intenta saber un poco mas de él?

-Solo quiero saber, me trajiste aquí y no estamos haciendo nada. Esto es una buena opción.
-Podemos hacer otra cosa, si quieres-me guiña un ojo coquetamente.
-Idiota-bufo mirando hacia otro lado, intentando que no vea mi evidente sonrojo.
-Así que cada vez que intente ser cordial, ¿me insultaras? Eso no es del todo bueno, señorita.
-¿Cordial? Estas comportándote como un cerdo.
-¿Un cerdo?
-Si, un cerdo.
-¿Y soy un cerdo lindo?-inquiere frunciendo su rostro haciendo que su nariz quede como un cerdo y estallo en una carcajada señalando su nariz mientras el sonríe inocentemente.- ¿Soy lindo?

Justin se acerca lo suficiente para comenzar a hacerme cosquillas en mi estomago, me retuerzo de la risa. Es demasiado. Ahora mismo quiero orinar y tomar un poco de aire, la risa me deja muerta.

-¡Basta Justin!-le grito sin parar de reír.
-Di que soy un cerdo lindo-y vuelve a hacer el mohín de cerdo y rio aun más. De verdad es lindo y es impresionante ver la faceta del Justin tierno, debería pasar esto más seguido.

Capturo el momento en mi corazón y sigo riendo.

-Eres un cerdo lindo-admito para poder seguir respirando.
-Eres una chica muy linda-me devuelve un cumplido digno de mi sonrojo extremo y sonrió mirando hacia el suelo. Veo sus pies chocando con el borde del banco. Esta demasiado cerca.

Justin coloca su mano sobre mi mejilla y comienza a hacer círculos obligándome a mirarlo a los ojos. Mierda, estoy perdida. Son los ojos más hermosos que he visto en toda mi vida. ¿Por qué tiene que tener este efecto en mí? Sigo sonriendo como una estúpida y lo peor es que el esta sonriéndome de vuelta. Muerdo mi labio instintivamente al mirar los suyos, son tan perfectos.

Siento su aliento golpear fuertemente mi cara, nuestras respiraciones agitadas mezcladas. Mi corazón bombea a una magnitud que no puedo controlar. Los latidos de mi corazón me aturden impasiblemente y todo se detiene a mí alrededor.

La vida vale la pena por momentos como estos. Permito la entrada de Justin y nuestras lenguas comienzan una danza rápida, pero sin prisa. Explorando cada parte con la mayor delicadeza que podemos permitirnos. Mis manos juegan con su cabello como si fuera el último día en que pudiese jugar. Siento mis pechos golpear con su pecho por su gran cercanía y me siento en casa. Su calor corporal es enserio relajante, sus labios tan dulces y calientes.

Se acerca más, pareciendo imposible y nuestros cuerpos se tornan en uno solo. Abro mis piernas, pasándolas por detrás de sus caderas y siento su erección golpearme fuertemente.

Justin.

Muevo mi lengua una vez más por su labio inferior y suelto un pequeño gemido. Mierda. Esta chica es caliente, sigo con los ojos cerrados recobrando la respiración mientras mis manos pasan por sus curvas para posarse en su cintura. Muevo mis manos hacia adelante y hacia atrás, su piel es suave y su aroma frutal es embriagante.

Nunca antes me había sentido tan excitado con un simple beso. Tomo su cara entres mis manos y la beso una vez más. Quiero más, más y más. Es como si la vida se fuese en un solo beso.

-Justin-me detiene, cambiando sus manos de lugar hacia mi pecho para alejarme.

La miro y examino sus labios hinchados con un leve morado. Se ve tan sexy. La necesito en mi cama ahora mismo.

-Nena, aquí es incomodo. Vamos-la tomo de la mano para lograr levantarla pero ella me suelta en el instante.
-¿Qué?-pregunta atónita y por un momento no entiendo porque tiene los ojos como platos.
-Vamos-la animo.
-No Justin, no voy a acostarme contigo-me mira con una seriedad que nunca había visto antes.

Me muerdo el labio y tomo mi cabello con mis manos exasperado. ¿Qué mierda….?

-Justin. No soy una puta.
-Ya lo sé-le digo sin mirarla.
-Pues parece que no lo sabes, yo no voy a acostarme contigo. No seré una chica más que visita tu cama para después salir por la puerta como si me hubieras pagado por estar contigo.
-Podrías visitar mi cama las veces que quieras.
-No se trata de eso-percibo su tono furioso.-Yo no voy a hacer nada contigo.
-¿Entonces?
-¿Entonces qué?-se levanta y se pone frente a mí. Odio estas putas “discusiones” incomodas antes del sexo. –Fue un beso, un impulso. Me voy a casa.
-Es tarde.
-No importa, me hará bien caminar.
-¿Estas loca?-le grito.-Caminaras más de cuarenta kilómetros, además aquí es peligroso. Quédate, cuando amanezca te regresare a casa.
-No quiero estar más aquí.
-Mierda ______. Vas a quedarte y se acabo. Vete a la habitación, yo me quedare aquí si tanto te molesta-le señalo la habitación completamente furioso.

Maldita sea, ¿por qué no quiso acostarse conmigo?

___________.

¿Cómo demonios se supone que voy a dormir en la cama de un chico que solo quiere acostarse conmigo? Soy una estúpida. Solo yo pude comenzar a creer que sería tierno, al final de todo lo único que quería es tenerme en su cama como a una puta más.

¿Por qué todos los hombres tienen que ser tan idiotas y pensar todo el puto tiempo en sexo? ¿Qué acaso su cerebro no les da para más?

Giro una vez más sobre la cama y miro mi celular. Seis con veinticinco minutos, el amanecer no tarda en aparecer. Me concentro en mí alrededor y no percibo ruido alguno, posiblemente Justin este dormido.

Justin no tiene nada que ver conmigo. Y cualquier “vinculo” que podamos tener es completamente imposible. El es rico, demasiado guapo, ama el sexo y es un idiota. Yo no puedo seguir ese ritmo de vida. No quiero. Solo quiero tener diversión, pero no quiero que eso implique comportarme como una puta más.

El beso con Justin ha sido definitivamente el mejor de mi vida. Y al menos no moriré con la ansiedad de saber cómo besa.

-En un segundo voy-grito al escuchar como tocan la puerta.

Me levanto y me miro en el espejo, estoy normal. No pude dormir y las ojeras comienzan a notarse, pero no me importa. Miro una vez más su habitación. Es tan grande. Todo en color blanco con ligeros toques azules como matices en las paredes. Es muy elegante y de alguna manera siento paz y tranquilidad. Es como si nada mas existiera. La cama es demasiado grande. Me pregunto cuantas chicas han estado aquí.

-¿Vamos?-le pregunto cuando salgo y lo veo recostado en el sofá.
-Vamos-me responde y puedo notar que al igual que yo, tampoco durmió nada.

Algo que odio es el silencio incomodo, justo como ahora. Justin conduce a una velocidad normal. Lo único que puede escucharse es el rugir del motor y la velocidad con la que vamos dejando atrás el camino.

¿Debería decir algo? No lo creo. Mejor debería concentrarme en como entrare a casa con mis padres adentro. Que mala suerte que mi hermano no tenga partido todos los fines de semana.

-Puedes dejarme aquí-le digo dos cuadras antes de llegar a casa, el me mira por primera vez en todo el camino. Tiene el ceño fruncido y si, lo sé, la cagamos.
-Nena…
-Justin-le interrumpo dispuesta a tomar la palabra y dejar todo en claro.-Se que estas acostumbrado al tipo de chica que llega a tu casa, tienen sexo y se van pero yo no puedo hacer eso. Eres un idiota pero me has ayudado en momentos que...bueno, tú sabes. En fin, yo no puedo acostarme contigo solo por la calentura del momento. No soy ese tipo de chica ni pienso serlo. Somos de mundos diferentes y al final de todo esto es solo un accidente que debe terminar.
-Me alegra que quieras terminar algo que nunca empezó.

¿Algo? ¿Qué?

-Solo debemos dejar de vernos-le digo simplemente para no confundirme aun mas.
-Si es lo que quieres, está bien. No pienso violarte porque más que te desee.

¿Justin me desea? Wow. Creí que solo había sido la pasión del momento, por un momento me siento tan increíble, como si fuera una heroína o algo así. Vuelvo a la realidad y siento una punzada en mi pecho. ¿Enserio quiero dejar de verlo? No, no quiero pero debo por mi bien.

-Eres una buena chica y bueno solo espero que te cuides, hay mucha gente mala fuera-me advierte.-No te descontroles, puede ser peligroso.
-Supongo sabes muy bien de eso.
-Por eso mismo te lo digo. Solo quiero hacer algo más.

No tengo tiempo para reaccionar. Los labios de Justin atrapan los míos con urgencia. Me aferro a su beso. Siento tanta desesperación de tenerlo conmigo que duele. Duele que con tres malditas veces que hemos estado juntos pueda sentir esta sensación tan extraña.

-Gracias Justin-hablo con la voz ahogada por el llanto y la falta de aire. Bajo del auto rápidamente y comienzo a caminar hacia mi casa sin mirar atrás.

Sé que el carro sigue ahí varado. Quiero voltear pero mi dignidad, la poco que me queda, me lo impide. Esto fue todo. No pertenezco a esto por más que quiera. Quiero más de Justin. El no puede darme eso. Solo puede darme sexo y eso no es suficiente.

Las lágrimas comienzan a fluir sin control. Me siento tan vil que por un momento quiero tirarme de un acantilado.

¿Qué hubiera pasado si Taylor nos hubiera visto? ¿Sabrá el de esto? Soy una jodida zorra que se irá al infierno por besar a un chico malo teniendo novio.

CONTINUARA…

Si chicas, ______ tiene novio y oficialmente en el próximo capitulo arranca todo lo salvaje y se pone bueno ah.

Lamento tardar en subir, tareas y más tareas. Pero he escrito ya la mitad del próximo capitulo así que prometo esta vez que no tardare tanto.

Gracias por sus comentarios y por su paciencia.

#muchlove

  • 1003 days ago via site
  • 1,406

Finding Myself.

Capitulo 5.

Justin.

Que chica tan malditamente imposible. Siento un odio extraño hacia ella. Es tan…rara y diferente al mismo tiempo. Menos mal que no le confesé que había escuchado la discusión con su madre, me hubiera matado con su lámpara seguramente.

Suspiro y tomo mi cabello entre mis manos exasperado. Me siento frustrado. Necesito sus labios sobre los míos. La necesito. A ella. Solo a ella.

¿Qué hago en mi casa? Y solo. Mierda, esto apesta. Necesito un buen polvo. Tomo mi teléfono celular del bolsillo trasero de mi jean y me dispongo a llamar al primer número de mi lista de contactos. Abigail. Veo su nombre de contacto otra vez y bloqueo mi teléfono.

Odio este puto sentimiento de necesidad. Necesidad de ella, de sentir su aliento cerca del mío, su tensión cuando me siente cerca.

¿Pero desde cuando empecé a sentir esto? ¿Desde cuándo empecé a necesitar tanto a una chica que solo he visto dos veces?

Por favor Justin. Tenía que sacarla de mi cabeza, lo tenía que hacer ahora. Tome las llaves de mi auto y salí del apartamento, iría a dar vueltas por la ciudad.

***

______________.

Intranquilidad. Esa era la palabra que mejor describía mi estado en este momento, daba vueltas en mi cama buscando que el dulce Morfeo me llamará, pero nada, nada ocurría, tenía las imágenes de él recorrían mi mente como si estuviera reproduciendo un DVD en mi cabeza. Su aliento golpeando mi oído, su voz, la marca invisible que había dejado al sentarse en mi cama.
De repente, mis parpados se empezaron a cerrar, al fin Morfeo me llamaba...

- _____ - Llamaba mi hermano del otro lado de la puerta - En veinte minutos nos vamos para la iglesia, alístate pronto.

Me pregunto si algún día tendré un descanso de todo esto, un descanso de la misma rutina de los domingos con mi familia, a la iglesia.


Pronto. Me prometí. Demonios, claro que lo haría.

Después de unos cuantos minutos en la ducha, salí y me coloque un vestido blanco por arriba de mi rodilla y baje hacia el living donde mi familia estaba reunida, hablando cosas irrelevantes como, el cambio del padre de la iglesia o lo poco probable que puede ser que le den una pasada de pintura a ésta.

Tome una manzana verde para llevar y salí junto a mis padres que ya estaban en el auto, cuando alcance el auto me di cuenta que había olvidado mi bolso en el lobby, rayos que te pasa hoy ____. Regresé corriendo por él.

En la iglesia, camine cerca de mis padres y me senté en la última banca con mi hermano, aunque mis padres siempre se sentaban en la primera, al menos no nos ponían problema por esto. La gente ya estaba en sus puestos. Y el padre ya empezaba a hablar

Tanteé a mi lado en busca de mi bolso. ¡Demonios! otra vez no, ¿Que era lo que me pasaba? seguro este chico ya me estaba afectando la memoria

Me disculpe con mi hermano y salí hacia el auto que estaba a no más de 10 metros de la iglesia. Abrí la puerta trasera con agilidad y alcance mi bolso. Al fin, parecía una loca como si no pudiera vivir sin ese pedazo de tela con cosas que catalogaba de máxima importancia.

Cerré la puerta y saque mi celular de mi bolso. Como siempre, no tenía nada. Ni un mensaje o llamada perdida. Wow, no sé porque tomaba tanta importancia si no tenía algo digno de llamar “vida social”.

-¿Qué pasa bonita?-me pregunto una voz ronca desde en frente.

Subí mi mirada rápidamente y al instante me arrepentí. Mierda. Mierda. Mierda mil veces. ¿Por qué a mí? ¿Por qué? ¿Tan mala persona era que merecía estar frente a dos hombres mal vestidos con aliento alcohólico, múltiples tatuajes en su cuerpo y con intenciones de hacerme daño frente a mí? Dios, por favor ayúdame.

Estoy paralizada por completo y escasas son las personas en la calle. Todos están dentro y la distancia de diez metros es bastante considerable teniendo en cuenta que todos deben estar absortos con el canto del coro. Estoy sola fuera del auto de mi padre. Frente a dos hombres que quieren hacerme daño.

-Deje...déjenme…ir-suplico tartamudeando sin completar la frase coherentemente. Mis piernas son lo más parecido a una gelatina y pensamientos horribles abruman mi cabeza. Por favor, que alguien me salve.
-Tranquila-me susurra el hombre rozando su aliento contra mi oreja haciendo que todo mi sistema respiratorio deje de funcionar.
-Toma todo-le ofrezco mi bolso dejándolo caer justo en su pie lo que provoca un quejido de su parte, por instinto intento correr pero el otro hombre me detiene poniendo sus asquerosas manos sobre mis hombros y grito, pero no como me hubiera gustado.

Tengo la boca completamente seca, no puedo ni gritar empiezo a gemir intento reforzar mi voz pero simplemente estoy estática gritando a mis piernas que en este momento no me abandonen. ¿Por qué las personas no aparecen cuando son necesarias?

-Por…por favor-suplico una vez más sabiendo que todos mis esfuerzo están siendo inútiles. El hombre roda los ojos hacia mí y me empuja fuertemente hacia el auto. Me estrello con el vidrio y siento el espasmo de dolor en mi espalda. Mierda.
-Cállate ¿vale?-me espeta groseramente poniendo una mano en mi cintura, me arqueo en un intento de alejarlo pero no funciona. Me toma con ambas manos y sin preverlo las lágrimas comienzan a inundar mis mejillas. No puedo hablar, ni moverme.

El aspecto del tipo era completamente asqueroso, estaba sucio y apestaba a alcohol. Era repugnante, me siento tan poca cosa. Por favor Dios, no soy mala persona. Ayúdame a sacar un poco de fuerza….

-Cabrón-susurro rápidamente el estúpido que hacia un momento posaba sus asquerosas manos sobre mi cintura.

Todo pasó en una milésima de segundo. ______ vuelve a la realidad. De acuerdo. No, esto no es esta sucediendo. ¿Qué?

El tipo estaba en el piso siendo molido a golpes por Justin que lanzaba insultos fuertes al aire mientras golpeaba con más fuerza, el otro hombre igual estaba en el piso. No me di cuenta. Wow. Gracias Dios. Justin levanto al tipo y lo estrello contra el poste más cercano. Yo yacía estática pegada en el vidrio del auto sin creer lo que mis ojos divisaban.

Justin murmuro algo y ambos tipos salieron corriendo a la velocidad que les permitían sus piernas lastimadas. Justin escupió sobre la acera y me miro sin expresión alguna. Un escalofrió me recorrió de pies a cabeza y el nudo en mi garganta salió.

No me había dado cuenta de cuánto tiempo había estado reteniendo la respiración hasta que Justin se interpuso frente a mí.

-No llores-susurro en un intento por tranquilizarme pero esto solo provoco que llorara más. Me sentía indefensa y los pensamientos no me dejaban un segundo, ¿qué habría sido de mí si él no llegaba?

Los minutos pasaban y los pensamientos seguían sin dejarme. ¿Por qué todo esto estaba pasándome justamente a mí? ¿Por qué todo desde esa fiesta? Apenas habían pasado unos días y ya todo estaba siendo muy rápido.

-Nena-me llamo Justin.-Mírame-ordeno tomando mi barbilla delicadamente. El tacto de sus dedos era delicioso. Sus largos y fuertes dedos.

Lo mire por una milésima de segundo y desvié mi mirada hacia otro lado, me ponía nerviosa aun en estas condiciones.

-No paso nada, ten-me ofreció mi bolso de vuelta y lo tome de inmediato como si de ello dependiera mi vida. Jamás volvería a salir con un bolso. -¿Mejor?

Asentí sin pronunciar palabra alguna, me sentía incapaz de hacerlo. Soltó mi barbilla y di un paso atrás quedando debajo de la acera y mire hacia arriba. Era tan…guapo. A la luz del sol su belleza me dejaba aun peor. Pero eso no quitaba que fuera un imbécil. Pero me había salvado. Maldita sea. Una nota más que agregar a la cuenta que ya le debía y que sabía…no sería nada barata.

-¿Te has quedado muda?-me pregunto con el tono arrogante, de acuerdo Bieber volvía y mas imbécil que nunca. Una ola de furia me inundo por completo y en este momento quería plantarle un fuerte pisotón sobre su Supra perfectamente limpia.
-No-respondí cortante, limpiando mis lágrimas y verificando que mi vestido estuviese acomodado. Nada mal después de haber sido casi asaltada y manoseada.

¿Qué debía hacer ahora? Estaba un chico imbécil y ardiente frente a mi después de haber llegado en el momento justo para salvarme de….mi posible muerte. Bueno, no fue para tanto.

Subo de nuevo a la acera encaminándome hacia adentro. Es raro que mis padres no hayan salido a verificar que todo estuviera bien. Esto de ser ignorada por al menos un momento no me vino nada mal.

-Así que… ¿ingrata?
-Gracias-me giro enfrentándolo.
-Fue un placer-hizo una reverencia a mi sabiendo que estaba siendo completamente sarcástico.
-¿Qué acaso no puedes dejar de ser idiota por un momento?
-¿Me insultas después de haberte salvado de lo que iban a hacerte ese par de cabrones?
-Estas echándomelo en cara.
-No, no lo hago. Pero ugh…eres tan complicada-tomo su cabello con ambas manos.
-¿De qué trata todo esto? ¿De qué me salves cada vez que algo malo va a pasarme y que después quieras cobrármelo con favores que ponen en riesgo mi vida? Porque si es así, prefiero entregarme a la policía y decirles que yo estaba en esa carrera ilegal…
-Eso solo lo haría alguien lo suficientemente i…
-¿Muy qué?-le incite a continuar cuando guardo silencio arrepintiéndose de lo que estaba diciendo.
-_____ deja de ser tan malditamente difícil.
-No soy difícil-le reprocho de inmediato cruzándome de brazos.-Me llamaste idiota.
-No lo hice.
-Claro que si-la punzada en mi corazón me deja sin poder alguno de seguir siguiendo con esta “discusión”. Odio las peleas.

Suspiro largamente antes de comenzar a desahogar este ridículo nudo en mi garganta. ¿Qué demonios hago parada frente a el? ¿Por qué mis piernas nunca me responden en el momento indicado? Debo comenzar a sincronizar mi cuerpo con mi cerebro. Wow, difícil tarea.

Después de unos segundos…o más bien minutos, suspiro una vez y me giro. Justin parece que se quedo en su trance personal. Y no puedo decir que está pensando, el no sabe lo que es eso.

-Detente-me tomo por el hombro bruscamente. Ni siquiera lo vi venir. Me tambaleo y lo miro involuntariamente.
-Déjame. Gracias por el favor, no volverá a pasar-me alejo de él y emprendo mi marcha de nuevo.
-Dije que te detengas. ¿Acaso no entiendes?-su voz es elevada. Esta gritándome y eso de alguna manera hace que mi corazón comience a romperse en mil pedazos. Me siento más intimidada que con esos idiotas tocando mi cuerpo. Trago fuerte y lo miro impasible.
-No soy de tu puta propiedad. ¿Acaso no lo entiendes?-lo imito y pone mala cara.-Dejame en paz, por bien de los dos.
-Eres una jodida idiota.

“Eres una jodida idiota”. ¿Escuche bien? ¿Lo hice? Si. Eso que ensordece mis oídos son todos mis sentimientos cayendo al subsuelo de la manera más humillante. Acaba de llamarme “jodida idiota”. Duele, y no debería.

-Vete a la mierda.

Me doy la vuelta con mi corazón arrastrándose detrás de mis pies gritándome lo estúpida que era. ¿Por qué me salían las lágrimas sin control? ¿Por qué me sentía como una jodida idiota? Maldito Justin Bieber.

Estúpida mil veces. Sí, yo.

Justin.

Mierda. ¿Qué tienes en el cerebro Bieber? Nada. Me siento como el pendejo más grande del mundo. Odio estar molesto, desesperado. Esta chica me puede subir a la cima en un segundo y hacerme enojar como el infierno en otro segundo más.

_____ no es una jodida idiota. No lo es y ahora he cagado lo poco que llevábamos. ¿Qué hare ahora para resolverlo? ¿Por qué no fui detrás de ella si estaba llorando? Tal vez porque soy una escoria sin corazón. Y es algo que no puedo evitar.

Bah, es una chica mas, pero no…______...bueno….una chica mas y punto.

Voy hacia mi auto cruzando la calle y entro en el haciendo rugir el motor a una velocidad que cualquiera tacharía de “descontrolada” pero amo la libertad de poder conducir como un demente. Soy mayor de edad. Nadie puede detenerme. Hago lo que quiero cuando quiero porque puedo.

Así funcionan las cosas.

***

__________.

Otra semana más. Pero la misma rutina de siempre. Que mierda. Odio esta jodida clase de biología, nunca usare esto de manera útil en mi vida. Ni loca seria bióloga o algo relacionado con las ciencias. ¿Por qué todo tiene que ser tan jodido de todas las formas?

¿Por qué hay idiotas que se creen con el derecho de insultarte por no tener nada que decir? La vida es mejor cuando no hay nadie más en tu vida más que tu primer amor platónico imposible, en mi caso: Zac Efron y tu, chocolates y posiblemente algunas aventuras románticas plasmadas en películas que me hacen llorar en mis peores e incómodos días. Ugh. Odio sentir esto, me odio por ser tan malditamente débil y por no dejar de pensar en un cabrón que no merece ni un escupitajo mío. Pero de acuerdo, se acabo. Se acabo algo que gracias al cielo no comenzó y que no tiene vuelta atrás.

Si, lo hago bien. De vuelta mi vida aburrida, pero segura y sin nada de diversión. No suena nada mal, así ya no corro ningún peligro. Viviré soltera en casa de mis padres junto con los próximos ocho gatos que planeo adoptar. Seré tan feliz.

-¿Qué tanto piensas?-me interrumpe Amy lanzándome un proyectil asesino, hecho de papel.
-Solo quiero irme-le digo riendo regresándole el proyectil.
-¿Algo que quieras contarme?

Oh, oh. Levanto su ceja de manera picara. Tranquila muchacha, yo no voy a ese ritmo tan rápido. ¿O de que habla?

-No hay nada interesante-esquivo su pregunta hábilmente.- ¿Y tú?
-Tuve un fin de semana maravilloso…

Y así es como comienza a contarme su aventura en la playa del domingo por la mañana, al parecer el chico del que habla vive a dos cuadras lejos y es caliente. Wow, nada nuevo. ¿Quién no se fijaría en la hermosa Amy? Sigo aun sin comprender porque me habla pero, me agrada y siempre ha estado ahí para mí, para sacarme de mi mundo monótono. Aprecio tanto sus inútiles intentos.

-¿Qué piensas?-me pregunta emocionada y le sonrió.
-Deben conocerse más, parece buen chico.
-Lo es, no puedo esperar a….

¡Al fin! Adiós infierno, por hoy. Amy me sonríe dejando de lado su conversación, ambas salimos del salón y nos dirigimos hacia nuestros casilleros a dejar nuestras cosas para poder salir.

-¡Viernes!-me abraza Amy festejando.- ¿Vendrás esta noche?
-No lo creo, estoy muy cansada.-le soy sincera.
-________ vendrás y punto.

Supongo que no tengo nada más que discutir además de que mi mente ruega por olvidar toda la semana de mierda.

***

-¡Woo!-grita Lisa totalmente eufórica abrazada por el ambiente enloquecedor.

Esto definitivamente es el paraíso, una vez más me dejo llevar por el ritmo. Esta noche ha sido perfecta. Me escape con facilidad, me siento hermosa y realmente estoy pasándola bien incluso mucho mejor que la primera vez. Esto es magia. Felicidad. Descontrol. Libertad.

Diviso a Amy bailando en uno de los rincones con el chico apuesto que me había mencionado en clase, sonrió y vuelvo a lo mío. Esto es vida.

-______, ven-me llama Lisa encima de todo el ruido.

Asiento y voy tras ella. Salimos del club que esta al full de gente, aire fresco. Ahora me doy cuenta de lo que es el aire puro. Wow, que cambio. Respiro hondo y dejo salir todo el aire lleno de humo de cigarrillo y de los efectos especiales dentro.

-Señoritas.

Jodida mierda. Me congelo y de repente toda la furia fluye dentro de mí como fuego. Tengo ganas de estrellar mi fuerte puño en su asquerosamente hermosa-sexy-preciosa-irritante cara.

-¿Escuchaste algo o pisaste alguna mierda? Huele espantoso.

Lisa muere de risa pero esta vez me contengo. No tengo ganas de reír y hable porque realmente me nació hacerlo. Miro retante al pedazo de imbécil que se atrevió a llamarme “jodida idiota” no puedo ni pensar ni mucho menos pronunciar su nombre.

-¿Podrías callarte?-le espeta rudamente, Lisa se calla y se cruza de brazos recobrando la postura.-Ahora vete.
-No eres nadie, estoy con mi amiga. Así que mejor lárgate tú-se defiende Lisa y le echo porras internamente. Me siento apoyada.

El muy idiota ríe sínicamente y la toma por los hombros bruscamente dejando sus labios justamente en su oreja, pronuncia algo que no puedo escuchar y Lisa se gira para darme un abrazo junto con un susurro de “estaré esperándote dentro”.

¿Eso es todo?

Me quedo mirando como una completa tonta mientras veo a Lisa desaparecer. No puedo creer que me haya dejado sola con un imbécil…pero… ¿Qué sigo haciendo aquí? No lo quiero más en mi vida. Me giro hacia el otro lado dispuesta a irme por mis propios pies. Por primera vez no siento ese temblor en mis piernas y mi luchadora interior saca pompones y comienza a festejar. Bien hecho.

-Luces caliente-me habla por detrás y sé que esta pisándome los talones.
-Luces como toda una garrapata.
-Nena, ¿podrías dejar de joder esto aun más?

¿Joderlo? ¿Yo? ¿Qué mierda hace este imbécil delante de mí?

-No estoy jodiendo nada, deberías dejarme en paz.-hablo con tranquilidad dispuesta a terminar todo lo que no es nada.
-¿Quieres que te dejes?
-Ridículo-bufo-No te conozco, solo vienes a molestarme e insultarme ¿y preguntas esto?
-No me has respondido-se sale por la tangente.
-Déjame.

No, no me dejes. Te odio pero algo dentro de mí me dice que te necesita. Quiero sus labios sobre los míos, sus manos sobre mi cuerpo. Su cabello, es tan sexy.

-Solo acompáñame a la carrera y después no te volveré a molestar.
-No Justin, esto no es un trato. Déjame y ya. Gracias.

Me giro y me toma del brazo bruscamente acercándose demasiado. Puedo sentir su aliento en mi cara y de repente todo en mí alrededor da vueltas.
-Vas a venir. Porque yo lo digo. Ahora, vamos.

Me toma por las piernas alzándome por el aire. ¿Qué se cree? Comenzó a gritar y a dar patadas. Pero claro, nadie va a escucharme porque encuentran más importante sus bebidas y cigarros. Una vez más, que jodida suerte tengo.

-¡Déjame, voy a vomitar!
-No importa-me dice riendo y de repente me baja. Estoy recargada, en su auto. Me aprisiona entre sus musculosos brazos y abre la puerta del copiloto.
-¿Entras tu o hago que entres?
-Imbécil.-me meto dentro del auto y es igual de cálido que la última vez, hay indicios de humo de cigarro pero no me molesta. Entra el por el otro lado y emprende marcha.

¿Qué….? Hasta ahora noto a todos frente a nosotros, a una distancia considerable. ¿Tanta distancia pudo cargarme? Mierda…la carrera. Mi piel se eriza y comienzo a sentir un mareo mortal.

Justin calienta su motor o lo que sea que hace que todo en el auto ruja como una jungla. No puedo creer que este en el asiento del copiloto poniendo en riesgo mi vida. Vaya manera de morir. Respiro hondo y siento un hueco en el estomago.

Odio la velocidad, también odio los autos. Contaminan demasiado y son como armas mortales. Miro a Justin que esta impasible mirando a la carretera y por un segundo me distraigo mirando su perfecto perfil, es como un dios griego. No puedo comprender como es tan…Justin. Trae unos vaqueros azules jean con una ajustada camisa negra y obviamente, sus Supras negros.

Lamento todo lo malo que alguna vez hice, si fuera una buena persona ahora mismo estaría acostada en mi cama sumida en alguna hermosa historia, pero no. Estoy en el auto de un desconocido idiota a punto de emprender una carrera mortal de autos.

-Nena-me llama.

Lo miro y me encuentro con dos avellanas perfectas y brillosas. Qué manera de morir lentamente. Me sonrojo sin desearlo y sonrió de lado.

-Todo va a estar bien.

Me toma la mano entrelazando sus largos y delgados dedos con los míos. Su tacto es tan caliente y suave. Me siento protegida. Acepto su apretón y el no la retira al instante, siento todo mi cuerpo arder. Y le sonrió de verdad. ¿Qué tan malo puede ser?

-Todo pasara rápido, solo toma el cinturón con fuerza. Iremos rápido, pero vamos a ganar.
-De acuerdo-tomo el cinturón de seguridad y me lo pongo, tomando mis manos como si mi vida dependiera de ello. De hecho, ahora mismo mi vida depende de este cinturón y del chico caliente de ojos mieles.

Veo como una chica con poca ropa se pone entre el auto de Justin y del contrincante, no tengo idea de quienes pero tampoco me interesa. No veo a los chicos por ningún lado pero sé que están ahí, seguramente saben que estoy aquí dentro y no vienen a salvarme. Vaya, debo aceptar mi muerte de una vez por todas.

Justin toma mi mano una vez más y aleja cualquier presión de ellas, están blancas por la fuerza con la que estaba tomando el cinturón.

-Estaremos bien-me promete dando un beso rápido en el dorso de mi mano y un toque eléctrico cruza todas mis terminaciones nerviosas.

Todo pasa tan rápido, que no logro comprenderlo. Justin suelta mi mano y avanza despavorido por la carretera. Me hundo en el asiento tomando con una fuerza increíble el cinturón. Esto es velocidad y posiblemente mi entrada a la perdición oficial.


CONTINUARA…

Lamento haber tardado una eternidad en subir, pero es que enserio he estado ocupada.

-Venta de Believe Tour.
-Exámenes.

Muerte total, pero estoy de vuelta y creo que el capitulo quedo largo, ahora si les prometo por Heartbreaker que ya no tardare en subir.

Y quiero pedirles su ayuda para que me ayuden a difundir el concurso que estoy haciendo, regalare entradas para ver a Justin en México y seria increíble que me ayudaran a pasar la voz, todo está en el link.

http://twitpic.com/d1llmw

Gracias por la espera y espero sigan comentando y llegando nuevas lectoras.

Me comprometo a subir en menos de una semana, gracias de nuevo.

#muchlove.

  • 1017 days ago via site
  • 1,521

BELIEVE TOUR TICKETS CONTEST.

México City. 18 y 19 de noviembre. Foro Sol.

Hola  bueno antes que nada, quiero decirles un poco sobre mí.

Me llamo Yessica pero pueden decirme Yess, tengo 16 años y soy mexicana. Soy Belieber desde octubre de 2010 y puedo decir lo mismo que muchas de nosotras. Justin me ha cambiado la vida, me ha enseñado a regresar un poco de lo mucho que recibo así como creen en mis sueños y no rendirme hasta alcanzarlos es la razón por la que estoy haciendo esto y espero poder ayudarlas a todas ustedes. No hay nada que me dé más satisfacción ni que me hagas más feliz. Cumpliendo sus sueños, yo también estoy cumpliendo el mío.

¿De qué trata?

BELIEVE TOUR TICKETS CONTEST es un concurso que consiste en ganar un boleto para ver a Justin Bieber el 18 o 19 de noviembre en el Foro Sol.

¿Cuántos boletos son y en qué zona?

Regalare cuatro boletos en total. Dos boletos son para el 18 de noviembre y los otros dos para el 19 de noviembre.

18 de noviembre:

-Verde 18C. Fila 4. Asiento 5.
-Naranja 24C. Fila 7. Asiento 1.

19 de noviembre:

-Naranja 24C. Fila 11. Asiento 6.
-Verde 17C. Fila 6. Asiento 13.

¿Por qué dos boletos para cada fecha?

Mi idea original había sido comprar uno solo en platino y regalarlo pero estoy consciente de que esto es algo parecido a los Juegos del Hambre así que decidí que sería mejor comprar más boletos y cumplir más sueños.

¿Por qué los boletos son en diferentes zonas?

Aquí va otro punto de mis ideas iniciales. Había pensando en regalar solo dos boletos. Pero hice el esfuerzo de comprar dos más. Así habrá una clase de primer y segundo lugar.

Primer lugar: Boleto en Verde C.
Segundo lugar: Boleto en Naranja C.

¿Naranja C y Verde C se ven muy lejos?
http://www.ticketmaster.com.mx/justin-bieber-mexico-distrito-federal-18-11-2013/event/14004AD2AE2E498B?artistid=1369961&majorcatid=10001&minorcatid=826

Si observan el mapa del Foro Sol, son las zonas más lejanas. Y por lógica se piensa que es donde más lejos se ve. Pero yo he ido a muchos conciertos y si no voy en zona Platino compro de Verde o Naranja C. ¿Por qué? Porque se ve de frente, a diferencia de las zonas A y B que son completamente de perfil y por mi experiencia no se ve absolutamente NADA. Pero en las zonas C, como dije, son de frente. Se ve muy bien. Y los boletos son en las primeras filas de esa zona.

¿Por qué regalo boletos?

Sé que es raro que alguien regale boletos, y que pueden desconfiar de esta chica loca que está regalando boletos. Pero sé que muchas de ustedes me conocen desde hace tiempo y pueden tener la plena seguridad de que no es ninguna estafa.

Estoy regalando boletos porque el mensaje que Justin da de #giveback es muy claro. Mi propósito era comprar M&G pero como ustedes saben…es demasiado caro así que no pude costearlo por completo, me faltaba dinero y me deshice de la posibilidad de comprarlo. Por lo tanto, me sobro dinero suficiente para poder comprar boletos y tener la oportunidad de regalárselos.

Me da gusto poder hacer esto por ustedes. Somos una familia y sé que muchas no tienen el suficiente dinero para comprar un boleto así que si yo puedo hacerlo por ustedes nada me hace más feliz. La experiencia del concierto se les quedara para siempre y se esforzaran por ganarlo.

¿Quienes pueden participar?

Absolutamente TODAS las personas que puedan y quieran asistir cualquiera de los dos días. Chicas, chicos…lo que sea.

¿Cómo puedo participar?

Lo que tienen que hacer es fácil.

-Video de máximo 30-35 segundos explicándome porque debería darles el boleto y porque quieren ir al Believe Tour. Su voz debe ser muy clara.

OPCIONAL/EXTRA:

-Escrito en Word de máximo 1 pagina en letra Arial tamaño 10 explicándome porque son Beliebers, que es Justin para ustedes y un poco de su historia. (Esto lo hago porque sé que algunas no son buenas expresándose con palabras físicamente pero si escritas).

NOTA: El escrito no es necesario. El video si lo es, si no haces un video y solo haces el escrito quedas automáticamente descalficad@.

¿Por qué tengo que hacer un video?

Me interesa mucho ver su mirada, la manera en que hablan y lo habilidad de poder decir en 30-35 segundos lo que realmente quieren y porque. Es un reto querer decir tanto y tener tan poco tiempo.

¿A dónde tengo que mandar el video y el escrito (que aclaro, es opcional y no obligatorio)?

El video y el escrito (repito, opcional) lo deben mandar adjuntos al siguiente e-mail:

yess.urbina.com

Solo voy a aceptar videos que me manden a mi correo, ya que si los suben a Youtube u otra red social se me hará más complicado poder verlos. En mi correo los archivare todos para escoger a los ganadores.

DEBEN MANDARME SU VIDEO Y ESCRITO (OPCIONAL) UNA SOLA VEZ. NO HAGAN SPAM. SI LO MANDAN MAS DE UNA VEZ, SERAN DESCALIFICAD.

¿Qué debe llevar el correo?

El asunto del correo debe ser: BELIEVE TOUR TICKETS CONTEST.

Deben poner la siguiente información:

-Nombre completo:
-Edad:
-Estado: (aquí también deben mencionarme que tantas posibilidades tienen de venir si es que viven muy lejos del DF.)
-Tiempo de ser Belieber:
-¿Cuántas veces has visto a Justin Bieber en vivo, cuando y donde?
-Twitter/Facebook:
-¿A qué fecha prefieres ir y porque? (se que muchas no pueden el lunes o el martes, también tomare eso en cuenta)

TODA LA INFORMACION SOLICITADA ES ESTRICTAMENTE REQUERIDA.

¿Qué plazo de tiempo tengo para enviar el correo?

El concurso da inicio el viernes 12 de julio y termina el viernes 8 de noviembre.

Pueden mandar su video en ese lapso de tiempo, el que lo manden el primer día o el ultimo no les aumenta ni reduce sus oportunidades para ganar.

ATENCION: Después del 8 de noviembre NINGUN video será válido.

¿Cómo elegiré a los ganadores?

Tomare el tiempo para ver cada video y analizarlo lo mejor posible así como leeré sus escritos. Seleccionare los que me parezcan más profundos y tengan una linda causa ya que muchas no han visto a Justin en vivo nunca, pero eso tampoco quiere decir que dejare fuera a las que ya han tenido la oportunidad de verlo. LA OPORTUNIDAD DE GANAR PARA TODOS ES ABSOLUTAMENTE LA MISMA.

También tomare en cuenta la ayuda de alguna de mis amigas, ya que no será fácil decidir.

¿Cuándo anunciare a los ganadores y porque medio?

Los ganadores serán anunciados el día 13 de noviembre.

Anunciare sus nombres por Twitter, Facebook y les mandare un correo para toda la información correspondiente para la entrega del boleto.

Para terminar quiero decirles que no deben temer de la demanda que habrá. Tomare el tiempo para todos. Tomare cada detalle en cuenta.

Este concurso no es acerca de los muchos likes o RT’s que pueden juntar. Es solo acerca del sentimiento, esfuerzo y ganas que tengan de ir a Believe Tour.

Crean en sus sueños y nunca digan nunca.

Facebook: https://www.facebook.com/blamingtheswagg
Twitter:
Ask: http://ask.fm/KidrauhlRockzJB

Cualquier duda, me pueden contactar en cualquiera de esos medios.

NOTA: La dirección de correo electrónico será solo para enviar sus videos. Por ahí no responderé duda alguna.

LES ENVIARE UN TWEET/DM O MENSAJE/INBOX EN CUANTO HAYA VISTO/LEIDO SU PARTICIPACION EN EL CONCURSO.

¡Felices Juegos del Hambre!

#muchlove

  • 1031 days ago via site
  • 1,575

Finding Myself.

Capitulo 4.

_________.

-¿_________?-oigo la desesperada voz de mi madre con un toque de esperanza definitivamente esperando que yo dijera algo.
-Estoy arriba-respondo solemnemente levantándome de mi cama para abrir la puerta.

Había estado el resto de la mañana acostada intentando dormir, pero no había podido. Era una estúpida. Subí al auto de un completo desconocido que parecía peligroso que después me llevo a su departamento para dormir allí con un chantaje barato en el que había caído fácilmente presa del miedo. Y lo peor…ahora sabía donde vivía y tenía mi número telefónico. Lo único que quería era borrar esa parte de la increíble noche que había tenido, pero no podía. Había cometido un gran error y lo sabía. Ahora debía enfrentar las consecuencias.

-¿Has comido algo?-fue lo primero que me pregunto mi madre mirándome directamente a los ojos buscando señales de algo mal, pero como siempre, estaba limpia.
-Si, me hice el desayuno-le conteste con uno de mis audífonos aun puestos pasando de ella para poder bajar hacia la sala-¿Qué tal el juego?
-¡Increíble!-exclamo mi hermano muy emocionado-Vamos a la final.
-¡Felicidades!-festeje con él con una sonrisa sincera.- ¿Cuándo es?
-El sábado, ¿estarás ahí verdad?
-Claro que sí, lo prometo-acepte sin dudas, sabía que lo hacía feliz.

Amaba a mi hermano, puede que peleáramos por las cosas más estúpidas, que nos golpeáramos y pareciéramos los peores enemigos, no podría imaginar mi vida sin él, siempre me ayudaba y escuchaba en mis peores momentos. Cuando no había nadie conmigo, el estaba ahí.

-¿Por qué no abriste la puerta ayer por la noche?-me pregunto mi padre de mal humor y bueno así era como se arruinaba el patético intento de pasar un almuerzo felices.
-Porque no quería hablar con nadie-conteste de la misma manera, retándolo. Si, estaba harta, si, iba a arrepentirme, bueno…probablemente pero estaba en mi limite.
-No te hagas la muy lista-me siguió el juego-Vives bajo este techo, bajo mis reglas y ordenes.
-No soy tu empleada, soy tu hija-le recordé roja de la ira.
-Da lo mismo-le resto importancia.
-¿Así que tu secretaria y yo somos lo mismo?-inquirí completamente furiosa con el corazón roto.
-Basta….-intento tranquilizar mi madre.
-Ojala obedecieras como ella-respondió mi padre lanzándome una mirada que me dejo helada.

No dije nada. Me sentí completamente abatida. No podía decir que odiaba a mi padre porque realmente no conocía el odio, a excepción de lo que sentía por mi vida, que era básicamente lo mismo pero en una escala mucho más intensa. Mire a mi madre, estaba cohibida procesando la “discusión”. Rodé los ojos y comencé a subir por las escaleras, no quería estar más aquí, no quería vivir más aquí.

-¿A dónde crees que vas? Baja.
-No-grite volteándome subiendo un escalón mas-Estoy harta de ti y de tu maldita obsesión por controlar mi vida.

Dicho esto, subí rápidamente hasta cerrar de un fuerte azotón la puerta de mi habitación. La puerta no tenía la culpa de nada, pero al menos podía desahogar un poco toda esta frustración que me invadía.

***

-Hola.
-Oye, no me mates-me dijo Alli desde el otro lado de la línea.
-Lo siento, es solo que…olvídalo, dime que pasa-le anime un poco más calmada.
-¿Tus padres?
-Si, pero esta vez estoy harta de que mi padre quiera tener el control de todo, mi madre nunca me defenderá cuando se trata de esto. Tengo que hacerlo por mis propios medios-le explique.
-Te entiendo, solamente hazlo bien, no hagas nada malo-me pidió con la voz preocupada.
-No pasara nada malo-le prometi-Ademas te tengo a ti, eh.
-Me siento pésimo, ______-confeso.
-¿Qué te ocurre?-le pregunte alarmada.
-¿Y todavía lo preguntas? Tenía miedo de que no contestaras _______, cuando llego la policía, vi que ibas tras de mí y cuando voltee de nuevo ya no estabas. No tienes idea de la manera en que me asuste.
-Pero estoy bien-le tranquilice.
-¿Cómo volviste a casa?

En ese momento deje de respirar y de hacer cualquier ruido recordando lo que me había pasado la noche anterior. Sentí un escalofrió recorrer todo mi cuerpo.

-¿Y bien? Te escucho-me presiono.
-Un chico me trajo a casa-le mentí estúpidamente.
-¿Qué chico?
-Alli, debo irme. Mis padres me llaman, te veo el lunes en el colegio. Te quiero.

No espere a que contestara, colgué de inmediato rogando porque nunca me volviera a preguntar sobre la noche. ¿Cómo mierda iba a decirle que había pasado la noche en casa o lo que fuera de Justin Bieber? Un completo desconocido del cual me había advertido alejarme. ¿Cómo?

-______, ¿podemos hablar?-escuche la voz suplicante de mi madre desde afuera.
-Pasa-abrí la puerta mirándola de frente, dejándola entrar para dirigirme hacia mi cama.
-Tu padre…
-Mama, necesito decirte algo antes-le interrumpí-Esta vez no voy a disculparme por lo que dije hace unas horas, dije la verdad. Estoy harta de que mi papa y tú intenten controlar mi vida. La próxima semana seré mayor de edad y las cosas cambiaran, detesto las peleas, lo sabes ¿cierto?-mi madre asintió procesando cada una de las palabras que estaba diciéndole-Quiero que todo acabe, quiero salir a explorar el mundo, vivir mi vida. Apenas comienzo y no quiero perder más tiempo.
-Hablas sobre llegar a altas horas de la noche y no tener control en tu vida, ¿de eso hablas?-ataco mi madre con lagrimas en los ojos.
-No, no hablo de eso. ¿Por qué tienes que verlo de esa manera? ¿Qué acaso tu no tuviste juventud?
-Si la tuve, y es por eso que ahora quiero protegerte de las cosas malas que hay ahí, tú no sabes…
-Y por eso quiero saberlo, no quiero que nadie me cuente, quiero probar cosas nuevas, tengo control, se lo que quiero-hable con seguridad comenzando a alterarme-No siempre podrás mantenerme en una burbuja de cristal.
-¿Es así como te sientes?
-No es como me siento, es así como estoy. Ya no quiero estar mas así, estoy cansada de ver y hacer lo mismo todos los santos días.
-Así es la vida, aunque no te guste. Aquí no tendrás esa clase de apoyo.
-Lo sé, por eso tomare decisiones.
-No tienes idea de lo que dices, mejor baja a cenar.
-No mama, tú no tienes idea de lo que siento.
-¿Y qué es lo que sientes?-pregunto mi mama goteando sarcasmo en cada palabra.

Sentí como mi corazón se encogía al tamaño de una pasa, mi garganta estaba ahogada por el nudo que ataba y que estaba a punto de explotar y mi mente procesaba tan rápido las miles de cosas que quería gritar. Pero como siempre, mi interior impulsándome a que fuera cobarde. En este momento odiaba la capacidad de tener a mi inconsciente gritándome sin parar.

-Me siento ahogada-logre decir exhalando fuertemente para evitar que las lagrimas comenzara a caer. Tenía que ser fuerte, esta era mi oportunidad de hacerle saber cómo me sentía aunque a ella le importara una mierda. Tal vez después ya no me sentiría tan culpable-Quiero salir a divertirme y aprender de mis errores como el ser humano que soy.
-Es algo que no vamos a discutir-me detuvo mi madre-Si quieres salir, bien, pero aquí hay reglas y tienes que cumplirlas. Así que me gustaría saber cómo te las arreglaras para ser “libre”.
-En dos semanas me largo de esta casa-explote con una decisión que realmente me asombro-Seré mayor de edad y se olvidaran de mi. Es todo.

Salí de mi habitación, baje las escaleras y pase de largo de la sala de estar sin siquiera voltear solo pude escuchar a lo lejos el televisor. Sentí pasos detrás de mí, pero no estaba decidida a parar, abrí la puerta y salí, cerrándola de un azotón que me hizo brincar.

-¡_______, regresa en este instante!-grita mi madre saliendo al umbral de la puerta, si, la miro, mi padre le dice algo y ella se tranquiliza. Mi padre me mira seriamente, se que está dejando que me tranquilice. Bien, al menos alguien parece pensar. Odio discutir.

Pero…me siento bien de alguna manera. Dije lo que quería. Por primera vez pude decirlo y tal vez no termino en las mejores condiciones, pero me sentí aliviada. Mi respiración se normalizo, había caminado unas cuantas cuadras. Era de noche, la luna estaba completamente llena y en su esplendor máximo de brillo.

Cruce la calle, hacia el parque, obviamente vacio. En otra ocasión, hubiera tenido miedo de ir pero me sentía con valentía. Me acosté en el pasto mirando hacia el cielo.

Definitivamente era una noche linda. El cielo lucia tan en paz, las estrellas parecían no moverse. Uno, dos, tres….bueno, no es que estuviera pretendiendo contar las estrellas, pero parece realmente imposible. Me concentro en la luna. Jamás la había visto tan cerca. Levanto mi pulgar en el aire y cierro un ojo. Mi pulgar parecía más grande, amaba hacer esta comparación. Era estúpido mi sentimiento de querer comerme al mundo por una simple metáfora.

“En dos semanas me largo de esta casa.” La frase retumbo en mi cabeza justo en ese momento y me sentí desprotegida. ¿Por qué lo dije? ¿Realmente pienso hacerlo? Nunca he dormido fuera de mi casa, a excepción de anoche. Sería realmente extraño estar sin mis padres y sin Richard.

Vamos ______, cumplirás dieciocho, no puedes vivir en casa para siempre. ¿Y por qué no? Cuestiono a mi inconsciente. De acuerdo, no viviré para siempre con ellos, pero yo… ¿viviendo sola? Odio esta jodida confusión y más odio mi manera de decir cosas sin sentido cuando estoy molesta.

También odio…

-¿Hay alguien ahí?-escucho a alguien gritar hacia la dirección en donde estoy acostada.

Me levanto de inmediato con intenciones de correr hacia la calle y visualizar un lugar donde puede ponerme a salvo.

-Hey…espera….-me llaman.

Volteo, dudosa, de todas maneras me hubiera alcanzado. Definitivamente mi habilidad de correr era completamente deficiente.

-¿Si?
-Disculpa, es solo que creí que eras alguien más-me dice la chica rubia y hermosa con una gran sonrisa. Wow, es enserio hermosa, pienso.-Como sea, soy Cady-se presenta.
-________, gusto en conocerte-le sonrió.
-¿Eres de por aquí?
-Si, vivo a unas cuantas cuadras.
-Que alegría conocer a alguien de estos rumbos.
-¿No eres de aquí?
-No, soy del otro lado de la costa-me responde.
-Oh, entiendo. Bueno es tarde, buenas noches-me despido dándome la vuelta para comenzar a caminar a casa. ¿Y si hubiera sido un violador?
-Espero verte pronto-me dice por detrás y yo volteo una vez con una sonrisa para irme.

Parecía una chica amable, una chica a la que estaba segura que no volvería a ver. Desviando mis pensamientos de ese raro momento, vuelvo a la realidad. A la realidad actual, montándome específicamente a las ultimas cuarenta y ocho horas de mi vida. Sus ojos mieles aparecen en mi mente sin intención de desaparecer. Mi corazón comienza a golpear fuertemente mi pecho de solo pensarlo.

En cuanto menos me doy cuenta, he llegado a casa, tomo la llave que siempre está detrás de la maceta, de las muchas que hay al pie de la ventana principal y abro la puerta. Todas las luces están apagadas y al parecer todos dormidos. Respiro relajada, no más problemas por hoy. Seria ya el colmo. Subo a mi habitación, abro la puerta y cierro con cuidado quedando frente a ella de espaldas.

-Buenas noches-me susurran en mi oído e intento gritar pero una mano evita que lo haga. Comienzo a resistirme y me giro para encontrarme con esos ojos mieles en vivo y a todo color.

Justin Bieber está en mi habitación.

-¿Qué demonios haces aquí?-mascullo discretamente intentando no hacer ruido mientras le fulmino con la mirada.
-También me encuentro muy bien, nena-me contesta sarcásticamente con una sonrisa de oreja a oreja que comienza a provocar que mi respiración se vaya a la mierda y que toda mi sangre se acumule en mi rostro.
-Idiota-bufo poniendo los ojos en blanco.-Vete.

Voy hacia mi ventana, y abro más el vidrio. Me molesto aun mas sabiendo que entro por ahí.

-Las visitas nunca se van tan rápido-se ríe, sentándose cómodamente sobre mi cama.
-Llamare a la policía si no sales en cinco segundos-le amenazo seriamente. Es real, tengo miedo y mi respiración esta de verdad deteniéndose.

El comienza a reírse, pero no lo suficientemente fuerte como para que alguien más lo escuche y mi cara vuelve a enrojecerse, pero de rabia. ¿Qué acaso soy un mono saltarín del puto circo de pacotilla?

Niega con la cabeza sin parar de reír acerca de su broma privada y se pone de pie, caminando hacia mí.

-¿Denunciarme después de salvarte de ir a la cárcel por al menos un día? Eso es de mala educación.
-Solo vete-le exijo-No sé qué mierda haces aquí.
-Me debes una.
-¿Me vas a hacer pagar por haberme ofrecido ir contigo?
-Si no te hubiera ofrecido venir conmigo, ahora mismo tuvieras ese lindo culo aplastado sobre una banca de cemento en la cárcel. ¿Es eso poco?
-¿Qué quieres?-aprieto mis dientes comenzando a perder el control, una vez más en el día.
-En realidad, es algo mas para tu beneficio que para el mío-analiza comenzando a caminar por la habitación.

Mierda, es jodidamente caliente. Lleva puestos unos vaqueros negros y una playera blanca traslucida que deja en evidencia algunos tatuajes en su pecho. Chico rudo. Su cuerpo es como una escultura perfecta. Su cabello un poco despeinado por el aire pero aun así perfecta y extrañamente peinado en un estilo único. La manera en que mueve sus labios y pasa su lengua al tomar un respiro. Estoy volviéndome loca. Esta belleza no es legal.

-Solo tienes que ir como mi compañía a una carrera de autos.

La frase me congela. La velocidad definitivamente no era lo mío. Me asustaba y con Justin cerca aun más.

-Ni loca-respondo sin pensarlo dos veces.
-No te pedí que lo pensaras, vas a ir quieras o no. Todo me lo cobro. ¿Entiendes?

De repente me siento asustada por su repentina cercanía y frialdad al hablarme, es como si fuera su enemiga y estuviera amenazándome de muerte, me estremezco ante el pensamiento, solo un poco exagerado. Aunque estuviera estrellada en la pared. De mi cuarto. Gracias a un imbécil que se sentía con el derecho de ordenarme.

Su aliento golpea mi cara, respiro fuertemente, lo tengo tan cerca que puedo oler su fina colonia. Es tan masculina y sensual. Me siento poseída, el silencio se encierra aun más y nuestras respiraciones comienzan a agitarse. Lo miro directamente a los ojos dándome cuenta de que el tenia la vista solo en mi. Me sonrojo sin quererlo y me muerdo el labio inferior inquisitivamente. ¿Cómo se sentirán sus labios sobre los míos? Mi corazón amenaza con salirse, con un solo milímetro que me mueva, podre saborear el paraíso.

-_______, ¿estas dormida?-preguntan y al instante sé que es mi madre.

Todas las emociones que estaba sintiendo hace un segundo se esfuman convirtiéndose en terror. Mierda. Justin me mira unos pasos más lejos de mí con miedo.

-Quiero dormir-digo secamente sin olvidar lo sucedido.
-Cariño, abre-intenta persuadirme.
-Solo quiero dormir-intento sonar lo mas irritada y cansada posible.

No escucho respuesta alguna. Solo sé que mis músculos no pueden moverse y que mi cerebro está en stand by total.

-Buenas noches-escucho y suspiro aliviada.

Mierda, eso estuvo cerca. Justin acompaña mi suspiro y volteo a mirarlo.

-Vete-le repito por segunda vez.
-Es el viernes. Te veré ahí, nena-me habla con una cercanía exagerada y retrocedo un paso. No tengo nada que decir, no puedo hablar-Buenas noches-me guiña y sale por la ventana con una sonrisa triunfal.

Bravo _____, dejas que un chico malo e imbécil te diga lo que tienes que hacer. Maldita la hora en que entre a su jodido auto.

CONTINUARA…

Gracias por los comentarios, siguen sin ser muchos pero está bien. Espero que muchas de ustedes ya hayan podido conseguir su entrada para BT.

Y acerca de lo que me dijeron si era como 3MSC la respuesta es no. Esa película casi no me gusta y no tiene nada que ver con la novela.

¡RECOMIENDEN LA NOVELA, POR FAVOR!
¡Y TAMBIEN SIGAN A _____ HIGGLE! <3 les dara follow back ah.

-¿Te avise dos veces? ¡DIME!
-¿Eres nueva lectora? Pon #AN.
-¿No te avise? ¡GOLPEAME CON UN COCO!

#muchlove

  • 1044 days ago via site
  • 1,624

Finding Myself.

Capitulo 3.

__________.

Yo solo no podía creerlo. En mi primer fiesta, presenciando la primer carrera de autos y mi primera persecución policiaca…todo eso para acabar metida en el auto de un chico del que no sabía nada y el que había intentado coquetearme. De acuerdo, esto tenía que ser una broma de mal gusto. Claro, no tenía tan buena suerte por mucho tiempo.

-Puedes dejarme aquí-hable con la voz temblorosa.-Tengo que volver a casa.
El comenzó a reír y siguió conduciendo, esta vez más rápido.

-Bajo aquí-dije seria y puse mi mano en la manija dispuesta a abrirla y salir corriendo.
-No vas a ningún lado-me hablo con la voz exigente.
-Tengo que ir a casa-reproche como niña pequeña, estaba asustada. No tenía idea de las intenciones que tenia ahora.
-Y te llevare-me tranquilizo-Ahora solo siéntate y cállate.

Pero… ¿Qué se creía este idiota? ¿Qué podía hablarme así nada más? Lo mire mal y me calle, obedeciéndole sintiéndome como la estúpida más grande por hacerle caso, pero realmente no sabía ni que hacer.

Siguió conduciendo, el silencio era abrumador e incomodo. Movía mis pies sin parar esperando que detuviera el auto, pero sabía que no lo haría. Estábamos en medio de la nada. De pronto vi como había un poblado a unos tres kilómetros. El alma me volvió al cuerpo, conforme nos fuimos acercando me di cuenta que eran condominios, muy elegantes. ¿Qué hacían en medio de la nada?

Detuvo el auto y salió de el, yo seguí sentada. Mire hacia abajo y pude notar que mis manos me temblaban.

-¿Qué no piensas bajar?-me pregunto de mala gana sorprendiéndome por su arrebato de abrir la puerta.

Lo mire con el ceño fruncido y baje rápidamente, el cerro la puerta de un azotón y supe que estaba desesperándolo, pero no me importa. Yo estaba en pánico y a él le valía una mierda, no sabía donde carajos estaba parada. Eso era aun mucho peor. Tal vez el es un asesino serial de mujeres y me aventara por la ventana hasta que tope con el suelo y muera.

Niego con mi cabeza al solo imaginarlo y me exalto un poco al oír la campana del elevador indicándonos que habíamos llegado al lugar. Salí del elevador junto con Bieber. Era un pasillo solo y caí en cuenta de que era un condominio por piso, era increíblemente lujoso. El abrió la puerta blanca con cristales traslucidos que impedían ver el interior pero daban un efecto muy elegante. Entro al apartamento dejando la puerta, ¿debía entrar?

-¿Te quedaras ahí parada?-pregunto mirándome sobre su hombro. ¿Tenia una media sonrisa? No podía saberlo, solo algunos reflejos de la luz entraban por lo que suponía era una ventana. No había luces, estábamos solos.

Trague, mientras sentí como un frio recorría mi espina dorsal causándome los escalofríos más raros que había sentido. Un escalofrió que en verdad me gustaba.

Entre al apartamento con pasos cautelosos, tal vez podía chocar con algo o resbalarme y terminar de una vez con la noche más loca de mi vida, hasta ahora.

-¿Vives solo?-murmure un poco incomoda por la cautela de mis pasos.
-Claro que si, cariño. ¿Qué esperabas?-rio sarcásticamente volteando hacia mí, aun no podía verlo bien, sentí como se movió y al fin las luces se prendieron-Siéntate.

Mire hacia mi alrededor y fui hacia el sofá negro de cuero sentándome en la orilla jugando con mis manos jalando de mi falda de cuero.

-Así que tu…-comencé a intentar recordar su nombre pero lo único que pasaba por mi mente era que estaba actuando como una estúpida frente a un completo extraño.
-Justin-volteo hacia mí con una gaseosa en la mano mientras se sentaba en el sofá de en frente.
-Justin, claro-asentí recordando su nombre. Era lindo, bastante-No se tu, pero debo irme a casa.
-No lo creo, cariño. No podemos salir de aquí una vez que hemos entrado-comento relajadamente mientras se echaba hacia atrás y prendía el televisor.

Mire con detalle el departamento, ahora entendí porque todas las chicas suspiraba por él. Por su dinero. Todo era lujoso y elegante, de un gusto muy fino pero moderno al mismo tiempo. Todo en tonos blancos y negros que encajaban perfectamente con lo que parecía ser su personalidad.

La realidad me golpeo recordando cada una de las palabras que había dicho “no podemos salir de aquí una vez que hemos entrado”.

-¿Qué?-solté un chillido, había salido más agudo de lo que hubiese querido-¡Necesito ir a casa, mis padres me mataran!
-¿Y?-inquirió levantando sus gruesas, pero sexys cejas.

Fue mi límite, me levante con decisión del sofá y el comenzó a reír.

-¡Maldito imbécil!-no podía notar mi estado de pánico y solo pensaba en su maldita relajación-Me voy.

Alcance la puerta rápidamente y justo cuando iba a girar la manija la mano de Justin me detuvo.

-Si te vas, la policía te tomara y pasaras una larga noche ahí-me hizo voltearme para verlo a los ojos-¿Entiendes?
-Me escape-dije sin sentido alguno intentando ignorar su aliento golpear mi cara, sus labios me estaban llevando a un nivel de tentación que nunca antes había experimentado-¿Sabes lo que es eso? Me escape de mi casa y mis padres me mataran si no me encuentran dormida en mi cama.
-¿A qué hora despiertan tus padres?-me pregunto sonriéndome. Mierda, ¿era legal que alguien fuera tan perfecto?
-No sé, a las siete de la mañana-respondí con la voz sofocada, me sentía mareada de solo verlo.
-Estarás ahí antes de que ellos despierten-hablo poniéndole el pestillo a la puerta y volviendo al sofá.
-Justin-le hice señas interponiéndome entre el televisor para que dejara de mirarlo-No entiendes, tengo que irme. Ahora.
-La que aquí no entiende eres tu-me ataco sentándose con los codos sobre sus piernas-Quítate de enfrente antes de que haga algo…
-¿Qué vas a hacer?-lo rete.
-Algo que se que te encantara-me guiño.

Me quede con la boca abierta con montones de insultos inundando mi mente, el alzo sus cejas, bufe y me volví al sofá donde había estado sentada hacia unos minutos.

Me acosté en el sofá dispuesta a relajarme un poco, metí discretamente mi mano a mi sostén y tome mi celular. De acuerdo, no era el mejor lugar para guardarlo pero no había encontrado otro lugar más seguro. El reloj marcaba las 3:00 am. Suspire. Estaba cansada, quería dormir, así que me perdí en mis pensamientos hasta cerrar mis ojos y dejar de sentir todo.

Justin.

Abrí mis ojos, hasta acostumbrarme de nuevo a la luz. Me había quedado dormido, había comerciales en la televisión, voltee hacia mi derecha encontrándome con una chica preciosa durmiendo. Era jodidamente complicada e inocente al mismo tiempo, pero no era tonta y sabia lo que hacía.

Comencé a reír notando que era la primer chica que dormía en mi apartamento, en el sofá, y lo más sorprendente…no nos habíamos ido a la cama. No sabía ni su nombre, ni tampoco sabía el nombre de muchas chicas con las que me había acostado.

Esa chica tenía algo, no sé qué, pero algo tenia. La mire de pies a cabeza. Jodidamente caliente, unas piernas largas y formadas, delgada, pero no flaca como la mayoría de las chicas que se la pasaban matándose de hambre, desvié mi mirada de sus pechos y mire su rostro. Estaba completamente en paz. Sus pestañas eran largas, sus labios acorazonados y rosados. Tenía unas mejillas adorables y muy besables. Era un ángel durmiendo.

Mire hacia la mesa de centro y vi su celular sobre ella. Esto no era correcto, pero yo iba contra las reglas, lo tome con cuidado y comencé a buscar en sus contactos. No eran muchos, pero mierda no tenía idea de cómo se llamaba. Me fui hacia sus mensajes y encontré uno de Allison. Rodé los ojos y lo abrí. “______ no olvides que….” Lo cerré y me dirigí de nuevo a sus contactos hasta buscar su nombre. Bingo, lo encontré. Saque mi móvil rápidamente y anote el número. Perfecto. Lo volví a dejar en el mismo lugar y mire el reloj. Eran las seis.

Me levante del sofá y me dirigí hacia ______. Toque sus piernas delicadamente intentando no despertarla, me permite gozar de unos segundos admirando la suavidad de su piel y comencé a moverla suavemente.

-Despierta-le ordene en un susurro.

Ella comenzó a refregarse los ojos delicadamente y me reí al notar que estaba deshaciendo todo su maquillaje sin darse cuenta. Ella abrió los ojos de golpe y me miro mal, como se le estaba haciendo costumbre.

-¿Qué hora es?-me pregunto dejando de lado su aparente molestia.
-Las seis y algunos minutos-le respondí poniéndome de pie.
-Debo irme.
-Espera cinco minutos y nos vamos-le dije antes de entrar al baño y cerrar la puerta.

Me lave la cara y acomode mi cabello. Por fuera pude oír suspiros largos.

-Vamos _____, tu puedes-lograba escuchar y tuve que contener mi risa al oír como la chica hablaba consigo misma en voz alta.

Seguí con lo mío, hasta quedar listo. Perfecto, como siempre. Salí del baño y ella ya había limpiado su maquillaje dejando ver su cara al natural. Era realmente hermosa.

Desvié mi vista hacia cualquier otro lugar para evitar que ella me notara, tome las llaves de mi auto y camine hacia la puerta, ella tomo su celular de la mesa y agradecí interiormente que no sospechara nada. Me siguió hasta la puerta, hasta que llegamos al ascensor.

-¿Hay mucha gente aquí?-me pregunto con curiosidad.
-No, es poca gente, la mayoría vive solo-respondí sin dar demasiada información. No quería asustarla ni mucho menos hacerle saber cosas de mi.

Ella asintió digiriendo la información, salimos del ascensor y la recepción. Subí al auto abriendo los seguros para que ella también pudiera entrar y así lo hizo, la notaba aun tímida y con miedo. Encendí el motor y emprendí marcha.

Me encantaban este tipo de mañanas, soleadas pero frescas. El panorama del bosque era hermoso, el solo apenas comenzaba a asomarse pero en su máximo esplendor ya.

______ miraba con atención el panorama recargada en sus brazos dejando que el aire golpeara su rostro.

No cabía duda que tenía que tenerla en mi cama.

Seguí conduciendo hasta que me iba adentrando más de nuevo al pueblo.

-¿Dónde vives?-le pregunte.
-Al inicio de la playa, a unas cuadras-respondió cohibida enderezándose mirando hacia al frente.

Acelere, eran las 6:45 am, no tenía mucho tiempo para llegar. Sentía un poco de pena por ella, había lucido bastante alarmada con sus padres y se había escapado. Parecía ser una chica buena.

Pero no me interesaba, era solo una chica más, que seguramente follaba bien como las demás.

-En la siguiente cuadra, en la casa blanca-me indico señalando el inmueble. Linda casa. Lucia muy conservadora-¿Podrías dar la vuelta? No quiero entrar por la puerta principal.

Reí y rodee la casa, hasta llegar al jardín trasero. Había una cerca de madera con una puerta justo en medio.

-Gracias Justin-dijo abriendo la puerta del auto.
-Un gusto cariño, magnifica noche-le guiñe pícaramente.
-No dejas de ser un imbécil-me insulto cerrando de un azotón la puerta.

Corrió hacia la puerta y luego cruzo todo el jardín descalza. Oí un motor por el frente de la casa y ella se tiro al suelo evitando ser vista. Ella se levanto lentamente y se asomo por los matorrales, wow. Que vista. Se levanto mas hasta quedar completamente de pie, subió por las escaleras de jardín que había allí hasta llegar al techo de la casa y caminar hasta llegar a una habitación con cortinas rosadas.

Observe cada momento con detenimiento. Esto aquí no acababa.

__________.

Entre a mi habitación sin hacer ruido alguno rogando que ya no hubiera nadie y todos estuvieran esperando a que papa arrancara el auto. Mi puerta seguía con el pestillo puesto. Suerte. Me dispuse a cerrar la ventana de mi balcón y vi el auto de Justin aun ahí, me asome por la ventana haciéndole una seña de que se fuera, el me sonrió por la ventana guiñándome un ojo antes de arrancar.

Era un imbécil, irresistible. Un problema, grande y grave. Lo sabía.

-¡Ya voy mama!-grito Richard desesperado y sentí pasos cerca, era mi hermano, claro. De pronto forzó mi puerta y mi corazón se detuvo.

Vi un papel en el piso y oí segundos después como se cerraba la puerta. Mierda, susto que me había llevado. Me asegure de no oírlos más y me dirigí hacia el papel.

“Estas cubierta, deséame suerte tonta.”

Sonreí ante la idiotez de mi hermano. Realmente era afortunada de tenerlo. Le debía una.

Me metí a dar una ducha relajante y larga pensando en lo que me había pasado. Había sido realmente increíble, nunca antes había sentido un escalofrió lleno de adrenalina, miedo y ansiedad de conocer nuevas cosas.

Las fiestas a pesar de todo no eran como las pintaban, no era solo alcohol y drogas, había mucha libertad y gente que buscamos ser felices por al menos unos momentos. La sensación de que hubiera o no un mañana estábamos viviendo la vida como queríamos.

Sacudí mi cabello para secarlo más rápido y oí el sonido de mi celular. Fui hasta mi buro, lo tome. Era un mensaje de un número desconocido.

“Cariño.”

Me asuste y respondí angustiada. “Temo que te has equivocado de numero, extraño.” Tenía que bloquear el número, estas cosas eran peligrosas o tal vez estaba exagerando.

“No cariño, no lo he hecho y me debes una.”

¿Deberle yo a quien? ¿Por qué me llamaba cariño? Mierda, el único que me había llamado así en todo mi vida era…pero…no, eso no podía ser porque él ni siquiera había pedido mi numero. Era un pedófilo peligroso seguramente.

“No te debo nada y deja de molestarme.”

Solté mi celular y seguí untándome crema en mi cuerpo hasta que de nuevo sonó.

“Bieber nunca molesta a nadie, cuídate cariño.”

Me quede estática leyendo el mensaje una y otra vez. ¿Era Justin o alguien que quería pasarse por él? Pero nadie sabía que yo lo conocía, y antes de la noche yo no tenía idea de que había alguien en esta tierra llamado Justin Bieber.

Lo único que sabía de él era que era un chico peligro y un problema en el que no quería meterme. Y también tenía claro que no había sido mi última fiesta. Y que por fin seria libre costara lo que costara.

CONTINUARA.

_______ tuvo suerte de que no la descubrieran, ah. Antes que nada quiero agradecer a Camila por todas sus ideas, me ayudo en mi momento de pánico.

Y gracias también por todas sus felicitaciones por mi cumpleaños y por sus comentarios. Que bajaron mucho a diferencia del primer capitulo, pero bueno…

¡Recomienden la novela, por favor! ¡Y comenten aquí en la foto! 

-¿Eres nueva lectora? Pon #AN
-¿No te avise o te avise dos veces? ¡RECLAMAME Y ASESINAME! Ah.

#muchlove

  • 1051 days ago via site
  • 1,472

Finding Myself.

Capitulo 2.

_________.

Respiro hondo, una vez más. Dejando que el agua que caía de la regadera hiciera su trabajo. ¿Qué era lo correcto? No tenia idea de que hacer, estaba dispuesta a escabullirme de casa e ir a la fiesta, pero tenía dudas. No podía ser una “chica mala” así nada más. Era la primera vez que me escaparía de casa e iría a divertirme fuera.

Toda mi vida he estado en casa, sin peligro, sin diversión. Ahora era mi oportunidad de hacer eso cambiar, si, tenía miedo pero recordaba las palabras de Alli y me impulsaban a seguir con lo que iba a hacer. Me metería en problemas, si, lo sé. Tal vez quieran mandarme a un internado pero sabré lo que se siente tener diversión por una maldita noche. No importa lo mucho o poco que dure, tiene que ser inolvidable.

Sujeto el cordón de mi bata de baño y hago un moño con la toalla para sujetar mi cabello empapado. Salgo de mi cuarto y escucho sonidos abajo.

7:35 pm. Aun me queda tiempo para estar lista. La mano me tiembla cuando dejo mi móvil sobre la mesa de noche. Camino hasta ponerme frente a mi tocador y sentarme en la silla. Soy la misma chica, natural, frustrada pero dispuesta a hacerlo cambiar esta noche. Comienzo a cepillar mi cabello hasta dejarlo liso y sin nudos.

Tocan la puerta y oigo a mi madre hablarme desde afuera. ¿Debería abrir o seguir enojada?

-________. Hablemos, por favor-me pide tranquilamente.

No, no puedo ser piadosa, no ahora.

-Quiero estar sola, mama-le respondo en el mismo tono de voz para no sonar demasiado ruda.
-Lo lamentamos, ______.
-Lo sé mama, pero ahora no quiero hablar. Solo quiero dormir.

Oigo como mi mama se aleja hasta llegar abajo y decir algo en susurros. Mierda, ¿qué estoy haciendo? Me asusto al oír como mi móvil suena. Es Alli.

-¿Lista?
-Si-le respondo decidida.
-¿Segura?
-Si, Alli. Tengo que hacerlo.
-De acuerdo, a las nueve te recojo.
-Te estaré esperando.

La línea se corta. Es mi primera fiesta. ¿Qué debo ponerme? Voy a mi armario y esculco mi ropa, no hay nada. Mierda. Que el pánico comience.

***

Escucho como una pequeña piedra se estrella en mi ventana y sé que es hora. Me miro una vez más al espejo conforme con el resultado y maldigo al darme cuenta de que tengo que bajar por la escalera lateral. Le hago una seña de saludo a Alli y me quito los tacones con dificultad saliendo de mi ventana. Comienzo a caminar por el techo que adornaba la parte superior del primer piso hasta llegar al final de esta, sujeto con fuerza los tacones y comienzo a bajar las escaleras. Cuando menos me doy cuenta, estoy en el piso firme.

-Wow-dice Alli.
-¿Qué pasa?-le pregunto acomodándome los tacones y bajando un poco mi falda.
-Te ves increíble-me halaga tomándome de la mano para hacerme dar una vuelta y chiflar.
-Basta, nos oirán.
-Oops-se disculpa y me jala para irnos rápidamente.

Subimos a su auto y arrancamos.

-También te ves increíble-le digo mirándola a lo que me responde con una sonrisa sin despegar su mirada de la carretera.

Llevaba puesta una falda alta de cuero negra con una blusa blanca suelta fajada hasta el inicio de mis pechos. Por primera vez me sentí delgada a juego con unos tacones negros y mi cabello perfectamente liso, mis pestañas encrespadas y un brillo natural en los labios. Alli llevaba puesto un vestido blanco hasta medio muslo que definía su figura y tenia escote de la parte de atrás con unos tacos color azul rey y su cabello rizado, como siempre.

-Quiero que sepas que no te dejare sola, así que no tienes nada que temer-me tranquiliza Alli.
-Gracias, pero aun así quiero que te diviertas-le digo para hacerle saber que no necesita estar al pendiente de mi todo el tiempo.
-Y lo hare, pero esta es tu primera noche de fiesta. Es algo especial, ya verás el ambiente-me anima.

Sigue conduciendo cinco minutos más, hasta que noto como hemos llegado al final de la playa. A lo lejos se ve un tumulto de gente, algunos seguramente dentro del club y los demás en la playa disfrutando de la hermosa y fresca noche. Perfecto.

-Esto será divertido-me codea Alli, tomándome de la cintura para darme confianza. Estoy muy nerviosa. Estoy fuera de casa, un viernes en la noche, sintiéndome hermosa.

Entramos al lugar y parecía una furia salvaje de libertad y diversión. La música me aturdió al instante. Presiono fuerte a Alli y ella me da una mirada para poder relajarme, llegamos hasta el segundo piso del lugar en una de las últimas mesas. No hay tanta gente como abajo, pero aun así. Tomo un asiento libre ignorando a todas las personas de la mesa, hasta que siento algunas miradas.

-Ella es _____-me presenta Alli-Ellos son Jack, David, Lisa y Alice.
-Hola-les saludo amablemente con la mano observándolos.
-Hola _____-me saludan al unisonó con una gran sonrisa, que por supuesto, les devuelvo. Parecen buenas personas, encajaban perfectamente con la belleza de Alli, por un momento me siento fea pero después recuerdo a lo que he venido.

Divertirme. Alli parece notar mi disposición, pues me dio un vaso lleno de…bueno…

-Es vodka con jugo de naranja-me dice al oído fuertemente por todo el ruido alrededor.-Es fuerte, pero sé que te gustara con este calor.
-Gracias-le respondo dando un trago a la bebida. Era la primera vez que tomaba alcohol, realmente. Y sabía muy bien. Era fuerte, pero te acostumbrabas rápidamente al sabor que dejaba en el paladar. Doy un trago más largo y me siento mejor.

Me dirijo hacia el barandal y veo la pista de baile. La música con un ritmo fenomenal, gente bailando con total libertad, bebiendo y gritando incoherencias. Sonrió. Esto es vida. Libertad.

-Vamos a bailar-dice animadamente… ¿Lisa? Si creo que si es ella. Todos se levantan, Alli me toma de la mano y la sigo con mi vaso en la mano. Bajamos las escaleras cada vez mas abarrotadas hasta que por fin llegamos a la pista de baile.

Todos comienzan a bailar al ritmo de la música, pero cada quien por su parte, como si estuviera en su propio mundo. Les miro maravillada y comienzo a moverme hasta que noto que hay algo que impide que me sienta libre. Mi bebida, todos bajaron sin su bebida, me rio levemente y voy a la barra a dejar mi vaso para volver a la pista de baile. Noto que Alli está un poco lejos bailando con varias chicas que parece conocer, veo a todos de reojo. No hay peligro alguno, es un gran ambiente.

Levanto mis brazos y empiezo a moverme al ritmo de la música. Cierro mis ojos sintiéndome de verdad libre, por primera vez en mi vida. Siento como alguien me toma de la mano, siento un tacto suave. No me preocupo y sigo en lo mío.

-Te mueves bien-me susurra una voz masculina y siento un delicado tacto por encima de mi cintura.

Abro mis ojos como platos, creí que era Alli. Pero no, es un chico. Wow. Cierro los ojos al recibir las múltiples luces de colores destellantes sin intención de parar en las próximas horas. Vuelvo al mundo real y el chico sigue frente a mí con una sonrisa…coqueta. Me asusto y doy un paso hacia atrás.

-No muerdo-dice el chico en un tono más alto para que logre escucharlo entre todo el murmullo y frunzo mi ceño hasta juntar mis cejas. ¿Quién demonios es él?

Me siento asustada, veo hacia mi alrededor pero no está Alli, ni ninguno de sus amigos. El chico comienza a acercarse a mi hasta que parece que nuestros aliento se mezclan. Mis manos me sudan y mis piernas tiemblan.

-Guapa-me susurra.

No sé qué hacer, que decir, solo me limito a aspirar un poco de su loción. Es deliciosa. Nada más atractivo que una buena loción masculina. Pero era un extraño, en todo el tiempo que estuve meditando nunca había llegado a la remota posibilidad de que esto pudiera sucederme. Levanto mi mirada un poco para mirarlo a los ojos y me arrepiento al instante. Es la mirada mas hipnotizante que he visto en mi vida. Doy un paso más hacia atrás, me armo de valor y sonrió al chico. Doy media vuelta y comienzo a bailar de nuevo.

Siento como alguien se mueve detrás de mí pero lo ignoro, continuo disfrutando pero esta vez sin cerrar los ojos.

La música sigue, sin parar. Cada vez comienzo a variar mas mis movimientos sintiéndome completamente plena, no necesito beber mas, solo necesito música para tener esta increíble sensación.

¿Qué había estado haciendo toda mi vida? Miro hacia el frente y veo como uno de los amigos de Alli, se acerca a mí.

-Al fin te encuentro-me dice-Vamos.

Le digo un sí y me voy tras él, sin voltear hacia atrás para ver si el chico seguía ahí. Salimos del lugar y encuentro más gente que dentro del club. Es alucinante.

-¡Carreras de autos!-exclama una chica completamente emocionada.
-¿Carreras de autos?-inquiero sin permiso.
-Son increíbles-me responde el chico y yo solo le sonrió.-Me llamo Jack, por si lo habías olvidado.
-Jack, claro-digo tontamente.

Seguimos caminando un poco mas hasta que llegamos en frente del escenario del espectáculo. El pie de la carretera, corro hacia Alli que parece estar emocionada y en perfecto estado.

-Desde aquí se ve todo-habla señalando la carretera-Sera una carrera épica.

La miro con una sonrisa y volteo hacia donde están los autos listos para arrancar, o al menos así parece. Hay cuatro coches perfectamente alineados. Todos son increíbles. Me rio al recordar que no se conducir.

-¡Abran paso!-grita alguien desde atrás.

Todos comienzan a moverse y yo me hago a un lado, veo de nuevo al chico con el que se suponía estaba bailando. Veo como las chicas le desean suerte y otras más le hacen cumplidos, el solo sonríe dejándolas sin aliento mientras sigue su camino hasta detenerse frente a Alli.

-No sabía que fuera tu amiga.
-Aléjate Bieber-le advierte ella ferozmente.

Voy hacia Alli y siento la mirada del chico encima de mí, le miro determinante.

-Aléjate-repite Alli.
-No muerdo, ¿verdad cariño?-se dirige hacia mí con una mirada que me congela por completo. El sonríe una vez más y se va hacia su auto.
-¿Qué fue eso?-pregunto sin aliento.
-Creo que yo debería preguntarte a ti eso-dice Alli intranquila-Solamente mantente alejada de el.
-¿Por qué?-quiero saber.
-Es un idiota.

Y me quedo callada al ver la frialdad con la que Alli lo define. Me da un escalofrió al pensar que lo había tenido tan cerca en la pista de baile y siento una ola de curiosidad abrazarme al instante. ¿Qué tenía el tal Bieber? No parecía ser un mal chico.

-UNO. DOS. TRES. ¡ARRANQUEN!

Siento como me jalan rápidamente y noto que los autos vienen hacia mí. La carrera había iniciado. Todos gritan eufóricos por su favorito. Yo solo me dedico a apreciar el espectáculo con total fascinación.

-Justin, Justin…-corea la mayoría de la gente.
-¿Quién es?
-Bieber-bufa Alli en la misma actitud.

Decido callarme, una vez más en la noche y sigo viendo como las llantas de los autos se derrapan sobre el pavimento para emprender su regreso y ser los triunfadores. Todos aplauden y siguen coreando a su favorito. Yo solo sigo mirando maravillada. De repente todos comienzan a dispersarse y noto el ruido de las sirenas sobre todo el escándalo.

Todos comienza a correr en diferentes direcciones, para huir supongo.

-¡Vamos _______!-me grita Alli animándome a correr, sin pensarlo dos veces comienzo a correr a su lado, pero mierda. Las piernas me tiemblan al caer en cuenta de que estoy huyendo de la policía en mi primer fiesta.

Volteo a ver hacia el frente y no veo más a Alli, al parecer se ha perdido entre la gente y yo voy corriendo demasiado lento, apresuro mi paso todo lo que puedo empezando a perder mi aliento y noto como hay un auto en el pavimento que no se detiene, pero me señala.

-¡Entra!-me grita una voz desde dentro.

Miro hacia atrás y veo a la policía más cerca, corro hacia el lado de la carretera y me subo al auto con torpeza cerrando la puerta con un gran azotón.

-Gracias-digo sin aliento.
-De nada, nena.

Me quedo completamente en shock al ver a Bieber a mi lado conduciendo a toda velocidad escabulléndose. Mi corazón se cae al piso totalmente aterrorizado y me doy cuenta de lo desafortunada que soy, aun en mi primera fiesta.

Estaba en el auto de un desconocido “peligroso” escabulléndome de la policía. Genial.

CONTINUARA.

Al fin sale Justin omg. Que emoción, espero les haya gustado el capitulo como a mí. No saben lo que viene, esto apenas comienza.

No hubo tantos comentarios en el primer capitulo, espero haya muchos más en este y pasen la novela a todo el mundo, ah.

El viernes es mi cumpleaños, cumplo dieciséis y eso me emociona. Tenía que decirlo jreghkjreger *O*.

Gracias por sus hermosos comentarios y ya no tardare en subir el tercero, que esta….UFFFF. Lo amaran.

¿Podrían leerla? Apenas empieza. http://twitpic.com/cuzox8 Gracias.

-¿Eres nueva lectora? Pon #AN
-¿No te avise o lo hice 2 veces? RECLAMAME Y QUEMAME EN LA HOGUERA, ah.


#muchlove

  • 1057 days ago via site
  • 1,847

Finding Myself.


Sinopsis.


Hay una razón por la que el mundo de hoy es un desastre total, por no dar otras palabras más fuertes. Es decepcionante vivir una rutina todos los santos días. Es aburrido, no es un motivo suficiente para vivir y menos cuando hay tantos problemas que te azotan a la terrible decisión de querer morir.

______ está cansada de ser la niña buena y educada con todo el mundo. De aparentar que su vida es básicamente perfecta cuando no lo es así. Está harta. Quiere probar una vida diferente. Ser quien es en verdad sin importar lo que los demás piensen, aun así enfrentándose a sus padres.

El verano se acerca y esta vez no planea quedarse en cada a regar su jardín y estudiar para el próximo curso sabiendo que está perdiendo la oportunidad de irse a divertir con personas desconocidas que pueden resultar mejores que las que cree amar.

Una oportunidad de ser sí misma. Una oportunidad de encontrarse. De experimentar cosas que nunca antes había pensado poder hacer. Unas vacaciones que marcaran el destino de su vida para siempre.

Alcohol. Drogas. Sexo. Peligro. Gente nueva. Diversión. Música. La vida se vive una sola vez.

Capitulo 1.

_______.


-He terminado de cenar-anuncie cohibida, como siempre. Mis padres me miraron y mi hermano siguió comiendo, sin detenerse, como siempre.
-Puedes ir a dormir-hablo mi madre con un tono autoritario pero al mismo tiempo maternal. ¿Cómo podía ser eso posible?

Les sonreí en modo de despedida, me levante de la silla y desaparecí por las escaleras. Al fin en mi cuarto, creo que es el único lugar donde realmente puedo ser como quiero.

Me dejo caer en la cama después de un día…normal. Rutinario como siempre, como si fuera la misma repetición del día anterior y como si fuera el adelanto del día de mañana. En mi vida nada cambiaba, siempre hacia lo mismo. Levantarme, alistarme para ir al colegio de mierda donde no hay nada más que personas falsas y sin futuro aparente, volver a casa, hacer deberes y la maldita rutina de siempre. ¿Por qué todo en mi vida tenía que ser así? ¿Qué acaso Dios no tenía algo mejor planeado para mí? Estoy harta de que siempre sea lo mismo, no puedo aspirar a nada, solo tengo sueños que son básicamente imposibles teniendo a mis padres cerca.

Amo a mis padres pero odio que quieran controlar cada cosa que hago. Solo ruego por más libertad, no, no ruego. Solo me conformo con lo que quieren que sea y odio eso. ¿Por qué no simplemente les digo que quiero divertirme como cualquier chica de mi edad y salgo a conocer el mundo? Seguro mi mama se decepcionaría y mi papa me metería a un internado…o algo peor.

Mi teléfono celular está sonando dentro de mi bolso, me levanto y apresuro a buscarlo. Cojo la llamada.

-Hola.
-_____, ¿estas disponible?-me pregunta Alli.
-Si, he terminado de cenar-le hago saber acercándome a mi ventana en busca de discreción.
-Que bueno-habla rápidamente con cierta emoción, es mi mejor amiga. Algo trae entre manos-Asi que…
-Dime de una vez-le digo con decisión riendo levemente ante su nerviosismo.
-Pero al menos prométeme que lo pensaras-condiciono.
-Dime primero-le pido rodando mis ojos aunque sé que ella no puede verme, es gracioso oírla nerviosa.
-De acuerdo-acepta.-Pero prometiste pensarlo, eh.
-No, no lo prometí-me defiendo rápidamente riendo silenciosamente.
-Si lo hiciste y ya, necesito que me acompañes a la fiesta del viernes-me dice con un tono de ruego.
-¿El viernes? ¿Fiesta? ¿Dónde?-pregunto seguidamente haciéndola reír, es una costumbre que siempre haga un interrogatorio.
-Vamos por partes-me dice riendo.-En la playa, el viernes, es simple además de que todo el pueblo está invitado, bueno no todo. Solo los jóvenes.
-Entiendo, ¿es muy tarde?-no se para que pregunto tanto si de todas maneras no me dejaran ir.
-Es una fiesta nocturna que supongo demorara hasta el domingo por la mañana-me responde sinceramente.
-Lo pensare-le digo no muy segura.-Pero…-Mierda, el toque en mi puerta interrumpe.
-_______ ve a dormir, es tarde y mañana tienes colegio-me dice mi madre desde afuera en un tono severo. Como si no supiera lo que tengo que hacer.
-Si mama, ya voy-le digo en un tono de fastidio que a ella le parece normal.-Alli debo dormir, mañana hablamos en el colegio. Buenas noches-escucho como se despide y corto la llamada para volver a mi cama y perderme en los sueños que siempre serian eso…sueños.

***

Maldito mareo, como siempre. Comienzo a rascarme los ojos aun cerrados con suavidad para lograr abrirlos sin tanto esfuerzo. Un día más, al menos mañanas es viernes y por fin una semana más acaba. Abro mis ojos lentamente para encontrarme con mi techo, y la oscuridad de mi habitación, me incorporo para poder sentarme y desactivo la alarma. Siempre me levanto cinco minutos antes de que esta suene.

Corro hacia mis cortinas y las corro, hoy será un día soleado, el sol apenas comienza a asomarse entre las olas. Viviendo cerca de la playa podría ir a las fiestas o ir a pasarla bien dándome un chapuzón, pero no. Nunca salía a divertirme como quería, ni la casa que teníamos en las afueras servía de nada. ¿Por qué la habían comprado mis padres si nunca íbamos a divertirnos? Es molesto no tener ni una pizca de diversión.

Para mi mama, la diversión en familia consiste en ir al supermercado a comprar lo necesario. Y para mi papa, el que nos reunamos en el salón a ver el partido de futbol americano. No me gusta ni el supermercado, ni mucho menos el futbol americano, tal vez ir a la playa a jugar un poco de volibol seria más divertido, mucho más divertido definitivamente. Pero no, tenía que resignarme a la vida monótona que tenía desde hace…mas bien, desde que tengo memoria.

-Papa, hay un partido de futbol el sábado por la mañana. ¿Puedo ir?

Mierda, bufe para mí misma discretamente deseando que el idiota de mi hermano nunca hubiera dicho eso. ¿Por qué el sábado? ¿Por qué en la mañana? Todo se me iba a dificultar aun más.

-Iremos todos, si así quieres-le respondió mi padre frio, como siempre.
-Está bien. Comprare hoy los boletos.
-Yo no quiero ir-me atreví a decir.
-¿Por qué?-me pregunto mi madre poniendo mi desayuno en el plato.
-Es el único día que puedo dormir tranquilamente-le respondí tontamente maldiciéndome.
-Pues nada de eso, señorita-me regaño mi padre.-Iras y punto.

¿Qué se supone que iba a responderle? Solo asentí como una tonta dejándome vencer, una vez más. Todos desayunamos para después ir a la escuela. Odiaba esta maldita rutina cada vez más. Estaría atrapada para siempre.

***

-¿Al menos lo intentaste?-inquirió Alli mirándome con determinación.
-No, pero Richard quiere ir el sábado a un partido de futbol y mi papa acepto. No podría quedarme en tu casa a dormir-le dije con decepción por la absurda idea de mi hermano.
-Entiendo, pero aun así lo intentaremos-hablo con decisión.
-Alli…
-Cállate _____.-rodé los ojos y ella golpeo mi hombro.-Hoy iré a tu casa.
-De acuerdo-me rendí sabiendo que hiciera lo que hiciera sería inútil.

El resto del día, al menos en el colegio fue una mierda. Típico. ¿Habría algo bueno en el colegio? Si no fuera por Alli estaría perdida en mi propio abismo que había creado desde el momento en el que comencé a respirar en este maldito planeta donde todo era siempre lo mismo.

No podía comprender porque Alli me hablaba. Ella era hermosa. Cabello rubio hasta la cintura, cuerpo delgado pero envidiable y una sonrisa que dejaba sin aliento a los chicos además de ser muy simpática y divertida. No era una chica tonta más. Ella solo era Alli. No perdía el control, o al menos nunca lo había perdido conmigo. Definitivamente no todo el tiempo tenía derecho de quejarme cuando ella ya ha estado conmigo más de cinco años. Ojala mis padres la aceptaran más abiertamente. Alli solo quería sacarme un poco de mi mundo y lo agradecía infinitamente aunque fuera inútil.

***

-¿Pasa algo?-me pregunto mi madre sin retirar su vista de mi.
-No, no pasa nada es solo que estoy un poco cansada-le respondí metiendo un bocado más de la cena a mi boca. Estaba nerviosa. Alli tocaría la puerta en cualquier momento y no quería saber que iba a pasar aunque estaba segura de que todo sería negativo. Odiaba esta maldita actitud pero no podía tener otra.

Mi madre solo asintió volviendo a su asunto, hasta que todos nos quedamos estáticos cuando sonó el timbre. Mi corazón comenzó a latir rápidamente mientras mi hermano iba a abrir la puerta.

-Hola Richie-le saludo Alli tiernamente, a lo que mi hermano le sonrió como idiota.-Buenas noches-la sonrisa angelical de mi mejor amiga provoco una mediana en mis padres. Buen acierto, me anime.
-Es tarde querida-le hizo ver mi madre maternalmente.- ¿Sucede algo?
-En realidad no-respondió ella con torpeza a lo que yo la mire suplicante.-Bueno si, pero no se alarmen-les tranquilizo de inmediato.
-Dinos, cariño-ojala mi madre siempre me tratara así, tal vez las cosas entre ella y yo serian diferentes. Tal vez a mi me trataba mal porque no era linda ni la hija perfecta que ella había esperado.
-Es final de semestre y como forma de quitarnos el estrés todo el curso ira a una fiesta en la playa-explico Alli con entusiasmo.-Sera el viernes y me gustaría que ______ fuera conmigo, nos hace falta distraernos.

Alli me lanzo un guiño a lo que yo la mire tranquilamente sin poder ignorar el cruce de miradas de mis padres. Los había tomado por sorpresa, definitivamente.

-Oh, Alli-suspiro mi madre.-El sábado tenemos un compromiso por la mañana y ______ no puede ir desvelada.
-Puede dormir en mi casa, además es una forma de quitarnos el estrés-insistió Alli sonriendo, tal vez así parecería mas convincente pero sabría que no funcionaria.-Nos hace falta-concluyo.

Mis padres volvieron a cruzar miradas. La de mi padre gritaba un no rotundo con la mirada mientras que la de mi madre un poco más moderada, sentía un poco de pena por el intento de Alli.

-Lo pensaremos-esta vez, hablo mi padre intentando no intimidarla como hacía con todo el mundo.
-Esta perfecto-Alli me tomo de los hombros.-Es una fiesta completamente segura, no hay alcohol ni gente peligrosa si es lo que les preocupa.

Me reí internamente al imaginarme una fiesta en la playa, sin alcohol ni cosas malas. Completamente ridículo pero parece podría funcionar con mis padres que Vivian en su burbuja sin disposición de alguna vez salir de ella.

-Lo pensaremos-repitió mi madre, dedicándole una sonrisa.- ¿Quieres que te llevemos a casa?
-No, gracias-rechazo Alli señalando la puerta.-Mi vecina me espera, buenas noches. Mañana te veo _____-se despidió con un saludo de mano hasta desaparecer.
-Que linda es-suspiro mi hermano idiotizado.
-Lo es-apoyo mi madre, yo sonreí buscando algún indicio de aprobación.
-¿Quieres ir a la fiesta?-me pregunto mi padre.
-Si, me gustaría-respondí insegura del interrogatorio que seguro me harían.
-¿Es cierto lo que dijo Alli?-mis manos comenzaron a sudarme en cuando comprendí a lo que mi madre se refería.
-Si, es cierto. Es muy segura y además ira todo el curso-respondí con total naturalidad. Era la primera vez que mentía a mi madre.
-Puede ser peligroso-apunto mi padre.
-Tengo casi dieciocho-intente defenderme recordándole que en dos semanas más seria mayor de edad y posiblemente libre de la monotonía, si lo quería así.
-Pero no sabes desenvolverte en la calle-se preocupo mi madre.
-Iré con Alli, ella no me dejara sola-hable con seguridad levantándome de la silla sabiendo a donde llegaría todo esto.
-Aun así es peligroso, son señoritas-exclamo mi padre impresionado del “riesgo” que la fiesta suponía ser.
-Hay fiestas cada semana, nunca he ido a una ni nunca me han dicho que pasen cosas fuera de lo normal. Solo son jóvenes divirtiéndose-aplique más en mi defensa.
-No iras-dijo mi madre firme.
-Perfecto-espete furiosa aventando la silla y subiendo rápidamente las escaleras hasta llegar a mi habitación y azotar fuertemente la puerta para desahogar un poco de la furia que estaba sintiendo.

Creí que el intento de Alli había funcionado. Falsas esperanzas. Abrí mi ventana con brusquedad, el aire sacudió en mi rostro moviendo todo mi cabello hacia atrás con fuerza, exhale fatigada. Cada día sentía más desprecio por mi vida.

¿Por qué tenía que ser todo así? ¿Era un delito salir de fiesta a los casi dieciocho? Deseaba con todas mis fuerzas que mi vida fuera diferente o que al menos mis padres me tuvieran la suficiente confianza para dejarme salir a divertir por una jodida noche, no estaba pidiendo más.

La última fiesta a la que había ido había sido la de Alli…cuando cumplió dieciséis años y en compañía de mis padres, aunque…no había sido tan divertida, al menos para mí. Mis padres se escandalizaron al ver a todos tomar y fumar. Yo no lo hacía, no veía porque tanto alboroto.

Tal vez mis padres nunca habían sido jóvenes y por eso querían reprimir mi juventud, si…seguramente debía ser eso.

-Fue inútil-le conteste a Alli el teléfono interrumpiendo mis pensamientos frustrados.
-¿Por completo?-inquirió con una pizca de esperanza en su voz.
-Completamente-termine por desilusionarla.

***


-Nos vemos en la noche-grito Alli a lo lejos con una gran sonrisa.-Vamos.
-Si-suspire con una media sonrisa que no reflejaba nada más que mi incomodidad con la vida.

Había sido una tortura todo el día en el maldito colegio. Todo el mundo hablaba de lo “genial” que sería la fiesta, todos estaban ansiosos. No sé si era mi superstición, pero vería a todos hoy mas entusiasmados que los demás fines de semana. Era frustrante saber que no estaría ahí, comenzaba a alcanzar mi límite. Vaya que era paciente.

-Entonces supongo que no debo insistir más-dijo al fin Alli dejando salir un suspiro.
-En verdad te lo agradezco-le dije en modo de disculpa, en verdad me avergonzaba que Alli siempre tuviera que cargar con lo asocial que era mi vida.
-No importa-levanto los hombros, restándole importancia-Habra mas fiestas en el verano, está por llegar-hablo con entusiasmo.
-Sera lo mismo-le hice ver con pesimismo.
-________, no entiendo. Estas a punto de ser mayor de edad, puedes hacer lo que quieras. Esto suena mal, lo sé. Básicamente estoy diciéndote que te saltes las reglas, pero…a veces es bueno. Me gustaría que te divirtieras de verdad y no me refiero a salir y perder la conciencia con algo malo, si no a hablar con más personas, bailar. Sentirse libre y plena.

Me quede en shock procesando sus palabras, realmente lo había hecho desde hace mucho, solo faltaba que alguien más me lo dijera para tomar un poco del valor que estaba en lo más profundo de mi alma y que no se disponía a permanecer más tiempo allí. ¡Alli tenía razón! Tenía que comenzar a vivir mi vida, a cometer mis errores y algo en mi interior me decía que la fiesta traería cambios en mí, tal vez era algo drástico y a la vez exagerado. Pero sería probar nuevas cosas sacándome completamente de mi zona de monotonía. No estaba dispuesta a quedarme atrapada más. Ya no.

-¿Sabes? Olvida lo que dije, fue un ataque de YOLO (You Only Live Once- Solo Vives Una Vez) no me hagas caso…
-Voy a ir a la fiesta-la interrumpí completamente decidida.
-¿Qué? No te arriesgues.
-El que no arriesga no gana-cite-Además ya me harte de ver y vivir lo mismo todos los putos días-bufe molesta, harta-Tienes razón, ¿a qué hora pasas por mi?

Mi mejor amiga me miro con una sonrisa enorme que me hizo sentir valiente por primera vez en mi vida. Estaba dispuesta a todo.

-Te recojo a las ocho, por la parte de tu ventana.
-Me conoces-afirme orgullosa abrazándola por los hombros.

No tenía idea de lo que realmente sucedía conmigo ahora, pero me gustaba. Sentía una adrenalina correr por mis venas, algo que nunca antes había sentido. Pero me gustaba. Pasara lo que pasara…iba a ir a esa fiesta e iba a divertirme de verdad por primera vez en mi vida.

Algo bueno o malo tenía que pasar, estaba consciente que después de esta noche nada en mi vida volvería a ser lo mismo.

Adiós a la ______ conformista y sumisa. Hola a la _____ libre y con valentía de enfrentar a la vida.

CONTINUARA.

¡Hola de nuevo!

Bueno, esta es una nueva novela: Finding Myself creo que la sinopsis esta clara. Es una historia original que se me ocurrió hace un tiempo y que al fin les voy a compartir. Espero que este primer capitulo les haya gustado, en el próximo como que ya arrancara toda la historia.

Bienvenidas a las nuevas lectoras, espero tener muchas nuevas y que mis antiguas lectoras tampoco me dejen. Recomienden la novela, por favor. No las decepcionara, se los aseguro. Subiré capitulo cuando vea suficientes comentarios.

-¿Quieres que te avise? Pon #AN
-¿Te avise dos veces? ¡RECLAMAME! Ah.
-¿Eres nueva lectora? Pon #AN

No fantasmas.

#muchlove

  • 1066 days ago via site
  • 1,795

I WILLL ALWAYS LOVE YOU.

Capitulo 50.

Final.

-¿Lista?-inquirió Jeremy mirándola.
-Eso creo. Prometiste que no dolería-le recordó ______ nerviosa.
-Estaremos aquí esperándote-hablo Justin con una sonrisa llena de esperanza mientras estrechaba su mano con fuerza y confianza.
-Todo estará bien-le animo Andrew.
-Exacto-coincidió Holly cabizbaja.

Nada había sido fácil esa mañana. A primera hora, Justin estaba tocando la puerta de la habitación de _______, ella le pidió a él y a su padre junto con Holly que la acompañaran. Todos, confundidos accedieron pidiendo innumerables veces una explicación. Justin se tenso notablemente conforme comprendía a donde iban. ¿El hospital donde trabaja su padre? ¿Qué hacían ahí? ¿Qué estaba sucediendo? ________ no dijo ni una sola palabra, todos la siguieron hasta llegar al consultorio de Jeremy.

Ambos les explicaron todo. Con todos los detalles. Justin y Holly se sorprendieron bastante. Pero Andrew se sorprendió aun mas al saber que ______ había aceptado, pensaba exactamente igual que ella. Podría ser otra decepción. Después de asimilaran la noticia, ______ tuvo que comenzar a prepararse para tomar la primera sesión de su tratamiento.

-Te espero en la sala-dijo Jeremy antes de salir del consultorio seguido por Holly y Andrew.

_______ y Justin se quedaron solos.

-Todo va a estar bien-hablo ella con seguridad.
-Supongo que sí-levanto los hombros Justin mirando hacia otro lado con evidente miedo y duda.
-Mírame-le exigió ______ con la voz dura levantándose de la silla.-Si yo te lo digo es porque así será. No tienes que tener miedo Justin. Yo no lo tengo porque estoy contigo-le tomo la mano con fuerza.

Justin trago fuerte y subió su mirada hacia _______, tenía los ojos cristalizados y estaba sonriendo mostrándole el anillo de compromiso. El beso el dorso de su mano y la guio hacia su corazón.

-¿Ves? Todo estará bien-le intento convencer con más éxito.
-Voy a estar esperándote-prometió Justin.-Te amo.
-Te amo con toda mi alma-respondió ________.
-Quiero que…
-Justin, mi corazón algún día dejara de latir. Pero mi alma es eterna. Entiende eso.
-No hables así-le pidió Justin en un hilo de voz.
-Tu padre esta esperándome-le recordó ella, tomándolo de la mano para salir del consultorio. Afuera estaba su padre, era de esperarse. Justin la miro una vez mas y siguió su camino solo.-Todo va a estar bien-le repitió ahora a su padre.
-Confió en ti.
-Lo sé-dijo segura.-Lamento no habértelo dicho pero creo que esto es lo que tenía que hacer.
-Tienes razón-la apoyo su padre.- ¿Esta feliz por tu compromiso?

_________ casi se atraganta con su propio respiro. ¿Cómo sabia? ¿Lo noto?

-Si…mucho….-respondió tartamudeando.
-Justin es un gran hombre. Me da mucho gusto-hablo él con una gran sonrisa.
-Gracias papa-hablo ella confundida.-Pero ¿Cómo...?
-Me pidió tu mano, antes, por supuesto-respondió su duda.
-Entiendo-su corazón comenzó a latir rápidamente. Amaba demasiado a Justin. –Debo ir a la sala…
-Aquí esperaremos-aseguro el dándole un beso en la frente. ______ le sonrió y salió corriendo hacia la sala. Se sentía libre, tenía la bata del hospital, pero se sentía libre aun así. Tenía que ser fuerte y aguantar todo lo que estuviera por venir.

______ entro a la sala, estaba solo Jeremy en esa pequeña habitación, había otra puerta más grande a sus espaldas donde podían oírse más voces.

-Puedes quitarte la bata-hablo Jeremy-Sera una hora, entonces lo mejor sería que te diéramos un sedante para que tu presión no suba ni baje y se encuentre normal. No quiero que te pongas nerviosa. ¿De acuerdo?
-Si, está bien-asintió ______ rápidamente deshaciéndose de la bata.- ¿Después de la hora despertare?
-Tal vez pueda demorar un poco más el efecto-respondió.
-Estoy lista.

Entraron a la siguiente sala, que era la verdadera. Había una camilla enorme acolchada. Lucia cómoda o tal vez no lo era después de lo que se tenía que hacer. Una enfermera la saludo amablemente, le pidió que se sentara en una silla. Amarro su cabello en una coleta alta y puso una gorra encima sin dejar ningún cabello fuera.

-¿Lista?-inquirió nerviosa la enfermera.
-Si, estoy lista-respondió _____ con una sonrisa.

La enfermera la guio hasta la camilla, _______ se recostó y cerró sus ojos profundamente.

-El sedante-susurro Jeremy.-_______-la llamo.

Ella asintió levemente con la cabeza sin abrir los ojos, ya estaba lista. No quería abrir los ojos y echar a perder todo. Sintió el pequeño piquete y unos segundos después dejo de sentir todo.

***

La semana paso rápido. _________ había reaccionado muy bien al tratamiento. Solo tenía leves jaquecas que controlaba con los medicamentos. Era un milagro, esperarían a la última sesión para hacer un estudio exhaustivo y ver cuanta mejoría había.

Cada día se sentía con más fuerza y ganas de vivir. Tenía muchas cosas que hacer.

-¿Dónde te gustaría que fuera la recepción?-le pregunto Pattie emocionada.
-No quiero recepción-rio _______.-Me gustaría que fuera un brindis solamente, con las personas más cercanas. Tal vez en la playa.
-La playa es hermosa-chillo Pattie feliz.-Tenemos que arreglar todo. Me siento tan feliz.
-Yo igual-confeso ______.-Justin me hace feliz y siempre soñé con casarme en la iglesia que se casaron mis padres y saber que mi papa va a oficiar la ceremonia es aun más especial. No puedo creerlo.
-Yo tampoco, cuando Justin me dijo que quería casarse me tomo por sorpresa-le fue sincera.-Pero me alegra que sea contigo. Que dure por siempre.
-Claro-respondió ______un poco incomoda.
-¿Qué hacen?-pregunto Justin divertido entrando a la cocina.
-Viendo catálogos de vestidos-respondió Pattie cerrando este.-No puedes ver nada.
-¿Por qué no?-dijo el intentando ver algo.
-Porque es de mala suerte que el novio vea el vestido antes de la boda.
-Mama, tu no crees en eso-le reclamo Justin sentándose junto a ______.
-Pero yo si-intervino ______ riendo.
-Tú tampoco lo haces-se defendió Justin.
-Si lo hago, así que no puedes ver nada.
-Son malas-las acuso Justin escondiéndose en el cuello de ________.
-Serviré la comida-les aviso Pattie.
-¿Todo va mejor?
-Si-contesto ______ recargándose su cabeza sobre la del.-Todo saldrá perfecto.
-Yo me encargo de la luna de miel-le aviso Justin.
-No quiero una luna de miel-le dijo ella seria, tomando su cabeza entre su manos para que la mirara.
-Es verano-le recordó Justin intentando convencerla.-Quiero que nos tengamos diversión y estemos tranquilos.
-Justin, pero…
-Nada, yo me encargo de eso y punto. Es mi venganza-se rio fuerte.

Ella solo negó con la cabeza. ¿Qué más podía hacer? Cada día faltaba menos para que Justin fuera el hombre de su vida a los ojos de todos.

Pattie sirvió la comida y hablaron toda la tarde y parte de la noche. Jeremy llego de sorpresa y tomaron el te juntos. Estaban teniendo una verdadera charla. Justin tenía una gran familia. ______ tenía una pequeña, pero también la tenia ahora la familia Bieber también sería su familia. Esto era a lo que llamaba felicidad real.

-Quédate aquí hoy, por favor-le pidió Justin en un susurro al oído al notar sus intenciones.
-Debo hablar con mi padre entonces-respondió ella de la misma manera bostezando discretamente.-Ahora vengo, con permiso.

Salió de la casa, hacia el jardín. Era una noche hermosa y fresca. Marco el número de su casa y espero a que su padre contestara.

-Mañana te veré en la tarde, cuídate ¿si?
-Lo hare y tal vez este en el hospital en la mañana-le aviso él.
-Está bien-resoplo ella.-Buenas noches.

Al menos no había sido tan difícil convencerlo. Volteo dispuesta a volver a entrar y se encontró con Justin recargado sobre la puerta. A la luz de la luna se veía aun más perfecto de lo que ya era. Se acerco a él con una sonrisa dibujada en sus labios.

-¿Quieres ir a dormir ya?-le pregunto el abrazándola dulcemente.
-Estoy un poco cansada pero podemos volver con tus padres unos minutos mas-quiso ella.
-De acuerdo, solo unos minutos más-condiciono Justin.

Ambos volvieron al comedor con los padres de Justin, platicaron unos minutos más, hasta que Jeremy vio su reloj y noto que era tarde y aun le quedaba un largo camino a su casa. Se despidieron y ______ subió a la habitación de Justin. Se sentía exhausta.

Su cuarto era de un estilo….Justin. Nunca se había puesto a imaginarlo pero era lindo, las paredes azules, con posters de bandas, estantes llenos de cosas de chicos. Nada simple, pero muy masculino. La cama claramente era para dos personas. No habría problema, pensó ella dejándose caer en ella.

-________.....-Justin guardo silencio de inmediato al ver a su novia perdida en un sueño profundo, se acerco a ella para poder cubrirla con las mantas. Tenía cabello en todo su rostro, lo retiro pasándolo detrás de su oreja y se recostó atrás de ella para así acomodarla en su pecho. Sentirla cerca de él. Suya. Su ______. Solo de él y nadie más.

______ se movió pasando su brazo hacia el otro lado para abrazarse a él, respiro pesadamente y hablo en un murmuro.

-Así quiero que estemos siempre.

Justin sonrió mirándola hasta perderse en su propio sueño que no era muy diferente a la realidad que enfrentaba y de la que no quería llegar nunca al final.

***

-¿Y?-inquirió Andrew ansioso.

Jeremy seguía mirando los estudios y los papeles llenos de resultados con un gesto pensativo y neutro.

-Vamos, dinos-le animo Justin a su padre.
-Mejoraste un ochenta por ciento, ______-declaro perplejo.-Es algo impresionante. Esperaba unos resultados positivos, pero no a este grado.
-¿Ochenta por ciento?-inquirió ella atónita.
-¡Si! No puedo creerlo. Esto es un milagro.
-¡Es un milagro!-exclamo Andrew con una sonrisa resplandeciente, Justin se sintió aturdido al verlo tan feliz, al sentirse el tan feliz y sentir una nueva esperanza.
-¿Habrá mas sesiones?
-No, ya no-le respondió Jeremy con una sonrisa.-Seguiras con los mismos medicamentos y con algunos más que agregaremos. ¿Te has sentido bien no?
-De maravilla-comento ella sinceramente. Sentía un alivio casi completo, como si no tuviera nada. Se sentía con la misma fuerza y ganas de vivir que había perdido.
-Ahora solo necesito hacerte algunos chequeos y puedes irte. ¿Podrían salir un momento por favor?

Andrew y Justin salieron a regañadientes, cuando al fin cerraron la puerta, ______ suspiro sacando toda la tensión que había sentido.

-¿Segura que estas mejor?-quiso asegurarse.
-Si, pero ¿Por cuánto tiempo estaré sintiéndome así?
-No lo puedo saber con exactitud, ahora tenemos que ver el progreso con los medicamentos-determino el pensativo.-Pero no te preocupes ahora por eso, concéntrate en la boda. Todo saldrá mejor de lo que imaginamos.
-Lo intentare, pero no quiero hacerme ilusiones-le aclaro ______ seria intentando mostrarle una media sonrisa.
-Ni yo quiero hacerte ilusiones. ¿Ellos están conscientes de ello?-pregunto refiriéndose a Justin y Andrew.
-Si, pero supongo que solo están demasiado felices con la noticia que no pueden ver la realidad con claridad.

***

-Te ves hermosa-le halago Pattie con un nudo en la garganta.
-Gracias-contesto ______ en un suspiro.-No llores, por favor-rio levemente.
-No puedo creerlo. Es un día demasiado especial-le recordó tomándola por los brazos en muestra de apoyo.
-Creo que estas más nerviosa tu-se burlo ______ intentando disimular sus nervios.
-No lo creo, es válido estar nerviosa al final de todo….estarás con él y eso es lo que importa.
-Al fin-hablo ______ emocionada.- ¿El está listo?
-Eso supongo-respondió Pattie no muy segura.
-El ya está en la iglesia-intervino Holly con una sonrisa.-Te ves hermosa. Eres la novia más hermosa de todo el mundo.
-Como mi nana, estas automáticamente obligada a decir eso-rio _____.-Gracias.
-Creo que ya es hora de que….

Andrew se quedo sin habla al ver a su hija vestida de novia. Sintió como si su quijada estuviera bailando por el piso rogando poder regresar a la normalidad. Trago fuerte para evitar llorar. La miro de arriba abajo. Y sonrió felizmente.

-Eres un ángel-le halago.
-Gracias papa, espero no caer frente a todos.
-No dejare que te caigas-prometió su padre.- ¿Vamos?
-Vamos.

Pattie, Holly, Andrew y finalmente ______, salieron de la casa. Afuera les esperaba un carro antiguo blanco adornado con flores preciosas. Andrew se coloco al volante y Holly al copiloto. Pattie fue en la parte trasera junto con ______ que mordía sus labios repetidamente a causa de los nervios. Era el gran día. El más feliz de toda su vida. Pensaba.

-Todo estará bien, te arruinaras el labial-le regaño Pattie tomándola de la mano.
-Ya olvide mis votos-confeso _______ cegada por los nervios.-No se qué decir.
-Dirás lo que salga de tu corazón-le animo su futura suegra.-Solo tranquilízate.
-Hemos llegado-anuncio Andrew apagando el motor del auto. ______ volteo y vio el camino lleno de flores. Había muchas flores. Como siempre lo había soñado, todos los invitados estaban dentro mirando con expectativa. Su padre abrió su puerta y le ofreció la mano. ______lo miro a los ojos llena de miedo y la tomo. Miro hacia atrás donde Pattie la miro con una sonrisa al igual que Holly y volteo de nuevo hacia el camino que tenía que caminar para llegar a Justin, su futuro esposo.

______ engancho su brazo al de su padre. Su padre iba impecable. Un traje negro con camisa blanca, elegante y simple. El vestido de ______ era precioso. Hecho solo para ella. Era un vestido ajustado a su cuerpo, pero con espacio para respirar. Hecho de una tela, ligera, brillosa, pero hermosa con detalles con un encaje clásico. Tenía mangas largas, llenas de encaje y trozos de tela transparente con brillos discretos que dejaban a la vista su piel. En la parte trasera, los botones lucia mucho, eran hermosos y pequeños. La espalda estaba casi descubierta adornada con encaje, de igual manera. El velo le cubría hasta media espalda. Y la cola del vestido no era muy larga pero tampoco muy corta. El ramo de rosas era perfecto. Rosas blancas, completamente florecidas e impecables. Su cabello estaba peinado en un chongo sencillo con mechones de cabello sueltos para darle su toque personal. Su rostro lucia hermoso. Las pestañas perfectamente encrespadas y un poco de labial. No necesitaba más. Parecía un ángel.

Entro a la iglesia, del brazo de su padre, a sus espaldas estaban Holly y Pattie dándole los últimos retoques a la cola del vestido.

Todas las personas la miraban. Eran las personas que habían sido parte de su vida y de su historia con Justin. Estaban Kim, Betty, Ryan, Chaz, Sam, la familia de Holly, Justin. ______ los miro con una sonrisa, miro hacia abajo y fue notando que el camino se acababa. Vio los pies de Justin y su corazón amenazo con salirse de su trance normal.

(Para esta parte, para hacer todo más emotivo, pongan esta canción de fondo. Es hermosa. http://www.youtube.com/watch?v=Dp6P6kgEigI)

Subió su mirada y ahí estaba Justin. Su mundo se detuvo, todo el ruido que había dejo de sonar. Todo lo que había alrededor desapareció. Solo estaba Justin Bieber, el amor de su vida. Sintió la tentación de tocarlo para verificar que no era un sueño. Se veía perfecto. Un smoking en color negro con camisa blanca y zapatos en perfecto estado con su cabello debidamente peinado y era todo. Sus ojos brillaban a causa de la felicidad y emoción que sentía. Su sonrisa deslumbraba. Cuando sus ojos se conectaron, ambos sonrieron de una manera increíble. Andrew soltó su brazo y susurro a Justin:

-Cuídala y hazla feliz.

Justin le sonrió y tomo la mano de _______ dedicándole un “te amo” moviendo sus brazos. Ella miro hacia abajo y ambos subieron al altar. La ceremonia comenzó. ______ escuchaba con atención al igual que Justin, podía notar la evidente emoción de su padre al pronunciar cada palabra. Cuando al fin, les indico levantarse, ambos se tomaron de la manos mirándose cara a cara.

-Yo, Justin Bieber. Prometo amarte…
-Y respetarte; apoyarte, en la salud, en la…
-Enfermedad. Todos los días….
-De mi vida.
-Hasta la eternidad-agrego Justin apretando su mano.
-Lo que unió Dios, que no lo separe el hombre. Los declaro marido y mujer.

_______ miro a Justin con los ojos cristalizados. Los invitados estallaron en aplausos. Justin se acerco lentamente a ella para poder juntas sus labios tiernamente. Oficialmente era suya y estaban unidos.

Ambos bajaron del altar mirando a todos los invitados fuera de la iglesia que lanzaban pétalos de rosas blancos. _______ se aferraba con fuerza al brazo de su ahora esposo. El la miraba y sonreía aun más. No decía ni una palabra. No hacían falta. Se reunieron con ellos recibiendo felicitaciones.

***

-Esto no era necesario-le hizo ver ______ bajando del avión.
-Te dije que me haría cargo-se defendió Justin abrazándola por detrás.
-Es el día mas feliz de mi vida-confeso ella volteándose para encontrarse con su rostro.-No puedo creer que al fin estemos juntos.
-Créelo. Te amo.
-Te amo Justin.

***

-Justin, ya por favor. Quiero ver-suplico ______ como niña pequeña.
-¿Podrías esperar? Vale la pena-se burlo Justin. Abrió la puerta de la habitación y comenzó a quitarle la venda de los ojos.-Listo, puedes ver.

______ abrió los ojos y volvió a cerrarlo y parpadeo seguidamente. ¿Estaba en el paraíso? Se pregunto internamente. La habitación tenía dos ventanales enormes abiertos con vista a la playa. La luna llena parecía que era solo para ellos. La cama tenia pétalos de rosa en forma de corazón. Esto era algo de ensueño, solo pasaba en las películas.

-Justin…-pudo articular con dificultad.- ¿Esto es real?
-Real-respondió Justin tomándola de la cintura.

______ se separo nerviosa y comenzó a ver toda la habitación. Era enorme y con un lujo innecesario, pensó. Pero estaba con la persona que mas amaba, en el día más especial de su vida. En un momento solo de los dos. No había nada más perfecto.

-¿Te gusta?-inquirió Justin parado detrás de ella.
-Me encanta, gracias Justin. Esto es….mas que perfecto.

Ella lo miro, solo algunas luces estaban prendidas. Estaban prácticamente en penumbra, había algunas velas aromáticas en los muebles. Un olor a rosas delicioso. Su cabello estaba despeinado y traía el saco abierto. Se acerco para abrazarlo poniendo sus brazos alrededor de su cuello. Su corazón le latía a mil por hora. Justin pasó ambos brazo alrededor de su cintura aferrándola a su cuerpo.

-Te amo-hablo _______ segura susurrando en su oído. Justin sintió un escalofrió recorrer su cuerpo y la aferro aun mas a su cuerpo. Comenzó a mover sus manos alrededor de su cintura haciendo que se moviera seguidamente con los mismos movimientos. Lo hacía rápido, y después de nuevo lento.

_______ comenzó a besar su cuello con delicadeza. Besos limpios e imparables. Justin subía sus manos por las curvas de su torso memorizando cada centímetro de piel. Suya. Se separaron un poco y ella bajo sus manos tocando el torso de Justin. Duro como piedra, desabotono los botones de la camisa desprendiendo el olor de Justin. Se sintió poseída. Lo abrazo efusivamente para besar todo su rostro innumerables veces mientras Justin desabotonaba su vestido delicadamente por detrás. ______ tenía la piel de gallina al sentir el tacto de la piel de su esposo. Su vestido cayó al piso y se alejo para mirarlo a los ojos con el torso desnudo.

Justin la acerco por la cintura sin mover su mano. _______ le detuvo con su mano por el hombro sin dejar de mirarlo. El movió su otra mano para situarla en la parte libre de su cintura y le aferro a él en lo posible, mientras ella le seguía reteniendo por el hombro, dieron algunos pasos hasta que Justin quedo sentando en la cama. ______ poso ambas manos sobre sus hombros con firmeza. Ambos se quedaron inmóviles, sus respiraciones agitadas eran lo único que podía escucharse en la habitación acompañados del ruido que hacían las olas al azotarse entre sí. Y la brisa del viento que movía sus cabellos con frescura. Justin movió a _____ hasta dejarla caer en la cama haciendo que los pétalos de rosa invadieran todo su cuerpo semi desnudo. Ella lo miro divertida. Justin situó ambos brazos a cada lado de su cuerpo para no dejar caer su peso en ella y le beso en los labios. Un beso frenético y desesperado, pero sin prisa. Lleno de amor. _____ pasaba sus manos por todo el cuerpo de Justin desprendiendo olor con cada tacto. Se sentía como una llama de fuego completamente encendida de amor.

Besos, caricias, suspiros de placer. Cada toque era un nuevo incendio de pasión. Por primera vez, ______ se sintió amada de la manera más pura del mundo y por primera vez Justin supo lo que era el amor de verdad. La noche más mágica de sus vidas. Amor sin medida y sin alto alguno. No miedos. Solo amor.

***

Fue el verano más hermoso que pudieron haber pasado. Lleno de felicidad y amor. La pasaron todo el tiempo en la playa, hasta que fue momento de volver.

______ necesitaba tiempo para arreglar todo y ser lo más feliz posible, pero ¿acaso era posible ser aun más feliz? Estaba justo al lado del hombre que amaba, tenía una familia feliz y sana. No podía pedir más.

-¿Dónde habías estado?-le pregunto Justin besando cortamente sus labios.
-Arreglando algunos asuntos-le guiño ella con una sonrisa.
-¿Qué asuntos?-pregunto el curioso.
-Ya sabrás…algún dia-respondio ella tomándolo de la mano.

***

-Amo la playa. Me siento libre-confeso ______.
-¿La amas más que a mí?-levanto una ceja.
-Nadie ni nada puede amarte más de lo que yo te amo a ti-respondió ella lanzándose hacia él hasta que sus piernas rodeaban su cintura.

Pasaron toda la tarde en la playa, estaba completamente sola en la parte en la que ellos estaban y no era que hubiera mucha gente a lo lejos. La puesta de sol estaba asomándose. ______ y Justin estaban sentados en la arena, _____ entre las piernas de Justin.

-Es perfecto-susurro ______ cerrando los ojos dejando caer su cabeza sobre el hombro de su esposo.
-Lo eres.

________ sonrió y tomo las manos de Justin que estaba alrededor de su vientre, la puesta de sol lucia perfecta. El sol parecía desaparecer al fin del mar, aunque el mar fuera infinito. La mezcla de colores amarillo, anaranjado y la intensidad del rojo con el color azul cielo de las nubes y un toque grisáceo de la noche asomándose.

-Quiero quedarme a dormir aquí.
-¿Aquí?-inquirió Justin con la voz dulce pero con sorpresa.
-Si, aquí. ¿Podemos?
-Podemos hacer lo que quieras-acepto Justin.

Al poco tiempo, la noche estaba sobre ellos con una luna llena resplandeciente. Y un aire fresco que daba sensación de libertad y tranquilidad completa. No autos, no voces. Solo ellos dos sobre las mantas que por suerte Justin llevaba siempre en la cajuela de su auto.

-¿_______?-la llamo Justin en un murmuro para comprobar que aun estaba despierta viendo la luna con él.
-Si, Justin….
-Creí que estabas dormida-rio él.
-Es una noche preciosa como para echar todo a perder durmiéndome.

Justin suspiro largamente, mirando la estrella con particular parecido a la que le había regalado a_____ aquel día, hasta ese día no había imaginado que fuera a ser su esposa, que lo hiciera tocar el cielo de esa manera.

-_______, gracias por hacerme el hombre más feliz del mundo entero. Por hacerme lo que hoy soy en realidad. Te amo.
-Justin, siempre voy a amarte (I will always love you).

______se levanto de su lugar y se recostó aun más cerca del pecho de Justin hasta besar sus labios. Era un beso tranquilo y muy diferente a todos. Este era aun más especial. El mundo se detenía cuando sus labios chocaban y ardían de amor.

***

NARRA JUSTIN

Han pasado cuatro años desde aquella noche en la playa. Esa noche, ______ se fue. Dejándonos su inalterable fe.

Recuerdo todas las veces que pensé, que sin ella mi vida ya no tendría sentido. Esa mañana que desperté y ella estaba luciendo como un ángel, como siempre. Creí que todo había acabado. Pero me di cuenta que era el primer paso de nuestro amor hacia la eternidad.

_______ fue un ángel de verdad. Su corazón dejo de latir, pero su alma nunca morirá. Estaba lista para partir y dejo todo perfectamente arreglado. _____ siempre iba dos pasos delante de todos. Con ayuda de mi padre, y el terreno que su madre le había heredado se creó un hospital en su honor para atender a pacientes con cáncer. Solo cáncer. Lo que se necesitaba. Es increíble ver día con día como se salvan vidas. Sentir la esperanza y fe de un futuro mejor y un presente real. Avalanna ahora es un niña sana, llena de vida. Gracias a la medula ósea que _____le dono, ella pudo sobrevivir. Avalanna es muy importante en mi vida, es un ángel también.

Estoy estudiando medicina, estoy a punto de recibirme. ______ es mi fuerza a cada segundo que pasa. La siento a mi lado, sonriéndome. Puedo decir que soy un hombre de bien. Gracias a ella.

-Hola Justin-me saluda Andrew al verme en la sala.
-Hola-le saludo de vuelta ofreciéndole mi mano.- ¿Cómo va todo?
-Tranquilo, como siempre. No tengo por qué quejarme-rio él. Luce feliz y tranquilo, justo como ______ siempre lo deseo. -¿Qué hay de ti?
-El próximo mes me recibo-le digo satisfecho.

Se queda callado y me mira con perspectiva. Esta sorprendido de verme, creo que tengo el clásico aspecto de un hombre maduro universitario. Sonrió y le ofrezco el pequeño libro. El se sorprende y lo toma.

-Justin, yo no…
-Es lo mejor, sé que es algo muy especial y si algún día lo necesito se que aquí puedo encontrarlo.

Fue el tesoro que _____ me dejo y ahora sabia que tenía que hacer lo correcto y dejarlo en unas manos mejores.

-Ella fue un ángel.
-Lo fue-estoy de acuerdo con él. Mi ángel.-Lastima, que no pudo cumplir su más grande deseo.
-Claro que lo hizo-rio el quitándose sus lentes.-El milagro de _______ fuiste tú.

***

______ me salvo la vida de todas las maneras posibles. Me salvo de mi propio abismo. Me enseño a vivir la vida de verdad. A hacer algo que realmente valía a pena. A ser yo mismo. Nunca podre amar a nadie más de lo que la amare siempre. Con su fe, me hizo creen en mis sueños, en lo que podía y en lo que ahora soy.

Nuestro amor es como el aire, no puedo verlo pero puedo sentirlo. _____ siempre estará a mi lado.


FIN.

¡DIOS MIO! Me da un ataque, juro que no puedo creer que haya terminado. Enserio espero les haya gustado. Gracias por todo el apoyo que me dieron durante este largo viaje, por soportar tanto que tardara en subir capitulo, que a veces no fueran de lo mejor. Por estar conmigo. Las amo demasiado y enserio espero que les haya gustado tanto como a mí. Muchas no querían que _____ muriera pero la novela tiene un gran mensaje. Al menos eso pienso y espero no les haya decepcionado tanto.

Esta novela tuvo más de 300 lectoras y termino con menos de la mitad, pero aun así les repito, les agradezco todo el apoyo y motivación para hacer esto posible. Son muy importantes y aprecio a cada una. Espero que esta historia les haya hecho sentir muchas emociones y que en verdad les haya gustado.

Me gustaría que en los comentarios me dijeran que les pareció la novela en general y este final, me esforcé mucho en escribirlo. ¡GRACIAS A TODAS. LAS AMO!

NUEVA NOVELA: “Finding Myself” (Mayo-Junio 2013)

Espero que estén conmigo para el próximo viaje. Gracias de nuevo por todo.

#muchlove.

  • 1130 days ago via site
  • 1,938

I WILL ALWAYS LOVE YOU

Capitulo 49.

-Buenos días Holly-saludo _____ al entrar a la cocina.

Holly la miro con una sonrisa de bienvenida. Y le señalo con la mirada la pequeña nota que había a un lado de su desayuno. ______ tomo la nota un poco confundida y se confundió aun más al leerla. Estaba escrito el nombre de Jeremy Bieber y un número debajo.

-¿Qué es esto?-inquirió confundida.
-Supongo que quiere que lo llames-respondió Holly diciendo lo obvio.

_______ rodo los ojos y fue a la sala para poder hablar tranquilamente. Suspiro y marco el número. Un pitido. Dos pitidos. Tres pit…

-Buenos días. Hospital Mercy Medical.
-Buenos días-saludo ____ de vuelta con evidente nerviosismo.-Seria tan amable de comunicarme con el doctor Jeremy Bieber.
-¿Quién lo llama?
-________...
-Ahora mismo la comunico-le interrumpió la recepcionista rápidamente.

Sonó una melodía en el teléfono, tal vez pudo suspirar una vez mas por cinco segundos antes de escuchar como alguien levantaba el teléfono.

-Hola ______-le saludo una voz muy masculina.
-Hola señor-hablo ______ un poco apenada.
-Llámame Jeremy, soy el padre de Justin.
-Algo así supuse-contesto ella riendo levemente.
-Me gustaría verte-hablo sin rodeos.-Es algo…importante-prosiguió con la voz seria.
-¿De qué se trata?-pregunto ella alarmada.
-No es nada malo, al contrario-respondió el con optimismo.- ¿Puedes hoy?
-Si, claro. Estoy libre-dijo ______ mordiéndose el labio nerviosa.
-¿Puedes ahora? No tengo consulta.
-Si, si puedo.
-De acuerdo. ¿Tienes donde apuntar?
-No, espera-_______ comenzó a caminar hacia el estudio rápidamente. No había ninguna libreta. Maldijo en su interior, tomo un libro viejo, de sus favoritos y arranco la primera hoja.-Ya.

Jeremy le dio la dirección del hospital con lujo de detalle. Estaba un poco lejos.

-Lo tengo.
-¿Puedo pedirte un favor?-inquirió el hombre casi en un susurro.
-Lo que sea-dispuso ______.
-Me gustaría mantener esto en la mayor discreción posible. ¿Puedo contar con eso?
-Claro-respondió ella un poco confundida. ¿Por qué no querría que Justin y los demás supieran?
-Muchas gracias ______.Te veo pronto-se despidió el.
-Hasta pronto-colgó ella.

Volteo y pudo oír que Holly estaba picando algo. Fue hacia la cocina y miro su desayuno y después su reloj. No había tiempo para desayunar. Miro a Holly con disculpa y ella bufo molesta.

-¿A dónde iras?
-Holly discreción por favor-respondió ella, sabía que Holly entendía todo.
-¿Qué hago si viene Justin?
-Dile que tenía que ir a arreglar unos asuntos y que tú no sabes a donde fui.
-De hecho no sé exactamente a dónde vas-rio Holly.
-Entonces perfecto, no te preocupes.

______ salió de la cocina para ir a alistarse. A pesar de que la primavera estaba prácticamente entrando era un día bastante frio. Lavo su cara rápidamente y opto por usar unos jeans oscuros con botas largas negras y un suéter suelto de color beige. Su cabello liso y estaba lista.

-Al menos lleva este jugo-le pidió Holly, dándole un vaso largo con liquido dentro.-No es bueno que estés tanto tiempo sin comer.
-Gracias Holly, volveré lo antes posible-se despidió ______ dándole un beso en la mejilla.

Salió rápidamente de su casa hacia su auto, tenía que ser rápida. Por fortuna, no había tráfico. Veinte minutos más tarde ya estaba en la entrada del hospital. Era enorme, nada que ver con el hospital al que siempre acudía. Al parecer había mucha gente, entro al estacionamiento y subió por el elevador hasta el piso tres, donde estaba Jeremy.

Camino por el largo pasillo que no estaba tan lleno como parecían los demás y se dirigió hacia la recepción.

-Hola, busco a Jeremy Bieber.
-Buenos días, ven conmigo por favor-le indico la recepcionista llevándola a la oficina del largo pasillo. Caminaron hasta la última oficina. A diferencia de las demás puertas, esta era el doble de grande y era de color blanca, como las demás pero con cristales. Muy elegante y un buen gusto definitivo. La recepcionista toco la puerta y le indico que pasara al oír “adelante”.

_______ le sonrió a la recepcionista y ella salió por la puerta rápidamente. Volteo su mirada hacia el frente y ahí estaba Jeremy. Un señor de edad bastante joven para tener un hijo de la edad de Justin. De hecho, se parecía bastante a él. Era alto y delgado pero con músculos. Una hermosa sonrisa y ojos color miel, iguales a los de Justin. No pasaba de cuarenta años y de eso estaba segura. El hombre la miro con una sonrisa y se acerco a ella.

-Mucho gusto en conocerte _______. Soy Jeremy Bieber.-le extendió la mano cordialmente.
-Yo soy _____-rio ella correspondiéndole el saludo.
-Ven por acá-la guio hacia la cómoda silla que estaba frente al gran escritorio. Había tres sillas frente a este.

Eran blancas y acolchadas. El color que predominaba era el blanco y azul turquesa. Era bastante masculino todo, pero de un muy buen gusto y bastante elegante. En el escritorio en la esquina, había una computadora y en lo demás lapiceros y fólderes con documentos. Nada increíble.

-Supongo que quieres saber para que te llame.
-Supones bien-apunto ______ con una sonrisa.
-De acuerdo-hablo para sí mismo.-Espero no te moleste pero me tome el atrevimiento de ir a solicitar tu expediente al hospital donde te atienden. Eres un milagro.-sonaba bastante sorprendido.

______ asintió con una media sonrisa. No entendía nada. Jeremy la miro expectante y prosiguió:

-Pude notar que ningún tratamiento te hizo efecto, o al menos no el esperado. Pero viendo todos los estudios, tu organismo no cambia tan rápido como el de los demás pacientes. El tuyo va más lento y eso es algo muy bueno, tal vez esa sea la razón por la que no necesitaste de tratamientos tan agresivos y de emergencia. Lo que yo quiero proponerte es el tomar un nuevo tratamiento.
-Mi último estudio, cuando estuve en el hospital-le recordó.-Marca claramente que del último, que tu viste he empeorado en un sesenta y cinco por ciento. Cada día me siento más débil, noto como mis huesos van perdiendo la fuerza y como el dolor es cada vez peor pero lo soporto. Ya no me dan más esperanzas.
-Pero yo estoy dándotelas-insistió el con optimismo.-Este es un nuevo tratamiento europeo. Ha sido efectivo en el ochenta por ciento de las personas que lo han probado e incluso en personas que solo le daban esperanzas de horas. ¿Entiendes el milagro es esto?
-Lo entiendo, pero no quiero ilusionarme y que todo salga peor. Yo ya no seré la única lastimada, también esta Justin. Su hijo.-le recordó seriamente.
-Se que eres la felicidad de mi hijo, eso es un gran impulso para ti _______. Al menos solo intentémoslo. Te aseguro que no perderemos nada.

El teléfono sonó y Jeremy atendió amablemente.

-Vuelvo en unos minutos-le aviso antes de salir del consultorio.

_______ asintió y se quedo pensativa. Un nuevo tratamiento podía significar una alternativa de vida o una decepción más. ¿Qué era lo mejor? Sabía que estaba muriendo día con día, no sabía cuánto tiempo más estaría pero estaba completamente consciente de que no le quedaba mucho. Le encantaría quedarse más tiempo con Justin, con su padre, con la gente que amaba. Pero… ¿Qué pasaría si nada funcionaba y solo perdía tiempo en las sesiones?

Tenía que tomar una decisión. Solo ella. Nadie más podía decidir por ella. Tenía que pensar en los que amaba y en lo bueno y lo malo que podría ser.

Al cabo de unos minutos, Jeremy entro de nuevo con una gran sonrisa. ________ lo miro con curiosidad.

-¿En qué consiste el tratamiento?-quiso saber.
-Son radiaciones, pero no de las normales que se acostumbran en las quimioterapias. Estas no te hacen los mismos efectos que esas. Son básicamente inofensivas alguno de los efectos secundarios son mareos y ganas de dormir, solo eso y se pueden controlar con las pastillas que también son parte del tratamiento. Desde la primera sesión se ve el cambio radical-explico el esperando que con cada palabra se formara una respuesta positiva por parte de _______.
-¿Cuántas sesiones son?-siguió interrogando.
-Solo cinco. El resto del tratamiento consiste en medicamentos.
-¿Cinco?-inquirió en forma de sorpresa.
-Y diarias-agrego él con una mueca.
-Debe ser de emergencia.
-Lo es. Y es por eso que es el más efectivo hasta ahora.
-¿Cómo sabes que podría funcionar conmigo?
-Porque hasta ahora te has mantenido muy fuerte sin necesidad de tratamientos, tomas medicamentos bastante simples y eso es bueno. El cáncer no avanza tan rápido. Eres un caso único que tiene muchas esperanzas.
-Gracias-hablo amablemente ella.- ¿Es costoso?
-Eso ni lo pienses-interrumpió el rápidamente.-No tienes porque correr con ningún gasto.
-De ninguna manera-le contradijo _______.
-De ninguna manera, te digo yo-ataco él con decisión.-El tratamiento es nuevo, y la primera persona que pensé que podía usarlo fuiste tú y quiero que así sea si tu lo permites. Además de que los gastos corren por parte del hospital-mintió.-Sera una prueba.

_______ dudo por unos segundos intentando comprender lo que Jeremy decía. ¿Debía creerle? El tratamiento debía ser demasiado costoso, tal vez ni ella podría pagarlo. Era mucho, un abuso.

-_______-la llamo.-Confia en mí. Solo di que sí.
-Es demasiado-dijo ella haciendo una mueca avergonzada.
-Hazlo por Justin-le pidió el tomándola de las manos expectante.-Por tu padre-agrego.
-De acuerdo, acepto-declaro segura al cabo de pensarlo unos minutos.
-¡Perfecto!-exclamo Jeremy emocionado.-No te arrepentirás.
-Lo sé y muchas gracias. Algún día encontrare como pagar todo esto que está haciendo por mí, Jeremy.
-Háblame de tu, no estoy tan viejo-le pidió riéndose.-Y bastante ya es con la felicidad de Justin.
-El me hace feliz a mí también, es algo mutuo-dijo ella con una gran sonrisa.
-Bueno, ¿has comido algo?
-No, solo tome un jugo camino aca-respondio ella.
-Está bien, entre más rápido sea todo esto mejor. ¿Puedo hacerte los estudios? Necesito checar los últimos cambios.
-¿Ahora mismo?-inquirió _______ con un poco de miedo.
-El tiempo es oro, pero si quieres que sea mañana está bien.
-No, tienes razón. Entre más rápido mejor-coincidió.-Vamos.

Ambos salieron del consultorio hacia la sala de estudios. Fueron rápidos, de rutina para ______.Esperaron un tiempo más mientras desayunaban para los resultados. Jeremy tenía todo perfectamente preparado como si hubiera sabido que _______ fuera a aceptar, y estaba seguro que así lo haría. Y así había sucedido.

Los resultados no eran buenos, pero tampoco eran fatales. Aunque el cáncer había avanzado considerablemente, había muchas esperanzas. Acordaron que su primera sesión seria al siguiente día a primera hora. No había tiempo que perder.

_____ Le agradeció a Jeremy todo y pudo ir en paz de regreso a casa. Había tardo cuatro horas. Justin debía estar hecho un loco. Prendió su celular camino a su auto y pudo ver que tenia más de 15 mensajes de Justin preguntándole desesperadamente donde estaba. Ella rio y emprendió marcha rápida para llegar a casa.

Se sentía estúpidamente feliz, tenía un conocimiento mucho más amplio del tratamiento. Tal vez todo podría cambiar. Sumida en la música y sus pensamientos, sonó el celular. Justin. Por supuesto, ______ vacilo antes de contestar.

-¿Podrías decirme donde estas?-pregunto Justin con molestia, pero la angustia era mucho más notable.
-Voy camino a casa, no tardare más de diez minutos-respondió _______ haciendo un esfuerzo sobrehumano por no reír. Le hacía feliz que tuviera a alguien que la amara de la manera en que Justin lo hacía.

El seguía hablando haciendo una escena de completo pánico.

-Justin, voy en camino. Ya te dije. Te amo-colgó rápidamente pudiendo reír con total libertad. Acelero más su marcha hasta por fin poder llegar a casa. Justin estaba en la puerta expectante, al verla venir camino rápidamente por el camino de piedras de su jardín.

-Llegaste-dijo con un brillo en los ojos, mientras la estrechaba fuertemente en sus brazos.
-Eso creo-rio ella correspondiéndole el abrazo.
-¿Dónde habías estado?-le pregunto el seriamente.
-Hoy te ves más guapo de lo usual-le halago ______ dejando de lado el tema.
-Respóndeme-le pidió Justin con una sonrisa irresistible.
-No ahora, ¿confías en mi?-inquirió mirándolo. Justin asintió cerrando los ojos.-Entonces mañana quiero que vengas conmigo a primer hora.
-¿A dónde?
-Que curioso eres-se burlo ______.-Confía en mi. ¿De acuerdo?
-Está bien-resoplo el rendido.

***

El resto de la tarde estuvieron juntos haciendo al tonto. Podían hablar de lo que sea sin pena. De lo que sea. Podían ser ellos mismos sin miedo a juicios ridículos. Ambos podían decir que se sentían plenamente felices.

Después de la comida, _______ había quedado exhausta y estaba tomando una siesta. Mientras Justin preparaba los detalles finales del telescopio. Increíble pero podía decir que lo había logrado.

La noche había llegado. Estaba muy nervioso. Tenía que ser una noche perfecta. Especial.

Subió el gran telescopio por las escaleras con ayuda de Andrew. Entraron con sigilo a la habitación de ______, ella seguía completamente dormida. Parecía un ángel. Error. Era un ángel.

Salieron al largo balcón y colocaron el telescopio. Casi era hora.

-Gracias-le agradeció Justin a Andrew.
-Quedo muy bien, felicidades Justin.
-Su ayuda no queda fuera del merito-le recordó el con una sonrisa.
-Se hace tarde, será mejor que la despiertes. Yo debo irme a dormir, mañana será un día pesado.
-Buenas noches-le despidió Justin mientras veía como salía Andrew de la habitación de su novia.

Justin miro el cielo. Estaba tan oscuro como el vacio pero perfecto con tantas estrellas. Millares de estrellas. Y la luna llena. Suspiro. Estaba nervioso pero seguro. No tenía las palabras.

Entro a la habitación de ______, ella seguía dormida, su respiración acompasada.

-________-le susurro al oído dulcemente. No le quedaba mucho tiempo.-_______-la llamo de nuevo.

________ gimió de cansancio y fue abriendo sus ojos poco a poco. Hasta poder levantarse.

-¿Qué pasa?-inquirió rascándose los ojos.
-Necesito mostrarte algo-respondió Justin tomándola de la mano para poder guiarla hacia afuera.

Cuando ______ vio el gran telescopio, se sorprendió y confundió. Miro a Justin y él le sonrió. Después comenzó a recordar el día que era. Era el gran día.

-¿Es enserio?-chillo ella emocionada.-Oh, Justin. No sé qué decir.
-Solamente esperemos-le dijo el tomándola una vez mas de la mano. Ella se sentó el la banca que había y Justin se dedico a observar con expectación que el cometa pasara. A los pocos segundos, el gran cometa se asomo.- ¡VEN, HA LLEGADO!-grito emocionado.

______ reacciono rápidamente y se acerco a Justin, él le cedió el lente del telescopio para que ella pudiera ver.

Era algo irreal, esas cosas solo se veían en las películas. Ni en ellas. En los sueños más locos e irreales. Pero no, esto era real. Pasaba con lentitud, o al menos eso parecía. Tenía la forma de un cometa natural, pero con un brillo deslumbrador. Demasiado perfecto, pensó para sus adentros mientras era un mar de emociones. Desde niña había anhelado poder verlo y ahora lo estaba cumpliendo gracias a Justin. Un sueño más tachado de su lista. E inolvidable que guardaría siempre en su alma.

-Ven-susurro lentamente tomando a Justin de la mano, para que también pudiera ver, ella se hizo a un lado y miro hacia el cielo con expectación. Podía percibirlo no tan detalladamente como en el telescopio pero era más real. No podía dar crédito a lo que sus ojos veían. Se sentó de nuevo en la banca. Totalmente conmovida, observaba ahora a Justin. Miraba el cometa con una gran sonrisa.
-Ha pasado-le aviso Justin girándose de nuevo para mirarla.

Ella se levanto y lo abrazo fuertemente.

-Gracias Justin. Gracias. Repetía una y otra vez. Justin inhalaba el aroma de su cabello, más vivo que nunca.

La música de fondo se hizo más notoria, Justin subía el volumen notablemente hasta que ambos estaban sumidos en la música y su amor.

Justin tomo sus manos delicadamente, situó una en su cintura y otra la entrelazo con la de ella.

(Para esta parte, si quieren pueden poner esta canción http://www.youtube.com/watch?v=751vxSws4f4 será más bello el momento, ah).

______ lo miro con duda. El sonrió y pregunto:

-¿Puedes permitirme esta pieza?

Ella solo pudo asentir absolutamente sorprendida. ¿Justin bailando? ¿Con ella? Comenzaron a bailar al compas de la música, era una hermosa melodía, puro piano. Eso lo hacía aun más perfecto. Justin le daba vueltas lentamente, disfrutando realmente del baile. Movía perfectamente sus pies. Sin errores. Ambos se miraban a los ojos y sonreían como si el mundo se fuese a acabar. Se movían con soltura, seguridad y total libertad. Una vuelta más, el aire azotaba el suéter que _____ llevaba puesto, su cabello volando al ritmo que el aire marcaba. Soltó la mano de Justin y se sentó en la banca sonriéndole ampliamente a su novio.

Justin suspiro, la miro. Camino los pocos pasos que hacían falta para estar cerca de ella. Tomo su rostro con ambas manos y le dio un beso en los labios. Sin presiones, un beso sin medida alguna. Solo amor puro y ya. Toco sus labios con sus dedos y le dedico una sonrisa más.

La melodía había acabado, ahora lo único audible eran sus respiraciones y el chillido de algunos animales en los arboles.

-¿Puedo pedirte un favor?-pregunto Justin nervioso.
-Claro, el que sea-acepto _____ de inmediato.

Justin se hinco ante ella. Respiro nervioso, este era uno de los momentos más importantes de toda su vida. Saco de su chaqueta una pequeña cajita roja de terciopelo rojo en perfecto estado.

-______. Mi amor.-comenzó.-Tu eres la razón por la que soy otra persona. Una mejor persona. Lo que algún día había deseado tanto. Eres la persona que siempre soñé tener. Y que ahora tengo. Y con la que quiero estar siempre, hasta el último día. Para la eternidad. Eres la razón detrás de todas mis sonrisas. El motivo de mi existir y el tesoro mas importante en mi vida. Señorita ______. ¿Aceptaría casarse conmigo?

_________ dejo de respirar. Su corazón jamás le había palpitado de una manera tan desenfrenada y no podía parar de llorar.

-Si, Justin-respondió en un hilo de voz al poder respirar.

Justin tomo su mano, y abrió la caja que tenía en sus manos. Era un anillo perfecto. De oro blanco tallado perfectamente. Y un pequeño pero hermoso brillante en medio. Lucia antiguo. Lo coloco en su dedo anular. _____ extendió su mano sin poder creer que estaba comprometida con el amor de su vida.

-Te amo tanto-le dijo _____ mirándolo con los ojos llorosos.
-Te amo-susurro Justin acortando sus distancias para poder besarla una vez más.

_______ tomo sus manos y las entrelazo con las de ella, se inclino más hacia él para poder besarlo con la pasión que estaba sintiendo. Jamás había sentido tanta necesidad de mostrar amor y de sentirse de esa manera.

Justin mordió su labio inferior haciendo el beso aun más agresivo, _____ tomo su cabello desesperadamente en un intento de acercarse más si era posible. Sus lenguas danzaban con tranquilidad pero no con menos pasión.

Cuando se separaron para tomar aire, sus lágrimas se entremezclaron y se sonrieron mutuamente haciendo de esto unas risas.

-Es el mejor día de mi vida-dijo ________ plenamente segura.

Y lo era. Tenía un futuro más prometedor junto al amor de su vida. Sería solo suyo ante todos y de nadie más.

CONTINUARA…

¡OKAAAAAAAAAAY! Kjherkjghjkgherjkhrekjhejkrgherkjhgekjrhkjrehgjekrhjkrehgjkrehrjkeghkjreghekjrgherkjhrejkgherkjhrekjhrekghrejkhrekjhrejkghejkrghkrjehkjerghjkreghjkreghjkreghekjrhrekjgherjkhrekjrehjkrhgkjrehjkreghrejkhrejkghrkjehgrkhrekjghrekjhrekj

Me emocione MUCHISIMO escribiendo este capitulo. Es el más largo que he escrito en toda mi vida. Y espero les haya gustado chicas, enserio creo que casi muero del infarto porque en esas cosas del matrimonio me pongo super mal. Es que KJHERKJGHKREJGHRE imagínense. Bueno ya. Espero que les haya gustado tanto como a mí. El siguiente capitulo es el final. No puedo creerlo. En verdad gracias por todo el apoyo que me han dado. Las amo demasiado.

Y les prometí en el pasado una sorpresa y bueno…hace un tiempo pensé en dejar de escribir por un tiempo. Darme un descanso por la escuela y algunos problemas pero luego me vino esta idea para una nueva novela y pensé en que no puedo dejar de escribir.

Les dejo la sinopsis de la nueva novela….

Finding Myself.

Nueva novela.

Hay una razón por la que el mundo de hoy es un desastre total, por no dar otras palabras más fuertes. Es decepcionante vivir una rutina todos los santos días. Es aburrido, no es un motivo suficiente para vivir y menos cuando hay tantos problemas que te azotan a la terrible decisión de querer morir.

______ está cansada de ser la niña buena y educada con todo el mundo. De aparentar que su vida es básicamente perfecta cuando no lo es así. Está harta. Quiere probar una vida diferente. Ser quien es en verdad sin importar lo que los demás piensen, aun así enfrentándose a sus padres.

El verano se acerca y esta vez no planea quedarse en cada a regar su jardín y estudiar para el próximo curso sabiendo que está perdiendo la oportunidad de irse a divertir con personas desconocidas que pueden resultar mejores que las que cree amar.

Una oportunidad de ser sí misma. Una oportunidad de encontrarse. De experimentar cosas que nunca antes había pensado poder hacer. Unas vacaciones que marcaran el destino de su vida para siempre.

Alcohol. Drogas. Sexo. Peligro. Gente nueva. Diversión. Música. Una cama diferente cada día.


Aquí está la sinopsis chicas, espero que les haya gustado. Esta novela no está inspirada como I Will Always Love You, es una historia tipo Believe In Love y con esto me refiero a que es neta de mi imaginación y que en serio. Quiero que sea la mejor.

Espero que les haya gustado y que sigan conmigo. Son muy especiales y me gusta mantener a mis lectoras de siempre y espero así sea.

En los comentarios díganme que tal les pareció el capitulo y que piensan acerca de la nueva novela. Sus opiniones me hacen crecer.

#muchlove

  • 1146 days ago via site
  • 1,704

I WILL ALWAYS LOVE YOU

Capitulo 48.

Lunes. Un inicio de semana más, ______ se sentía mucho mejor. Muchas cosas por hacer y casi nada de tiempo. Pensó para si misma mientras desayunaba sola.

Aun faltaban dos horas para entrar a clase. Se alisto y se dispuso a salir, tomaría su auto. Sabía de sobra que su padre la regañaría pero no tenía la suficiente energía para caminar o tomar su bicicleta. Salió de su casa y Justin estaba en la misma mesa del otro día trabajando. Estaba tan concentrado y entusiasmado, subió su mirada al oír el ruido de la puerta, dejo todo en su lugar y se dirigió hacia ella con una sonrisa.

-Justin… ¿Qué pasa?-le exigió saber en un tono dulce que denotaba confusión.
-¿De qué?-fingió Justin.-No pasa nada, aun es temprano, ¿se te ofrece algo?
-No-intento retomar de nuevo el tema.- ¿Qué hacías?-no podía ver nada a ciencia cierta. Pero era un trabajo grande, tenía que averiguar que era.
-Es temprano-dijo mirando su reloj.- ¿A dónde ibas?
-Justin…-se comenzó a molestar ella.
-Vamos a la escuela-hablo el sin borrar su sonrisa. La guio hasta su auto. Y ______ no pregunto mas, tendría que tomar otras medidas.

***

-¿Todo lo hiciste tu?-pregunto Justin impresionado.
-Casi todo, en algunas cosas me ayudaron pero ahora debo terminar todo. Me he retrasado mucho-respondió con orgullo mientras buscaba algunas cosas con la mirada. Todo estaba exactamente como lo había dejado, pero no recordaba como había ordenado toda la última vez.
-Y ahora te ayudare yo. Dime en que te ayudo.
-No encuentro el pegamento-la voz de _____ sonaba frustrada, por más que intentaba caminar con normalidad no podía. Le dolían las piernas, era un dolor intenso que no podía soportar.
-¿No es el que está debajo de tu mano?-la voz de Justin sonaba divertida.

_______ miro debajo de su mano y era cierto, el pegamento estaba debajo. Rio bajo, mientras Justin exploto en una carcajada sonora, ella se unió a su carcajada.

-Ya, ya-comenzó a dejar de reírse.-Tenemos que trabajar.
-Y mucho-agrego Justin mirando con detalle cada instrumento.
-No es mucho-le corrigió ella.-Pero aun faltan algunos toques. Necesitamos todo listo para la semana siguiente.
-Estará listo-le aseguro él con una sonrisa.
-Pero...no encuentro todos los cristales.
-¿Los dejaste aquí la ultima vez?-pregunto Justin buscándolos con la mirada.

________ se quedo callada unos segundos, hasta que recordó.

-No, están en el armario donde tienen todas las herramientas de mecánica.
-¿Del otro lado de la escuela?
-Exacto-dijo ella con una mueca. Tendría que cruzar toda la escuela, buscar los cristales y traerlos de nuevo.
-Bueno…iré por ellos rápido. No tardare.
-No Justin, voy yo-le contradijo ______.
-No puedes hacer grandes esfuerzos-le recordó el serio.-Ademas soy más rápido.
-No eres más rápido-se burlo ______.-Pero está bien.
-No tardare-prometió el dándole un beso en la frente para salir del gran salón.

________ reviso cada detalle con atención, podía mejorar todo aun. Con la ayuda de Justin todo sería más rápido aunque se sentía un poco mal de estar quitándole tiempo a Justin de esa manera, pero era especial que él estuviera ayudándole en el proyecto que tanto había estado trabajando.

Comenzó a trabajar, agregando mas materiales para llamar más la atención, tenían la ilusión de que las estrellas fueran en tercera dimensión pero en realidad llevaba tanto material que eso las hacia brillar mas. Lucían perfectas. Cuando no esté aquí ¿podre ser una estrella y mirar todo desde ahí?, pensó para sí misma. Hasta que alguien abrió la puerta, suspiro con alivio. Justin no había tardado nada, pero cuando volteo, pudo ver que no era Justin. Sintió como todo le dio un vuelco y por primera vez sintió miedo, pero aun más confusión.

-Tranquila-hablo ella con la voz tensa.-Solo quiero hablar.
-De acuerdo-_____ estaba demasiado tensa, no sabía qué hacer o más bien ¿de qué quería hablar ahora?
-Supe que estuviste en el hospital, ¿estas mejor?
-Creo que sí, gracias por preguntar-la voz de _____ sonaba muy confundida.
-De acuerdo, bajemos la tensión. Esto es realmente incomodo. ¿Recuerdas que solíamos ser amigas? Yo aun no olvido eso-le dijo Sam, honestamente.
-Parece que lo hubieras olvidado.
-Pero no lo he hecho ______. Sé que lo que hice no es para nada de amigas, eso lo es de sobra y en verdad lo lamento pero…creo que los celos me cegaron.
-No tenias porque tener envidia de nada-le hizo ver _____.-Eres una chica muy hermosa que merece a un gran chico. No era necesario que hicieras todo esto.
-Pero Justin se convirtió en mi capricho, y ahora es cuando entiendo que tú lo amas. Y él te ama a ti-reconoció Sam con la voz serena.
-Es la verdad-apunto _____.
-Y me costó trabajo aceptarla. Creo que todos esos celos me impidieron ser yo misma. No puedo decirte que Kim estuvo manipulándome todo el tiempo porque la que finalmente acepto hacer todas esas cosas fui yo.
-Eso es muy sensato de tu parte Sam, agradezco esto. Ahora sabes que estuvo mal y eso es lo principal-le sonrió ______ con más confianza.
-He dejado a Kim. Ella realmente nunca fue mi amiga, solo estaba usándome para intentar sacarme información acerca de ti, pero puedo decirte con seguridad que nunca les hable algo de ti, personal o les dije cosas que alguna vez hablamos. No podía hacerte eso, hubiera sido como traicionarme a mí misma. Perdóname _______.

_______ se quedo mirando fijamente a Sam Sus miradas estaban conectadas, la de Sam dejaba ver todo el arrepentimiento y vergüenza que sentía por haber hecho todo mal y ______ reflejando la serenidad y tranquilidad que estaba sintiendo.

-Te perdono Sam-le sonrió _____muy segura.
-Gracias-suspiro Sam para evitar sollozar. Después del reencuentro que había hecho de la vida que estaba llevando nada esta estaba valiendo la pena. Sabía que lo que realmente quería era diversión real, pero la diversión real no se basa en alcohol, drogas y sexo si no en pasar un buen rato divirtiéndote sanamente con la gente que amas. Lo demás sobra.
-No agradezcas, finalmente los buenos momentos que pasamos valen más que todo lo malo.
-Tienes mucha razón, aunque olvide eso en el momento en el que decidí hacer toda esa mierda….
-Ya no hables mas de eso-le interrumpió _____ levantando su mano en forma de alto.-Olvidemos eso ya, no nos hace bien. El pasado mes pasado.

Sam rio y se acerco a ______ mostrando inseguridad, cuando estuvieron más cerca, pudieron abrazarse como hace tanto ya no lo hacían. Había sido un gran error por parte de Sam al haber traicionado a _____ de esa manera. Pero era algo que a ______ ya no le importa, no tenía tiempo para guardar rencores y aunque lo tuviera no pensaba hacerlo. ¿Para qué guardar rencores si esos solo te hacen daño a ti? Es algo completamente irrelevante e injusto para ti mismo.

-Me he dado cuenta que tu eres la única amiga real que tengo-dijo Sam alejándose para sonreírle ampliamente.
-Mientras esté aquí, siempre estaré contigo-le prometió ______.
-Gracias ______, sé que no merezco esto.-fue sincera, ______ se quedo callada y le dedico una sonrisa mas, que se fue extendiendo cuando vio a Justin entrar por la puerta.

-¿Qué pasa aquí?-pregunto Justin completamente confundido.
-A ti también te debo una disculpa Justin-comenzó a hablar Sam girándose para quedar frente a él.-Se que estos meses me porte como todo una perra, y lo lamento. No me entrometeré mas entre _____ y tu, tal vez no me creas ahora pero hablo enserio.

Justin miro de reojo a _____ y ella asintió segura con la cabeza.

-Está bien, Sam-le sonrió Justin amablemente.
-Gracias Justin-la voz de Sam sonó con cierto alivio.
-De nada-Justin suspiro largamente dejando los cristales en una mesa lo suficientemente grande completamente despejada. –Todo en orden.
-Gracias-le agradeció ______ acercándose a él.
-¿Qué haremos con ellos?-inquirió el curioso.
-Los montaran en las paredes para…-Sam se detuvo.- ¿Si era así, no?-dudo.
-Si, como te había contado-asintió ______ sorprendida de que Sam recordara el proyecto con tanta claridad.
-¿Puedo seguir ayudando?-pidió ella tímidamente.
-Claro, entre más rápido todo será mejor-acepto _____ gustosa.
-Entonces, empecemos-dispuso Justin.

Los tres pusieron manos a la obra, había mucho aun por hacer. Entre risas, golpes accidentales y confusiones pudieron terminar después de cinco horas todo el material necesario.

-Es hora del almuerzo-comento Sam sorprendida.
-Es verdad-apunto Justin guardando de nuevo su teléfono en su bolsillo trasero.
-Hemos perdido todas las clases-les recordó ______ algo cohibida, se sentía increíble de al fin ver casi terminado su proyecto.
-¿Qué mas falta?-inquirió Justin dispuesto a seguir trabajando.
-Solo montar todo, pero será mejor que vayamos a clase-propuso ella en respuesta.
-Pues ya hemos perdido la mitad del día, que valga la pena.
-Exacto-le apoyo Sam

_______ iba a hablar, pero Justin le detuvo:

-Esto queda terminado hoy si o si.
-De acuerdo-se rindió ella sonriendo en forma de agradecimiento.

Cuatro horas más. Limpieza exhaustiva. Todo lucia tan irreal.

-Wow-pudo articular Sam.-Creo que quedo mejor que el plano como objetivo.

_______ miraba todo el enorme salón incrédula. Lucia tan perfecto. Mejor que como alguna vez lo había soñado. El techo brillaba de una manera destellante. Tantas estrellas que lucían tan perfectas, como un sueño. Daban un brillo irreal. A la parte que miraras podías perderte. Era un planetario. Pero no uno clásico donde todo está oscuro, y es aburrido. Este era diferente. Único. Perfecto.

La forma de cada planeta era tan definida en tamaño y color, inconfundibles cada uno. El sol era increíble al centro del salón, colgado en el techo como un enorme candelabro. Todo había quedado perfecto.

En los anaqueles de muestra estaba cada replica de los planetas en pequeño en su debida caja de cristal y una reseña con la información más importante.

Las paredes estaban llenas de estrellas, era como un paraíso. Sentirse verdaderamente en las estrellas. Tocarlas daba miedo de poder romperlas.

-Se ve increíble-halago Justin mirando cada detalle.
-Gracias a ambos por ayudarme a hacerlo posible-hablo ______ mirando a ambos con una gran sonrisa reflejando lo feliz y satisfecha que se sentía.

***

-Es tarde, ya has trabajado mucho en mí hoy Justin. Ve a descansar-le pidió _______ en un tono dulce mientras besaba la punta de su nariz.
-Nunca es tarde para seguir contigo.
-Pero tienes que dormir, estar con tu mama…
-Ella entiende y además no necesito dormir para soñar contigo cuando puedo tenerte a mi lado-le hablo en un susurro al oído alejándose un poco para besar con delicadeza la comisura de sus labios.
-¿Te he dicho que te amo?
-No-negó el como niño pequeño.
-Eres un mentiroso-le reprocho ella golpeándolo en el brazo.
-Tú me preguntaste y yo solo respondí.
-Con mentiras-contraataco ella.
-Bueno…
-Te amo demasiado, lo sabes Justin-le interrumpió ella, chocando sus labios frenéticamente con los de él. Necesitaba hacerle saber lo mucho que lo amaba. Ahora. Mientras pudieran estar juntos y ser felices.

Justin la tomo por la cintura aferrándola a su cuerpo. ______ soltó un gemido leve entrelazando sus brazos por su cuello para aferrarse a su manera. Se separaron un poco para tomar aire, besándose seguidamente, el choque de sus labios y sus respiraciones agitadas era lo único aparentemente audible, pero realmente el latido de sus corazones desenfrenados hacía un ruido ridículamente escandaloso. Ambos podían sentir el intenso palpitar.

_______ suspiro en un intento de recuperar su latido normal, no quería alejarse de Justin, no podía. Sus besos eran la droga más adictiva que alguna vez pudo haber imaginado. No quería separarse, ni quería intentarlo. Se enderezo hasta quedar de nuevo en cuclillas sobre su cama, Justin estaba en la misma posición, pero un poco más arriba que ella por la diferencia de alturas. Al levantarse, su blusa se levanto lo suficiente para que Justin posara sus manos sobre su piel. Tan suave, desprendía un olor único y era lo que necesitaba para sentir la felicidad real y el amor como nunca nadie había podido imaginarlo.

-Te amo, te amo, te amo…-repetía Justin dándole besos por todo su rostro.

______ soltó una pequeña risa y tomo su rostro con ambas manos mirándolo directamente a los ojos. Sus miradas ardían…de amor. Ninguno podía entender la magnitud de lo que estaban sintiendo. El deseo de nunca separarse y amarse como si no hubiera mañana.

-Quédate-le suplico ______ en un murmuro.
-Siempre-respondió el besándole el cuello dulcemente.

Ambos se separaron por un segundo para poder recostarse sobre la cama. Justin se recostó primero y ______ se recostó sobre su pecho. Justin entrelazo sus brazos acercándola más para sentir su calor. Sus piernas estaban entrelazadas. Suspiros, sonrisas por partes de ambos.

-Te amo princesa-le dijo el besando su frente. Al escuchar la respiración acompasada de su novia, sonrió para sí mismo.

Justin, el chico que encontraba patéticas las escenas de amor de esa clase ahora estaba haciendo una real sintiéndose como el chico más afortunado del planeta entero mientras por su parte, _______, increíblemente, vivía lo que alguna vez había soñado y le había parecido imposible de cumplir.

El amor verdadero.

CONTINUARA….


¡MIL PERDONES! Ya sé que siempre les hago lo mismo de “subiré pronto” pero enserio, estas semanas han sido muy difíciles para mí. Pero miren que el capitulo está bastante largo. El próximo será aun más largo porque es como el último capitulo oficial.

Se nos acaba esto, en verdad gracias por todo el apoyo y comprensión. Esta vez por Justin les prometo que subiré MUY pronto y miren que va en serio. Además de que habrá una sorpresita.

Díganme que les pareció y si tiene alguna idea, me gusta escucharlas y nunca es tarde para hacerlo.

#muchlove

  • 1152 days ago via site
  • 1,194

I WILL ALWAYS LOVE YOU

Capitulo 46.

-¿Darme algo a mi?-se extraño Justin riendo sonoramente.
-Si, algo muy especial. Así que no te rías.-le hablo _____ seria.
-Me das todo con solo mirarme de esa manera-hablo Justin acariciando su mano haciendo pequeños círculos en el dorso de esta.
-Pero quiero darte esto-miro hacia su derecha, en el buro que había justo al lado de la cama.-No entiendo porque me tienen aquí, me siento mucho mejor-y era cierto, no había mas necesidad de que estuviera en terapia intensiva, ni mucho menos en el hospital. Pero “cosas de doctores”. Se estiro un poco más hasta tomar un pequeño libro café, con bastantes hojas.-Era de mi madre.

Justin la miro emocionado, _____ le sonrió y siguió hablando.

-Aquí anotaba los pensamientos que le gustaban, de escritores, filósofos. Mi madre siempre estaba leyendo algún libro, no concebía su vida sin uno a lado.
-Eso es fascinante-sonrió Justin interesado en el libro.

______ lo miro y abrió el libro. Comenzó a hojearlo, riendo en algunas páginas, en otras simplemente sentía un dolor insoportable de no poder abrazar a la mejor mujer que alguna vez había conocido.

-Esta-hablo triunfante.-Escucha bien.
-Te escucho.
-El amor es sufrido y considerado, nunca es dejado. El amor nunca es jactancioso o engreído, nunca es grosero o egoísta, nunca se ofende ni es resentido. El amor no haya placer en los pecados de los demás y se deleita en la verdad. Siempre está dispuesto a excusar, confiar, esperar y soportar todo lo que venga.

_____ sonrió tristemente mirando a Justin que tenía los ojos brillosos, ambos querían llorar.

-Esa frase es de mi mama-hablo ella orgullosa intentando dejar de lado su melancolía, pero era algo inevitable.-Es como nuestro amor.
-Nuestro amor es real.
-Real-suspiro ella mirando hacia la ventana, era un día soleado. Lindo, una ola de esperanza la invadió.
-Tengo miedo de no estar más contigo-confeso Justin mientras una lagrima rodaba por su mejilla.
-¿Miedo? Justin, eso nunca pasara-le hablo _____ suavemente.-Siempre estaré aquí-toco su corazón lentamente. Latía rápidamente.

Justin tomo su mano por encima de su corazón y la aferro hacia él. No quería que nunca ella se fuera. Nunca. No podía imaginar su vida sin ella, ella era todo para él. Todo. Haría lo que fuera necesario para verla siempre feliz, nunca lastimarla y cuidarla, dale todo lo que merece aunque pareciera imposible.

-¿Cuál es la primera cosa en tu lista?
-Casarme en la iglesia en que se casaron mis padres-respondió ______ con un brillo de ilusión en su mirada.
-Que coincidencia…-dijo Justin para sí mismo.
-Las coincidencias no existen.

Y _____ tenía razón. Las coincidencias no existen, nuestros destinos están previamente hechos. Todo lo que tiene que pasar…pasara sin importar lo duro o bueno que llegue a ser. Cada destino esta creado para soportar lo más duro y disfrutar de lo mejor. No habría tantos problemas si no se fuera lo suficientemente fuerte para afrontarlos. Sería como…rendirse ante tu destino. Y debes luchar contra el e intentar hacer lo mejor posible porque este tome un buen camino.

Justin y _______ estaban destinados a estar juntos. Problemas, peleas, diferencias que ambos creían irreconciliables para llevarlos a amarse de esta manera tan intensa y absolutamente real. Lo cierto es que…te enamoras de la persona menos esperada. En ese momento, olvidas hasta tu nombre y solo esa personas maravillosa logra que seas feliz y te de fuerza para soportar lo peor. Enseñarte de la vida, cometer errores, vivir la vida sin inhibición alguna.

Todos venimos por alguna razón al mundo, nadie está hecho para sufrir. Estamos hechos para ser felices, ser nosotros mismos y hacernos fuertes.

-De acuerdo-rompió el hielo después de un silencio en el que ambos habían estado completamente sumidos en sus pensamientos.-Esto es para ti.-le ofreció el libro.
-Creo que esto es demás….

______ puso su dedo índice sobre sus labios para impedir que siguiera hablando. El choque de su piel con la de Justin era completamente frenético en el sentido más romántico que alguna vez alguien había podido sentir.

-Esto es especial para mí, pero yo quiero que tú lo tengas. Sé que te servirá alguna vez. Es una buena manera de recordarme-le hizo entender ella con optimismo que quedo en el olvido al pronuncia “una buena manera de recordarme”.
-No hables de esa manera-le pidió Justin con la voz dura.-Aun no.

_____ hizo una mueca y le sonrió ampliamente, odiaba hacer eso pero las palabras salían sin permiso de su boca. Tal vez le quedara un tiempo para saldar todo lo que aun tenia por hacer.

-¿Sabes? Creo que Dios está cambiando sus planes para mi.-hablo ella completamente segura.

Justin iba a hablar pero fue interrumpido.

-Justin, que sorpresa verte aquí-hablo Caty con sarcasmo a lo que Justin rio.-Buenas noticias, puedes ir a casa.
-¿De verdad?-no lo podía creer.-Al fin, ya estaba harta de estar acostada todo el día-se alegro ______.
-No tan rápido señorita-le detuvo Caty.-Primero, te ayudare a vestir y necesito darte algunas indicaciones-miro a Justin, el hizo una mueca de disgusto, no quería irse obviamente.-Seran solo unos minutos.-Justin no retiro la mueca de su cara.-La tendrás todo el día en su casa solo para ti-Justin rio y salió de la habitación con el pequeño libro no sin antes besarle el dorso de la mano a su novia.
-¿Qué pasa?-pregunto _______ divertida. Odiaba que Caty tomara las cosas enserio con su enfermedad. Ella estaba completamente consciente del destino que le esperaba. Y ya no le asustaba en absoluto, por ella. Lo que realmente la asustaba era dejar a su padre y ahora a Justin, pero se sentía segura de que ellos saldrían adelante. Ella siempre estaría ahí para ellos. No era una promesa, era un juramento y algo que ella quería hacer por el resto de su eternidad.
-No es gracioso-le reprocho ella.-No has estado alimentándote bien, así no ayudas ______. Es un milagro que sigas con nosotros, nadie te daba esperanzas pero mírate…estas aquí, siendo feliz, haciendo lo mejor que puedes.
-Me siento lista para lo que tenga que pasar-le interrumpió _____-Bueno aun no, pero me cuidare. He comido, pero supongo que mi cuerpo necesita nutrimentos más fuertes. Me estoy consumiendo poco a poco. Lo noto cada día, pero ahora más que nunca. Se lo que debo de hacer, gracias por preocuparte por mí.
-Me gusta tu actitud pero por si las dudas ya tienes una enfermera-le recordó.-Y de tiempo completo-añadió.
-¿Una enfermera de tiempo completo?-abrió los ojos como platos.-Es demasiado costosos, además no la necesito. Holly sabe cómo cuidarme. No soy bebe, yo igual me cuido. No necesito una enfermera-sentencio ella preocupada por todas las molestias que podía llegar a dar cuando en realidad no era ninguna molestia cuando ella siempre había intentado cuidarse lo mejor posible.
-Si la tienes, no es mi culpa-se defendió Caty.-Hay muchas personas que se preocupan por ti.
-Pero eso es demasiado, no es necesaria-insistía ella.
-Lo es y bueno, ya no diré mas-se burlo.
-No, debes ayudarme a vestir-contraataco ella aunque sabía que no era necesario. Se sentía capaz de hacer todo por sí misma, aunque requiriera un poco de más esfuerzo.
-Niña-la regaño ella, acercándose a ella para que se levantara de la cama.

Sintió un gran alivio al tocar el suelo firme, dos días sin hacerlo. Pareciera como si hubiera sido una eternidad, pero ahora todo iba mejorando. Se sentía con vida, feliz, se sentía bendecida.

-No quiero que mi papa haga un gasto que no es necesario-dijo _____ seriamente.
-Jeremy Bieber fue el que mando a la mejor enfermera del estado para que te cuidara-confeso Caty.
-¿El padre de Justin?-inquirió anonadada.
-Si, el mismo-respondió.-Tu padre dijo lo mismo que tu, pero el mismo Jeremy vino anoche y nos dijo que quería ayudarte y que si necesitabas algo mas, lo que fuera se lo hiciéramos saber que el correría con todos los gastos.
-Que cordial de su parte, es demasiado.
-Muy cordial y es un apoyo completamente sincero, lo pude ver en su mirada.
-¿Justin hablo con él?
-No, Justin ni siquiera sabe que su papa vino aquí, ni de la enfermera. Tu padre dijo que no era conveniente decírselo hasta que tú supieras.

______ le sonrió en ademan de dar por terminada la conversación. Termino de vestirse sola mientras Caty le repetía por milésima vez los cuidados personal que debía tener si no quería estar a expensas de una enfermera todo el día. Y por fin lista, se dispuso a salir.

-Siéntate en la silla-le ordeno Caty, señalándole la silla de ruedas.
-No la necesito-mintió ella, se sentía completamente desganada. No tenía energías para caminar, ni hacer otra cosa más que para mover sus brazos y lograr hablar. ¿Por qué estaba tan débil?
-Anda siéntate, se ve el esfuerzo en tu rostro.-Mierda, grito _____ para sus adentros y se resigno a sentarse.-Con las vitaminas que tomaras vas a tener la fuerza de nuevo. Tranquila.

Caty salió de la habitación junto con _____ en la silla de ruedas, Andrew y Justin hablaban. En el rostro de Justin se podía leer toda la incredulidad y sorpresa.

-Estas aquí-dijo su padre con una sonrisa.
-Aquí estoy-le devolvió la sonrisa.-Debo agradecer a tu padre Justin.

Justin solo sonrió, no podía creerlo. ¿Por qué su padre haría esto? Se preguntaba, pero la pregunta era estúpida para una respuesta tan obvia. Jeremy quería recuperar a su hijo y sabia que la manera perfecta de hacerlo era ayudando a la persona que Justin tanto amaba. Pero no lo hacía solo por eso, tenía entendido como todo el pueblo que ______ era una chica buena. Esta era la mejor manera de tener el acercamiento que había esperado desde ya hace mucho con su hijo. No estaba dispuesto a seguirlo perdiendo.


I WILL ALWAYS LOVE YOU

Capitulo 47.

-Hogar, dulce hogar-festejo _____ al entrar a su caja en brazos de Justin.

Justin le beso el cuello dulcemente provocando una risa escandalosa en ella, le señalo el sillón para que la dejara ahí pero el negó y ella tomo su nariz con dos dedos y presiono de ella.

-¿Estas bien?-inquirió ella preocupada al ver que Justin no se inmutaba al quedar sin aire.
-Si-respondió el extrañado por su preocupación.
-Te corte el aire, Justin. No lo volveré a hacer-se disculpo.
-¿Crees que me importa el aire? Tú eres todo lo que necesito, lo demás no me importa.

______ dejo de rodear su cuello y le señalo a Justin de nuevo el sillón, esta vez la dejo ahí y se encargo de que sus piernas estuvieran sobre las de el.

-¿Pasa algo?-quiso saber al cabo de algunos minutos de silencio.
-Pasa que…-la voz de ____ sonó agitada por el trance en el que se sentía atrapada. Hermosos pensamientos corrían su mente para después ser vilmente destruidos por su mente igual.
-¿Qué?-inquirió el confundido.
-Justin-sollozo ella sin derramar lagrimas, no podía. Sentía un hueco en el estomago como si ya no estuviera físicamente con él, sabía que eso pasaría pronto pero estaba notando que no estaba lista ni quería estar lista, no aun. Quería amarlo por mucho más tiempo. Pero no siempre todo lo que quieres es posible por más que te aferres. Justin le abrazo sin decir nada, se escondió en el hueco que quedaba libre en su cuello aspirando de nuevo su aroma, también tenía miedo pero no quería decir nada, no quería que ella se sintiera aun más mal o asustada. El estaba ahí para hacerla feliz.-Te amo demasiado Justin, significas todo para mí y no quiero dejarte jamás.-hablo rápidamente apretando fuertemente sus ojos para no derramar lagrimas. No quería llorar, tenía que ser fuerte para toda la gente que la amaba y para ella también.
-Mírame nena-le pidió Justin tomando su mentón delicadamente.- ¿Recuerdas cuando dije que tenía miedo? Tu respondiste que siempre estarías conmigo, eso es una promesa que se que jamás romperás ni yo permitiría que lo hicieras. Lo nuestro es eterno. Para siempre. Lo que tenga que pasar…tendrá que pasar-suspiro con dolor.-Pero siempre estaremos juntos.

_____ le sonrió triste y lo abrazo de nuevo, tenía que aprovechar cada minuto para amarlo con plenitud. Ya no había más tiempo que perder. Andrew entro en la casa y se dirigió hacia la sala dejando su chaqueta en el perchero.

-¿Te sientes mejor?-le pregunto con una media sonrisa.
-Si, siempre me sentí mejor-fue sincera.
-La enfermera llegara en unos minutos-les informo, _____ respondió con una mueca y Justin solo se puso tenso. –Sera mejor que estés arriba, necesitas descansar.
-¿Aun mas? Estoy harta de estar en la cama-se quejo _____. Justin se burlo, la tomo en brazos y se dirigió a las escaleras mientras Andrew sonría complacido.-Ambos me la van a pagar-les amenazo.

Al sentir su cama, sintió cierto alivio, no había cama más cómoda que la de ella, al menos para ella. Apenas la veía y sentía la necesitad de casarse con ella. Se acomodo y le palmeo para que Justin se sentara junto a ella, hasta que recordó que había estado todo el día con ella.

-¿Y Pattie? Dios lo había olvidado, Justin debes ir a casa, no puedes estar todo el día aquí, eso es injusto.
-¿Injusto? Injusto es que me estés echando de tu lado-hizo un puchero.
-No te estoy “echando” de mi lado-hizo comillas rodando los ojos.-Es solo que tu madre debe estar en casa esperándote y tu aquí, la enfermera llegara así que ella me cuidara.-le sonrió animándolo.
-La enfermera no hace el trabajo que yo hago-le guiño él en defensa.
-Eso es cierto-admitió ella rendida.-Pero aun así, es tarde Justin, la próxima semana iré a la escuela de nuevo pero tú no puedes estar perdiendo clase.
-¿Puedo pasar?-pregunto alguien desde afuera tocando la puerta.
-Claro-dijeron ambos el unisonó.
-Buenas noches ______ y tu…debes ser Justin-hablo la enfermera segura al notar el parecido que tenia Justin con su padre, ambos le sonrieron sin mucho ánimo. Ella por supuesto lo noto.-No me miren así, puede que algo pueda pasar y yo estaré aquí para controlarlo o evitarlo. ¿De acuerdo? Me llamo Alice.

Alice era joven, no una adolescente, pero era joven y hermosa. Tenía el rostro muy blanco, toda su piel era muy blanca, pero muy linda. Llevaba puesto el clásico uniforme de enfermera completamente blanco que hacia resaltar aun mas su color de piel. Su cabello estaba peinado en un chongo alto, tenía el cabello de color negro intenso. Le resaltaba mucho gracias a su piel. No era muy alta y sus ojos eran oscuros pero interesantes. Parecía una buena persona, muy dulce.

-Mucho gusto Alice-le sonrió de verdad ella.
-Así está mejor-le devolvió la sonrisa.- ¿Quieres dormir o quieres que los deje solos otro rato?

El celular de Justin interrumpió el pequeño silencio que se adueñaba de la habitación, el contestó, al parecer era Pattie por la manera en que Justin hablaba y se burlaba.

-De acuerdo mama-replico una vez más.-Te quiero mas.-colgo el teléfono.
-¿Ya ves Justin? Te dije que fueras con ella-le regaño _____.-Por mí, ve a dormir a casa, no han sido tus mejores noches.
-Hazle caso Justin, yo cuidare de ella con mi vida. Te lo aseguro-prometió Alice mirándolo para inspirarle confianza.

Justin miro a _____ primero y después a Alice e hizo un gesto de disgusto. No quería irse, pero tenía algo muy importante que hacer que no podía esperar aun más.

-Gane-hablo ____ triunfante.-Te espero mañana, buenas noches-se despidió tomándole de la mano.-No olvides que te amo.
-No olvides que te amo más y que mañana seré lo primero que veas cuando despiertes-le dio un beso corto en los labios, le sonrió a Alice en forma de despedida y salió de la habitación.
-Ha crecido tanto-suspiro Alice con melancolía.
-¿Ya lo conocías?-inquirió ______ interesada.
-Si-asintió ella tranquilamente.-Hace aproximadamente 8 años, cuando solía hacer mis prácticas de enfermería.
-Creí que apenas te habías recibido-confeso ella impresionada.
-¿Crees que Jeremy me hubiera contratado si fuera una principiante?-pregunto ella fingiendo estar ofendida.-El es uno de los doctores más serios y más cuando se trata de algo como esto. Tengo diez años siendo enfermera.
-¿Diez? Luces muy joven.
-Gracias, me lo repiten a menudo. Supongo que así debería lucir todo el mundo a mi edad e incluso mejor. Es asunto de vivir la vida saludable y feliz al mismo tiempo-le aconsejo.

______ le sonrió en respuesta, no podía hablar sobre futuro. Sería algo cruel para ella misma. Pero Alice le agradaba y moría de ansias por poder conocer a Jeremy.

***

Justin manejaba con calma, necesitaba pensar en que decir. Como actuar, últimamente no lo había estado haciendo de la manera correcta. Pero ahora todo era tan difícil, no podía dar crédito a lo que _____ estaba sufriendo. Seguía sin poder asimilarlo. Cada que pensaba en eso podía escuchar como su corazón se rompía en mil pedazos. Freno en seco y dejo que las lágrimas salieran sin control alguno, sus sollozos resonaban en las ventanas del auto.

Sentía un dolor que jamás había imaginado sentir, esta clase de dolor era de esa que te deja sin ganas de sentir hasta el mas mínimo dolor de nuevo. Cuando sientes que la vida se acaba y que jamás volverá a ser lo mismo aunque te empeñes en pensar positivamente.

No quería dejar a _____, ella no podía irse. Se sentía con un maldito egoísta al pensar de esa manera. Pero _____ era suya. Solo suya. No podía aceptar que algo o alguien se la pudieran llevar lejos de él. Era todo para él, le había salvado la vida de la manera más pura y feliz. Gracias a ella su vida había tomado otro rumbo en el que no pensaba retroceder o cambiar. Solo quería mejorar y hacer algo que realmente valiera la pena.

Limpio sus lágrimas y se miro al espejo. Pareciera como si fuera otra persona a diferencia de la que veía hace seis meses. Borracho, con un cigarro en la mano de procedencia no muy confiable, o sudado desechando el condón después de haber pensado en su placer. Todo era tan diferente ahora, había un chico llorando por amor a una chica que no quería perder jamás. Pero _____ no era solo una chica, era un ángel que después de soportar todas sus estupideces y de haber estado aterrada sobre un nuevo sentimiento ahora lo compartía junto con él.

Puso de nuevo en marcha el auto, sintiéndose un poco más tranquilo. No estaba dispuesto a ocultar de nuevo sus sentimientos, al menos no de el mismo como siempre solía hacer. Al fin, había llegado. A la casa de su padre. Suspiro largamente, se hundió en sus pensamientos y bajo de su auto para caminar lentamente hasta llegar a la puerta. Toco tres veces, vio como las luces de una habitación en la segunda planta se prendían. Sus manos comenzaron a sudar. No sabía que decir.

-Justin-le sonrió su padre sin sorpresa alguna.

Justin se quedo mirando al suelo, sentía que las lágrimas se acumulaban en sus ojos, no pudo más y de nuevo sollozo pero esta vez fue un sollozo que tal vez había resonado en toda la cuadra. Subió su mirada para encontrarse con la de su padre que estaba vidriosa y se lanzo a sus brazos.

Al sentir el calor de su padre esto prolongo su llanto. Se sentía tan…extraño y feliz al mismo tiempo. Tenía mucho tiempo sin abrazar a su padre, ya no recordaba lo que se sentía estar en brazos del hombre que tanto le había enseñado y…amaba.

Ahora entendí que nada de la mierda de rencor que le había guardado a su padre había tenido sentido alguno. Se sentía arrepentido. Era su padre, tal vez había cometido un gran error, pero no todo siempre era malo. Había comprendido que todo pasaba por alguna razón. Pattie estaba bien, estaba feliz y había salido adelante. Tenía ahora dos hermanos, Jazzy y Jaxon a ellos no los cambiaría por nada. Eran su tesoro.

Todo esto le había servido para tener una gran lección. La que había cambiado su vida y estaba echándola a perder. Pero gracias a _____ había comprendido muchas cosas, y ahora por ella esto estaba sucediendo.

-Gracias-hablo Justin entre sollozos.-Lamento todo lo estúpido que te hice.
-No pidas perdón, yo fui el que arruino todo.

Jeremy lo miro a los ojos, ambos los tenían llorosos, del mismo color. Eran tan parecidos en todo sentido. Tanto tiempo esperando porque este momento llegara y al fin había una nueva esperanza de que su relación fuera como antes.

-También lamento mi actitud del otro día, gracias por la enfermera.
-No agradezcas, es lo menos que puedo hacer-Jeremy conocía ahora el historial médico de ______ y tenía que estar seguro antes de decir cualquier cosa, de que su alternativa era segura y podía cambiar muchas cosas.
-¿Por qué estas llorando?-pregunto Jazzy con la voz ahogada por la impresión.
-Princesa-rio Justin tiernamente suspirando para dejar de llorar.-Es que estoy muy feliz-le confeso tomándola en sus brazos como tanto amaba hacer.
-¿Y porque no te ríes?-pregunto ella confundida mientras jalaba su cabello.
-Porque de tanto reír eso lo hizo llorar-intervino Jeremy al ver que Justin no tenia respuesta. Algún día todos lloramos de felicidad.
-Yo no-negó Jazzy.
-Eso lo dices ahora tonta, pero ya te veré en unos años-se burlo Justin dándole vueltas en el aire.
-Que gusto verte Justin-le saludo Erin, saliendo de la cocina.-Pasen al comedor la cena esta lista.
-Es que yo…
-¿Vas a despreciar mi cena?-inquirió Erin ofendida.
-Claro que no-respondió Justin sonriendo, dejo a Jazzy en el suelo de nuevo y se dirigió a su padre.
-No puedo decir nada, necesito canalizar todo bien-pareciera como si Jeremy le hubiera leído los pensamientos.
-De acuerdo, sea lo que se tenga que hacer.
-Estoy consciente de eso-asintió Jeremy, ambos se abrazaron una vez más para poder cenar en paz.

CONTINUARA…

LAMENTO HABER TARDADO, PERO SON DOS CAPITULOS. No había tenido inspiración para escribir el segundo y lo siento. Ya terminaron mis exámenes entonces ya puedo estar tranquila.

Tres capítulos y esto acaba. El próximo será lindo, lo prometo. Pasara algo hermoso. KHREKGHEKGJHREKGJHERKJHREGKJ ya dije mucho.

Gracias por sus comentarios de verdad, las amo demasiado. Gracias por no dejarme y seguir aquí.

Y mil gracias a por la foto tan hermosa que hizo favor de hacerme. Te amo.

#muchlove

  • 1169 days ago via site
  • 1,505

I WILL ALWAYS LOVE YOU

Capitulo 45.

NARRA _______

La luz invade mis ojos, los cierro de golpe de nuevo. Sentí un ardor terrible, me había acostumbrado a esta oscuridad. Intento de nuevo abrir los ojos pero de nuevo fallo, parpadeo seguidamente y repito lo mismo. Por fin, veo todo claro. El techo blanco, claro, lo conocería en cualquier parte. El hospital.

FIN DE LA NARRACION

Divisa a Justin sentado en la silla de madera con la mirada completamente interesada en el libro que estaba leyendo, no podía ver el título del libro, y tampoco le importaba. Ver a Justin concentrado de esa manera era como ver a un ángel. A su ángel. Justin la mira y abre los ojos como platos cerrando el libro de golpe y levantándose rápidamente para ir hacia ella con una sonrisa radiante.

-No puedo creerlo-confeso Justin emocionado besando el dorso de su mano delicadamente.- ¿Te sientes bien?
-Mejor que nunca-respondió ______ con una sonrisa aun más grande. ¿Cómo no sentirse bien cuando lo tenia de su lado? Era el mejor sentimiento.
-Te extrañe tanto-le beso la frente pasando su mano por su cabello tiernamente.
-Yo igual, pero ya estoy aquí.-le acaricio el rostro. Siempre tan suave, se perdía en su mirada. Era la luz más hermosa que algún día había visto, nada se podía comparar con esos ojos mieles tan…perfectos. Jamás había visto algo más hermoso y hoy brillaban más que nunca.
-______-la llamo Justin por tercera vez hasta que comenzó a hacer seña de saludo frente a sus ojos sacándola de su trance.
-Lo siento-se disculpo ella riendo tontamente mientras se sonrojaba.-Me perdí en tus ojos-le fue sincera.-Siento no se….-comenzó a reír de nuevo.
-Soy un encanto-le guiño Justin sonriendo besando una vez más el dorso de su mano.

_____ soltó un largo suspiro, no podía entender como amaba a Justin de esta forma tan pura, intensa. Tan solo el pronunciar su nombre le hacía sentir una sensación llena de vida, felicidad…amor. ¿Cuándo había llegado a imaginar que lo amaría así? O mejor dicho ¿Cuándo imagino poder amar a alguien de esta manera tan fuerte?

-Te amo Justin.

Justin se sorprendió por la manera tan espontanea en la que _____ lo dijo. Con una voz seria, pero dulce a la vez. Tan profunda y simple. ______ le sonrió de tal manera, que Justin se quedo sin aliento, solo podía mirar su hermosa cara, tan serena y natural. Justin se levanto sin retirarle la mirada, se sentó en la cama y tomo su rostro con ambas manos para poder juntar sus labios. Una mezcla tan perfecta. Lo único que podía ver eran sus ojos, esta vez ninguno de los dos estaba dispuesto a cerrar los ojos, se miraban fijamente. El sonido de sus labios dando todo el amor que podían. Este definitivamente era un beso tierno, lleno de amor, donde ambos gritaban lo mucho que se necesitaban y amaban el uno al otro.

-Explícame como puede ser esto posible-se separo Justin hablando agitadamente.-Es que…-suspiro.-Te amo tanto.

_________ Le mostro su mejor sonrisa, sincera. La que solo es podía causar. Una lagrima de felicidad rodo por su mejilla y Justin frunció el ceño acercándose a ella para poder abrazarla fuertemente aspirando todo su aroma. Era tan adictivo. Tan perfecto, tan único.

El sonido de la puerta abriéndose los sorprendió dejando a la vista a su padre, que lucía bastante animado.

-Hola papa-le saludo sin borrar la sonrisa de su rostro. Hoy más que nunca se sentía viva.
-Me alegra mucho que hayas despertado-comento su padre, pero en su mirada se podía ver una gran preocupación y tristeza.
-Estoy bien-le aseguro.
-Caty vendrá a verte en unos minutos-dijo el cambiando completamente de tema y mirando a Justin en forma de disculpa-Has estado aquí toda la noche, debes estar agotado. Ve a descansar un rato muchacho-le sugirió amablemente.
-Hazle caso Justin-intervino _____ a favor de su padre. Estaré bien, me siento mucho mejor y además me harán estudios y esas cosas aburridas-su voz sonaba un poco fatigada.-Nos veremos en un rato, quiero que estés descansado.
-De acuerdo-acepto Justin, pero no por querer descansar. Sabía que Andrew necesitaba hablar con su hija.-Volvere en un rato.-se acerco para besar su frente y tomarle la mano tiernamente.-Te amo-le susurro en el oído.
-Como yo a ti-respondió _____ riendo y dándole un beso en la mejilla.

Andrew le sonrió en forma de despedida, Justin le devolvió la sonrisa y salió de la habitación.

-Antes de que digas cualquier cosa-hablo ______ seria.-Necesito que escuches lo que tengo que decir, es importante-le hizo saber.

Su padre la miro devastado, sabía que el final estaba cerca. Lo presentía, asintió una sola vez con su cabeza y se dispuso a escuchar a su hija.

***

-Está mucho mejor mama, esta tan feliz.-la voz de Justin sonaba eufórica. No podía explicar lo que sentía, era algo que nunca antes había sentido y que estaba seguro que jamás volvería a sentir. La magia del amor verdadero.
-Me alegra mucho que este mejor-sonrió Pattie abrazando a su hijo.-Sabes que tienes todo mi apoyo y cualquier cosa que necesites hare lo imposible para poder ayudarte a ti y a ______.
-Gracias mama, lo sé y bueno…si quiero pedirte algo-Justin estaba cabizbajo levemente sonrojado.
-Lo que sea-le animo Pattie.
-Es que a ella le gusta bailar y bueno yo no soy muy bueno en eso
-No hables mas-grito su madre.-Esta noche bailaremos y serás un profesional.
-No tanto a ese nivel-hablo Justin.-Solo quiero bailar bien para _______.
-Esta noche aprenderás a bailar para _______.-le aseguro su madre.-Ahora debo ir a trabajar, hay comida en el microondas y cualquier cosa te pido me avises cariño.
-De acuerdo mama y una vez más gracias. Te quiero demasiado.

Pattie beso la mejilla de su hijo y salió de su casa. Justin suspiro y decidió tomar la ducha para después comer y salir a arreglar su auto. Algo debía hacer.

Puso un poco de música relajante mientras chequeaba detalladamente el interior del auto. El motor estaba en perfecto estado pero no vendría mal que arreglara unos cuantos cables. Saco su caja de herramientas y se dispuso a arreglar lo que realmente no necesitaba arreglo alguno.

-Hola, la puerta estaba abierta y….
-Hola Kim-le saludo Justin tranquilamente.
-Supe que ______ está en el hospital. Lo siento mucho, yo…nunca quise hacer lo que hice. Bueno en algún momento esa fue mi venganza pero ahora me doy cuenta del error que cometí.-Kim estaba siendo sincera. Por fin había entendido que Justin no era para ella y que debía aceptar su felicidad con _______ una chica que siempre se había hecho respetar y merecía muchas cosas que ella no. Pero por fin había entendido.
-Creo que eso no debes decírmelo a mí, pero está bien-hablo el tranquilo sin rencor alguno.
-Te traje esto-le ofreció Kim un sobre blanco grande, que al parecer traía mucho contenido dentro, Justin la miro con confusión y tomo el sobre.-Son las fotos de la obra, salieron muy bien.
-Oh...-se sorprendió Justin con un nudo en la garganta recordando el beso que le habia robado esa noche a ______. Esa obra había sido el comienzo de todo.-Gracias.
-No agradezcas, lo siento de verdad. Cuídate.-Kim le dio un rápido beso en la mejilla con la voz temblorosa a causa del impulso de las lágrimas y salió corriendo.

Justin guardo todas las herramientas, entro a su casa y dejo el gran sobre en su habitación. Saco la primera foto que había dentro y salió de su casa sin verla. Decidió ir a pie. Necesitaba caminar y despejarse. Hacer un recuento de todo lo que había pasado. Era tan impresionantemente increíble.

En tres meses su vida había cambiado por completo. ______. Ella le había enseñado todo, una manera diferente de vivir. Una que realmente valía la pena. Sin intentarlo, lo enamoro. E ilumino su vida de fe y cosas que jamás había imaginado experimentar.

Llego a la punta del lago donde por primera vez hablaron con sinceridad. Sonrió recordando el momento en el que el vino venir inocentemente en su bicicleta.

-Tu madre supuso que vendrías aquí-le golpeo Ryan en el hombro haciendo que brincara de susto.
-Ella sabe todo-rio Justin.
-¿Quieres hablar?-le pregunto su mejor amigo completamente dispuesto a escucharlo.
-¿Qué puedo decirte? Es la mejor persona que he conocido alguna vez. La mejor.-dijo Justin con un nudo en la garganta imposible de controlar.
-Me siento orgulloso de ti-confeso Ryan palmeándole la espalda.-Mirate, todo lo que has hecho. Sé que la quieres y lamento todo lo que hice, fui un idiota…
-Hermano, todo está olvidado. No hay rencor alguno-le interrumpió Justin mirando a su mejor amigo con ojos llorosos.
-Yo no lastimare a la persona que te hace feliz-siguió hablando Ryan.-Quiero verte feliz.

Justin abrazo a su hermano, su amigo por más de 10 años. Tantos recuerdos juntos, toda una infancia, adolescencia y juventud ahora. Era una amistad de verdad. Justin no pudo más, y saco todo lo que tenia dentro. Lloraba como nunca en su vida lo había hecho. Se sentía tan asustado y feliz al mismo tiempo. Miedo de perder la felicidad en poco tiempo.

Justin se separo de su amigo para tomar aire y limpiar sus lagrimas, vio la foto que había tomado. Era una foto perfecta. ______ lucia como una princesa con las manos juntas como si estuviera orando y Justin la miraba con atención completamente hipnotizado.

-Linda foto-hablo Ryan serio.
-¿Te gustaría ser testigo de mi boda?-le pregunto Justin animadamente.
-¿Bromeas? Justin, no sé qué decir…
-Si sería una buena opción-se burlo Justin pero hablaba en serio.
-Solo di cuando y ahí estaré…como siempre.

***

-¿Cómo está la novia más hermosa del mundo?-pregunto Justin en un tono de voz alto entrando a la habitación.
-¿Dónde está?-pregunto _______ fingiendo estar muy confundida.-No la veo.
-Déjame buscarla-miro Justin hacia todos lados acercándose a ella.-Oh…la encontré-dijo señalándola.
-Eres un tonto-se burlo ella tomando su mano para entrelazar sus dedos.
-Un tonto que te ama-le beso los labios cortamente.
-Tengo algo muy importante que darte-le dijo _____ seriamente.
-¿Qué es?
-Una sorpresa, muy valiosa para mí.

Estaba segura de lo que iba a ser, era algo tremendamente especial para ella, pero Justin igual lo era y mucho mas. Quería dejar su tesoro en las manos de su ángel.

CONTINUARA…

¿QUE LE DARA? O: Espero les haya gustado chicas, lamento no haber subido esta semana pero hay motivos.

1- Mucha tarea
2- Problemas personales.
3- Exámenes próxima semana.
4- Falta de comentarios.

Acerca de la ultima, chicas, los comentarios no me importan es solo que me deprime un poco a veces que no comenten como antes pero está bien. Subiré lo antes posible, será maratón. Las recompensare.

Gracias a Silvana por la foto de nuevo, es hermosa. Cinco capítulos más y esto acaba chicas. Habrá otra novela. Les compartiré la sinopsis ya muy pronto.

Gracias por todos los comentarios y…me gustaría que me hicieran un favor enorme:

LEAN ESTA NOVELA: http://twitpic.com/photos/OLLG_Dreams THE FACES OF LOVE. VA EMPEZANDO Y ES HERMOSA. ENSERIO, NO SE ARREPENTIRAN DE LEERLA…

Y hablando de mi comadre este capitulo va dedicado a mi boluda que cumple 16 años este martes. We, te amo un montón.

#muchlove

  • 1181 days ago via site
  • 1,401

I WILL ALWAYS LOVE YOU

Capitulo 44.

Derecha. Izquierda. Derecha. Izquierda. Un vistazo hacia la habitación de la que no tenía idea de su nombre. Pero solo de verla, te causaba un escalofrió por todo el cuerpo además de que el olor no ayudaba en mucho. Derecha. Izquierda. Suspiro.

-Estas volviéndome loca-comento Holly con un tono de voz duro y tembloroso a causa de los nervios y la ansiedad.
-Somos dos-le hizo notar Justin sin dejar caminar de un lado a otro, jalaba su cabello fuertemente.

Dos horas en esa maldita sala de espera. Era horrible. Estaban en el área restringida de terapia intensiva, a lado había una sala más privada donde había una familia que lloraba mucho. No tenían idea de que estaban pasando, pero vamos ¿Cómo podía haber felicidad en un hospital? Tal vez la había, a veces cuando se trataba de una esperanza garantizada. Pero en este caso ¿Qué había pasado? _____ solo se había desmayado y ya.

NARRA JUSTIN

FLASHBACK

-¡JUSTIN!-grito Holly desesperadamente con la voz ronca a causa de las ganas de llorar.

Deje caer el martillo sobre la mesa haciendo un gran ruido que hasta a mi me sobresalto, corrí rápidamente hacia Holly que derramaba lagrimas con sus manos temblorosas yo solo la mire interrogandole y ella prosiguió hablando, apenas lograba entenderle. Estaba muy alterada:

-_____ se…no se…desmayo.

Entre rápidamente a la casa y encontré a Andrew en la cocina con _____ en brazos. Estaba realmente pálida, podría decir que una hoja blanca estaba demasiado manchada a comparación del color de piel que tenía mi novia.

Holly descolgó el teléfono diciendo histéricamente que llamaría a una ambulancia. ¿Era enserio? La ambulancia demoraría y lo que menos había ahora era tiempo.

-Vamos, en mi auto-dije rápidamente arrebatándole a su hija de brazos para tenerla en los míos. Era el peso de una pluma, incluso podía cargarla con un brazo. Lucia tan débil y vulnerable. Sentí unas tremendas ganas de echarme a llorar imaginando lo peor pero no podía hacer eso, no ahora.

Holly y Andrew me persiguieron hacia fuera de la casa. Quite los seguros desde la llave automática del auto y su padre se adelanto para abrir la parte trasera y yo pudiera acomodar a ______. No quería soltarla. Holly subió en la parte de adelante y yo subí al auto encendiendo el motor para echarme en reversa y manejar velozmente hacia el hospital.

Las calles me parecía inmensas, ¿Qué esto no podía darme más velocidad? Apretaba el acelerador con toda la fuerza que me era posible en ese momento hasta que Andrew toco mi hombro y me dijo:

-Justin, estamos a punto de llegar será mejor que bajes la velocidad. Todo estará bien.

Me exalte un poco, pero obedecí y me molesto un poco su “todo estará bien” era la típica frase de un doctor cuando algo estaba mal. Pero era cierto, el hospital estaba solo a media calle. Acelere ferozmente y frene secamente justo en medio del hospital. Apague el motor y salí rápidamente para tomar a _____ de nuevo en mis brazos y correr para que la atendieran.

-¡______!-exclamo Caty.-Traigan una camilla ahora mismo. ¿Qué le sucedió?
-Solo se desmayo-respondió Andrew respirando agitadamente.

Caty toco las mejillas de _____ e hizo una mueca de completa preocupación. Inspecciono su rostro rápidamente e indico a dos enfermeras que la subieran a la camilla pero yo lo impedí poniéndola en la camilla. No podía separarme de ella.

La doctora fue arrastrando la camilla hasta llegar a una puerta blanca de esas que te dan terror de solo verlas.

-Justin, no puedes entrar. Lo siento.

¿Cómo que no podía entrar? Vamos, solo denme una bata y esas cosas raras que todos se ponen para entrar a esas salas del terror. Me aferre a la camilla sin intención alguna de quedarme afuera.

-Justin-me llamo Caty forcejeando la camilla.-Va a estar bien, por favor. Prometo darte noticias apenas me asegure que todo está bien.

¿Se supone que debía confiar en ella? Me rendí y solté la camilla. Caty me miro de nuevo disculpándose y las grandes puertas blancas se cerraron.

FIN DEL FLASHBACK

Dos malditas horas sin saber nada de mi ______. DOS HORAS. Tenía ganas de ir a esa sala y sacar a ______ y poder aliviarla yo, pero sabía que no podía. No sabía ni que tenía, ni mucho menos que le había pasado. Ayer lucia llena de vida.

Su padre hablaba por teléfono apenas en susurros. ¿Era grave todo? ¿Acaso había algo ahora mismo que no supiera? Mierda, que frustración.

Oigo que esas puertas blancas se abren, pero solo sale Caty, se supone que ______ debería estar a su lado. ¿Qué pasa?

Camino rápidamente hacia ella, a la misma velocidad que Andrew y Holly que suspira profundamente.

-La hemos estabilizado-hablo la doctora optimistamente.

Suspire aliviado.

-Pero… ¿ha estado comiendo bien?-pregunto frunciendo el ceño.
-Si-respondió Holly extrañada.-Sus cinco comidas diarias y bueno ella siempre está buscando que comer. Su alimentación es normal como siempre.
-Que extraño-murmuro Caty.-Tiene indicios de anemia, no está para nada nutrida es por eso que se desmayo. Tal vez sea hora de comenzar a administrarle suplementos alimenticios.
-¿Eso le afectara en algo?-pregunto su padre serenamente.
-No, pero le dará los nutrimentos que en este momento le hacen falta. Ahora mismo la pasaremos a una habitación.
-¿Es necesario internarla?-pregunte lo más serio que podía, no quería sonar desesperado aunque lo estuviera tenía que mantener la calma…por _______. No quería que me viera en este estado.
-Si, es lo mejor-respondió ella.-Solo unos días y ya después podrá ir a casa pero con cuidados bastante minuciosos.
-Yo me hare cargo de eso-intervino Holly sonriendo.
-Ahora esta sedada, supongo que despertara hasta mañana pero pueden estar tranquilos. Ella está bien.

Caty desapareció y Andrew soltó un suspiro de completo alivio mirándome. Yo le devolví una mirada optimista. A los pocos segundos las puertas se abrieron de nuevo y apareció la camilla donde el cuerpo de mi novia descansaba, se dirigían a uno de los grandes cuartos del pasillo.

-¿Por qué en este piso? ¿No puede ser en uno normal?
-No Justin, ella necesita muchos cuidados-me hizo entender Andrew con su expresión algo preocupada, quería ocultarlo pero al menos yo podía notarlo.
-Entiendo-quise pretender.

Caty vino de nuevo hacia nosotros y nos indico que podíamos pasar a verla aunque no estuviera consciente.

Me dirigí al cuarto sin que nadie me persiguiera, abrí la puerta y vi a mi princesa durmiendo tranquilamente. Lucia pálida, pero era ese color pálido que tanta luz recibía cuando sonreía. Toque su mano delicadamente, tenía miedo de que fuera a romperse, la dirigí hacia mi mejilla haciendo un camino sin rumbo alguno.

-________-la llame aunque sabía que no podía escucharme.

No pude contenerme y comencé a llorar. Me dolía mucho verla así, no poder hacer nada para quitarle lo malo que por dentro estaba matándola. ¿Por qué siempre las mejores personas sufren más? Era completamente injusto. Daria todo por estar yo en ese lugar.

Bese su mano incontables veces, el aroma de su piel era el mismo. Tan dulce, tan único. Era una necesidad tenerla cerca de mí. Mi corazón se aceleraba al solo mencionar su nombre. Me asustaba de mi mismo al pensar en que magnitud podía llegar a sentir tanto amor por una sola persona. Pero era lo mejor que alguna vez me había pasado.

El solo tomar su mano o estar en la misma habitación que ella era sentir que mi vida estaba de verdad completa y saber que todo iba a estar bien. _______ era mi ángel. Era simplemente todo para mí.

FIN DE LA NARRACION

Andrew entro a la habitación y encontró a Justin llorando sobre la mano de su hija. Le rompió el corazón verlo de esa manera. Tantos juicos erróneos hacia Justin, ahora se arrepentía. Sentía una completa admiración al poder presenciar un amor como el de ellos.

Justin sintió pasos sobre la habitación y limpio sus lágrimas rápidamente sorbiendo la nariz y besando una vez más el dorso de la mano de su novia.

-Todo va a estar bien-le dijo Andrew.
-Eso espero, no me gusta verla así-fue honesto.- ¿Hay algo que pueda hacerse?
-No-negó Andrew débilmente.-Fuimos a todos los doctores habidos y por haber, fue demasiado tarde cuando lo detectaron pero ella ha sido muy fuerte. Es un milagro que sobreviva a tanto pero supongo que es injusto someterla a un dolor innecesario que no remediara nada.

Justin solo lo miro intentando comprender como podía estar tan tranquilo. Y después recordó que la fe simplemente lo podía todo y que tal vez el debería comenzar a alimentar la suya. Porque gracias a ______ el creía en algo de nuevo.

-Me quedare a cuidarla en la noche.-hablo Justin decidido.
-No es necesario Justin, yo también estaré aquí.
-Es mejor que usted descanse y mañana venga a verla.-insistio Justin.
-De acuerdo, tu ganas-se rindió Andrew. Sabía que ______ sentiría mucha felicidad al encontrarse con Justin cuando despertara sin mencionar que Justin no tenía intención alguna de dejarla sola en algún momento.

Ahora solo quedaba esperar a que ella despertara.

CONTINUARA…

Aun no pasa nada, ah. JKEHRJRHGJKRGHEJRKHGKERGKJERHJKREGHKJRHJREGHEK Justin es demasiado lindo, en verdad. Espero les haya gustado el capitulo, no llegaron a los 100 comentarios. Eso me deprime así que subiré cuando vea un poco mas de comentarios.

6 capítulos mas un epilogo y esto se acaba. Gracias por todo el apoyo.

Y mil gracias a por la hermosa imagen que me hizo. De verdad la ame mucho.

Y…. ¡SOY FAMOSA! Y todo gracias a , me hizo muy feliz mencionándome en su novela. Ya está terminada y realmente vale la pena leerla. Aquí les dejo el link se llama The Story Of Us: http://twitpic.com/photos/OLLG_Dreams

¿CAMBIASTE TU USER? ¿NO TE AVISE? ¿ERES NUEVA LECTORA? ¡DIMELO EN LOS COMENTARIOS Y SI CAMBIASTE TU USER DIME CUAL ERAS ANTES PARA MODIFICARTE EN LA LISTA!

#muchlove

  • 1193 days ago via site
  • 1,380

I WILL ALWAYS LOVE YOU

Capitulo 43.

-¿A qué hora salió de la casa?-inquirió Justin rápidamente con el ceño completamente fruncido en una clara muestra de preocupación.
-No salió de casa-respondió Holly pensando en todos los lugares donde _____ podía haberse metido, pero no había alguna opción. El estudio estaba vacío, ni el sótano estaba.
-Señor, señor-lo llamo Justin, ambos se miraron y Andrew no estaba. ¿En qué momento había desaparecido que no se habían dado cuenta?

***

-______ baja de ahí-le pidió su padre con la voz calmada.
-¡Papa!-se exalto ella acomodando su cabello, el viento estaba siendo rudo. Pero sentía una inmensa libertad.
-¿Qué haces aquí? Tenía años que no lo hacías-le recordó Andrew medio sonriendo.

Y era verdad. Siempre subía al techo de su casa para estar sola. Poder pensar y despejar su mente. Había una vista increíble, todo era silencioso y los pensamiento fluían bastante rápido y relajadamente. La brisa golpeaba suavemente tu cara mientras el aire hacia volar tu cabello. Realmente fascinante. Y la vista lo era aun más.

-No me siento bien-se sinceró volteando a verlo directamente a los ojos que tenia rojos de tanto haber llorado.-Ayer le dije a Justin lo que pasaba conmigo y creo que no lo tomo muy bien-hizo una mueca.
-¿Por qué?-inquirió el en busca de información.
-No lo sé-levanto los hombros ella con un suspiro.-Dijo que no era posible, más que nada creo que no lo creyó mucho.
-Es que es difícil creerlo, eres muy fuerte-reconoció su padre con una media sonrisa triste.
-Lo sé, pero así es. Yo nunca imagine que esto fuera a pasar.
-Las mejores cosas suceden sin previo aviso ¿no?
-Tal vez-coincidió _____ algo sorprendida por el tono animado de su padre.-Pero no quiero dañar a Justin, no más.
-No lo estás haciendo-respondió su padre, a lo que ______ le regalo una mirada asesina.-Bueno el está dispuesto a estar contigo, ese no es motivo para alejarse de ti.
-Pero yo quiero que se aleje-contraataco ella molesta.-No es justo para él, ni para mi después todo dolerá mas y no quiero que sea así.
-No pienses tan negativo, ______-le hablo seriamente.-No todo debe ser tan malo, no es fácil no nadie dijo que lo fuera pero…inténtalo el no está dispuesto a dejarte y lo lastimarías mas alejándolo de tu lado cuando el realmente te quiere de verdad.

_______ negó con su cabeza incrédula de lo que su padre le estaba diciendo y lo peor era que sabía que tenía toda la razón. Había visto a Justin llegar preocupado. Cualquier otro chico la hubiera dejado sabiendo que iba a morir pero Justin no lo hizo. El quería estar con ella el mayor tiempo posible, no le importaba lo que fuera a pasar, no ahora solo quería amarla como hasta ese entonces lo había hecho.

-¿Entonces…?
-Esta abajo ¿no?
-Si-respondió su padre.
-En un momento voy-aviso dándole una mirada triste, asustada…de sí misma y todo lo que iba a pasar. Seria todo ahora más difícil, ya lo era solo que hasta ahora lo había notado de verdad.

Su padre desapareció y por fin ella se dispuso a levantarse y caminar cuidadosamente sobre el techo, no había riesgo alguno, pero aun así debía ser cuidadosa, todo le daba vueltas. Cuando al fin logro bajar hacia las escaleras del patio trasero entro a la planta alta de la casa. Encontrándose con dos rostros que reflejaban una preocupación masiva.

-¿Estas bien?-le pregunto Justin con la voz ronca por la falta de saliva al hablar. Sus cejas estaban unidas por la manera en que tenia fruncido su ceño.
-Si-respondió ______ aturdida por el fuerte aire.
-¿Qué hacías en el techo?-pregunto Holly exigentemente.
-Oigan, no intentaba matarme si es lo que están pensando-hablo ella secamente intentando ignorar sus horrorizados semblantes. ¿Cómo iba ella a hacer algo así?
-¿Segura?-inquirió su nana.
-Si, jamás intentaría hacer lo que piensas-rio ____ suavemente.-Lo que piensan-corrigió mirando a Justin que no tenía expresión alguna.
-Yo no dije nada-se intento defender Justin levantando sus manos como si estuviera en una persecución policiaca.
-Pero lo pensaste-le regaño ______.
-Pero estas bien-intervino Holly.-Ahora, bueno iré abajo.

_______ la miro con suplica. El peso del mundo cayó de nuevo en sus hombros. Justin volteo su mirada hacia ella, se estremeció completa y absolutamente nerviosa. No estaba lista para hablar. ¿Qué podía decir si ya había dicho todo?

-Bueno…
-No digas nada-le pidió Justin poniendo su mano sobre su mejilla dulcemente.-Solo quiero decirte que hare todo por ayudarte y no pienso dejarte. Te amo.
-Justin-le era imposible decir algo con semejantes ganas de llorar.-No quiero hacerte daño, es por eso que no quería que te enamoraras de mi. Pero ahora no es momento de recriminarte a ti o a mí por eso porque simplemente sucedió y es lo mejor que ha podido pasarme. Te amo.

Lo abrazo fuertemente sin temor a nada. Estando con él sentía que podía volar y mucho mas. Justin le daba la seguridad y fuerza que tanto necesita y había necesitado en otros momentos. Por el había vivido cosas que nunca había imaginado vivir.
-No voy a dejarte-le susurro Justin al oído. _____ se aferro más a su cuello a lo que el rio por la falta de aire, ______ relajo un poco los brazos y Justin pudo respirar de nuevo. Se sentía tan llena de vida, de amor.
-Nunca me sueltes-le pidió _____ en un murmuro acompañado de una lagrima que caía lentamente por su mejilla. Por fortuna Justin no estaba viéndola, se sentía feliz pero eso no quitaba que ahora el supiera todo. No era malo, malo era seguirle mintiendo y que algo falta sucediera sin que él lo supiera. Pero le dolía que ahora Justin supiera su situación.
-Nunca-le prometió Justin apretándola más contra su cuerpo que estaba helado.

***

Apenas estaba amaneciendo, o eso le dejaba ver sus cortinas. Después de unos minutos para poder estirar su cuerpo y frotar sus ojos para poder acostumbrarse a la poca luz que había, se levanto y abrió un poco sus cortinas. El amanecer apenas se asomaba. Lucia hermoso, como una perfecta toma para una escena de una película romántica. Suspiro pensando en Justin, algo muy bueno debió haber hecho para que una persona como él hubiera llegado su vida de esa manera. Al principio había sido un reto completo pero ahora era una de las bendiciones más grandes en su vida.

Mirando atentamente todo el paisaje pudo ver que justo fuera de la cochera alguien estaba haciendo cosas, se froto los ojos una vez mas y bostezo intentando aclarar su vista para saber quién era la persona que estaba ahí y a esas horas y haciendo que.

Aclaro su vista entrecerrando los ojos y era una mesa larga de plástico resistente y pudo ver con la pequeña lámpara que estaba sobre la mesa se reflejaba un cabello dorado, hermoso. Justin. ¿Qué hacia fuera de su casa cuando esta amaneciendo? Frunció el ceño confundida y se dispuso a bajar para averiguar. Tomo su abrigo de dormir y salió de su habitación.

-¿A dónde vas?-le interrogo su padre mirándola seriamente.-Buenos días-le sonrió.
-Buenos días-le sonrió su hija de vuelta.-Voy a averiguar que hace Justin allá afuera-le respondió confundida.
-No-negó el inmediatamente.-Tú regresas a dormir que aún queda mucho tiempo para ir a la escuela.
-No quiero ir hoy, no me siento muy bien. Además siempre estamos ensayando para la graduación y ya se todo.
-¿Segura?-inquirió el.
-Si papá.
-Bueno, puedes faltar-le autorizo el.-Ahora regresa a dormir.
-Pero es que de verdad quiero saber que está haciendo…
-Le iré a llevar este café-le enseño la taza con el líquido caliente.-Y averiguara que hace aquí y te diré ¿de acuerdo?
-De acuerdo-acepto ella no de muy buena gana y subió las escaleras para entrar de nuevo a su habitación e intentar dormir un rato más. No sería tarea difícil, aun tenia sueño.

-Gracias-le agradeció Justin dando un sorbo a la taza.-Estoy intentando adelantar lo mayor posible, aun falta mucho.
-Pero ¿ya tienes la dirección?
-Si-respondió el.-Es solo armar todo el telescopio, sin duda el miércoles estará listo.
-¿En qué puedo ayudarte?-se dispuso Andrew amablemente viendo con detalle todo el material que había sobre la mesa.
-Con que _____ no haga preguntas-rio Justin mirando hacia su ventana. La había visto, pero sabía que ella no tenía una leve sospeche de lo que iba a hacer y eso hacia aun mas especial la sorpresa y su sueño.
-Eso está arreglado-rio el igual.-Pero Justin, es mucho trabajo y es un gran telescopio. Llevas toda la noche trabajando aquí, ¿Por qué no mejor lo haces dentro de la cochera?
-Prefiero trabajar con la luz de la Luna, la brisa nocturna me mantiene despierto y además no hay riesgo aquí-comento concentrado en la hoja de papel donde tenía marcados sus planos con precisión.

No había sido tarea fácil para Justin ir a la biblioteca e intentar aprender lo mejor posible sobre astronomía y telescopios. Pero ahora tenía un vago conocimiento profundo sobre lo que estaba haciendo y eso era lo que importaba en esos momentos. Estaba esforzándose mucho.

-Estaré en las noches contigo-decidió Andrew firmemente. Así terminaremos más rápido y además te hago compañía.
-Muchas gracias señor.
-Dime Andrew.
-De acuerdo, Andrew-le sonrió Justin.- ¿Ira al colegio?
-No, menciono que están en ensayos de graduación….
-Cierto-recordó Justin interrumpiéndolo.-Tampoco iré entonces.

Las horas pasaron rápido, Andrew y Justin tuvieron oportunidad de tener una charla real en la que hablaron sobre todo. Andrew supo que Justin era un gran chico, que era absolutamente lo contrario a lo que había esperado de él alguna vez, no cabe duda que el amor cambia a las personas. Y por su parte, Justin noto que Andrew no era la persona posesiva y gruñona que dejaba ver. Había dos hombre detrás de unas malas apariencias. Dos hombres que amaban a _______ con un amor fuerte y hermoso en diferentes sentidos. Lo más puros.

-¿Qué está haciendo Justin?-pregunto ______ seriamente mirando desde la ventana de la cocina. Holly estaba sentada junto a Andrew que la miraba naturalmente cuando ambos sabían perfectamente lo que sucedía.
-Está arreglando su auto-respondió Andrew mirando hacia su desayuno.
-¿Su auto?-inquirió ella sorprendida.
-No quiere descuidarte.
-Oh, entiendo-comento simplemente suspirando quitando su mirada de la ventana. Era frustrante no poder ver con claridad. Y más ahora que sentía un terrible mareo, no le había sentado muy bien el segundo intento para dormir, aun se sentía muy cansada. Como si hubiera hecho un gran esfuerzo físico, tal vez todo era mental.

Andrew se levanto de su silla para dejar sus platos. _______ se recargo con ambas manos sobre el lavabo y suspiro con esfuerzo. Sentía que el aire le faltaba y todo daba vueltas. Cerró los ojos.


-______, ¿estas bien?-le pregunto su padre preocupado tomándola del brazo para hacerla voltear, su hija intento voltear pero fue un intento fallido pues se desvaneció en sus brazos sin respuesta alguna. Se había desmayado.


CONTINUARA…

KJHERJGKHREJKHREJKRGHRE ¡que intenso! Bueno ni tanto, espero les haya gustado como siempre. Gracias por todos los comentarios, me inspiran mucho y lamento haber tardado en subir pero es que enserio, nadie en este mundo me deja escribir, si no es mi familia, son mis conversaciones o es mi weon. Esas cosas, pero subiré más seguido porque ya entro a la escuela y ustedes son parte de mi tarea o:


De nuevo gracias por todo el apoyo. Esto se acaba bonitas.


+100 comentarios.



#muchlove

  • 1201 days ago via site
  • 1,218

I WILL ALWAYS LOVE YOU

Capitulo 42.

-Supongo que se lo dijiste.
-Si-contesto _____ en un hilo de voz.

¿Qué más quedaba por decir? A Holly le dolía ver a ______ en ese estado tan…desconocido. Su cabello estaba completamente enmarañado, sus ojeras eran enormes tal vez por la falta de sueño y haber llorado tanto. Además lucia más pálida de lo normal.

_______ termino de tomar su jugo de naranja, como cada mañana y se levanto de la mesa sin decir alguna palabra.

-Yo me encargo-Holly le quito el vaso de las manos, ______ la miro con disculpa y desapareció de la cocina. Se oyó como subió las escaleras y el azote de la puerta muy leve. ¿Con que fuerzas iba a azotar una puerta? Se sentía muerta en vida.

***

-¿De verdad no sabes nada? Es que estoy desesperada.
-Lo lamento, pero no sé nada. A mi igual me preocupa-hablo la voz masculina por el teléfono con el mismo tono de preocupación de Pattie.
-Gracias Ryan, si sabes algo no dudes en avisarme por favor-le suplico la madre al borde de la locura.
-Claro Pattie, te pido lo mismo.
-Cuídate cariño-dio por finalizada la llamada.

Camino hasta la cocina, imaginando lo peor. ¿Dónde estaba Justin? Era casi medio día y no aparecía. Sonó el teléfono, Pattie comenzó a temblar descontroladamente y contesto.

-Hola.
-Pattie, ¿Cómo estás?-le saludo Jeremy sin alguna emoción.
-Nada bien, Justin no aparece desde ayer, he hablado con todos sus amigos y nadie tiene idea de donde puede estar. No sé qué hacer, donde buscarlo. Se llevo su auto.
-¿No llego a casa?-pregunto Jeremy con la voz entrecortada sintiéndose como el peor de los padre por haberlo dejado ir en ese estado tan…lastimoso.-Ayer vino a verme y…
-¿Fue a verte?-pregunto Pattie con la boca abierta.- ¿A qué hora?-ahora no entendía nada, pero… Claro si fue a visitar a ______ ella tenía que saber algo-Debe estar con su novia-su voz sonó esperanzada y aliviada.
-No lo creo-dijo el padre sin rodeos-Vino a verme alrededor de las 11 de la noche, venía muy mal Pattie, lucia triste. Estaba llorando y menciono algo de su novia.
-¿Qué dijo?-pregunto ella alarmada.
-¿Estarás en casa esta tarde? No es un tema que deba tratarse por teléfono.
-Jeremy esta asustándome, dime que pasa-le exigió Pattie con dureza en la voz.
-Te visitare mas tarde y estoy seguro de que Justin está bien.

Pattie se quedo sin habla y colgó.

Jeremy estaba seguro de que Justin no sería capaz de hacer alguna tontería, sabía que estaba decidido a ayudar a ______ y no la dejaría sola. Tal vez solo necesitaba tiempo para asimilar todo y sanar un poco todo el dolor que estaba sintiendo. De cierta manera, lo entendía. Y sabía que estaba sufriendo muchísimo.

Pattie tomo de nuevo el teléfono y marco el teléfono de la casa de _______ y espero a que contestaran.

-Buenos días, ¿esta _____?-pregunto Pattie amablemente.
-Hola señora, no puede contestar ahora-respondió Holly de la misma manera.-Pero… ¿puedo ayudarla?
-Si, es que supe que ayer Justin la visitó y bueno…Justin no ha venido a casa. Estoy muy preocupada.
-¿No ha visto a Justin?-por poco la mandíbula de Holly queda en el suelo.
-No-Pattie estaba al borde del llanto.- ¿______ no sabe algo?
-No creo-fue sincera.-Pero si aparece por aquí le llamo enseguida. No se preocupe Pattie.
-Oh gracias-Pattie estaba sorprendida de que supiera su nombre.- ¿Usted es?
-Holly, a sus órdenes, ¿le podría pedir algo?
-Claro Holly.
-Si aparece Justin, no dude en llamarnos por favor.
-Lo hare Holly, gracias-agradeció Pattie colgando el teléfono.

-Justin, ¿Dónde estás?-murmuro su madre para sí misma dejando el teléfono sobre la mesa dispuesta a salir a buscar a su hijo hasta el fin del mundo. Tomo su bolso y abrió la puerta. Por poco le da un infarto.

-Hola mama-saludo Justin poniendo de nuevo sus gafas de sol. No esperaba que su mama estuviera en casa.
-Mi amor-le hablo Pattie dulcemente abrazándolo por unos segundos.- ¿Dónde estabas? Estoy al borde la locura. Llame a todo el mundo y nadie sabía dónde estabas-su voz sonaba enfadada pero con un toque de alivio al mismo tiempo.

Justin se sentía extraño. Pareciera como si lo estuviera regañando por primera vez por no haber llegado a dormir. Antes era tan normal en el. Siempre llegaba a casa con tranquilidad, sabía que su madre había salido a trabajar y se recuperaba del mal estado en el que estaba.

-Estaba en…-¿Qué responderle si ni el mismo sabia donde había estado? Se sentía completamente perdido.
-¿Estas bien? ¿Paso algo con ______?-inquirió Pattie obligando a su hijo a que le mirara los ojos pero Justin bajaba la cabeza sintiendo el nudo en la garganta más fuerte de lo que lo había sentido cuando llego.
-No estoy bien-respondió el simplemente subiendo a su habitación.

Pattie fue tras él, golpeando la puerta con fuerza pidiéndole que abriera. Las lágrimas de Justin salían sin detenimiento alguno. Se sentía mal, perdido, roto. Jamás había sentido ese hueco en su corazón.

-Mama, quiero estar solo-hablo entre lagrimas-______ no está bien-le hizo saber dejándose caer en la puerta.
-¿Terminaron?
-No mama-negó Justin al instante. No habían terminado. ______ no podía dar por terminada la relación. Justin no pensaba dejarla sola ni ahora ni nunca.

Justin después de unos segundos decidió abrir la puerta. No quería que su mama lo viera llorar de esa manera. Pero a su mama era la persona que más lo había apoyado desde siempre. A la mujer que tanto había hecho sufrir con todas las estupideces que había hecho.

-Ven-Pattie lo acuño en sus brazos sobre el piso como un bebe recién nacido besándole la frente secando las lagrimas que seguían sin detenerse. Se sentía impotente de no poder hacer nada, pero sabía que era la mejor manera de que se desahogara. Ni siquiera podía hablar ni tampoco hacia el intento.
-Tiene leucemia-dijo Justin sorbiendo los mocos y volteándose para ver a su madre a los ojos que estaba en shock. Justin se acerco para abrazarla fuertemente y seguir llorando.

Ahora los sollozos de ambos sonaban en la habitación y en toda la casa. Pattie sintió una punzada en el corazón sin poder entender como era eso posible. Ahora comprendía todo.

-Mírame-le pidió tocando sus mejillas.-Hare todo lo posible por ayudarla, no solo porque es tu novia sino porque es una gran chica que no merece pasar el dolor que esa enfermedad le debe estar causando-cerro los ojos profundamente intentando calmar sus lagrimas.-Se lo mucho que la quieres y yo siempre voy a estar agradecida con ella. No sé qué sería de mi hijo si ella no hubiera aparecido en tu vida.
-Le pedí ayuda a Jeremy y no hizo nada.
-¿A eso fuiste a verlo ayer?-pregunto Pattie sonriéndole tristemente.
-Si-contesto Justin limpiando sus lagrimas.-Dijo que tenía que ver su expediente o algo así, no entendí-fue sincero con enojo en la voz.
-Cariño-rio Pattie-Para ayudarla es obvio que tiene que ver su expediente. Tu padre y yo haremos todo para ayudarla.
-Gracias mama-Justin beso su mejilla abrazándola fuertemente para después ayudarla a levantar. No cavia duda de que tenía a la mejor madre de todo el mundo.

***

Holly estaba volviéndose loca, no sabía si decirle o no a _____ que Justin no aparecía, ¿Qué pasaba si entraba en una crisis de nervios o peor que mostrara indiferencia? Pero no, Justin era su novio y tenía derecho a saber lo que estaba sucediendo.

Subió las escaleras y toco la puerta decidida al no recibir respuesta giro la manija inútilmente creyendo que estaría asegurada pero no, estaba abierta.

-______...-pero se quedo a media palabra. No había nadie en la habitación visiblemente. Las cobijas se veían sobrealzadas pero era obvio que nadie se encontraba ahí. Se dirigió a su baño y tampoco había nadie dentro. En ese momento alguien abrió la puerta. Holly bajo corriendo para encontrarse con Andrew.
-Hola Holly-le saludo él con una sonrisa entusiasta.
-Ho…hola-tartamudeo ella.
-¿Pasa algo?-inquirió el de inmediato al percibir todo el pánico en su rostro.
-Si-trago saliva Holly-No sé donde esta ______.
-¿Cómo que no sabes donde esta?
-No sé, es que ella se fue a su habitación después de desayunar y ahorita subí para…
-¿Para qué?
-Es que Justin también desapareció-situación de caos total.
-¿Cómo? ¿Y entonces donde esta mi hija?
-No lo sé-suspiro Holly estresada.

Andrew subió rápidamente a la habitación de su hija, pero efectivamente, no había rastro alguno. Que frustración. ¿Dónde podía estar? Salió de la casa haciendo caso omiso de lo que Holly decía, hasta que ella se cayó y salió con el mirando a todos lados. Esto no tenía lógica. ______ no había podido salir de la casa, Holly la hubiera visto, estaban su auto, su bicicleta.

-Hola señor-saludo Justin educadamente acomodando su cabello hacia atrás. Nervioso claramente.
-Justin, ¿apareciste?-lo dijo más en modo interrogatorio que de afirmación y con gran sorpresa.
-Eso creo-se confundió Justin preguntándose como sabía el que había “desaparecido”.
-¿Sabes donde esta ______?-pregunto el padre con evidente preocupación. Y Justin negó con la cabeza sin poder responder.

CONTINUARA…

Sé que es corto, lo sé. Pero tengo medio capitulo mas escrito que no puedo terminar, me siento muy mal ahora mismo enserio lo siento mucho. Prometo recompensarlas muy pronto. Gracias por todos los comentarios.

#muchlove

  • 1209 days ago via site
  • 1,619

I WILL ALWAYS LOVE YOU

Capitulo 40.

-No hay nada que pensar, tengo que hacerlo. Esto es injusto-la voz de ______ sonaba llena de tristeza y decepción…de sí misma.
-Pero no de esta manera, no tan rápido-insistía Holly.
-¿Entonces de que manera? Lo he pensado mucho, creo que es lo mejor, no es fácil pero espero lo entienda –bajo su cabeza soltando un largo suspiro.
-Es rápido-defendió su punto de vista su nana.
-No, ya he dejado qué pase mucho tiempo y no sabemos lo que puede pasar.
-No digas eso-dijo duramente.-No va a pasarte nada.
-Pero pasara y yo no quiero que el este conmigo para ver eso. No lo merece-dijo en un hilo de voz. Se repetía a cada momento que tenía que ser fuerte, pero esto no era fácil, pero así tenía que ser.
-¿Cuándo lo harás? El te llama día y noche.
-Lo hare hoy mismo-sonó decidida.
-De acuerdo, sabes que respeto tus decisiones y si crees que esto es lo mejor. Lo acepto.
-Gracias Holly, no es lo mejor, me refiero a la noticia pero es justo que él lo sepa de una vez.

***

Después de estar más de una hora con las manos temblorosas y el teléfono en ellas, decidió marcar el número de Justin. Un pitido, dos pitidos. Por favor no contestes Justin, pedía ______ internamente. Tercer pitido. Tal vez este ocupado.

-Hola-su voz sonaba esperanzada, claro conocía el numero.
-Justin-_______ solo pudo pronunciar eso, escuchar su voz por un momento la hizo sentir segura, para lo que venía.-Hola-tonta, se insulto internamente.
-¿Cómo estas linda?-no sonaba enfadado como suponía.- ¿Por qué no has venido?-su tono de voz se torno preocupado.
-Estoy bien-mintió.-Y he estado un poco indispuesta, pero ya estoy mejor y me gustaría verte.
-Ahora mismo voy a tu casa-se dispuso Justin emocionado, al fin la vería después de no verla cuatro días.
-No-le impidió ella de inmediato-Estas en clases, mejor nos vemos en el café del centro a las 6 ¿si?
-Está bien-resoplo Justin no muy de acuerdo.
-Te amo-se despidió _______ cortando la línea para poder soltar las lagrimas que había estado reprimiendo durante esos largos minutos.

¿Por qué estaba siendo tan cobarde y valiente al mismo tiempo? No, valiente no. Si hubiera sido valiente nunca se hubiera enamorado de Justin y ahora esto no estaría pasando. ¿Por qué? Era tan débil, sentía tanta repulsión hacia ella en ese mismo momento que no podía comprender como Dios podía estar perdonándola con un día más de vida. Era una bendición que no comprendía muy bien.

Faltaban aun más de cuatro horas para ver a Justin ¿Qué se suponía que tenía que hacer? Ya había tomado una ducha por la mañana, había desayunado, su cuarto estaba ordenado, estaba vestida. La única opción viable era escuchar música, pero no, la música solo iba a lograr deprimirla más y tal vez acobardarse y dar un paso atrás y seguir mintiendo.

Después de estar pensando por varios minutos, se desvistió y se metió a dar una segunda ducha para despejar sus pensamientos. Por alguna extraña razón la ducha siempre la relajaba y la distraía de cualquier mal pensamiento. Comenzó a pensar en su madre, un remolino de recuerdos llego a su mente, cerró los ojos profundamente, dejando que el agua recorriera su cuerpo libremente. ¿Qué le aconsejaría su madre si estuviera con ella? Ahora la necesitaba más que nunca.

-______, ¿estas bien?-pregunto Holly preocupada mientras tocaba la puerta.
-Si-respondió ella en un hilo de voz, por el silencio absoluto, Holly pudo lograr oírla.
-Llevas más de una hora ahí dentro, sal.-Le ordeno suavemente.
-No.
-______, vamos, hablemos-le propuso.

El silencio domino, _______ no estaba dispuesta a salir, no quería que el agua dejara de tocar su cuerpo. No quería volver a la triste y cruel realidad. Pero no, no podía portarse como una pequeña ahora, no ya no más. Dejo que el agua siguiera mojando su cuerpo y por última vez su cabello. Diablos, se tardaría en secar y tenía que arreglarlo. Tomo una toalla, sacudió su cabello secándolo un poco, se envolvió en esta y salió de la habitación.

-Al fin sales-suspira Holly con alivio.
-No exageres, necesitaba pensar.
-No estés así.
-No me pidas eso, estoy aterrada de mi misma. No puedo creer que haya dejado que todo llegara tan lejos-se lamento mientras se dejaba caer en su cama. Un escalofrió recorrió su cuerpo.
-¿Hablaste con tu padre sobre esto?-inquirió Holly seria.
-Si, pero él dijo que la decisión que tomara estaría bien. El aun cree que hay opciones.
-Las hay.
-¡No!-exclamo ella con dolor-Ya sabes todo lo que ha pasado.
-No pierdas la fe.
-No la estoy perdiendo, es solo que ya me resigne. Si Dios quiso esto es por algo. Pero Justin no merece esto.
-El lo entenderá-le animo quitando la lagrima que caía por su mejilla.
-No quiero que lo entienda-se sinceró-No puedo ser tan injusta con él, después de esto yo no quiero que el este conmigo por lastima u obligación. Nada será lo mismo.
-¿Qué hiciste con la _______ optimista? No te reconozco-se horrorizo.
-Soy optimista pero también realista-se defendió ella limpiando las lagrimas para poder incorporarse.
-Pero…
-Me vestiré, bajo en un rato-dio por terminada la “conversación”, Holly salió de la habitación.

Dos horas habían pasado desde que _______ había prácticamente corrido a Holly de su habitación. Tenía puestos unos jeans con un suéter flojo azul con unos Converse del mismo color y su cabello suelto aun húmedo. Estaba completamente ida sin saber que debía decir. ¿Y si lo lastimaba? Eso era más que obvio. Definitivamente esto era lo más difícil que había hecho alguna vez en su vida. No podía aceptar que todo se fuera a ir a la mierda tan rápido. Era injusto, ya se había resignado, pero las mejores cosas llegan sin aviso y así había pasado con Justin.

Justin era lo mejor que le había podido pasar en su vida, no podía estar más agradecida con Dios de haberlo puesto en su camino, no fue fácil. Pero definitivamente había valido la pena. Pero ¿para que había aparecido en su camino si tenía que pasar todo esto? ¿Porque tuvo que pasar tanto tiempo, tantas cosas hermosas y recuerdos que llevaría a donde sea que fuera a ir? No podía comprender porque esto estaba sucediendo. Era demasiado dolor con todo.

Tenía solo 20 minutos para llegar al café. Mierda, se le había hecho ya tarde. Fue directo al baño a lavar su cara y después poner un poco de crema hidratante, para que no se viera tan demacrada aunque no era de mucha ayuda, sus ojeras eran prácticamente imposibles de cubrir. Se miro al espejo, cepillo su cabello rápidamente, lo sujeto en una coleta alta, tomo un abrigo gris largo, su celular en el bolso y listo salió de su habitación.

-Vuelvo en un rato-grito rápidamente para salir de su casa sin ver a Holly, no mas confusiones. Iba a hacerlo fácil, conciso y listo.

Camino hacia su auto, 10 minutos, el café quedaba a solo 5 minutos. Cuando llego al café, no vio el coche de Justin por ningún lugar, dio la vuelta de nuevo a la manzana. ¿Y si Justin no llegaba por alguna razón? No, ya, eso era peor, haría todo mas difícil además el nunca la dejaría plantada. Y menos cuando tenía cuatro días que no la veía.

¿Por qué no condujo más lento para pensar un poco más? Pero ya no había mas tiempo, aparco su auto en la esquina justo frente al café, Justin aparco su auto afuera del café, estaba parado sobre la puerta. Se veía tan…Justin. Llevaba puestos unos pantalones de pants verde oscuro con Supras negras y una sudadera floja con la capucha puesta.

_______ Suspiro antes de apagar el motor, todo el cuerpo le temblaba. Esto era más difícil de lo que había pensado. Fingió buscar algo en la guantera del asiento a su derecha. No llores, se fuerte. Se repetía una y otra vez en su mente. Exhalo fuertemente y se dispuso a salir de su auto. Puso seguros y se sorprendió al sentir el frio que azotaba esa noche. Al menos su temblor tendría un poco de lógica.

Se fue acercando lentamente a Justin hasta poder ver el resplandor de sus lindos ojos mieles debajo de la capucha.

-Mi amor-la abrazo rápidamente, si que la había extrañado.- ¿Estas bien? ¿Por qué no has ido a la escuela? ¿Por qué no me llamas? ¿Por qué no me dejaban verte?

_______ Solo lo abrazo mas fuerte evitando todas las preguntas, pero sabía que Justin quería respuestas…sinceras.

-Vamos adentro-le invito.-Hace demasiado frio.-Ella solo se limito a asentir con una media sonrisa que en realidad era una mueca rara. No podía hablar. Pareciera como si Justin la estuviera arrastrando dentro de la cafetería.

Había calor dentro, un calor de hogar, por la fogata claro. Había parejas y también familias que cenaban con tranquilidad. Todo el mundo lucia feliz. Justin la guio a una mesa al fondo del lugar, sonreía como si _____ fuera su gran premio, o algo así. _______ iba con la cabeza baja.

-Buenas noches. ¿Qué ordenaran?-les saludo la amable mesera, era joven, pero no tanto.
-Yo quiero un chocolate caliente y un pastel de chocolate-pidió Justin con una sonrisa.- ¿Y tú?-le pregunto a su novia.
Nada, solo vengo a decir la verdad y ya, ¿Por qué todo el mundo hace todo tan difícil?, pensó, para responder:-Lo mismo.-No tenía ni idea de lo que Justin había pedido, no escuchaba bien, seguía temblando aunque ya no se sintiera frio y quería gritar de dolor.

La mesera anoto lo ordenado en su libreta y se dirigió hacia la cocina. Ambos seguían sin hablar. Justin miraba a su novia con atención intentando comprender que pasaba, pero no podía.

-¿Te sientes bien?-se atrevió a preguntar Justin rompiendo el silencio por primera vez, incomodo.
-Si-mintió ella.-Pero creo que debemos hablar.
-Lo mismo creo yo-le apoyo Justin dejándola sin habla, ¿acaso iba a terminar con ella o algo parecido?
-Empieza tu-le pidió ______ pasando un mechón de su cabello hacia atrás de su oreja.

La mesera llego con lo que habían ordenado, ______ se asqueo al ver el pastel de chocolate. ¿Pero qué demonios le estaba sucediendo? Tal vez, vomito verbal.


I WILL ALWAYS LOVE YOU

Capitulo 41.

-Estos últimos días me he sentido perdido sin ti-confeso Justin sonriendo tristemente.-No entendí porque no querías verme, mi mama me regaño dijo que te estaba acosando mucho por eso te deje descansar un día.

______ rio tiernamente, para después seguir sintiéndose mal. Nunca en su vida había imaginado que un chico se preocupara tanto por ella, en que la llamara a su teléfono para preguntar si está bien. En que se tomase la molestia de llevarle un ramo de rosas a su casa. Pero todo eso ella lo rechazo, esos días nunca tomo una llamada de teléfono, ni salió para recibir las flores que le llevaba. Le decía a Holly cualquier excusa tonta para que ella se la hiciera saber a Justin.

-Lo siento, no me sentía bien-respondió tontamente con un nudo en la garganta dándose cuenta de lo injusta que estaba siendo con él.
-Pero yo podía hacerte mejor-le reclamo Justin dulcemente tomando un sorbo de su bebida.
-Es que nadie podía hacerlo.
-¿Qué tienes?
-Ya me siento mejor, de verdad, fueron solo unos días difíciles. No sé qué sucedió-se desentendió cambiando por completo el tema.
-¿Segura?-insistió el.
-Segura-mintió, una vez más. ¿Qué estaba haciendo?-Pero tu… ¿has estado bien?
-Si, aunque no tanto. De verdad me haces falta, necesito estar contigo siempre. Mi vida no es igual sin ti-confeso Justin sonriéndole.

“De verdad me haces falta, necesito estar contigo siempre. Mi vida no es igual sin ti.” Sonaba como eco en la mente de ________. Todo estaba complicándose cada vez más. ¿Por qué Justin tenía que decir eso?

-No digas eso-le pidió ______ con la voz ahogada. Apenas podía hablar.
-Solo digo la verdad, no fue fácil pero lo bueno es que ahora te sientes mejor. Quiero cuidarte ______, para mí no es un peso extra o algo así. Eres mi vida.-le recalco Justin una vez más.

Y era la verdad, estos días no habían sido nada fáciles para Justin. Ahora todo el mundo lo miraba mal, pero a él eso lo tenía sin cuidado. Había defendido a su novia de la idiotez que le habían hecho las personas a las que solía llamar amigos. Eso no lo había podido permitir. Ya no le importaba nada, pero no podía negar que le dolía perder a Ryan y a Chaz, sus amigos de toda la vida.

Ambos habían tenido días difíciles. Mientras Justin se sentía bien de haber defendido a _____ ante todo el mundo. _______ se arrepentía de haber luchado con Justin por estar juntos.

-Mientras sea posible, estaré contigo de la forma que tenga que ser-al hacer esa promesa, ______ no se refería exactamente a estar con él físicamente, pero si de cualquier manera posible.

Justin tomo su mano que seguía temblorosa y junto sus labios con su palma. La piel de ______ se puso de gallina y le correspondió con una sonrisa de disculpa.

-Visite a Avalanna ayer-comento Justin con una sonrisa.
-¿Enserio? ¿Qué tal?-pregunto ella un poco más animada. Si iba a ser la última vez que estuvieran juntos, debían estar bien.
-Muy bien, es la niña más dulce que he conocido alguna vez. Creo que va mejorando-sonó optimista.-Jugamos toda la tarde, me fui hasta dejarla dormida. Tiene demasiada energía.
-Los niños nunca se cansan de jugar.
-¿Ella tiene alguna esperanza?
-Supongo que si, en estos casos de emergencia es muy fácil encontrar un trasplante de riñón pero es muy difícil que alguno de los chicos tenga eso, generalmente son más graves pero con Avalanna el problema no es ese, si no que el cuerpo acepte ese riñón que ella necesita. Pero nadie tiene el tipo de sangre que ella tiene, es muy difícil de encontrar.
-Entiendo-analizo Justin-Estoy seguro que llegara un donador o haremos que llegue-decidió firmemente.
-Esperemos que pase todo bien, Avalanna tiene todo una vida por delante.

El tiempo pasó rápido. Hablaron de cosas divertidas y alegres, un gran avance. _______ al fin logro relajarse un poco y dejar de pensar en lo negativo y Justin sintió a ______ como lo era siempre.

-Comes demasiado lento-se quejo Justin.
-Lamento no comer como si el plato fuera a huir de mí-se defendió _____ dándole un golpe en el pecho.
-Eso no es cierto, yo como normal, tu no, demasiado lento-insistió.-Tu solo te comiste una rebanada y yo tres y ya no comí mas porque me empalague.
-¿Lo ves? Comes muy rápido.
-No es cierto.
-Lo es-replico ella.

Ambos guardaron silencio, pues por donde pasaban estaban Kim, Betty, Chaz y Ryan, se reían con sus cervezas pero al verlos se callaron, Justin aferro a su novia de su lado y caminaron más a prisa hasta dejarlos detrás. La noche estaba muy oscura, pero la Luna alumbraba perfectamente entre los árboles que había ahí. Además de que no había mucha gente.

-En mayo debemos entregar la solicitud de universidad-le recordó Justin-¿ya lo hiciste?
______ negó con la cabeza.-No iré a la Universidad.
-¿Por qué?-pregunto sorprendido.

Listo. Es el momento. _____ suspiro largamente alejándose de Justin.

-Estoy enferma.
-Cariño, lo debiste haber dicho antes, no quiero que te resfríes. Vamos, te llevo a casa-ofreció Justin rápidamente envolviéndola en sus brazos, que ella rechazo.
-No Justin, estoy enferma-repitió.

El cuerpo de _______ se paralizo, quería salir corriendo, quería hincarse ante Justin y pedirle perdón por lo que le estaba haciendo, pero no, era el momento. Se acabo.

-Tengo leucemia-dijo lentamente.
-¿Qué?-Justin no daba crédito a lo que estaba escuchando-No, tu estas perfecta, tienes 17 años no puede ser.
-Esto no se trata de edades-su voz sonaba calmada, de alguna manera se sentía aliviada por haberlo dicho.-Tengo cuatro años con esto Justin-le explico.-No hay cura, no respondo a los tratamientos.
-_______ esto no es cierto-dijo Justin indignado sintiendo un hueco en el pecho más grande que el mismo.
-Esta no es una razón para enfadarme con Dios, el ha sido muy grande dejándome vivir más tiempo. ¿Sabes? Yo ya me había resignado a lo que tenía que pasarme, pero después apareciste tu y cambiaste todo mi mundo Justin, lamento lastimarte, no quería que esto llegara a tanto. Por eso te dije que no te enamoraras de mí, pero no te culpo. Porque yo también lo hice y no tienes idea de cómo me duele esto, lo siento, lo siento.

______ se fue corriendo con lágrimas en los ojos, Justin se quedo parado sin poder decir o hacer nada. _____ se perdió entre la oscuridad.

***

Las lágrimas en el rostro de Justin no cesan. Una noche tan fría, tan luminosa y una carretera prácticamente vacía. Va manejando a una velocidad de la que ni el mismo está consciente.

Se sentía completamente destrozado. ¿Cómo reaccionar después de que el amor de su vida le dice que su destino es la muerte? ¿Cómo? No hay palabras que puedan aliviarlo. Se siente completamente perdido.

Tiene la necesidad de hacer algo, para salvar su vida. El no puede dejar que su _______ se deje vencer por esto. El tiene que hacer algo, no tiene idea de qué, pero algo tiene que hacer.

Es que no es posible, debe ser una pesadilla de la cual quiere despertar. ¿Por qué siempre las personas buenas sufren? ______ es buena con todo el mundo, apoya por doquier a quien lo necesita. Se esfuerza en todo lo que se propone lograr. ¿Por qué a ella? Tan joven, con un futuro prometedor por delante.

NARRA JUSTIN

“Tengo leucemia”. ¿Cómo mierda era eso posible? Ella siempre luce sonriente, con energía, hace demasiadas cosas, es que no ella no puede tener eso. ¿Qué es leucemia? Lo único que sé es que mata a personas, pero no puede matar a ______, no a ella.

Ella no puede dejarme, no. Es egoísta pero ella no puede irse de mi vida, ella lo es todo para mí. No sé como paso, pero ella se convirtió en todo para mí y no puedo dejar que eso desaparezca.

Ahora solo alguien puede ayudarme de verdad, me tragare mi orgullo, ______ vale cualquier sacrificio y para salvarla doy hasta mi propia vida.

FIN DE LA NARRACION

Justin reduce la gran velocidad a la que manejaba hasta detenerse frente a una casa rustica en una residencia muy linda, pero bastante lejos de la suya. Había conducido por más de 40 minutos. Suspiro largamente y seco las lagrimas de su rostro. Tenía que ser fuerte y concentrarse en ayudar a su novia. Cada segundo contaba.

Baja del auto y camina por el jardín que lucía perfecto. Todas las luces de la casa están apagadas, estaba a punto de dar la media noche. Era bastante tarde. No le importa. Toca el timbre y espera. Pero no pasa nada. Toca una vez más y vuelve a esperar. Nada. Toca desesperadamente el timbre incontables veces de una sola vez, nada. Mierda. Da un golpe justo al lado del timbre y baja las escaleras que te llevaban hacia la puerta.

La puerta al fin se abre, dejando ver a Jeremy envuelto en una bata con su pijama debajo.

-Justin-se sorprende-¿Pasa algo?
-Necesito tu ayuda-Justin arrastraba las palabras realmente rápido con un tono de voz desesperado. Probablemente, nunca más lo había estado en toda su vida.
-¿Qué pasa? Dime
-Mi novia-Justin baja la cabeza intentando no llorar-Tiene un tipo de cáncer, necesito que la ayudes, por favor.-suplicaba.
-Tranquilo Justin-le pide su padre agarrándolo por los hombros en forma de consuelo mientras voltea su vista hacia atrás donde esta Erin en bata con un gesto de preocupación.-No sé nada de su caso.
-¿Que?-dice Justin atónito sin entender-Sabes…-comienza a alejarse de el para seguir hablando:-Ya sabía que como siempre, contigo no cuento para nada.
-Justin, necesito hablar con su doctor y ver qué puedo hacer por ella.
-GRACIAS-grita Justin entrando a su auto furioso azotando a la puerta como si fuera culpable.

Arranca el auto y las llantas rechinan de la velocidad que tomo a primer rango, da la vuelta rápidamente y se dispone a regresar a su casa.

Maneja a una velocidad de más de 140 km/h. Llora sin control. Se siente impotente, triste, no puede hallar el sentido a su vida en ese momento. Tan solo de recordar lo que su novia le había dicho el corazón se le hacía añicos y la respiración le fallaba por el vacio que sentía en su corazón. Se rehusaba a creer en eso.

Definitivamente, a veces las mejores personas eran las que más sufrían. Pero… ¿Por qué? Ahora comenzaba a entender la actitud de _______ y su ansiedad por vivir su vida lo mejor posible. Ella no tenía tiempo para cometer errores, pero si para cambiar vidas y era lo que intentaba hacer día con día. Dar lo mejor de si misma sin esperar un mañana. Como para todos, la muerte llegaría algún día, pero la de ella estaba prácticamente condicionada y contada, aunque ella no lo quisiera saber. No había solución, años habían pasado desde que la diagnosticaron, había sido difícil lidiar con todos los tratamientos hasta que por fin, se resigno a intentar vivir una vida normal y al máximo. Pero de alguna manera aun no estaba satisfecha, pero no podía quejarse. Porque Dios la llenaba de bendiciones cada día y una de esas era…el vivir un día mas.

El coche freno esporádicamente sobre el asfalto de la calle, no sabía en qué calle estaba. Lo único que quería era poder hacer que ______ estuviera sana. Seguía atónito, pero también tenía que resignarse, porque estaba dispuesto a estar con _____ fuera como fuera sin importar lo que tuviera. _____ ahora era parte de su vida y nada podía cambiar eso.

CONTINUARA…

No tengo cara, que vergüenza, lamento no haber subido todos estos días. Pero me fue realmente difícil escribir esto por obvias razones. Sé que algunas esperaban esto y otras más están llorando, yo igual llore antes de escribir. Me abrume con todo.

Espero que en Navidad la hayan pasado increíblemente bien y que hoy, el último día del año igual lo hagan. En 2013 es un nuevo comienzo, plántense metas & cúmplanlas. Debemos dar lo mejor de nosotros cada día.

Gracias hermosas por todo el apoyo y la paciencia que me han tenido. En verdad muchas gracias, esta novela está a punto de terminar, en el capitulo 50 lol, pero en 2013 sabrán mucho mas de mi.

Mis mejores deseos para ustedes y su familia hoy y siempre. Las amo mucho y gracias por todo.

Uno de mis propósitos para 2013 es hacer sonreír a personas & esta es una manera increíble de hacerlo. Me gustaría hacerlas sonreír, solo necesitan dar RT a cualquiera de estos tweets:

https://twitter.com/KidrauhlRockzJB/status/285846475886452736
https://twitter.com/KidrauhlRockzJB/status/285641119621074944

& listo, las hare sonreír o reír algún día este 2013. Este es nuestro año chicas, muchos sueños por cumplir.

-¿ERES NUEVA LECTORA? AVISAME.
-¿CAMBIASTE TU USER? AVISAME.
-¿NO TE AVISE? PUTEAME, OK NO, SOLO AVISAME.

Intentare subir lo antes posible, díganme que les gusto o que no y pásenla increíble.

Las amo. #muchlove

  • 1220 days ago via site
  • 1,597

BELIEBERS....

JUSTIN ESTÁ EN EL HOTEL FOUR SEASONS: PUNTA MITA EN NAYARIT, MÉXICO.

LA SEMEJANZA DE LA ALBERCA ES INMINENTE, SON IDÉNTICAS. SE DICE QUE ESTÁ CON SELENA, PUES AMBOS SE TOMARON FOTO CON LA MALETERA DEL AEROPUERTO. HAY RUMORES DE QUE FREDO TAMBIÉN ESTA Y OTROS MIEMBROS DEL TEAM.

PERO BUENO, LO QUE ES 100% SEGURO ES QUE ESTA EN PUNTA MITA Y NO EN PUERTO VALLARTA, QUEDAN CERCA PERO SI HAY DIFERENCIA.

PUNTA MITA ES DE LAS PLAYAS MÁS EXCLUSIVAS EN MÉXICO, HAY EXCLUSIVIDAD.

EL LINK DEL HOTEL ES ESTE: http://www.fourseasons.com/puntamita/ SI LLAMAN CHICAS & PREGUNTAN POR JUSTIN ES MAS QUE OBVIO QUE NO LES DARAN LA INFORMACION.

PERO BUENO, YA EL HOTEL ESTA CONFIRMADO.

  • 1222 days ago via site
  • 787

Hace un año exactamente. Un 24 de diciembre de 2011, era tarde, habia conocido a , ella me dio algo para leer impresionante que me dejo pensando, eran la 1:50 am mas o menos. Como siempre, antes de apagar la computadora fui a Twitter directo al perfil de Justin, a dejarle su tweet de buenas noches con la leve esperanza de que algo pasara, lo que sea un RT, un follow, una respuesta, pero por primera vez, no espere absolutamente NADA a cambio. Le envie algo así como:


#MerryChristmasJustin like gift I just want a follow, just one click that will change my life. #neversaynever #teamo


El habia publicado un link de un video de Youtube hacia menos de 2 minutos, aun no cerraba mi correo cuando a la 1:54:31 am me llego una alerta de correo que decia:

¡Justin Bieber () te está siguiendo en Twitter!


No me importo lo tarde que era, grite fuertísimo sin poder creer que eso estuviera pasándome a MI. Diez meses enviándole tweets diario con la esperanza de que me notara, diez meses de decepciones, de tristeza, de frustración y en el momento menos esperado ¡BOOM! El noto mi existencia, leyó mi tweet, tomo la molestia de ir a mi perfil y dar click en “FOLLOW” no recuerdo exactamente lo que en ese momento twitee no podia parar de llorar.

Mi mama me regañaba, quería saber que me pasaba, porque estaba entrando a una crisis nerviosa, solo mi hermano dedujo porque estaba asi. No podia escribir, el teclado estaba lleno de lagrimas de alegría. Miles de chicas me enviaban menciones felicitándome.


Ahora mismo tiemblo de tan solo recordarlo. Justin con ese pequeño detalle me hizo la chica mas feliz en una Noche Buena y Navidad, me dio un regalo que guardare por siempre en mi corazon.


Fue mi seguidor #1.097. Y aunque el no leera esto se que en el fondo sabe lo mucho que significa para mi y muchas chicas mas un click de su parte.


Gracias por hacer mi sueño realidad Justin, gracias por hacer estos tiempos aun mas especiales. Gracias, te amo. <3

  • 1228 days ago via site
  • 233

Hola, antes que nada este no es un reclamo para & lo que nosotras pedimos es una explicación lógica y concisa conforme a las bases que dieron en su concurso que consistía en ganar Girlfriend, perfume de Justin Bieber. Las bases del concurso indicaban que se debían responder 2 preguntas. Y después twittear la frase: Con puedo ser la primera #GirlfriendBeliever de Justin en México! #AMOFashionBox, todas lo hicimos dice claramente “Las participantes que mas RT’s den en Twitter a las frases entraran a la rifa por mas productos de Justin Bieber”, se entiende como la participante que consiga mas RT’s es la ganadora, en este caso serian las 5 chicas con mas RT’s.

182 RT’s: https://twitter.com/KidrauhlRockzJB/status/281537727013474304
321 RT’s: https://twitter.com/ItsBiebsBeadles/status/281807212773511168
140 RT’s: https://twitter.com/iBelieveWithJB/status/281256765419560960

Tenemos más RT’s que algunas chicas que seleccionaron como ganadoras que solo dieron RT a todas las frases y twittearon la frase más veces. De eso no trataba el concurso, si no todo hubiera sido mucho más simple. Lo complicado era conseguir que la gente nos apoyara a juntar RT’s, no todos lo hacen, pero aun así estuvimos por horas twitteandole a todo el mundo que nos ayudara, nos dieron tweet limit muchas veces, y no es justo que no hayamos sido seleccionadas teniendo más puntaje que algunas “ganadoras”. Pedimos justicia. Esto es muy injusto y desmotivante. Justin nos ha enseñado a seguir nuestros sueños y eso estamos haciendo pero esto es muy triste. Por favor pedimos una explicación lógica conforme a las bases del concurso.

Esto no es justo, somos una gran familia, nos esforzamos, no merecemos esto.

Y aquí solo somos & pero hay más chicas inconformes con lo sucedido. Las ganadoras tenían que ser seleccionadas por mayor numero de RT’s. Sin más por el momento, reiteramos, que pedimos una explicación.

De antemano, gracias.



  • 1231 days ago via site
  • 157