Justin

@Biebseressexy

✌Justin complete my world.

Photos and Videos by @Biebseressexy

  • Timeline
  • Gallery

Capítulo final


Parte II





Apreté mis dientes y cerré mis ojos. Por favor que sea un sueño. Rogué. Esto no podía ser cierto. Era demasiado.







-¿Sorprendida mi pequeña ____?







Daimon sonrió. Mire a todos los que se encontraban allí. Para ver a quien más reconocía. Y los únicos que estaban allí ahora eran mi madre, Tommy la directora Montgomery. Justin, Daimon y yo. Nadie más. Todos las demás personas habían desaparecido. Mi madre seguía esposada. Pero esta tenía sus ojos cerrados.








-Si me das ahora mismo tus poderes, salvaras a tu querido novio y quizás a tu madre. Ahora esta hechizada. No puede hablar, ni moverse. Es como si estuviera dormida –dijo burlón







Trague saliva.






-Déjalo ir a él y lo hare, lo juro.







-¿Y piensas que te creeré? ¿Con lo que hiciste hace minutos? ¿Lanzarme contra un árbol? ¿A caso no sabes cuan poderosa eres? Eres la elegida y puedes hacer cualquier cosa, lástima que no sepas como usar tu magia y la desaprovechas de esa manera –sonrió







-Despierta a mi madre al menos –susurre








Estaba cansada. Esto era demasiado para mí. Necesitaba a Demetria. Ahora. Cerré mis ojos con fuerzas. Me sentía tan cansada.






-Lucharemos –dijo con voz ronca






Abrí los ojos rápidamente. Parpadeando.






-¿Qué?






-Ya escuchaste lucharemos –sonrió –Si gano, me llevare tus poderes y a tu madre.





-¿Y si pierdes?






-morirán de igual manera –sonrió.






-Eso no es justo –grite







-Nada en esta vida es justo mi querida ___ -respondió Montgomery






-Usted… -la señale –es una perra. ¿Cómo pudo engañarme de esa manera?







-A mi no me insultes niñita malcriada –enfadada dio paso hacia mi –puedo destruirte fácilmente si quiero







-Pero no lo harás –respondió Tommy







-No puedo creer que aun la quieras, por dios, ella no daría su vida por ti. No te quiere ¿a caso es difícil de entender? –le grito Montgomery a su hijo. Aun me costaba creer que era “su hijo”.









-Cállate madre –advirtió







-¡NO! –grito





-Magdalene, por favor cálmate –dijo Daimon con paciencia –Deja al chico tranquilo ya






-Pero señor…






El la miro con advertencia y luego la directora Montgomery dio un paso atrás. Apretó la mandíbula y me miro mal. ¿Su nombre era Magdalene? ¿Su verdadero nombre?. Pensé que ni nombre tenia. ¡Dios!.






Bueno todos deberían tener un nombre.







Di paso hacia delante. Tenía que ser fuerte. Debía derrotar a Daimon. Debía salvar a Justin. Debía salvar a mi madre. La directora Montgomery mejor conocida como “Magdalene” volvió a colocarse su capucha.







-señor ¿Por qué no deja que yo luche con ella primero? –dijo magdalena y yo la mire anonadada ¿luchar con la directora? Oh dios mío. ¿a caso esto podía empeorar?






-buena idea –dijo Daimon sonriente y dio varios pasos atrás






Magdalene se puso en posición, yo no sabía qué hacer. ¿Qué debía hacer? Estaba aterrada como la mierda. Justin estaba inconsciente. Y yo quería que lo despertara. Mi madre dormía, no podía observarme. Tommy no dijo ni hizo nada para ayudarme. ¿y decía amarme?. Daimon estaba feliz con la idea. Y la directora mejor dicho Magdalene me miraba con odio y sus ojos brillaban.







Oh. Mi.






Ella dijo una palabra y escuche que alguien gritaba mi nombre. Caí al suelo inmediatamente y sentí que un dolor abrazaba todo mi cuerpo como si me hubiesen dado diferentes puñetazos por todo mi cuerpo. Mi cara empezó a arder.






Mierda.









Mire hacia Magdalene pestañeando. Ella había lanzado un hechizó hacia mí. Esto era tan extraño. Nunca en mi vida me hubiese imaginado nada de esto. Oh dios.






Jadee y me levante. Esta vez Magdalene lanzo otro hechizo pero no se que rayos hice que ella cayó al suelo con un fuerte golpe. Se levanto rápidamente y volvió a lanzar otro hechizo el cual yo esquive. Sabía lo que tenía que hacer. Era como si mi cuerpo actuara por sí solo.







No se por cuanto tiempo estuvimos así, pero yo había esquivado la mayoría de sus hechizos y había lanzado algunos cuantos que habían dado en el blanco. Ahora Magdalene estaba en el suelo, tirada jadeando, con lodo por todo su cuerpo y me miraba enfadada.







Yo no sabía de dónde rayos había sacado esas habilidades y como rayos logre esquivar todo y cada uno de esos hechizos.







Pero de repente ella se levanto furiosa y dijo algo, algún hechizó que yo conocía bastante bien. Demetria me lo había enseñado. Y ella ahora mismo estaba citando las frases para hacer el hechizo. Daimon grito y Tommy también lo hizo. Pero sus gritos los escuche lejos, mientras la miraba. Ella estaba haciendo el hechizo de la muerte e iba a lanzarlo hacia mí. Tenía una daga en su mano. Ella la lanzo en mi dirección con agilidad.







-¡Madre NO! –grito alguien







Alguien se interpuso en el camino. Y antes de que pudiera reaccionar un cuerpo cayó al suelo, inerte. Un grito ahogado. Me quede paralizada. Oh dios. No podía moverme. No poda hacer absolutamente nada.






Tommy se había interpuesto y el hechizo había sido lanzado hacia él. El me había salvado la vida. Mis pies funcionaron y corrí hacia el. Tenía sus ojos semi-abiertos.








Lleve mis manos a mi boca para ahogar un sollozo. Esto no pudo haber pasado.







-¿Qué rayos crees que hiciste? –grito alguien






-¿Por qué HAS HECHO ESO?






Empecé a escuchar gritos, pero no podía escuchar bien. Solo podía mirar como poco a poco los ojos de Tommy se iban cerrando y su respiración se volvía más lenta. Aterrorizada tome su mano.






-No te duermas –susurre –no lo hagas –dije y mire como brotaba la sangre desde su corazón, donde la daga estaba clavada







-_____ -susurro y lentamente alzo su mano hasta tocar mi mejilla







-_____ -volvió a susurrar –yo….nunca……d-dejaría…..que….








-no hables –solloce –todo va estar bien –el negó con la cabeza




–es mi hora. No hay reparo. No podrás salvarme. Mi madre lanzo uno de los hechizos mas…. Poderosos no tengo tiempo ya…. Llego mi hora –tosió








Vi lágrimas en sus ojos. Las cuales se deslizaron por su mejilla.







-Siento no habértelo dicho antes, pero siempre te eh amado –susurro y trague saliva –Lo siento mucho… por…. p-por todo







-Tommy por favor…








-siempre voy amarte ___. Siempre. Daimon dijo que daría mi vida por ti y acabo de hacerlo –susurro –Te amo ____, y siempre lo voy a hacer –dijo apretando mi mano fuertemente –te amo







Susurro antes de que sus ojos se cerraran. Mi corazón se rompió. Tommy había muerto, había muerto por mí. Había dado su vida por mí. Temblé y mire hacia donde estaba Magdalene que miraba como su hijo estaba inerte en el suelo. Paralizada y con lágrimas en sus ojos. Detrás de ella estaba Daimon. Con una postura seria.







-Felicidades, acabas de asesinar a tu hijo –dijo Daimon con malicia







-No… -susurro -¡NO! Haz algo, tu puedes, hazlo –grito desesperada cayendo de rodillas al lado de su hijo. Yo me aparte






Ella había lanzado uno de los hechizos más fuertes. Una de los hechizos que podrían quitarte la vida. Pero no era tan fácil, ya que una de las maneras de asesinar a un hechicero era lanzando una daga en forma de cruz, mas hacer el hechizo y la daga debía estar envenenada.





Eso fue lo que había matado a Tommy, el tenía clavada la daga en su corazón.





-Acabas de utilizar la daga que utilizaría con ____. –dijo Daimon y lo mire perpleja






Él lo decía como si fuera algo normal.






-Ya me canse de estúpido juego, ya es hora de obtener mis poderes –dijo y me miro






Gatee hacia atrás y él se acerco y rápidamente me tomo del cuello. Asfixiándome.






-Eh esperado mucho por esto –susurro en mi oído







-Eres la elegida –prosiguió –La hechicera más fuerte. Y ahora pareces un cachorrito indefenso apuntó de morir –sonrió







Apretó tan fuerte mi garganta. Sentí que todo mi aire se iba. Y mire su iris color negro.
Sentí miedo al ver esos ojos que de un momento a otro se volvieron todos negros. Cuando sentí que todo había acabado para mí. Sentí como me soltaban. Un grito abrasador y luego Daimon estaba tirado en el suelo gritando de dolor.






Voltee para ver detrás de mí y pude ver a Demetria sonriendo con victoria. Sentí alivio al verla allí parada. Como siempre estaba hermosa. Con un vestido color rosa ceñido a su cintura. Y había muchas personas detrás de ellas. Todas tenían una capucha de color azul marino y algún escudo en el pecho. Coloque mis manos en la garganta. Sentí que mi respiración volvía a la normalidad. Estaba tirada en el suelo. Esta noche había recibido un montón de golpes. Lo más probable es que tuviera moretones por todos lados.





-Daimon Morgentens –dijo una ronca voz –Al fin nos encontramos







Daimon dirigió su furiosa mirada a Demetria y sus acompañantes. Se levantó, tomando su brazo que ahora brotaba de sangre, escupió al suelo y luego levanto la cabeza valientemente.






-Es mejor que te rindas –dijo Demetria con su suave voz –Somos demasiados contra ti –dijo con aire de autoridad







-Y TÚ –dijo dirigiéndose a Magdalene. -Si te entregas, las cosas serán mejores para ti. Tú eliges.







Cuidadosamente me levante. Y di varios pasos hacia atrás. Acercándome a Demetria. Mire a Magdalene, quien aun lloraba la pérdida de su hijo. Tirada en el suelo. Con lágrimas en su mejilla.








-Entrégate Daimon, y las cosas serán mejor –dijo Demetria con voz fuerte





-Eso nunca –exclamo Daimon






-Bien –dijo Demetria y avanzo unos pasos. Se acerco a mí y tomo mi brazo.







Aquel rose me sorprendió. La mire y ella me miro cálidamente. Diciéndome que todo iba a estar bien.








Demetria paso por mi lado. Enfrentándose a Daimon, llevaba algo en su mano. Una Daga. Sonrió burlona.






-Eh estado esperando mucho por esto. Para vengarme de todo lo que me quitaste Daimon Morgentens. Es tu hora –dijo con una sonrisa –Los mayores me han dado el honor de matarte.







Trague saliva. Por fin Demetria vengaría la muerte de su esposo y de su familia. No podía culparla. No podía decir que estaba siendo cruel al sonreír. Porque él le había quitado todo lo que ella amaba. Y los mayores como ella decía eran aquellos encapuchados que estaban detrás de mí. Los mire, pero ellos no se movieron de su lugar.






Demetria alzo la daga en alto. Observándola. Y comenzó a decir el ritual. Daimon se quedo allí parado. Como si supiera que iba a morir. Cerró sus ojos y sonrió.







-Puede que me mates, pero al menos me llevare algo también. Algo que matara a tu querida ____.







Demetria no paro el ritual. Ni siquiera por las palabras que estaba diciendo Daimon. Mi corazón se acelero. ¿Qué estaba diciendo?.







Entonces lo supe. Cuando Demetria termino el ritual y la daga fue lanzada hacia él. El lanzo un hechizo hacia Justin haciéndolo caer al instante.







-¡NO! –grite horrorizada





El cuerpo de Justin cayó fuertemente en el piso. Inerte. Mi corazón se acelero y me quede mirando la escena. Demetria me miro anonadada. Y luego el cuerpo de Daimon cayó al suelo pero con una sonrisa en su rostro. Había logrado un objetivo.







Corrí hacia Justin apresuradamente. Me acerque y su cuerpo estaba pálido.






-¿Qué diablos hacia el aquí? –me grito Demetria






Pero yo no respondí. Moví a Justin y lo llame unas cuantas veces pero el no contesto.







-No… -susurre con un nudo en mi garganta –no….






-_____ -susurro Demetria a mi lado







-¡NO! –Grite esta vez -¡JUSTIN! REACCIONA POR DIOS. –Le grite y comencé a moverlo. Pero el no reaccionaba






Daimon había matado Justin. Había matado a la cosa que yo más amaba en mi vida. Mi corazón se encogió y deje de respirar. Esto tenía que ser una horrible pesadilla.







-Justin... –susurre tomando su mano fría entre mis manos. Con lágrimas en mis ojos lo abrace con fuerza






-Dime que n-no… que n-no está… NO –solloce






-_____, lo siento tanto… -me dijo Demetria






-Hija –susurro alguien detrás de mí. Era mi madre







Ella me abrazo con fuerza y yo solloce más fuerte.





Negué con la cabeza.






-Tienes que hacer algo tu… tu… no, por favor… no –solloce fuertemente abrazándolo aun mas fuerte








-No hay nada que hacer ____. Esta Muerto –susurro








Y sentí que mi mundo se fue de las manos. Justin había muerto. Y se había llevaba consigo mi corazón.









Epilogo Aqui: http://twitpic.com/cq74qi

  • 426 days ago via site
  • 319

Epilogo




5 años después


California del sur.




2:22 pm.






Mi pequeño Drew estaba brincando sin parar por el césped y corría de un lado a otro. Tenía cuatro años y medio de edad. Había quedado embarazada de Justin después de la última vez que estuvimos juntos. Ese pequeñito era mi mundo. Era pequeñito. Tenía el color de mis ojos. Azules profundos. Y el cabello rubio como su padre. Su sonrisa era igual a la de él. Sus manitas y ese pequeño hoyuelo que se formaba al sonreír.








Todo iba perfecto. Vivía en una hermosa casa. Podía estudiar mientras mi madre cuidaba de mi pequeño Drew y yo trabajaba por las tardes después de la universidad. Durante todo ese tiempo, mi madre supo como adaptarse al mundo de los humanos. Aun le cuesta un poco adaptarse a toda la tecnología pero no lo lleva tan mal.






Mi madre es una increíble persona, es hermosa y muy divertida. Le ah regalo un montón de regalos a Drew y esta tan feliz. Al igual que yo.






Me gradué de Bradford con honores. Magdalene, la antigua directora renuncio a su cargo y se entrego, para pagar su condena por haber sido cómplice de Daimon todo ese tiempo. Ella acepto su castigo. Y hasta ahora sigue viviendo en el “Mundo mágico” donde viven todos o bueno la mayoría de los hechiceros. Hace dos años había viajado junto con mi madre y Drew hacia ya. E ir allí fue una de mis mejores experiencias. Todo era hermoso y natural. Aun recuerdo el dulce olor de las flores. Y la sonrisa de todo ellos. Vivir allí aspiraba felicidad. Pero ese no era mi mundo. Tommy fue enterrado alli con honores gracias a mi. El merecía descansar y estar en un bue lugar. Después de todo dio su vida por mí.









En fin. No paso ni una semana cuando ya habían asignado a un nuevo director en Bradford y pude graduarme. Las cosas con Emma mejoraron y volvimos a ser las mejores amigas. Y hablando de Emma, ahora ah estado viajando o por todo el mundo con Ethan quien ahora es su prometido. Aun son muy jóvenes. Les queda mucho por vivir. Así que no piensan casarse este año, ni el próximo. Pero si en un futuro. Hacen una increíble pareja.






Hablando de parejas felices. Por fin Amber se recompuso y tomo un buen camino. Tiene un nuevo novio con el cual ya tiene un año, su nombre es Jason y es muy adorable. Me gusta verlos juntos, porque son demasiado tiernos. Y Jason la Ama.







Con respectos a mis antiguos padres. Los perdone. Ellos aparecieron juntos. Ambos el día de mi graduación. Cosa que me sorprendió demasiado. Mi madre estaba allí. Mi verdadera madre y yo estaban tan nerviosa porque no sabía si ellos sabían que yo era... bueno una hechicera. La cosa es que no se qué rayos hicieron que ellos pensaron que conocían a mi madre. La cosa es que al final todo quedo resuelto y yo pude perdonarlos a ambos. Mi antigua madre solo estaba cegada por el dolor. Cosa que no había superado. La muerte de su bebe. Porque siempre había querido un niño y no pudo. Ella dijo que no me culpaba de nada. Y que la perdone por todo. Yo acepte sus disculpas. Al igual que mi padre.








Era mejor no guardar rencor. Así estaba mucho mejor.





-cariño –susurro mi madre tiernamente






Estaba sentada en el césped con una manta. Al aire libre con mi bebe jugando con sus juguetes.







-cariño... eh estado llamándote por un buen rato –dijo cariñosamente fritando mi hombro







-Lo siento estaba distraída pensando –sonreí







-Está bien. ¿Vamos comer? La cena esta lista






Negué con la cabeza.






-Espera un rato mas –dije y tome a mi bebe entre mis brazos







-¿extrañas a tu papi mi bebe? –le pregunte a mi pequeño tiernamente







-Papa –dijo y sonreí al escuchar sus palabras








-Pero ya es tarde cariño… segura que?...







Asentí.







-Algo lo está retrasando. Descuida. Confió en el.






-Bien –dijo tiernamente






Escuche el motor de un auto y alce la vista. Para ver un BMW color negro. Sonreí en grande. El auto se estaciono y apago el motor. Abrió la puerta delantera y salió de el. Me sonrió tiernamente. Mientras mi pequeño Drew saltaba de mi regazo para correr a sus brazos.








-Papi –grito emocionado y el hombre tomo a mi pequeño Drew entre sus brazos







-Hola pequeño –dijo Justin abrazando a su pequeño hijo y sonriéndome con amor







Me levante y corrí hacia él, uniéndome al abrazo.






-Hola –sonrió –te extrañe –dijo bajando a Drew de sus brazos para abrazarme a mí y depositar un beso en mis labios






-Solo fueron unas horas –susurre –Pensé que no vendrías…







-Sabes que vendría. Siempre lo hago. Es imposible aparatarme de ti –susurro







Flash back







-Tienes que hacer algo por favor –solloce –Justin no puede el no… -me atragante con mis palabras







-Hay una forma –dijo alguien detrás. Y alce mi vista para mirar. Un hombre corpulento con una capucha azul marino. Uno de los mayores. Se acerco a mí.






-Ella es la elegida. ¿lo recuerdas Demetria? Puede hacer cualquier cosa.






-Aunque nunca hemos hecho esto –prosiguió –No sé si resultara. No puedo prometer nada. Pero... hay una forma, pero para eso… deberás… entregar tus poderes. Luego de que todo acabe –termino su discurso






-Lo hare –dije sin pensarlo –Con tal de que me lo devuelvas –susurre y bese su frente






Y así fue. Yo era la elegida. La hechicera más poderosa. Podía hacer cualquier cosa. Y di mis poderes con tal de salvar la vida de Justin. Nunca sentí que me pertenecían. Y si me los quitaban no habría gran diferencia. Yo solo quería a Justin de vuelta.








Y de esa manera salve la vida de Justin. Y lo traje de vuelta a mí. Después de eso, jure no usar nunca más la magia.






Mire como el corazón de Justin volvió a la vida. Después de seguir todas las indicaciones de uno de los mayores y entregar mis poderes.






-Justin –solloce






El abrió sus ojos poco a poco y me miro parpadeando.







-_____ -susurro








Fin del Flash back.






Mire con admiración a mi esposo. Nos habíamos casado semanas después de saber que estaba embarazada. Fue una boda simple y alocada. Pero hermosa y fue el día más feliz de mi vida.







Lleve un vestido largo y blanco y todos los presentes allí me miraban con admiración, mientras tomaba la mano de mi Justin y con una enorme sonrisa en mi rostro. Y mi corazón saltando de alegría. Éramos jóvenes y lo sabíamos pero nos amábamos. Y queríamos estar juntos. No fue una decisión difícil, cuando Justin me lo propuso cuando me llevo a la playa. Era de noche y había hecho una romántica cena y luego caminamos por toda la playa tomados de la mano hasta que me encontré con algo escrito con rosas. ¿______ Perkins quieres casarte conmigo?. Mi corazón se acelero al ver eso. Al instante salte sobre él y acepte. Y luego nos unimos como uno solo esa misma noche.








Y recordé el día de mi casamiento. Que fue aun mejor.






Flash back







-____ Elizabeth Perkins ¿acepta por esposo a Justin Drew Bieber Mallette?






-Acepto –dije segura






-¿Señor Justin Drew Bieber Mallette, ¿acepta por esposa a ____ Elizabeth Perkins?






-Acepto –respondió Justin





-Ahora los declaro marido y mujer. Puede besar a la novia







Fin del Flash back







Mi oscuro pasado {My dark past} se convirtió en un brillante y hermoso presente.







-Mami me están aplastando –se quejo el pequeño Drew saliendo de las piernas de su padre. Ambos botamos una carcajada








-Te amo –susurro contra mis labios







-Yo también te amo Justin -conteste y unió sus cálidos labios con los míos







Amaba a este hombre. Y él me amaba a mí. No recuerdo un día donde haya sido más feliz. Juntos caminamos hacia la casa tomados de la mano con nuestro pequeño Drew. Como una familia.




FIN.

___________________________________________________________________________



HOLAAAAAAAAAAAAAAAAA. OMG, OMG. OMGGGGGGGGG EL FINAAAAAAAAAL. kldfjfgjkskdflglfh. ¿Fue hermoso no?. Espero y les haya gustado tanto como a mi. De verdad. JUSTIN ESTA VIVOOOOOOOO. ¿LES DI UN BUEN SUSTO NO? NO SOY TAN MALA, PARA MATARLO ASÍ. NO, JAJA. Y ES UN HERMOSOS A QUE ¿SI?. AWW EL Y ARYIS HACEN AL PAREJA PERFECTA. LOL



Bueno en fin.




Quiero agradecerles todas por leer y siempre estar pendiente de la nove. De verdad. Aunque perdí muchisimas lectoras. Pero bueno ya que... comente este capitulo. Quiero saber que opinan por favor.




GRACIAS POR LEE DE NUEVO. GRACIAS POR TODOS SUS COMENTARIOS. LAS QUEIRO UN MONTÓN.




Con respecto a la otra novela "Solo se vive una vez" de verdad lo siento mucho. Pero no la voy a seguir. La cancele. Por mucha razones. Pero una de ellas es que no tengo tiempo. Me estoy concentrando en los estudios. Y no me parece justo que este subiendo cada dos semanas. Como eh hecho con esta. Así que lo siento.




No me gustaría cancelarla. Pero no me queda de otra. Puede ser que en vacaciones tal vez la terminen pero no prometo nada. Lo mas probable es que no. No se si volveré a escribir. Oh i en vacaciones me da por subir una nueva novela. No lose. Todo depende. Espero y entiendan por favor.




Bueno las quiero un montón. Gracias por leeeeeeeeeer de nuevo. Comenten por favor. Quiero saber que opinan en general de la novela. Muchos de sus comentarios me hicieron sonreir.



Love u. Chaú.



.

  • 426 days ago via site
  • 496




"My Dark Past"


Capitulo Final.



PARTE I




Narra Justin




Estaba Frustrado y molesto. Necesitaba despejar mi mente por un buen rato, y nada mejor que el aire libre ¿no?. Salí a caminar por las afueras del instituto, divagando y mirando al oscuro cielo de vez en cuando. Era una noche nublada. No había luna y había muy pocas estrellas.






No sé por cuánto tiempo estuve caminado. Hasta que mis pies dolieron. Sin darme cuanta me había adentrado hacia el bosque, estaba por regresar al instituto cuando comencé a escuchar unas voces. Me pare en seco esperando que solo fuera mi imaginación, pero las voces cada vez se hacían más fuertes.






Temeroso camine hacia donde se escuchaban aquellas voces, entre más me acercaba mas podía darme cuenta que eran voces en realidad y que no era mi imaginación. El bosque estaba oscuro y habían demasiado frio, mire al suelo para no pisar unas hojas secas que estaban en el suelo y cuando levante la vista me detuve.







Habían unas personas allí. Me coloque detrás de un árbol, dos personas estaban hablando. Fruncí el seño. ¿Qué hacían personas a estas horas de la noche en un bosque solitario?. Sacudí mi cabeza y empecé a observar a las personas. Todas estaban con unas capucha negra impidiéndome ver su rostro.






Una mujer vestida de blanco con la cabeza gacha y estaba ¿esposada?. Mierda. ¿de qué se trataba todo esto?. Sentí que mi estomago se revolvió. Y entonces me fije en la pequeña figura que estaba de espaldas a mí. Podía reconocerla hasta a mil metros de distancia.







Era ____. Mi ______.







Y ella hablaba con un hombre. No entendía que sucedía ¿Qué rayos hacia ella aquí con toda esta gente? ¿A caso eran…..? no, no puede ser. No entendía que le estaba diciendo aquel hombre a ___.







Me acerque un poco para poder escuchar. Pero luego el dejo de hablar y mi corazón latían con fuerza. ¿Me había visto?. Me pregunte pero luego el solo se acerco y tomo a ____ por la garganta ahorcándola.






Sabía que tenía que hacer algo pero estaba pasmado con los pies en la tierra. Ella no lucho contra él. Es como si pensara que era su hora y debía morir. Mis pies funcionaron y grite.






-SUELTALA –grite con fuerza







Todos voltearon a mirarme. Y hasta _____ me miraba horrorizaba.





-Valla, valla, no sabía que teníamos compañía –sonrió aquel hombre con una sonrisa malévola







Me corazón se agito. Su sonrisa parecía normal, pero no lo era. Trague saliva.







-¡AGARRENLO! –grito el hombre y alguien corrió hacia mi tan rápido que ni siquiera me dio tiempo a pestañar y tomaron mis brazos desde atrás. Una muy mala jugada. Estaba inmovilizado.







Alguien estaba detrás de mí. Tomando mis brazos mientras aplicaba toda su fuerza en mis brazos.






______ soltó un grito ahogado sorprendida.






-¡SUELTALO!. Dejadlo ir, el no tiene nada que ver aquí –gritó molesta






El hombre la miro a ella y luego a mí.





-Lo conoces –dijo y ____ se quedo pasmada. ¿Qué si me conocía?







-Es mi novia –solté. Y no sé porque mierda hice eso, pero solo quería que lo supieran y el hombre me miro sorprendido, pero luego sonrió, una sonrisa muy grande






-Oh chico. No sabes lo que has hecho. Acabas de poner a funcionar todos mis planes –sonrió de nuevo








____ se quedo rígida. Me miro y me miro como si yo hubiese cometido el peor error de mi vida. Yo no entendía nada que estaba pasando? Intente zafarme y soltar mis brazos pero lo único que obtuve fue que apretaran mas el agarre. Solte un bufido.






-Suéltame –exigí





-No sabes en lo que acabas de meterte –susurro alguien detrás de mí.






Intente respirar hondo. Necesitaba pensar. Y necesitaba concentrarme. Necesitaba zafarme del estúpido que me estaba agarrando. Respire hondo y luego hundí mi codo en el estomago del hombre. Este me soto al instante retorciéndose de dolor y dio un traspié, intente correr pero me detuvieron y me tomaron por el cuello, tan fuertemente que sentí que todo el aire se me escapaba.







-Esa fue una muy buena jugada –dijo alguien y apretó sus dedos en mi garganta, comencé a toser. Necesitaba aire.







No podía ver su rostro. Su oscura capucha le tapaba el rostro y la oscuridad no ayudaba mucho. Pero era como si la única parte iluminada en todo ese bosque era donde estaba aquel hombre, _____ y las personas que estaban detrás.







Estaba tan confundido. ¿Quiénes eran aquellas personas? ¿Por qué tenía aquí a ___? ¿Y porque mierda me estaban atacando, reteniéndome?.






-Dejadlo ir –rogo ____





Apreté mi mandíbula. Estaba loca si pensaba que me iría sin ella.






-______ -intente llamarla. El aprieto en mi garganta se fue aflojando. Alguien había dicho algo. Pero no logre escuchar nada. Solo estaba mirando a mi ____.







Mi corazón latía a mil hora. Y estaba asustado como el demonio. Infiernos, sí que lo estaba. Pero no iba a dejar que nadie lo viera. Quería encontrarme con la mirada de ____. Pero ella no miraba en mi dirección. Mientras gritaba que me dejaran ir. Me dejaron caer al suelo con un fuerte ruido. No supe lo que sucedió. Hasta que vi a dos personas luchando entre ellos.







Asustado, gatee hacia atrás. Solo veía como se movían dos capuchas ágilmente. Intente levantarme, pero mis piernas no se movían. Alguien se acerco a mí. Quise levantarme a golpearlo, pero vi que era _____.







-Necesito que salgas de aquí –susurro





Y yo la mire atónico. Como si eso fuera a suceder. Infiernos no, yo no la dejaría aquí sola, con estos locos alrededor que comenzaban a pelear de la nada y querían asesinarme y no sé por qué. Porque el que me agarren de la garganta e intenten ahogarme, no sé si eso será intento de asesinato ¿o no?.







No podía hablar. Era como si estuviera mudo. Mi garganta ardía. Allí donde aquel hombre me agarro.







-Justin… -sollozo. Y pude ver miedo en sus azules ojos. Estaba aterrada. Y bueno yo estaba igual o peor que ella. Porque no sabía lo que estaba sucediendo. Era como un sueño.







Sentí como todo el aire era expulsado de mí de repente.






-______ -susurre antes de que todo se volviera negro







Narra _____




Fui expulsada atrás como si me hubieran dado un gran empujón y caí sobre mi trasero fuertemente raspándome las palmas de mis manos y llenándome de lodo seco. Pegue un grito al ver cómo me alejaban de Justin y a este lo alzaban hasta el cielo como si fuera un ángel con todo su cuerpo arqueado, no supe lo que estaba sucediendo hasta que vi como Daimon alzaba su mano y guiaba a Justin hacia el ágilmente.






Quería llorar de rabia y golpear a Justin por ser tan testarudo. ¿Qué hacia el aquí? El no debería estar aquí. Debería estar en su habitación. A salvo. Pero era tan terco. Y ahora Daimon lo tenía entre sus manos. Mi corazón dio un vuelco. Yo no podría soportar esto. Si le pasaba algo a Justin yo morirá.







-DEJADLO IR –grite con rabia. No supe que estaba llorando hasta que sentí el sabor de mis lágrimas








-¿Lo amas? –me pregunto Daimon





Esa pregunta me tomo de improviso me quede petrificada.







-Déjalo ir –escuche una voz decir. Y voltee a ver quién era. Y entonces lo supe.





A unos metros de mi estaba Tommy. Su labio sangraba. El había peleado con uno de los hombres de Daimon. La cosa era que el también tenia una capucha negra. Solo que ahora podía ver su rostro. Me quede en shock ¿Qué hacia el aquí? ¿Y porque estaba el aquí?. Sentí mi corazón acelerarse y palidecí.






Oh. Mi Dios





Esto no podía ser posible.






-¡TOMMY! –Grito una mujer -¡VEN AQUÍ AHORA MISMO!






-No, madre –dijo simplemente –El no tiene nada que ver con esto, dejadlo ir






Daimon lo miro con furia.






-Si no quieres unirte a él, mejor cállate la boca –escupió con amargura. El no se inmuto. Cerró sus puños






Y por primera vez sus ojos encontraron los míos. Pidiéndome perdón. Disculpándose conmigo. Mi estomago se retorció y sentí que iba a vomitar en cualquier momento. Esto era demasiado.







Y cuando pensé que las cosas no podían empeorar. Alguien fue al centro y tomo a Tommy de los brazos.







-¡TOMMY! –grito la misma mujer que había escuchado






-No, madre –dijo este apretando sus puños –El…






-¡NO! El no es nada tuyo, no te debe importar si muere –dijo la mujer y sentí que algo dentro de mí se rompía







-Pero a ella si –logre escuchar un susurro de Tommy







-¿Aun no superas tu amor por ella? –dijo Daimon y yo lo mire. ¿De qué rayos estaba hablando?







Hizo una sonrisa maliciosa y me miro.






-¿No lo sabes mi querida ____? –dijo






-¿Saber qué? –escupí







-Que mi querido Tommy, te ah amado desde que puso sus ojos en ti. –sonrió







¿Qué? ¿Qué? ¿Esto era una broma?.





No, no, el... no, no él no podía amarme. El intento… no.






-Deja de mentir –dije y me levante







-No te estoy mintiendo ¿Por qué debería? –mire de Daimon a Tommy







Y entonces lo supe. Por la manera en que me miraba. El me había amado desde siempre. Un amor extraño. De una extraña manera me quería, pero lo hacía. No sabía cómo demostrar los sentimientos a los demás. Cuando entre a Bradford él era demasiado tímido y no hablaba mucho. Luego de esa noche todo en el cambio.







-¡A ELLA NUNCA LE HAN IMPORTADO TUS SENTIMEITNOS! –grito la misma mujer que parecía ser su madre








-Por favor, cállate madre –susurro y me miro








-El daría su vida por ti ¿Lo sabes ____?








Sacudí mi cabeza, esto no era cierto. ¿Tommy me amaba?. Oh dios mío. Y tenía que suceder todo esto ¿Para yo darme cuenta?. Estuve tan ciega….








-¿Lo vas a negar Tommy? ¿Que no la amas? –se dirigió a él y él se quedo callado.








Lo único que necesitaba para confirmar todo. Tommy me amaba.









-Suéltalo –dijo aun mirándome. No despejaba su mirada de mí





-Tommy… -amenazo la mujer







El no dijo nada.







Y por primera vez mire a la mujer que se encontraba al lado de Tommy, a la que él llamaba “Madre”, ella también tenia una capucha negra excepto que ahora podía ver su rostro.






Sentí mis piernas debilitarse y caer al suelo. Estaba en shock. No esto no me podía estar pasando.






Me encontré con su fría mirada. Enviándome dagas con ella.






La directora Montgomery estaba a unos metros de mí, mirándome con odio y repugnancia.






Continued….



_______________________________________________________________________________



Hola mis niñas bellas. ¿Como han estado? kjdfhkjdsghksjfdg. Yo muy bien. Cansada con muchas tareas, pero bien.



COMO PUDEN VER ES EL CAPITULO FINAL. PERO LO DIVIDI EN DOS PARTES. EL DOMINGO SUBIRE LA SEGUNDA PARTE + EL EPILOGO.



OH.MY.GOOD. ¿ME VAN ASESINAR NO? KLSDJGKLFJGKLFH. ¿LA DIRECTORA? ¿TOMMY? ¿JUSTIN?. A QUE NO SE ESPERABAN ESO, AH. TOMMY AMA A ALA RAYIIIIIIS. EL SIGUIENTE CAPITULO SERA REVELADOR. NO PUEDO CREER QUE ESTE YA ES EL ULTIMO-



PÒRFAVOR COMENTEN ES EL ULTIMO CAPITULO. LA PRIMERA PARTE. EL DOMINGO SUBIRÉ EL OTRO SI COMENTEN POR FAVOR. GRACÍAS POR COMENTAAAAAR.




Las quiero, chaú.




Nos leemos pronto.

  • 431 days ago via site
  • 285


"My Dark Past"


Capitulo 57



Me quede helada. Yo aun no me sentía preparada para enfrentarme a él. Trague saliva. Esto tenía que ser una pesadilla o tal vez Demetria hizo algún hechizo para asustarme y ponerme a prueba. Si eso debía de haber sucedido, porque si no ella me hubiera avisado. ¿Verdad?. Cerré mis ojos. Quería desaparecer. Quería correr y alejarme. Mi mente gritaba ¡Sal de ahí! ¡Peligro!, pero yo no podía moverme. Estaba estática.






Cuando los volví abrir, el hombre seguía allí parado. Mire atrás de él y habían más personas. Mi corazón se acelero. Mire detrás de él y habían muchas personas, todas vestido de blanco excepto una. Era una mujer, llevaba un vestido blanco que brillaba. Mire a sus manos, ella tenía su cabeza agachada y estaba ¿esposada?. Sentí nauseas.







Todos tenían sus rostro cubiertos, excepto aquella mujer de cabello largo y…






Entonces lo entendí. Aquella mujer esposa era la misma mujer de mis sueños. La mujer con la cual había soñado tantas veces. Que ella me llamaba. Pero de repente desaparecía.








Y como un oleada de recuerdos. Supe de quien se trataba. Aquella mujer esposa y con la cabeza gacha. Era mi madre.










Sentí que todo a mí alrededor daba vueltas y deje de respirar. La tenía a centímetros de mí, pero la sentía tan lejos. Ella levanto su cabeza lentamente y me encontré con sus ojos. Tenía unos preciosos ojos azules. Su cara palideció y vi que estaba asustada.







Tantos años intentado protegerme de aquel hombre, Daimon y ahora el estaba en frente de mí, lo más probable con el pensamiento de asesinarme.








Pero cuando vi sus ojos llenos de miedo y tristeza, una oleada de resentimiento vino a mí. Por culpa de aquel hombre mi madre estaba en esa situación. Por culpa de el, mi madre me alejo de ella solo para protegerme, por su culpa mi padre murió. Por su culpa yo no había podido vivir en paz.









Cerré mis manos en puños y lo mire. Seguía con esa maldita sonrisa en su rostro. Sus ojos negros me penetraron como si pudiera sacarme mi alma.








-Te pareces tanto a tu madre –dijo con voz burlona









-Mi señor, ¿Qué quiere que hagamos? –pregunto alguien desde atrás, pero no sé porque su voz me pareció tan… ¿conocida?








-Nada –sonrió de nuevo –yo mismo me encargare de ella








Dio dos sigilosos pasos hacia mí y yo retrocedí. No podía hablar. Necesitaba a Demetria ahora mismo.







Pero solo pasaron unos segundo cuando el rápidamente estuvo frente a mí con una increíble agilidad, estaba frente a mí. Esta tan cerca que podía sentir su aliento. Me tomo de la garganta mientras sonreía y yo me retorcía intentando zafarme.








-¡NO! –grito alguien








Pude ver que detrás de el, mi madre intentaba zafarse para correr hacia mí. Sentí las lágrimas en la punta de mis ojos. Este era el fin. El era más fuerte que yo. Yo no podría contra a él, aunque lo intentase. Cerré mis ojos.







Mi garganta ardía, mientras él seguía apretando. Sentí como si algo me jalare desde a dentro como si mi lama fuera a salirse en cualquier momento. Grite de dolor.







Entonces como si alguien me hubiera dicho que hacer levante mi mano y la apreté fuerte, lanzando un hechizo que ni yo misma sabia que podría hacer, lanzando a Daimon contra un árbol. Todos me miraron asombrados. Estaba furiosa y me descargaría contra él y todos los que lo acompañaban.








Yo era fuerte y no dejaría que esto acabara así. No. Mire a mi madre quien me sonrió con dificultad







-Soltadla –sisee molestamente






Escuche una carcajada y vi que Daimon se estaba levantando.





¡Tú puedes! ¡Eres mucho más fuerte! ¡Puedes hacerlo! ¡Haz todo lo que te enseñe!. Esa voz que tenía en mi cabeza me reconfortaba.







-Veo que Demetria hizo un gran trabajo –rio –pero dudo mucho que puedas contra mí, me tomaste desprevenido –sonrió mostrando todos sus dientes







-no lo creo –sisee con amargura. Sentía la adrenalina correr por todo mi cuerpo








-no sabes cuánto tiempo soñé con que algún día estarías frente a ti, y que tu madre viera lo que haría contigo, después de todo se lo merece –rio







-Si hay alguien que merece la muerte ese eres tú –dije con amargura






-¿piensas que voy a matarte mi pequeña ____? –dijo con una voz tan calmada que hizo desesperarme





Ya el estaba levantado en el mismo punto donde estaba hace unos minutos. Como si no hubiera sucedido absolutamente nada, como si yo no hubiese lanzado ningún hechizo contra él.







En un pestañar de ojos Daimon se puso detrás de mí y me tomo por el cuello. Solté un chillido de sorpresa. Fue tan veloz.








-Qué bueno que lo piensas –siseo –porque eso es lo que voy a hacer






Intente zafarme de él, pero era demasiado fuerte. Me apretó tan fuerte que sentí como si me quitaran todo el aire. Hice una mueca de dolor.







-Debería de matarte ahora mismo, por lo que has hecho, pero me gusta jugar –sonrió –Además seria de muy mala educación de mi parte si no supieras toda la verdad antes de morir ¿no?








Sentí mi corazón latir con fuerza. El me apretó más a su pecho y escuche su diabólica risa. Hizo que me estremeciera.







Mire a mi madre. Mi madre estando a unos centímetros de mí. Ella me miraba. Sus ojos me decían que todo estaría bien. Pero yo no creía eso.






Daimon me soltó y solté la respiración que no sabía que estaba conteniendo. Mi piel estaba helada. Mis dientes castañearon.







-Te contare un linda historia ____. Es lo menos que puedo hacer ¿no? –dijo y se coloco en frente de mi, pero no me miraba a mi, miraba a mi madre.







-Hace mucho, mucho tiempo un chico hechicero tenía todo lo que alguien podría pedir. Padres adinerados. Lo consentían. Le daban todo. Tenía chicas. Era popular. Era un hechicero poderoso. Tenía todo lo que un hechicero podría desear. Este chico tenía un hermano. Un hermano a quien dejaban como segundo plato siempre, no era popular como el chico, las chicas nunca se acercaban y nunca conseguía cosas buenas con sus padres a diferencia del chico que era el menor y el más consentido. Era guapo y todos lo adoraban por ser tan adorable o eso decían, mientras a su hermano lo dejaban a un lado.






-El hermano del chico vivió así durante muchos años, siendo menospreciado, sentándose en los rincones donde nadie lo veía, nadie nunca se intereso por él. Hasta que llego una linda chica, era hermosa parecía alguien sacado de un cuento eso pensó el hermano del chico. –Hizo una pausa –Una chica que se intereso por él y le hablo, lo trato como una persona, lo trato bien, y al hermano del chico al instante le gusto. Nunca nadie se había interesado por el de aquella manera, ella le prestaba atención y lo escuchaba, cosa que nunca habían hecho su familia, ni nadie nunca.








-El hermano del chico comenzó a contarle al chico lo maravillosa que había sido aquella chica y lo especial que cada día se estaba volviendo para él y que le gustaba mucho y que él la invitaría salir para que fuesen novios porque le gustaba, el chico se vio desinteresado y no le importo ni una palabra de lo que dijo su hermano. Solo dijo “Espero y otro chico no llegue y te la quite”. El hermano no le prestó atención a lo que dijo y en cambio sonrió pensando en la maravillosa chica.








-Un día el hermano del chico había llevado a la chica a su casa, y el chico estaba allí. Miro a la chica por unos segundos y se acerco a ella alejándola de su hermano y comenzado una charla con ella. No había pasado ni una hora y la chica ya estaba encantada con el chico. Mientras su hermano miraba rabioso desde la escalera. El la había llevado a su casa y el chico prácticamente se la había quitado con su encanto. Tiempo después el chico y la chica se hicieron novios y para sorpresa del hermano del chico este lo odio, lo odio como nunca nadie hubiese odiado nadie. Porque se había dado cuenta que estaba enamorado, enamorado de la chica.







-La amaba y se lo confeso un día, pensó que si se lo confesaba dejaría al chico y estaría con él, pero ella lo menosprecio y ese mismo día dijo que se casaría, que se casaría con el chico. Para el hermano del chico fue como si le hubieran acuchillado y roto su corazón en miles de pedazos. No pensó que las cosas entre el chico y la chica iban tan serias. Y ese mimo día el hermano del chico abandono su casa. Habían roto su corazón de una manera imaginable, el amaba a la chica y el chico se la había quitado sin importar sus sentimientos. Y juro que se vengaría, que se vengaría de aquellas personas que tanto daño le habían hecho, de sus padres, de su hermano y de la chica a la que tanto había amado. Se convirtió en un ser sin corazón. El amor podía ser algo muy hermoso. Podía ser lo mejor que te haya pasado en tu vida o lo peor. Podía destrozarte de tal manera que odiaras a todos a los de tu alrededor.







Daimon por fin callo después de contar su largo relato. Parecía un cuento y yo no entendía absolutamente nada. Fruncí el ceño. ¿Por qué me contaba aquello?. Esa historia era horrible y triste. ¿Qué tu propio hermano te quite a la chica que te gusta?. Después de que el mismo había dicho “Espero y otro chico no llegue y te la quite”. Pero era confuso todo.







-Aun no lo entiendes verdad? –siseo con amargura






Yo no respondí.







-Ese chico era tu padre y la chica tu madre y yo era el hermano – sofoque un grito. Oh dios mío






Mire a mi madre, ella miraba hacia abajo. Estaba llorando. Eso tenía que ser una absurda mentira. Su madre nunca haría eso. Y… su padre no podía ser así. No.








Y entonces lo comprendió. Daimon no quería poder, no quería dominar a los hechiceros por puro placer, no quería demostrar cuan poderoso era y dominar el mundo. Daimon solo quería vengarse. Vengarse del daño que su madre le había causado a él. Y la única y mejor manera de dañarla era asesinándome, el quería que ella sintiese el dolor que era que alguien te dejase. Pero era algo tan retorcido su venganza.








Mi madre chillo intentado zafarse de las esposas que tenia.






-No te acerques a ella –le grito –Aléjate de ella








Mire a mi madre y luego a Daimon. Daimon no la mataría. No podía hacerlo. Porque a pesar de todo en lo más profundo de su alma él seguía amándola como la primera vez.







-Eso es lo que te mereces y mas, mereces sentir dolor –dijo Daimon y se me acerco tomándome desprevenida. Tenía un cuchillo en su mano que brillaba como si fuera una luz.







Y por primera vez en la vida. Yo no tenía miedo. No estaba llorando. Y estaba quieta. Mientras mi madre intentaba zafarse para correr hacia mí y Daimon apuntaba con aquel brillante chuchillo a mi garganta.







-¿sabes porque tu madre se caso con mi querido hermano? –me pregunto





Yo no respondí.






-Por ti. Porque estaba embarazada de ti. Y si tu no estuvieras aquí, tal vez yo estaría con ella –siseo con desprecio








-SUELTALA –grito una voz que conocía perfectamente






Daimon me soltó al instante al instante que y lo hacía horrorizada por yo conocía aquella voz.






Justin estaba a unos metros de mi mirando a Daimon con todo el odio que podía lanzarle.

Continuara....
_____________________________________________________________________________



Hola, hola y holaaaaaaaaaaa.



AQui capitulo. Esta kldsjfkldjgkldf, omgggg.


Muy pocos comentarios, perdi un monton de lectoras, y siento tardar en subir tenia el capitulo escrito desde hace mucho pero mi internet no servia, habia problemas con el sistema estuve como una semana asi. En fin, queria decirles que este es EL ANTEPENULTIMO CAPITULOOOOOOO.


El que viene es el capitulo final y se sabran muchas mas cosas. Y luego el Epilogo. Quiero agradecerles a aquellas que siempre estan pendiente de la novela, gracias por preguntar. Y gracias por leer. Aunque ya no tenga lectoras de verdad gracias. Nos leemos pronto.



Un beso y un abrazo. De nuevo gracias por leer.



.


  • 441 days ago via site
  • 369

"My Dark Past"


Capitulo 56


Al instante así como la llama apareció, desapareció, dejándome un fuerte dolor en mi cráneo, uno insoportable que hizo dar un grito desgarrador. Sentí como si todo a mi alrededor desapareciera y estuviera cayendo y cayendo y cayendo al vacio. El dolor era insoportable. Caí al suelo de rodillas, intentado calmar el dolor, pero este no se iba.







Justin estaba parado frente a mí en Shock. No se movía, mientras yo me retorcía de dolor.







El dolor comenzó a disminuir y Demetria quien apareció de la nada, se arrodillo a mi lado, no sé qué rayos hizo pero cuando toco mi frente todo el dolor que estaba sintiendo había desaparecido. No me había dado cuenta que tenia lágrimas en mis ojos.







Justin se acerco a mi rápidamente inspeccionándome, después de salir del shock en que él se encontraba.







-¿de dónde rayos saliste? –casi el grito a Demetria






-Justin… -susurre –Ella es Demetria –logre decirle y el entendimiento vino a el







Bufo frustrado.






-Mierda ___, me has asustado hasta la muerte lo juro, casi me da un infarto y ella aparece de la nada de repente, ni siquiera la vi entrar ¿Qué rayos te paso? Yo… no podía moverme, quería acercarme pero no podía yo…tu comenzaste a gritar de dolor y…y







-Shhh –dijo Demetria y calvo sus ojos en mi







-No lo sé –susurre







-Daimon intento entrar en tu cabeza _____ -deje de respirar ¿Qué?.








-¿Qué? –dijo Justin confundido -¿Cómo que el intento entrar en su cabeza? Rayos esto es tan difícil, no entiendo una mierda y…








-¿Te puedes callar? –le siseo Demetria y el la miro molesto







-Tu nueva amiga, no me gusta _____ -bufo molesto y se sentó en la cama cruzando sus brazos como un niño pequeño –Bien –alzo sus brazos –Hablen como si yo no estuviera aquí








Mirando de reojo hizo como si no estuviera escuchando distrayéndose con los cuadros pegados a la pared.







-¿Cómo el…?







-No lo sé, pero es más poderoso de lo que pensamos, intento llegar a ti, a través de tus sueños, intento hacerlo para robar tus poderes, no lo logro pero estuvo cerca –sacudió su cabeza –Esta cerca. Debemos prepáranos








-¿Qué quieren decir con que cerca? –pregunto Justin








-Que el pronto vendrá –respondió Demetria







-Y que va... a suceder? –pregunto temeroso








-Intentar robar los poderes de ____, para así hacerse más fuerte y lograr destruir a los mayores para tomar el imperio de los hechiceros, además de tomar el mundo de los humanos y volverlos sus esclavos







Justin la miro incrédulo. Parpadeo varias veces.









-Mierda… debemos hacer algo el.. yo…








-Presupuesto que haremos algo, en lo cual tu no estas incluido –dijo Demetria calmadamente








-Ni de broma, no dejare hacer esto a ____ sola








-Justin… -intente hablar con el








-Ya hablamos de esto ¿lo recuerdas? Fue hace unas horas, no cambiare de opinión ____









-¿Qué rayos le dijiste? –me reprendió Demetria







-Yo…








-El no puede estar involucrado en nada de esto, el plan era que le contaras todo pero que él se alejara –dijo una furiosa Demetria –no puede ayudarte, no puede ayudarnos, harás que lo maten –esta vez sí grito








-No podemos poner en peligro a ningún humano ¿a caso no lo entiendes?










-No le grites –dijo Justin levantándose y yendo a mi lado.






Mis lágrimas comenzaron a bajar por mis mejillas. Ella tenía razón, pero Justin era demasiado testarudo y necio para aceptar alejarse de mí.








Justin coloco sus brazos protectoramente alrededor de mí.







-No llores, sabes que lo hablamos y ahora él quiere estar tras de ti todo el tiempo ¿es enserio? DEBE A-L-E-J-A-R-S-E








-no voy a cambiar de opinión –dijo Justin bruscamente –sobre mi cadáver me alejaras de ella de nuevo








-Justin debes entender que…







-No, _____ yo tomo mis decisiones y no te voy a dejar sola, está hecho








-Tu novio es un ahg… testarudo demasiado, se que la quieres –dijo dirigiéndose a Justin –Pero si al quieres debes alejarte para mantenerte a salvo ¿no lo entiendes?








-Nada de lo que digas hará que cambie de opinión









-¿ni siquiera saber que te pueden asesinar y no podrás estar con ella? –dijo señalándome









Justin se quedo pasmado. Mirando un punto fijo, mientras pensaba.







-nada va a pasarme –logro decir







-Eso es lo que tú piensas, no sabes en lo que te estás metiendo –dijo Demetria en un tono de voz fuerte








-_____ -susurro









-Justin… -le suplique –debes hacerle caso, ella… sabe porque lo dice








-____... yo…. Tu… por favor –me suplico apretando su agarre en mi








Solloce y tape mi boca. No quería alejarme de él, no de nuevo, pero Demetria tenía razón y si a él le sucedía algo yo… no me lo perdonaría nunca. Tenía que ser fuerte por ambos.









-Debes alejarte –logre decir








El dejo caer sus brazos a los lados lentamente incrédulo. Sacudió su cabeza y se levanto de un tirón como si estar cerca de mi le quemara y se acerco a la puerta abriéndola.







-si quieres que me aleje de ti, eso es lo que hare –dijo y vi una agonía corriendo por sus ojos. Se quedo allí por unos segundos. Suplicándome con los ojos que no lo dejara ir. Pero yo me quede en la misma posición mirándolo sin decir ninguna palabra. Unos segundos después cerró la puerta de un portazo dejándonos a Demetria a mí en un horrible silencio.








Comencé a sollozar fuertemente.






-Es lo mejor –dijo Demetria







-Lo volviste a separar de mí –dije entre dientes






-Era lo mejor –dijo Demetria levantándose






-Vamos, debo enseñarte algunas cosas







Limpie mis lágrimas bruscamente. Debía ser fuerte.







-Debes ser fuerte, es difícil pero es por su bien. Ahora mismo debe estar muy molesto, se le pasara, pero es por su bien






Asentí Levemente.









Narra Justin







No tenía alguna palabra para describir como me sentía, ¿furioso? ¿decepcionado? ¿Triste? Era una mezclada de todas esas. Le dije que no me alejaría, no de nuevo, pero eso es lo que ella quiere ¿no?.







Salí a zancadas de allí, quería golpear algo. Mis dientes se apretaron fuertemente. Necesitaba alejarme de todo esto. Yo aun no entendía nada. Estaba confundido y esto era demasiado para soportar. Pero la cosa es que a pesar de que ella decía que estaría en peligro yo no quería a apartarme, no de nuevo. Cerré mis ojos con fuerzas tomando una fuerte exhalación.






*




No sé por cuánto tiempo pasó ya el sol, estaba asomándose. Había frio, mucho frio y yo no tenia una chaqueta conmigo. Fue un estúpido al no traerla. Moría de frio.





Estaba en las afueras del institutito, mirando el amanecer. Sumergido en mis pensamientos, había pasado mucho tiempo ya sentado en ese césped mirando a la nada. Me levante sacudiendo mi pantalón y suspire, dirigiéndome a mi habitación.









Camine por los aun oscuros y vacios pasillos. En una de esas me tope con una chica cuando cruzaba el pasillo de chicos hacia mi habitación, era Brenda. Su cabello estaba despeinado, su ropa arrugada y estaba descalza, me miro tímidamente e intento acomodarse su desordenado cabello.







-Justin… -arrullo e intento hacer una pose seductora







-¿Qué haces levantado tan temprano? –me pregunto







-No es de tu incumbencia –sisee. No tenía ánimos y mucho menos para ella.







-Alguien se levanto con el pie izquierdo –rio como si estuviera drogada. Se me acerco posando sus brazos alrededor de mi cuello.







La aparte no muy delicadamente.







-De.ja.me en paz –murmure molesto y me di la vuelta








Camine apresuradamente hacia mi habitación. Cuando entre esta estaba vacía. Ella no estaba aquí. Aun tenía una pequeña esperanza de que ella estaría aquí, esperándome preocupada para decirme que todo estaría bien. Que estaríamos juntos a pesar de lo que dijeran. Que me abrazaría y me besaría como hace unas horas. Pero la habitación estaba vacía.









Mi corazón se encogió.








Me acerque a mi cama y vi que en estaba un papel doblado. Lo tome entre mi manos y lo abrí. Era una carta. Reconocí su legible letra enseguida.









*





Tal vez estés muy enfadado conmigo ahora mismo, lo sé, tienes todo el derecho, porque hace unas horas me estabas diciendo que no te apartarías de mí y eso es lo que yo estoy haciendo, apartándote, como quisiera que las cosas fueran como antes, pero no lo son y no pueden ser así. Todo lo que estoy haciendo es por tu bien, te quiero y no me perdonaría si algo malo te sucediera, quiero protegerte y si la manera de hacerlo es alejándome lo hare, me duele alejarme de la persona que más amo en mi vida. Pero no quiero que nada malo te suceda, apuesto si estuvieras en mi lugar hicieras lo mismo. Para protegerme.







Quiero que sepas que te amo más que a nadie en el mundo y haría cualquier cosa por ti. No sé qué es lo que va a suceder en realidad. Estoy asustada, debo confesarlo porque no sé si saldré de esta, quiero salvar a mi verdadera madre, necesito hacerlo. Quiero salvar a los hechiceros. Y quiero salvarte a ti. Aun tengo la esperanza de que cuando todo esto acabe estaremos juntos, eso espero. Ten paciencia. Yo estaré bien. Demetria me cuidara. Eh aprendido muchas cosas nuevas y soy fuerte. Por ti, soy fuerte. Prometo que todo estará bien, te amo, te amo demasiado, eres mi mundo entero, quisiera poder expresarte y decirte cuanto te amo en este momento, pero de igual manera te lo expreso a través de esta carta, quiero que se te quede grabado que no habrá nadie que te ama mas como yo lo hago.






Te amare por siempre.





Con amor tu querida


______;


i love you.










Mi corazón se contrajo y sentí el aire contraerse, me estaba ahogando. ¿Por qué mierda esto se sentía como una despedida?. Deje de respirar. ¿Ella se estaba despidiendo?. La carta tenía una lagrima…







Intente calmarme, tome la carta y la apreté a mi pecho, cerrando mis ojos, analizado todo lo que ella decía. Y si ella supiera que yo la amo incluso más de lo que ella piensa amarme, porque yo daría mi vida por ella. Lo más probable es que ambos pensemos lo mismo. Creo que estábamos bastante jodidos. Ambos estábamos enamorados. Ambos nos amábamos. Y ambos nos necesitábamos. Ella me necesitaba. Yo la necesitaba.









Sin siquiera pensarlo una segunda vez. Salí corriendo de mi habitación, corrí por los pasillos silenciosos y corrí al área de chicas. Cinco minutos después estaba frente a su puerta jadeando y comencé a tocar pero nadie salió.






-¿_____? Abre soy yo –susurre







-¿____? Por favor… yo… por favor –pegue mí frente a la puerta respirando con dificultad






Tome el pomo de la puerta en mis manos y me di cuenta que estaba abierta. La abrí con cuidado solo para darme cuenta de que estaba vacía. Ella no estaba aquí.








Narra ______







Había tenido una horrible pesadilla. No había podido dormir desde que deje la habitación de Justin y le escribí esa carta con lágrimas en mis ojos, incluso me la pase encerrada en la biblioteca toda la tarde para cuando amaneció, no había muchas personas.







Para cuando oscureció, mi estomaga gruño, lo único que tenía en mi estomago había sido una manzana. No me sentía bien, mi falta de sueño y hambre me estaba desgarrando. Pero no podía ni comer, ni dormir.








Comí una barra de chocolate con una manzana y una taza de chocolate caliente en la biblioteca. Pasaba desapercibida, no quería encontrarme con nadie. Y mucho menos con Justin. La inmensa polera que llevaba no dejaba que nadie me viera.







Demetria me dijo que debía ir al bosque esta noche, que me enseñaría algunas cosas, no sabía que era y ni siquiera por primera vez desde que la conocí me intereso sobre lo que me quería enseñar. Siempre me sorprendían todas las cosas que ella me enseñaba esta vez no. Esta vez me importaba poco lo que tenía que enseñarme, tal vez ni me presente. Pero ella sabría y se aparecería por aquí a reprenderme, cosa que no quiero. No estoy de humor para escuchar sermones.








El reloj de la biblioteca marco las nueve y veinte pm. Hace veinte minutos debería estar allí en el bosque. Pero seguía sentada aquí con una taza de chocolate caliente vacía, un libro en mi pierna y sumergida en un pequeño sofá. En un rincón, donde nadie me veía.







Decidí levantarme perezosamente, deje el libro en uno de los estantes, ni siquiera leí el titulo. Cerré los ojos por unos segundos y pase mis dedos por mis sienes masajeándolos. Había estado bajo estrés toda la noche, pensando, pensando y pensando, me estaba volviendo loca. Camine rápidamente colocándome mi capucha que hacía que no se me viera el rostro.








Había muy pocas personas en los pasillos. Salí hacia afuera al aire fresco de la noche. El cielo estaba gris y oscuro, no había luna como todos los días. Un viento hizo estremecerme. Mi piel se erizo al instante y mi espina vertebral tembló. Me abrace a mí misma, dirigiéndome al bosque.








Camine silenciosamente, pero no sé porque sentía que alguien me seguía. Mire repetidas veces hacia atrás pero no había nadie. Tal vez era mi imaginación o yo estaba muy nerviosa.







Para cuando llegue al punto donde me vería como Demetria, no había nadie allí. Pensé que estaría molesta por llegar tarde, o tal vez fue a buscarme ¿o no?. O tal vez estaría por aquí cerca. Mire a mí alrededor. Todo estaba oscuro, tenía una piedra que brillaba que Demetria me había dado hace unos días. Siempre la llevaba conmigo. Brillaba en la oscuridad. Alumbrando casi todo. Como si fuera una gran fogata, excepto que esta era blanca como la luna.









Mire alrededor y no vi a nadie. Espere unos minutos y decidí que no me quedaría sola allí por más tiempo. Tenía un mal presentimiento. Y mi piel estaba erizada.






Me di la vuelta para irme cuando escuche el crujir de unas hojas. Pensé que era yo, pero yo me detuve y luego se escucho otra pisada haciendo crujir otra hoja. Me di la vuelta lentamente pensando que podría ser Demetria, pero con el corazón en la garganta.









Una figura toda vestida de negra estaba parada frente a mí. Vestida como el hombre de mi sueño.







Sentía el aire de mis pulmones contraerse.








-Al fin nos encontramos verdaderamente –dijo la persona parada frente a mí. Y su voz hizo que me estremeciera. Me quede helada.








Entonces supe de quien se trataba. Daimon estaba parado frente a mí. A unos metros de distancia y con una sonrisa malévola en su rostro.



Continued...


____________________________________________________________________________



HOLA LADIES. I'AM BACK.



jdkfgkdlfjglkjfdgklfjhljgklhjghkj. Si, me van amatra lo deje en la mejor parte. Bueno les queria decir que solo faltan unos 3 capitulos para que esto termine o tal vez 2 y luego el Epilogo. Ahhhhhh. Ya va a terminaaaar.



Quiero agradecerles por la paciencia y porque algunas están siempre pendiente de la nove. Comente mucho por favor. Siento haber tardado pero me fui de vacaciones y luego cuando volví, me colocaron examenes y un montón de tarea y se me hizo imposible.




Espero y les guste el capitulo. Es un poco triste, ah. Buenoooooo ya. Comenten por favor, estamos en las finales. Perdí muchisimas lectoras lo se. Pero ya no puedo hacer nada. Solo no la cancelo por aquellas que siempre están pendiente queriendo leer.




Tengo el próximo capitulo escrito hasta la mitad, si comentan rápido, subiré pronto<3


Love u. xoxo.




Nos leemos pronto.


.

  • 456 days ago via site
  • 441



"My Dark Past"


Capitulo 55





Narra Justin







Mis ojos estaban cerrados. Yo escuchaba voces. Todo se sentía irreal. Quería abrir mis ojos pero yo no podía hacerlo. Sentía los latidos de mi corazón golpear mi pecho. Mi respiración era ruidosa. Y joder, yo quería moverme. Pero yo no podía hacer nada. Ni siquiera quejarme.








Escuche una voz familiar. Era _____. Mi ______. Yo la había olvidado. ¿Por qué yo la había olvidado?. Sentí mi estomago revolverse. Ella estaba llorando. ¿Por qué lloraba?.








¿A caso yo estaba en coma?. ¿Por qué yo escuchaba una conversación entre ella y otra... mujer?. Yo no entendía absolutamente nada. Ella tomo mi mano, su mano era cálida, yo quería que ella se acercara. Así lo hizo. Pero yo necesitaba tenerla más cerca. La quería cerca. De solo pensar que la había olvidado me daba impotencia.









¿Por qué la había olvidado?. ¿Qué era lo que había sucedido?. Todo esto debería de ser un sueño, porque yo no entendía nada. No podía moverme, no podía hacer nada, ni siquiera abrir mis ojos y eso era desesperante.






_____ se acerco más a mí y pude sentir su respiración. Por favor acércate mas, Roque en mi mente. Su mano era cálida. Me daba seguridad. ¿Qué había pasado conmigo?







¿A caso me golpee fuertemente la cabeza, estuve en coma y perdí mi memoria? ¿Eso fue lo que sucedió?. Porque yo no encontraba alguna excusa, del porque yo había olvidado a ____. Ni siquiera sabia donde estaba, lo último que recuerdo es estar enojado, muy enojado. ¿Pero porque?. Mis recuerdos se han ido. No sé qué ah ocurrido. Y yo no entiendo absolutamente nada.







-Debes decirle la verdad –murmuro una voz femenina. ¿la verdad? ¿de que están hablando?







-Está bien –sollozo ___. Oh mi princesa no llores, estoy bien…








-Bien los dejare solos –dijo la misma voz y luego escuche la puerta cerrarse






Sentía _____ acariciar mi cabello. Dios mío, si tan solo pudiera moverme, quería abrazarla, quería sentirla, quería tenerle cerca. Lo necesitaba. Yo la neceistba.








*





Parpadee varias veces, acostumbrándome a la oscuridad. Estaba oscuro, no veía nada. Mi cabeza, dolía, sí que dolía joder. Veía borroso, sentí un peso encima de mí y me di cuenta que alguien estaba arriba de mi. Era ___. Descansaba su cabeza en mi pecho. Mi corazón se acelero. Se veía tan bonita.








Intente moverme, pero era como si me hubieran dado golpes por todas partes. Me queje. Mi cuerpo dolía. ¿Por qué me dolía?. Mire a mí alrededor estaba en mi habitación. Intente llama a ____, pero mi voz no salía, me dolía la garganta. La tenia seca. Como si hubiera pasado mucho tiempo sin tomar una gota de agua.









Intente moverme, necesitaba moverme.







-¿Justin? –susurro la voz somnolienta de _____. Ella parpadeo varias veces acostumbrándose a la oscuridad








Me encontré con sus preciosos ojos azules. La mire y ella me miro. Estaba quieta. Intente levantar mi mano, para acariciar su mejilla. No pude.







-Justin –sollozo ella abrazándome







No sé de dónde saque la fuerza pero sé que me abalance hacia ella, buscando desesperadamente sus labios. Mis huesos crujieron del dolor. Pero al tocar sus labios todo dolor desapareció y me perdí en ella y sus preciosos labios. Joder, claro que quería besarla. No me importo todo el maldito dolor que yo estaba sintiendo, pareciera que me hubieran dado una gran paliza. Me dolía todo.







Ella siguió el beso. La apreté a mí, abrazándola. El dolor iba disminuyendo, pero un zumbido en mi cabeza no me dejaba quieto, mi lengua jugaba con la de ella, luchando por el dominio. La había extrañado mucho, muchísimo.







Me separe de ella en busca de aire, y luego volví a juntar mis labios con los de ella, trayéndola hacia mí, la quería más cerca si es que eso era posible, pero la cercanía que teníamos entonces para mí no era suficiente, la alce y coloque sus piernas a mi alrededor, mientras tomaba sus mejillas y la acercaba mas a mí. Bese su cuello, su hombro y su cara repetidas veces y luego volvía a sus labios.








-Justin –ella dijo entrecortadamente, pero la volví a callar con un beso







Para cuando al fin me separe de ella, mi pecho subía y bajaba, la abrace fuerte no queriendo dejarla ir.








-¿Qué fue lo que paso? –susurre, mi voz era ronca y cansada, necesitaba tomar agua








-¿quieres agua? –ella pregunto leyendo mi mente y yo asentí






Se deslizo hacia abajo lentamente y fue al pequeño refrigerador buscándome una botella de agua, me la lanzo y la ataje, la abrí y la tome toda de un solo trago, tenía mucha sed.








Ella se sentó lentamente en mi cama, mirándome.








-Mi cuerpo duele todo, que paso ____? Porque yo… yo te olvide? Porque yo… -ella me callo








-Creo que deberías descansar –dijo acariciando mi mejilla








Negué con la cabeza.








-merezco una explicación ____







-han pasado muchas cosas –susurro







-¿Cómo cuales? –pregunte








-Perdiste la memoria, me olvidaste, Ethan y Emma también me olvidaron, fue un... hechizo –susurro y yo la mire en shock







-Espera. ¿Nos… -me interrumpió








-Si, pero lo hicieron por su bien, ustedes… tu no deberías recordarme eso te pone en peligro










-¿Peligro? Espera ahí ____, ve con calma, no entiendo nada, ¿Por qué yo estaría en peligro?









Narra _____







¿Cómo decirle a Justin que de la noche a la mañana yo era una hechicera? ¿Qué debía salvar a un mundo? ¿Cómo explicarle eso?, por dios, si fuera el no creería nada, pero él sabe que Emma es hechicera ¿no se lo puede tomar tan mal o sí?








Lo mire por unos minutos tenia que decírselo, no podía ocultárselo, tenía que decirle que se apartara de mi, Demetria me dijo que ahora que recuerda no querrá apartarse de mi, pero tiene que hacerlo por su seguridad y la mía.









-Justin… -susurre –yo… soy una hechicera







El me miro por varios segundos y luego comenzó a reír. Fruncí el seño.








-cariño –seguía riendo –se que ser una hechicera debe ser genial, tener poderes, pero creo… que bueno estar tanto tiempo con Emma te afecto ¿no? –rio









El pensaba que era una broma. Yo estaba seria. Me miro y dejo de reír.








-no estoy bromeando Justin, debes alejarte de mí –suplique








-¿Qué? Deja de decir tonterías ____ tú no eres una… -se cayó cuando vio una de las lámparas alzarse, por mi








-Tu… -no terminado hablar estaba en shock







-¿ahora me crees? –pregunte







-infiernos, ¿Cuánto tiempo estuve afuera? ¿Cómo tu…? ¿esto es una broma verdad? ¿donde están las cámaras? –dijo mirando a los lados








Negué con la cabeza.








-Necesito que me creas Justin, necesito que te apartes de mi por favor –rogué







-infiernos no –casi grito –no me voy a apartar y lo sabes, esto tiene que ser una maldita broma, dime que si –bufo molesto







-eso quisiera yo –susurre







-pero como tu… joder tener una amiga hechicera no es tan malo pero tu… no, no lo creo, estas bromeando, si eso estas haciendo, Emma debe estar escondida por ahí. EMMA –grito –Sal ya te descubrí –dijo mirando por todas partes –Deja este maldito juego YA -grito









-JUSTIN –grite y mis lagrimas pronto saldrían









El me miro frunciendo el seño.









-Estas mintiendo –dijo mientras negaba con la cabeza –MIENTES –casi grito








¿Por qué reaccionaba asi?. ¿Era tan difícil de creer?. Si, lo más probable.









El me seguía mirando y luego suavizo su mirada cuando vio que mis mejillas estaban inundadas de lágrimas, se acerco y abrazo.








-Lo… l-lo siento tanto… yo… esto… esto es difícil _____, necesito otra explicación porque tu…










Asentí con la cabeza y comencé a contarle todo.







Necesitaba una explicación mas clara, yo se la iba a dar. Le conté lo de Demetria, lo de mis padres, lo de Daimon, todo. Que tenía que salvar el mundo de los hechiceros, cuan poderosa era, el porqué perdió su memoria, el porqué Emma y Ethan también. El porqué debe estar lejos de mí.








-Infiernos no –grito –no voy aparatarme, así tenga que sacrificarme, no te dejare sola








Y ahí comenzó nuestra discusión del porque él debía apartarse de mi. Pero era demasiado testarudo, ni siquiera reacciono mal cuando le conté sobre Daimon o que debía salvar a los hechiceros. Pero cuando le dije que tenía que apartarse de mí por su bien, comenzó a actuar como un loco.









-Tendrán que volver a borrarme la memoria para apartarme, pero como vimos eso no fue suficiente –sonrió victorioso










-quita esa sonrisa –bufe molesta ¿Por qué era tan testarudo? –Aunque… -pensé








-Ni se te ocurra, te juro por dios _____ que si utilizas algún hechizo en mí, me molestare demasiado, demasiado contigo –dijo molesto









Bufe molesta y acosté mi cabeza en la almohada, el me abrazo y seguí contándole todo. Me dijo que no se iría a ningún lado. No de nuevo. Y por primera vez desde que todo había sucedido me sentí bien. Pero aun tenía un mal presentimiento que no me dejaba tranquila.










-entonces dices que este Daimon… quiere poder? Quiere dominar a los hechiceros? –Pregunto y yo asentí –valla... esto parece irreal aun no lo creo es como una película –rio







-si, demasiado, aun pienso que es un sueño –susurre –yo no soy tan fuerte Justin, juro que cuando te alejaste tuve que poner todo de mi para no desmoronarme







-lo siento tanto -susurro








-no fue tu culpa –dije acariciando su cabello









-no te voy a dejar, no de nuevo, lo prometo –beso mi frente









Me quede dormida entre sus brazos, sintiendo su calmada respiración. Yo amaba a este hombre que me tenía entre sus brazos con locura y no dejaría que nadie le hiciera daño. Daria mi propia vida por él, porque yo lo amaba más que nadie en el mundo.








*






Había mucha neblina, todo estaba oscuro y en blanco y negro, se escuchaban voces a los lejos, más bien eran murmullos, seguí caminando, estaba descalza, el piso se sentía frio, mis pies seguían caminando sin yo querer hacerlo. ¿Qué hacia aquí?.









La neblina no me dejaba ver nada, no sabía en qué dirección estaba caminando. Pero a lo lejos había una luz, estaba caminando hacia la luz, entre más me acercaba más lejos la veía, es como si se alejara. Comencé a correr. Quería salir de esta oscuridad y entrar a la luz.









Pero se seguía alejando. Alguien vestido de negro se puso en frente de mí, di un grito asustada. Me detuve, un hombre estaba a unos metros de mi, mi piel se erizo al instante, trague saliva, cerré mis ojos y el hombre había desaparecido, mire a todos lados y no lo encontré. “_____”, susurraron en oído. Sentí un escalofrió, voltee a un lado y no había nadie. “___” volvieron a susurrar cerca de mi otro oído, voltee a la izquierda y no había nadie.










-¿quien anda ahí? –logre preguntar











-Al fin nos encontramos –dijo una voz, voltee detrás de mí y un hombre con capucha negra estaba a solo un metro de mi, solo podía ver su desquiciada sonrisa










-Tienes algo que es mío _____ -sonrió de nuevo, el se acerco y yo retrocedí











Levanto su cara y pude ver una enorme cicatriz en su rostro. Mi estomago se encogió.









-no hagas esto mas difícil –grito y mi instinto me dijo “Corre” y así lo hice, corrí hasta mas no poder, pero el ya me había alcanzado y estaba en frete de mi de nuevo









-Aléjate -le grite y el rio









Mire a ambos lados, pero todo era neblina, neblina y mas neblina.








Se me acerco y yo me quede estática, no podía moverme, quería correr pero no podía. Me tomo de la garganta y comenzó a reír, sentí que el aire se me iba, no tenía fuerzas, entonces de repente el se alejo gritando.










-Ahhhhhh –grito y cayo de cuclillas, me miro, sus ojos eran negros y estos tenían una llama en el medio. Me asuste. Y luego él había desaparecido.











Desperté sobresaltada, Justin me miraba con el seño fruncido.








-Justin –dije jadeando, intente acercarme pero él se alejo de mi








Me seguía mirando con... ¿miedo?. Intente acercarme de nuevo. El retrocedió.









-¿Justin?... que... p-pasa?









-Tus… ojos –susurro









Me mire en el espejo y estos eran negro como la oscuridad y tenían una llama en el medio. Pegue un grito. Como los de aquel hombre….






Continued….





____________________________________________________________________________



Hola, hola, hola.




Si, Matenme por tardar tantooo. Lo se y lo siento, quería subir pero no pude, no tenia luz en toda mi casa, y bueno no podía encender mi pc, es que exploto una cosa y me quede sin electricidad por dos días. No fue mi culpa.




Lo siento. Espero y les guste el capitulo. dkjfghjklfkh.



¿Que dirá Justiiiiiiiiiiin? Ay pobre rayiiis, pero YA JSUTIN RECORDOOOO, LO QUE USTEDES QUERIAN ¿NO? ¿QUE PASAR DESPUES? AHIIIII.






Si subo, subo este domingo, pero no me crean mucho ¿ok?. Bueno un beso, gracias por leer, las quiero <3




Gracias por comentar <3 Nos leemos pronto.




.

  • 473 days ago via site
  • 436


"My Dark Past"


Capitulo 54





Narra Justin






Yo estaba fumando un cigarrillo. Si yo fumando. Yo no era de esos chicos que fumaban. Pero yo últimamente había estado estresado. Y no sabía el porqué. Necesitaba algo o mejor dicho a alguien. Pero no quería admitir quien. Los últimos días, no los había pasado muy bien que digamos. Porque cierta personita no salía de mi cabeza y no me dejaba dormir por las noches. Y eso era un verdadero fastidio.






El cigarrillo que tenía entre mis dedos hacia que me relajara un poco. No era la primera vez que yo lo probaba. Un chirrido en la puerta me sobresalto. Yo estaba en la torre mirando por el gran ventanal. Una pelirroja apareció con una traviesa sonrisa.







La mire de arriba abajo, tenía un cuerpo de muerte. Ya la había visto varias veces, ella se me había insinuado un par de veces pero no le había prestado mucha atención, llevaba una mini falda que dejaba al descubierto sus largas y blanca piernas, ella se acerco a mí.







Hola –dijo seductoramente








-Hola –dije y tire el cigarrillo al suelo y lo pise con la punta de mi pie







-¿Qué haces aquí tan... solo? –pregunto alzando una ceja








-¿Y qué haces tú aquí? ¿Sola? –pregunte







-Te seguí –dijo fácilmente








-¿ah sí? –alce una ceja





-Sí, guapo –sonrió








-¿y cómo porque me seguiste?









-Fácil, porque desde hace días quiero hacer esto –dijo y estrello son rojos labios contra los míos









Comenzamos a besarnos desesperadamente. Si esto era lo que yo necesitaba para olvidarme de todo. Y olvidarme de ella. Que era la única que ahora habitaba mis putos pensamientos. ¿Cómo sacármela de la cabeza?. Fácil estando con otra chica.






Desbotone el primer botón de su ajustada blusa, que dejaba ver sus grandes pechos. Pero un ruido nos interrumpió. Ambos volteamos rápidamente, para encontrarme con la mirada de decepción y asco de _____.







Sentí mi corazón salirse. Maldita sea. Me quede petrificado y parado, hasta que ella salió corriendo y yo salí detrás de ella, sin importarme aquella pelirroja que estaba dejando atrás.








Solo me importaba _____.








Ella no me quiso escuchar. Y las cosas que me dijo todas eran ciertas. Nosotros no éramos nada. Pero yo sentía como si lo fuéramos y estaba desesperado.







Ella se fue sin más y yo fui a mi habitación, al llegar comencé a dar golpes a la maldita puerta. Desquitándome con ella. ¿Porque esto me estaba pasando? ¿Qué coño me estaba pasando?.








Suspire frustrado y me acosté en la cama con miles de pensamientos en mi cabeza, hasta que me quede dormido. Para cuando desperté, me sentía mejor, pero aun sentía un presentimiento dentro de mí. No sabía que era.







Entre a darme una larga ducha para luego vestirme. Tome mi celular. Y camine por los repletos pasillos hasta el área de chicas. Tenía que verla. Necesita verla.








Llegue a su puerta y sentí mi respiración acelerada. Respire profundamente y toque la puerta tres veces. Cuando ella me abrió parecía ¿sorprendida? Si sorprendida. Se veía tan bonita…








Ella estaba nerviosa. Podía sentirlo. Cuando ella cerró la puerta dejándome entrar sentí el aire cambiar. Como si me estuviera ahogando. Todo se sentía caliente allí dentro. Había mucho calor ¿o eran ideas mías?.









-No necesitas darme una explicación, ya no importa –dijo ella







-Claro que importa –grite






-¿Por qué? –pregunto. Y yo me acerque a ella. Mucho







-Porque... –susurre y mire sus labios. Sus rosados labios








-¿Por qué? –Susurro









-Joder… porque… yo…






Ni siquiera acabe la frase cuando yo ya había estrellado mis labios con los de ellas.







No se porque yo sentí eso. Porque yo sentí que esos labios los conocía. Pero joder eran deliciosos, tome su nuca y la acerque más a mí, su cuerpo estaba caliente, muy caliente, coloque mi otra mano en su espalda acercándola mas, mientras nuestras lenguas bailaban al compas. Mientras peleaban para ver quién iba a dominar.








Me deje llevar. Sus labios. Oh dios míos, eran tan… dulces. Es como si ya los hubiera probado pero tenía mucho tiempo sin hacerlo y los extrañaba y mucho. Pero no era así. Jamás la había besado.








Para cuando nos separamos, mi respiración era agitada, muy agitada, quería seguir besándola. Si que quería, pero ella me aparto.








-Vete –susurro sin mirarme








-¿Qué? –pregunte frunciendo el seño. ¿Qué le pasaba?








-V.E.T.E –dijo más fuerte y me quede sorprendido








La mire por unos segundos. Ella no cambio de opinión. Camine hacia la puerta derrotado y salí dando un portazo. Maldita sea. Fui un débil. Ella me rechazaba, ella lo hacía y yo era tan estúpido que seguía detrás de ella como perro faldero, pero ya no más.








Camine furioso entre la gente, y empuje a algunos sin siquiera pedir disculpas, corrí a mi habitación y tome las llaves de mi nuevo Ferrari. Un regalo que me había dado mi mama la semana pasada cuando fui a visitarla.








Salí de nuevo directo al estacionamiento. Por inercia me lleve las manos a mis labios y cerré los ojos. Me había encanto, que digo encantado fascinado aquel beso. Pero al parecer a ella no. Me voto como si fuera un maldito animal. Era un cabron. Y estaba tan molesto.









Comencé a caminar por el estacionamiento ya vacio. Pero de repente un fuerte dolor de cabeza me hizo detener.






-Joder -murmure








Seguí caminando, pero el dolor comenzó a aumentar.








-Maldita sea –grite









El dolor se hizo más fuerte, tuve que detenerme y caí al suelo. Flashes y más flashes. Una chica. Recuerdos. Una chica sonriendo. Una bonita sonrisa. El dolor era verdaderamente insoportable. Mis labios latían. ¿Por qué latían?. El dolor de nuevo. Cerré mis ojos con fuerza.








El dolor se hacía más y mas intenso. No lo soportaba. Grite.









-ahhhhhhhhhhhh –dije y luego todo se volvió negro









Narra ______








Justin me había besado. EL ME HABAI BESADO. Después de que él se fue, comencé a sollozar descontrolablemente. El me había besado, yo no lo había apartado. No podía. Yo también necesitaba sentir sus labios sobre los míos.








Pero por dentro estaba sonriendo. Pero yo sabía que esa felicidad duraría poco, no sé cuánto tiempo paso pero yo me había quedado dormida, con lágrimas en mis ojos y a la vez una sonrisa en mi cara. Y comencé a soñar algo muy bonito de cuando Justin y yo estábamos juntos.









Nuestro primer beso. El día en Paris que el salto a mi balcón a decirme todas esas cosas tan bonitas. Las escapadas. Las carisias. Los besos. Las sonrisas. Todo era tan hermoso y especial cuando estaba con él.







Pero un lindo sueño nunca podría acabar bien ¿o sí?. En vez de terminar en un “felices para siempre” termino en una horrible pesadilla en donde Justin era alejado de mí y yo me quedaba sola sollozando y gritando su nombre.








Luego desperté sobresaltada y con el corazón en la garganta. Llevaba una simple camiseta que me llegaba hasta mis mulos y unas medias impares. Mi cabello estaba todo desordenado y yo estaba sudada. Mire el reloj de mi mesita de noche y marcaba las 12:08 am.







Comencé a sentir algo en mi pecho. Como un mal presentimiento. Fui al baño y me mire al espejo, mis ojos estaban azules muy, muy azules. Sentí un pinchazo en mi cabeza.







Busque en uno de los estantes y no encontré nada. Fui a mi mesita de noche a ver si encontraba algo para el dolor y sin querer tropecé con uno de los retratos. En donde estaba Justin y yo sonriendo felizmente. Este al caer se partió en mil pedazos, mire la foto por unos segundos.






Justin…








Oh dios mío Justin. Como si me hubieran llamado, salí de mi habitación corriendo por los oscuros pasillos. Mientras en mi mente solo estaba “Justin, Justin y mas Justin”. sentía que algo iba mal, muy mal. Que algo había sucedido.







-Que este bien por favor, que no le haya sucedido nada –solloce







Para cuando llegue a la sección de chicos, mi respiración era agitada. Ni siquiera me importo que yo estuviera prácticamente desnuda. Toque la puerta repetidas veces. Hasta que alguien abrió.






Era Demetria. Deje de respirar. Algo había sucedido.








Ella me dejo entrar.






-Qué bueno que viniste –me dijo








Sentí mi corazón hundirse. Una cama estaba desocupada y la otra ocupada. Alguien estaba allí. Corrí a ver quién era. Era Justin.







Este estaba hecho un ovillo. Mi corazón se acelero. Lo mire bien. Sus labios estaban morados y el estaba pálido, muy pálido. Estaba sudado y tenía unas bolsas negras debajo de sus ojos. Mientras una lagrimas se concentraba en su ojo. Mire a Demetria desesperada. ¿Qué le había pasado?








-¿Qué le sucedió? –solloce y me senté a su lado tomando su mano







Mi Justin…







-El… esta recordando –dijo y solté un grito





Continued...



___________________________________________________________________________



HOLAS.




O.M.G. ¿que les parece el capitulo? Justin esta recordandoooooooooo. ¿que pasara en el siguiente capitulo? ¿la recordara? ¿o no? ¿que hará la rayiiiiis?. Si se que me quieren matar, la deje en la mejor parte. lol



Bueno, me inspire mucho en este capitulo, no se como quedo en realidad. Lo tenia escrito desde hace una semana y yo sin poder subirlo, porque últimamente estaba saliendo mucho o me han colocado un montón de tareas y luego no tenia Internet. En fin. El domingo intentare subir, o si no ya sera el lunes o martes aun no se.




Comenten mucho. Gracias por todos y cada uno de sus comentarios. Estamos en capítulos finales hermosas gjfgjhdfklghg. Espero y les guste.




Bueno, chau, nos leemos pronto. :)



.

  • 484 days ago via site
  • 532


"My Dark Past"


Capitulo 53.





Escuche el crujir de las hojas y unos pasos detrás de mí. Cerré mis ojos y me voltee rezando para que no fuera Justin. Pero no, no era él. Era... alguien mucho peor. Era Tommy.






Se acerco con pasos sigilosos.








-Hola –dijo con una sonrisa de medio lado –Eh... lamento si interrumpí algo yo… bueno es también mi lugar supongo –sonrió







-Yo… -nada mas salió de mi boca







-No te culpo de venir aquí, es un lugar bueno y relajante –dijo y coloco sus manos en sus bolsillos.







Yo asentí. Y voltee la mirada








-¿me puedo sentar? –me pregunto. Y yo cerré mis ojos








Mi corazón latía con fuerza. ¿podía confiar en él?. En verdad ¿el había olvidado absolutamente todo?. Asentí tragando saliva.








El tomo asiento a mi lado y lo mire de reojo. Dio un suspiro ruidoso.







-No es mi asunto lo sé –comenzó a decir y yo fruncí el seño –Pero, ¿Por qué llorabas? –me pregunto









Yo no conteste.








-Bueno si no quieres contestar no importa, no es de mi incumbencia –sonrió –Creo que… es mejor dejarte sola –se levanto y sacudió su pantalón









En ningún momento yo hable. No sabía que decir.








El se dio la vuelta y vi como se marchaba.








-Ah y por cierto, no llores nunca por un chico que no vale la pena –dijo después de detenerse unos segundos y luego continuar caminando







Fruncí el seño. ¿Pero qué rayos?.








Esto fue lo más extraño que me había sucedido. Pero por primera vez en mi vida, ya yo no tenía miedo cuando Tommy se acercaba. Tal vez era porque una parte de mi sabia que él había olvidado todo.







Suspire frustrada. ¿Cómo sabia Tommy que yo estaba llorando por un chico?.







Me quede casi todo el día allí. Absorta en mis pensamientos y como mi vida había cambiado tanto en tan pocos meses. Como un chico entro en mi alma y mi corazón. Como mi vida se desmorono en un día. Como mi vida cambio totalmente, alejando a aquellos que yo mas amaba en mi vida.








Quise alejar los malos pensamientos de mi cabeza por unos minutos, pensando en todas las cosas buenas que me habían sucedido en esos meses. Como conocer a Justin, por ejemplo. Pero recordar a Justin me traía mucha nostalgia, así que a la final termine por leer mi libro.








La tarde paso demasiado tranquila y Tommy no volvió a aparecer. Y eso lo agradecí. Yo aun no me sentía preparada para enfrentarme a él sin darle insultos o decirle que se alejara de mí. Las cosas habían cambiado radicalmente y los recuerdos de que aquella noche aun seguían en mi cabeza. No era algo que yo pudiera olvidar fácilmente.









Que Tommy me haya olvidado. No quería decir que había cambiado. Que él era un chico diferente y bueno. Yo aun no podía aceptar eso.








Para cuando llegue a mi habitación, Demetria me estaba esperando en mi cama, mientras leía una revista. Tome una botella de agua y una barra de chocolate y me senté a su lado mientras comía.









-Los mayores me han estado comentando que has avanzado muy rápido. Que eres muy inteligente, igual que tu madre –dijo y esbozo una sonrisa –Se sienten orgullosos de que hayas aprendido tantos hechizos tan rápido. Tu preparación está siendo muy positiva







-¿ah sí? Qué bien –intente sonreír. Ella siempre llegaba diciéndome algo bueno sobre la hechicería. Sin decir si quiera “hola”








Ella suspiro.








-Oh Cariño, créeme que sé que esto es difícil, que quieres que todo esto acabe, que quieres estar de nuevo con tus amigos, con tu novio –la palabra “Novio” fue como si me aculillaran por la espalda –Con tu mama, con tu verdadera mama –ella prosiguió








-Demetria, por favor basta. Me has dicho eso miles de veces, si lo extraño mucho, pero para que me dices todo eso? No hay nada que hacer –bufe molesta







Ella siempre decía “sé lo que estas sintiendo” “sé cómo te sientes”. Y es estúpido porque ella ni siquiera sabía cómo me sentía, ella no entendía. Ella no podía entender como yo me estaba sintiendo acerca de todo esto.









-Está bien, dejemos el tema –dijo derrotada –Hoy te enseñare nuevos hechizos –dijo alegremente








Creo que la mejor parte del trabajado que Demetria hacia era enseñarme a hacer hechizos, eso a ella le fascinaba y mucho. Sabía muy poco de ella. No tenia esposo, estaba soltera temporalmente y no sabía absolutamente nada de su familia.








Demetria era una mujer hermosa y muy reservada.








Me quede mirándola por unos segundos, a lo que ella se dio cuenta y frunció el seño.







-¿Qué sucede? ¿Tengo algo en la cara? –pregunto tocando su rostro







Negué rápidamente.








-No, solo que estaba pensando en que se muy poco de ti –ella frunció el seño







-ah es eso… bueno ¿para qué quieres saber de mi?







-Para conocerte supongo, hoy no nos podemos saltar la clase? ¿Y me cuentas sobre ti? Por favor –rogué.








No solo quería conocer más a Demetria, sino que quería concentrarme en otra cosa que no fuera Justin y la chica, Justin, Justin y más Justin. Uhg. Necesitaba despejar mi mente de todo lo que ah sucedido desde el principio de este día.








Amaba las historias. Y que Demetria me contara algo sabia que me distraería y mucho.








Ella suspiro ruidosamente.








-Está bien. Tienes razón. Yo sé todo sobre ti y tú no sabes nada sobre mi –sonrió








-Bien –chille emocionada









-Bien, ¿Qué quieres saber? –me dijo






-Bueno… ¿Por qué no tienes novio?, ¿Cuántos hermanos tienes? ¿Cómo se llaman tus padres? ¿Cómo conociste a mi madre? ¿alguna vez te has enamorado? ¿Por qué eres tan reservada? ¿Tienes… -me interrumpió








-Valla, valla, espera un momento niña, son muchas preguntas, una a la vez –rio








-Está bien, lo siento, ¿por qué no tienes novio? ¿no te gusta? –pregunte








Ella sonrió triste.







-Por supuesto que si…. Y no sé, no eh tenido tiempo para novios









-¿pero has tenido alguno ¿te has enamorado?







Ella soltó una risita.






-¿Qué si me eh enamorado? Claro, perdidamente







-¿enserio? –pregunte emocionada







-¿Cómo se llamaba? ¿era apuesto? –sonreí







-Si, era muy, muy apuesto, tenía unos ojos color esmeralda preciosos, un lindo cabello y era el hombre que toda mujer deseaba









-¿y que sucedió con él?







-El día de la boda lo asesinaron –dijo con total naturalidad







Abrí la boca formando una perfecta O.







-¿Qué?. Espera ¿Qué? ¿Iban a casarse y lo asesinaron?








-Si, al igual que todos los invitados, al igual que a mi familia –dijo tristemente







Yo me quede en shock. Oh dios mío y yo pensé que mi vida era horrible.







-Daimon asesino a todos y cada uno de los invitados ese día, por eso todos le tememos _____, el ah asesinado a tanta gente… -dijo y vi sus ojos acristalados







-¿Qué peor cosa que asesinen a tu familia a tu futuro esposo el día de tu boda? –dijo y una lagrima se bajo por su mejilla –Odio llorar. Por eso es una de las cosas que soy reservada, desde ese día no muestro mis sentimientos, además soy fuerte muy fuerte








Yo no dije nada. Mirando a aquella mujer que creía fuerte, pero que guardaba un oscuro y horrible pasado. No podía entender el dolor que ella estaba sintiendo al recordar toda aquella tragedia. Me le acerque y la abrace.









Entonces de repente vi todo. Al hacer contacto con ella, todo se sintió como en una película.








Ella tenía un vestido blanco. Era una visión. Un precioso vestido blanco, y largo. Y un bonito ramo de flores, el salón estaba repleto de gente era espacioso y grande. Ella tenía a alguien a su lado. Su esposo. De ojos verdes y muy apuesto con una enorme sonrisa en su rostro. Mucha gente estaba allí, todos vestidos elegantemente, sonriendo y felices cuando de repente todo sucedido.







Hombres vestidos de negro entraron tirando todo, haciendo un gran ruido, mientras la gente los miraba asombrados. Con grandes espadas en sus manos pasando entre la gente. Y luego comenzó la horrible masacre donde todos eran acuchillados hasta morir.







Y de repente volví a la realidad. Con lágrimas en mis ojos. Ni siquiera vi todo completo. Solo la gran sonrisa de Demetria al tomar la mano de su esposo y luego que esa sonrisa desapareciera y ellos corriendo como si fueran presas y debían huir de toda la catástrofe.








Me separe de ella limpiando mis lágrimas.







-¿lo has visto no? –me pregunto y yo lo mire en shock aun







-Tienes el Don de ver el dolor, de sentir el sufrimiento de los demás, puedes ver sus pasados, incluso podrías leer la mente de todos si te esfuerzas






-Lo que vi fue demasiado horrible Demetria yo no…







-No digas nada por favor, quiero olvidar esto ahora mismo por favor







-Esta bien –susurre








-Me tengo que ir –dijo levantándose –Olvida todo esto. Yo eh seguido adelante. No eh dejado que me afecte en absoluto.







-¿espera que? –pregunte frunciendo el seño







-Los mayores me están llamando, me necesitan, volverle pronto –dijo limpiando el resto de sus lagrimas y desapareciendo entre la oscuridad de mi habitación







La luna ya había caído. Cerré mis ojos por unos instantes. Lo que Demetria había vivido era horrible. Tal vez todos tenemos un horrible pasado. Demetria había seguido adelante, tal vez por eso era fría y reservada, por eso no tenía un novio, por miedo a que si se enamoraba volviera a suceder lo mismo que sucedió en su Boda.









Entre al cuarto de baño a darme una ducha. Necesita despejar mi mente. Pensé que Demetria me contaría una linda historia de amor, algo que en vez de hacerme llorar me haría sonreír. Pero no fue así.








Para cuando salí del baño, me coloque mi pijama apresuradamente, varios golpes en la puerta de mi habitación no me dejaban vestir, corrí a la puerta a ver quién era. Y mi corazón dio un huelco








Justin estaba apoyado al marco de mi puerta con las manos en sus pantalones, mientras miraba al suelo. Levanto la mirada. Llevaba unos vaqueros color negro y una camisa en forma de V color blanca que se le veía jodidamente sexy. Su cabello estaba mojado y su perfume original llegaba hasta mis fosas nasales. Deje de respirar por unos segundos.






-Hola –susurro







Yo Fruncí el seño, antes de responder.







-Hola –intente decir sin dejar que se viera cuanto me afectara el hecho que estaba allí parado a un centímetro de mi y luciendo tan guapo







-Yo... ¿podemos hablar? –pregunto







-Sobre qué?








-Yo... tu sabes de lo que viste en la torre por favor –me rogo






-Si vienes a decirme que no diga nada, tranquilo no lo hare no soy una soplona que va a decirle a la directora todo –intente sonreír








-No, ____, no es eso –suspiro








-¿entonces qué? –levante una ceja y me cruce de brazos







-Podemos hablar adentro? No quisiera que me vieran aquí y me regañaran por favor –dijo y yo le deje entrar







Cerré la puerta detrás de mi y sentí que el ambiente cambio radicalmente. Todo se sentía caliente. Mi cuerpo se sentía caliente. Y acababa de tomar una fresca ducha.









-Yo… -comenzó diciendo







-¿tu…?








-Lo siento –fue lo único que dijo –Yo no sé porque la bese solo… que... –rasco su cabeza








-Justin, es enserio ¿Qué haces aquí? ¿Por qué te disculpas conmigo? No somos nada








-Lo se... solo que no sé porque siento que debo darte una explicación –comenzó a caminar de un lado a otro









-No necesitas darme una explicación, ya no importa







-Claro que importa –exploto sobresaltándome







-¿Por qué? –pregunte y él se acerco a mí. Mucho. Demasiado







-Porque... –susurro y miro de mis ojos a mis labios repetidas veces







-¿Por qué? –susurre









-Joder… porque… yo…







No acabo la frase porque él había estrellado sus labios con los míos.





Continued...



_______________________________________________________________________




Holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaas.





OMGGGGG EL JUSTIN BESO A LA RAYIIIIIS. ahiiii dklfjgdflkjhlkdghgh. Los siguientes capítulos serán buenoooos dfkjgkhgf. Les digo que estamos en capitulos finales Ladies. Y no hay comentarios bajaron demasiado:(



PD: La foto esa me encanto. lol



Ya estamos terminado con la Nove y ya eh perdido un montón de lectoras. Pero ya nada se puede hacer. Solo les agradezco a las que se han quedado aquí conmigo, y que siempre comentan de verdad gracias. <3



Bueno en fin, comenten por favor y gracias por leer, las quiero, nos leemos pronto. Intento subir lo mas seguido que puedo. Tal vez el domingo suba<3



.

  • 492 days ago via site
  • 327

“Solo se Vive una vez”


Capitulo 20



Yo había visto esto. Mi madre había pasado por esto. Cuando mi padre nos abandono. Era como si el pasado se estuviese mezclando con mi presente. Maldita sea.








Ella estaba teniendo una crisis.






Me quede mirándola por unos segundos, antes de reaccionar corre hacia ella, arrodillándome a su lado. Ella estaba mirando un punto fijo, sin mirarme a mí.






-______ -susurre con un nudo en la garganta. Ella seguía sin mirarme –Cariño... –susurre y tome su rostro entre mis manos para que me mirara. Su mirada se suavizo y me miro fijamente






Acaricie su mejilla, antes de cerrar mis ojos y abrazarla con fuerza. Ella no respondió a mi abrazo sino hasta después de unos minutos.






-Todo va a estar bien. Yo cuidare de ti, te lo prometo princesa –susurre y bese su cabello






No sabía exactamente que era lo que le estaba pasando por su mente. Porque ella estaba reaccionando así tan de repente. Mi madre había tenido ciertas crisis después del abandono de mi padre, recuerdo que ella lloraba en un rincón antes de quedarse dormida, y yo solo escuchaba sus sollozos a través de la pared de mi habitación y lloraba junto a ella.








Yo apenas era un niño y no sabía que hacer para ayudarla. Quería quitarle todo el dolor que mi madre estaba sintiendo después del abandono de mi padre, pero yo no podía, nadie ni nada podía calmarla. Incluso estuve un tiempo con mis abuelos, porque ella no estaba bien emocionalmente y necesitaba un espacio para ella sola. Lejos de todos. En ese momento me sentí solo y sin mi madre, pensé que la había perdido.







Después de un tiempo, mi abuela me conto que mi mama estaba en rehabilitación porque el abandono de mi padre le había afectado de tal forma hasta llegar a la locura, pero yo era solo un niño y no entendía muchas cosas.








Al pasar el tiempo, entendí que las personas podían tener crisis nerviosas, cuando pasaban por muchas cosas, ya sea por demasiadas peleas o discusiones, por la muerte de algún ser querido o por estar bajo estrés por mucho tiempo.







Mi madre paso por muchas cosas los años anteriores, cuando yo apenas tenía 7 años de edad. Y le costo mucho recomponerse. Por eso estaba tan aterrado ahora que veía a ____ en la misma situación en la que estuvo mi madre.







No sé cuando tiempo paso desde que llegue, yo no decía nada, solo la abrazaba fuertemente. No quería dejarla ir. Ella se quedo dormida en mis brazos y la cargue hasta llevarla a la cama y arroparla con las sabanas, me acosté a su lado, observándola.







Tenía una pequeña nariz respingada. Sus mejillas coloradas y no tenia maquillaje. Su cabello era largo y ondulado a las puntas. Y tenía un olor jodidamente adictivo. A fruta. A fresas, mis favoritas. Sus ojos grandes y verdes. Eran preciosos. Y tenía unos finos y rosados labios. Era tan bonita. Ella estaba en frente de mi dormida. Acaricie su mejilla, y las puntas de mi piel se erizaron con el contacto.







¿Qué era lo que me estaba sucediendo con ella?. Me pregunte.







El timbre hizo eco en la silenciosa habitación. Mire a ____ para ver si aún seguía dormida y me levante cuidadosamente para correr hacia la puerta. La abrí y me encontré con Ryan en el marco de la puerta.








-Hey –le dije. Frunciendo el seño. ¿Qué hacía aquí?







-Hey –dijo e hicimos nuestro saludo







-Y bien, que te trae por aquí? –pregunte sin rodeos





-Solo pasaba…. –dijo y miro alrededor -¿no deberías estar trabajando? –me pregunto







-Si debería….







-¿Por qué no has ido? Vine, porque fui y no estabas ni tu ni _____, entonces pensé que algo había sucedido –dijo entrecerrando sus ojos. Aun no entraba al departamento







-Ella… uhm está enferma






-¿es algo grave? –pregunto preocupado







-No, ella estará bien –dije intentando sonar seguro







-Uhm bueno, ahora tu eres que ¿su enfermero a caso? Ya veo porque me dejo por ti -rio







-No digas nada que no sabes Ryan ¿si?. Ella te dejo por TU culpa. A mí no me incluyas, yo solo estoy cuidando de ella







-Infiernos –murmuro –No mientas. Me dejo porque prefirió estar contigo que conmigo. Tú siempre ganas después de todo –dijo entre dientes








-¿de qué coño estás hablando Ryan? –pregunte molesto








-Tu muy bien sabes. Ni siquiera se que hago aquí. Debería irme. Jamás pensé que caerías tan bajo Bieber, después de todo te gustan las sobras ¿no?, ya me la follle ¿para qué la quiero de vuelta? –rio sin humor








Mis dientes se apretaron. Tanto que pareciera que se fueran a romper.







-Mentira. Y di otra cosa más de ella y te parto la cara –bufe furioso







-Es una pequeña perra –dijo y antes de que si quiera reaccionara mi puño se lanzo contra su mejilla








El cayó al suelo inmediatamente, escupiendo un poco de sangre y limpiándosela al instante.








-¿vez? Eso es de lo que hablo. Dejaste a tu mejor amigo por una chica. ¿Donde esta la promesa que hicimos cuando pequeños? –dijo y se levanto, sacudió su pantalón y me dedico una última mirada antes de marcharse sin decir ninguna protesta o lanzarme algún golpe







Cerré la puerta fuertemente, antes de percatarme que _____ seguía durmiendo en mi cama. Cerré mis ojos unos instantes. ¿Qué nos había pasado?. Cuando éramos pequeños habíamos hecho una promesa. Una promesa de mejores amigos. Pero el se estaba pasando. No debía insultar a ___, porque su relación no salió bien.








Flash Back.






-RYAN –grite y corrí hacia el






-¿Qué? –dijo molesto






-Lo siento ¿si?, por favor perdóname, somos amigos, somos mejores amigos






Suspiro.






-Justin, Ally me gustaba y lo sabías ¿Por qué te entrometiste?







-Yo... ella también me gustaba Ryan, yo de verdad lo siento, por favor discúlpame –baje mi cabeza







-Bien, te perdono porque eres como el hermano que nunca tuve y Ally ya no me gusta, pero hagamos una promesa ¿si?







-Si? –dije dudoso






-Que ninguna, cuando digo ninguna es NIGUNA, chica debe entrometerse en nuestra amistad nunca. ¿Bien? –dijo y yo asentí colocando mi dedo meñique con el de él y estrechándolo








-Valla, parecemos maricones –murmure riendo







-Si Chaz nos ve, creerá otra cosa –reí y le di un golpe en su cabeza. Y así comenzó nuestra lucha de risas.








Fin del Flash back








Abrí mis ojos y mi corazón estaba latiendo rápido. Esos recuerdos. Eran buenos recuerdos. Fue una promesa, pero yo no estaba haciendo nada malo. Solo la había besado una vez. Aunque tenía que poner todo de mí para no volver a hacerlo, porque juro que quería hacerlo, nunca antes había deseado besar a una chica como deseo a _____.









Suspire y me encamine a la cocina. Abrí la nevera y no había nada en esta. Joder, debía comprar algo de comida, pero no podía salir con ____, aquí sola. Tome un vaso de agua y busque mi teléfono móvil que se encontraba en uno de mis bolsillos.








Llame a mi madre. Ella respondió en el tercer pitido.







-Cariño Hola, ¿como estas? –me pregunto con voz cálida







-Bien






-¿bien? Parece que no estás bien ¿sucede algo? –pregunto preocupada






-Yo… si, bueno no





-¿si o no?







-Es _____







Ella suspiro.






-¿Qué sucedió ahora? –pregunto








-Ella… está teniendo una crisis mama






Mi madre se quedo callada por lo que pareció una eternidad. Ella sabía todo esto de las crisis.







Trague saliva.






-¿Mama? ¿estás ahí? –pregunte







-Si, yo... lo siento mucho Justin, ¿Qué quieres que haga?







-Yo… no se qué hacer mama, ahora esta durmiendo, pero si tu vinieras y…







-Estaré allí lo más pronto posible, en la noche ahora estoy en el trabajo ¿vale?







-Sí, muchas gracias mama, esto significa mucho para mí, te quiero, adiós







Y colgué. Tampoco era que mi mama era un profesional en todo esto, pero era mujer y podría entenderla tal vez un poco, ayudarla. Ella había pasado por eso, ella podía ayudarme, tan solo un poco.










Deje el teléfono en la encimera y me fui al baño a darme una segunda ducha en todo el día. El reloj marcaba las 12:58 pm. Y moría de hambre, no sabía si dejar a ____ sola, quien seguía dormida e ir a comprar algo o esperar que despierte y decirle que saldría.








Tome una ducha de una media hora más o menos, intentando no pensar en nada. Y las consecuencias que esto traería si ___ no mejoraba. Quería cuidar de ella y que nada malo le sucediera, pero esto era algo que no estaba en mis manos.








Un día ella estaba bien, al otro se desmorono en mis brazos y luego estuvo bien de nuevo y al siguiente tiene una crisis. Esto era demasiado. Yo no quería tener nada que ver con crisis, pero yo no podía dejarla sola, yo se lo prometí. Y aunque no lo hubiera hecho, jamás la dejaría sola.









Estaba terminando de lavar mis dientes, cuando escuche mi nombre.







-JUSTIN –grito alguien. Abrí la puerta y corrí a mi habitación.







-Aquí estoy –dije apretando mi agarre en la toalla que llevaba alrededor de mi cintura







_____ se estaba frotando los ojos. Me acerque a ella, para sentarme en la cama.








-Pensé que te habías ido –susurro








-Estoy aquí –susurre para luego tomar su rostro entre mis manos y depositar un cálido beso en su frente






-Qué tal si hum… tomas una ducha y yo voy por algo para comer ¿sí?, no hay nada en el refrigerador –murmure y ella asintió








-Volverás ¿verdad? –me pregunto y yo fruncí el seño







-Por supuesto que si







-Me lo prometes? –me pregunto y pude ver el miedo en sus ojos. Ella pensaba que yo la abandonaría. La abandonaría como sus padres hicieron con ella








-Te lo prometo. Ahora ve al baño –le dije y ella hizo lo que le dije








*


Compre comida de McDonald’s y fui a hacer unas compras, tarde alrededor de 1 hora exactamente. Si por mi fuera lo hubiera reducido a media hora o 10 minutos. No quería dejar a _____ por mucho tiempo sola en casa.








Abrí la puerta con todas las bolsas en mis manos. Cuando entre lleve todas las bolsas a la cocina, mientras buscaba con la mirada a ____. Fui a mi habitación y la encontré en la cama, hecho aun ovillo, me acerque a ella.







Ella se levanto bruscamente asustada cuando sintió mi presencia.









-Pensé que no volverías –lloriqueo para luego abalanzarse a mis brazos.





Continued....


_________________________________________________________________________



HELLO LADIES:)




Siento haber tardado, no tengo nada de imaginación. Sorry. Este capitulo esta aburrido lo se, y lo siento, hice todo lo que pude.



Tener dos novelas es demasiado difícil, pero esto me lo busque yo, así que eh decido, dejar esta, osea no dejarla del todo, sino que termina mi primera novela, la cual ya esta en capítulos finales, no faltan mucho, Así que si tardo en subir en esta es por eso. Pero créanme que haré todo lo posible en terminarla rápido y regresar con esta ¿ok?.





No se si llevara dos semanas o mas. Espero que no. O al menos terminar todos los capítulos, osea como hice la vez pasada. Y luego regresar y centrarme solo en esta. Espero no perder lectoras.



GRACIAS POR TODOS SUS COMENTARIOS Y GARCÍAS A AQUELLAS QUE SIEMPRE ESTÁN PENDIENTE DE LA NOVELA, PREGUNTÁNDOME, ACLARO NO VOY A DEJAR ESTA NO, SOLO TERMINARE MI PRIMERA NOVELA Y LUEGO SIGO CON ESTA, ESPERO QUE NOS LEAMOS MUY PRONTO.



Comenten mucho y nos leemos mas pronto de lo que esperan. O eso espero. Las quiero<3.



.

  • 496 days ago via site
  • 640

"My Dark Past"


Capitulo 52.





Habían pasado ya varias semanas. Simplemente me concretaba en entregar todos mis trabajos, dormir y pasar un rato con Demetria quien me enseñaba cada día más hechizos increíbles o pasaba por la biblioteca a charlar con el viejo Rosewood quien me contaba interesantes historias de su vida y la de mi madre cuando era pequeña. El la conocía.






Me había contado mucho sobre ella. Dijo que le recordaba mucho a ella. Que éramos muy parecidas. Que mi madre se llamaba Amelia. Que tenía unos hermosos ojos azules. Y un largo cabello. Que era Fuerte, pero tal vez no sea tan parecía a ella después de todo.






Dijo que mi madre se había enamorado locamente de mi padre, que se conocieron en una fiesta y quedaron flechados al instante. Rosewood había trabajado para los padres de mi madre. Por eso la conocía bastante bien. Me alegraba que me contara todas esas historias. Me hacían sonreír.







También me había dicho que cuando salió embarazada de mí se sentía tan feliz. Lastimosamente ella se tuvo que alejar para protegerme. Que me contara tantas cosas acerca de mi madre, hacían que aumentaran mis ganas de conocerla. Quería conocerla.






Demetria me decía que pronto lo iba a hacer. Pero no sabía si creerle, porque ni ella misma estaba segura. Pasar tiempo con Demetria me hacia bien, ella me había enseñado muchas cosas sobre la magia. Yo me preguntaba si Emma, seguía siendo una hechicera. Demetria me había dicho que ella lo seguía siendo, que ella era una hechicera joven y no sabía nada de lo que estaba sucediendo ahora, y que no necesitaba saberlo.







Había visto a Emma un par de veces, pero nunca habíamos dirigido la palabra. Lo mismo había sucedido con Ethan. Hace unos días chocamos en el pasillo y hizo que todos mis libros cayeran al suelo. El me ayudo amablemente, parecía como si nada hubiese cambiado. Pero no era así. Porque él no me recordaba.







Y con Justin… bueno el no se había acercado más. Y eso fue algo por lo que yo agradecí, le veía desde lejos, viendo como sonreía, como movía sus manos y como pasaba sus manos por su cabello repetidas veces. Siempre vestía con esa chaqueta color negra de cuero que lo hacía ver rudo. Estaba en el equipo de Futbol. Y se mantenía con miles de chicas alrededor. Era todo un chico malo, por decirlo así.







Yo aun intentaba olvidarlo, pero me era difícil hacerlo. Habíamos cruzado nuestras miradas un par de veces, pero el esquivaba mi mirada y eso me dolía.







En fin, el profesor de Bilogía me había asignado otro compañero para hacer el trabajo y fue genial, claro, a Justin lo habían asignado con Brenda, algo que no me gusto mucho, pero yo no podía hacer nada al respecto. Había entregado ese trabajo la semana pasada y nos habíamos sacado un Excelente 10. El chico con el que trabaje se llamaba Carlos y era agradable persona.






La semana pasada hubo un pequeño inconveniente en la cafetería, donde Tommy se había ido a los golpes con otro chico que no supe su nombre. Me pregunte al instante si el también me había olvidado, porque tenía muchísimo tiempo sin acercarse a mí. Demetria me había dicho que si. Me sentí tan bien cuando me dijo eso.







El ya no se acercaría más. Y eso me alegraba.





Ahora me encontraba leyendo un libro en la biblioteca. Habían muchos estudiantes allí ahora, y eso era algo que no me dejaba concentrar bien. Era una novela de amor, muy bonita llamada “Química perfecta”. Amaba ese libro.







Suspire y me levante de mi asiento, había demasiado ruido y no podía leer cómodamente, iría a mi habitación tal vez a leer un poco, me acerque a la vitrina y Rosewood leía un libro concentradamente.






Toque la pequeña campana y el se sobresalto y yo sonreí tímidamente.






-Lo siento –me disculpe y el soltó una pequeña risita






-Descuida. ¿te llevaras eso? –me pregunto y yo asentí






-Sí, lo traeré más tarde ¿sí?, hay mucho ruido y no puedo concéntrame bien –sonreí





-Está bien, ¿Cómo se llama el libro? –me pregunto





-Química perfecta –le dije y luego anoto en uno de los papeles





-Bien, puedes llevártelo –sonrió –Si quieres mañana puedes venir para que sigamos con las historias de amor de tu madre y tu padre –sonrió –Se que te gustan






Reí.






-Sí, claro mañana vendré seguro –sonreí y me di la media vuelta para irme






Los pasillos estaban repletos de gente, peor que la biblioteca, me iba a dirigir a mi habitación hasta que vi la Torre en los grandes ventanales, tenía tiempo sin ir allí, la última vez que fui… fue cuando estaba con Justin. Sacudí mi cabeza para dejar de pensar en el.







Recorte que habíamos tenido una sección de besos allí. Joder ya, tenía que dejar de pensar en Justin. Cerré mis ojos. Camine a mi habitación para buscar una polera para el frio. Estaba haciendo mucho frio últimamente.





Tome mi teléfono de la mesita de noche. Ayer había hablado con Amber, ella se había quejado mucho por no visitarla en navidad y porque yo no había ido más a casa, incluso lloro por el teléfono, cosa que me hizo llorar a mí también, esa misma noche le pregunte a Demetria porque mi hermana pequeña me recordaba.







Ella me había dicho, que los únicos que habían perdido la memoria, habían sido todos los cercanos a mí ahora. Y Amber por estar tan lejos de mí, no corría ningún peligro. Me alegre al escuchar eso. Amber se había molestado muchísimo conmigo, tanto así que me colgó el teléfono, pero no pasaron ni cinco minutos cuando ella me había llamado de nuevo para disculparse y decirme que me extrañaba demasiado.







Quería ir a visitarla. Pero Demetria me dijo que no era seguro. Yo también la extraña. Le había dicho que había roto con Justin y acabe llorando por su culpa, porque técnicamente no habíamos roto, solo que él no recordaba que alguna vez tuvimos algo. Pero yo no podía decirle nada de eso a Amber.







No podía decirle que su hermana mayor era una hechicera que debía salvar al mundo.







Tuvimos una larga charla, me dijo que había conocido a un chico que era muy guapo, que el anterior que tenía como novio era un verdadero idiota. Que todo estaba bien en casa y que la mujer que era mi madre Ana, estaba saliendo con alguien, no quise detalles, así que no le pregunte quien o como era.








Para cuando llegue a la gran torre, mire hacia arriba, el viento chocaba con mi cabello. Hoy era viernes y habían suspendido las clases porque tenían una junta directiva o algo así dijeron.







Comencé a subir los escalones hasta que llegue a la puerta, abrí con cuidado. Pero antes escuche unos ruidos. Más bien gemidos.






Temblorosa me acerque a donde provenían los ruidos. Y al instante me arrepentí, por la escena que estaba viendo.







Justin estaba besando a una chica bruscamente, mientras la pegaba a la pared. Y la chica tomaba su cabello desesperadamente. ¿Qué habían hecho con mi Justin? ¿El tierno, compresible y hermosos chico?.










Deje de respirar. Trague saliva. Ambos se dieron cuenta de mi presencia. Yo estaba en shock. Quería llorar y salir huyendo pero no podía moverme.








Ambos se me quedaron viendo y Justin se despego de la pelirroja rápidamente, mirándome sorprendido.







-_____ yo…







-Lo siento si interrumpí algo –reaccione. Abrí la puerta y salí corriendo de allí, bajando las escaleras apresuradamente.









-______ -oí gritar mi nombre a alguien detrás de mí. Pero yo solo seguí huyendo








Comencé a caminar ya que mi respiración era entrecortada.







-____ -alguien dijo y me jalo. Mire a Justin, quien tenía su respiración entrecortada







-Lo…lo siento joder yo… -se callo







-¿Qué sientes Justin? –pregunte







-Que... vieras… ya sabes –bufo







-No importa de verdad yo… da igual –suspire y me di la vuelta pero él me detuvo de nuevo








-no, no yo…. Déjame explicarte eh yo…







-¿tu que Justin?, no debes darme explicaciones –bufe molesta –Ni siquiera sé porque me seguiste, ahora me voy, tengo muchas cosas que hacer







Me dolió en el alma decirle aquello. Pero era la verdad, el no tenia porque explicarme algo. Y yo estaba tan molesta por la escena que vi. Estaba molesta conmigo misma, no debí de ir allí. Sacudí mi cabeza.








Sin darme cuanta había entrado en el bosque. Seguí caminando hasta llegar al muelle, necesitaba y quería despejar mi mente de toda esta mierda. Quería borrar la escena que vi hace unos minutos. Me senté con mi libro aun en mi mano y lo apreté a mi pecho sin darme cuanta estaba llorando.








Me sentía engañada, traicionada. Pero era estúpido porque Justin no recordaba que la alguna vez estuvo conmigo. Limpie mis lágrimas bruscamente. Joder, debía de ser fuerte.








Escuche el crujir de las hojas y unos pasos detrás de mí. Cerré mis ojos y me voltee rezando para que no fuera Justin. Pero no, no era él. Era... alguien mucho peor. Era Tommy.





Continued...








______________________________________________________________________________




HOLU:)



Esta vez no tarde tanto. Los comentarios han bajado y eso me deprime y mas cuando ya estamos en los capítulos finales. Pero bueno, no puedo hacer nada. Por favor comenten. Se los agradeceria. Me gusta saber que opinan de cada capitulo.




Comente mucho. Nos leemos pronto. ESTE VIERNES ES EL CUMPLEAÑOS DE NUESTRO BEBE. 19 AÑOS. ¿QUIEN ESTA EMOCIONADA?. kfjkdfgjklfhfgjh. Quiero llorar. Ah crecido tan rapido. Apuesta y opinan lo mismo, jaja.


Bueno yaaaaa. No me pondré sentimental. Las quiero. Gracias por comentar.



.

  • 500 days ago via site
  • 396

"My Dark Past"


Capitulo 51






Narra Justin




-Todo va estar bien –susurre



No tenía ni la más remota idea de porque esas palabras habían salido de mi boca. No sabía porque lo había dicho.




Yo no sé qué era lo que estaba sucediendo, no sabía porque ella estaba llorando no lo entendía. Ella huía de mí como si fuera un monstruo y eso era algo que llamaba mucho mi atención. ¿Por qué ella huía de mi?. Cuando la vi llorando allí tirada hecha un ovillo, sentí un escalofrió y mi corazón se hizo pequeño. Se veía tan frágil, tan pequeña allí. No sé porque corrí detrás de ella, fue un impulso.




Salí detrás de ella después de que huyera de clases de nuevo. Después de que huyera de mí. ¿a caso no le caía bien? ¿o algo estaba mal con ella?. No lo entendía. Ignore las fuertes y regañadientas llamadas del profesor y corrí por todo el pasillo, para encontrarme a aquella chica llorando por una razón inexplicable. Me acerque y la abrace. No sé porque lo hice. Solo sé que necesitaba hacerlo.



Me sentí muy bien. Cuando la abrace, mi piel se erizo y sentí un escalofrió por mi espina dorsal que me hizo temblar. Su piel era tan suave. Me gustaba esa sensación. La abrace más fuerte. Consolándola. Sentía como si yo estuviera sintiendo su dolor, como si yo supiera la razón por la cual ella estaba llorando de esa forma. Y era ilógico porque yo no la conocía.




Yo no la conocía, pero algo en ella me llamaba mucha la atención. Tal vez la forma en la que me mira. O la forma en la que huye de mí. Me intriga no saber nada de ella. Es extraña, pero me hace querer conocerla mucho más. Quisiera saber qué es lo que esconde. Porque siempre está sola y porque es tan extraña conmigo. Actúa como si estuviera viviendo al mismísimo diablo cuando me le acerco.




Y es que entre ella más me ignora y me evita, mas yo quiero acercarme. Es como si fuera un imán del cual no puedo despegarme. Cerré mis ojos aspirando su fragancia a fresas. No sé el porqué pero era como si yo conociera esa fragancia, sentía que la conocía. Como si ella ya hubiera estado en mis brazos, pero yo no lo recordaba.





Pero eso era imposible. Jamás la había visto en mi vida. No lo recuerdo. Ni siquiera sabía porque yo estaba pensando todo esto. Sacudí mi cabeza y después de darle un fuerte abrazo me despegue de ella tomando su rostro entre mis manos.




-¿te sientes mejor? –susurre y ella no contesto




Se quedo mirando mis ojos como si estos pudieran atravesarle y llegar a su alma. Tenía unos ojos preciosos. Unos ojos grises muy bonitos. Pero juraba que la ultima vez yo había visto que sus ojos eran azules. Eso era extraño.





-¿tus ojos son… así? –pregunte



-¿así como? –susurro. Su voz era apenas audible




-¿así? ¿Grises? Porque yo juro que la primera vez que te vi… tus ojos eran… azules. Bueno tal vez me confundí no lo sé.




Ella soltó una pequeña risa. Que llego hasta lo más profundo de mí ser. Su risa era tan bonita.




-Mis ojos cambian de color. Es extraño lo sé –intento sonreír. Pero no lo logro, fue más bien como una mueca




-¿enserio? Eso… valla… es genial –sonreí




Ella asintió.




Nos quedamos atrapados en un incomodo silencio.




-Creo que…. No debemos estar aquí. No debieras estar aquí –susurro y yo mire a mí alrededor




-Si, tienes razón, quieres ir a alguna parte? -pregunte




Ella negó con la cabeza.




-Tú no entiendes. Tú no debes estar aquí. No debes estar aquí conmigo –dijo pero sonó mas como un ruego para alejarme






-Si quieres que me valla, no lo hare –le asegure






Ella frunció el seño y cerro sus ojos por unos segundos. Como si lo que yo acaba de decirle le afectara mucho.





-¿dije algo malo? –pregunte preocupado





Ella negó. Más no hablo.



Después de unos minutos se levanto sacudiendo su falda y mirando a ambos lados.




-Yo… necesito estar sola –susurro y comenzó a caminar



La tome de la mano antes de que se fuera. Sentí una oleada de electricidad. La solté al instante. ¿Qué había sido eso?.




Me quede mirando mi mano por unos segundos y luego alce mi vista hacia ella. Sus ojos estaban oscuros esta vez. De un azul oscuro. ¿Tan rápido habían cambiado?.





-Debo irme –susurro.




Y ella corrió por los pasillos vacios alejándose de mí. Fruncí el seño y suspire. ¿Quién era esta chica? ¿Y qué era lo que producía en mi?. Era algo tan extraño. ¿Por qué yo sentía que la conocía?.





Cerré mis ojos por unos segundos y camine directo a mi casillero. Ya me había saltado la clase anterior. Si es que no me ganaba una detención por salir, rezaba porque el profesor me creyera la excusa que iba a inventar acerca del porque yo salí de allí.






*



Para cuando le di mi absurda explicación al profesor de porque salí de clases, este por arte de magia me creyó. No me gane ninguna detención. El resto de las clases pasaron y no vi más a ____. Ella se había saltado todas las clases siguientes. Estaba preocupado por ella. Pero ¿Por qué me preocupaba?. No tenía ni idea. Pero no podía dejar de pensar en ella. Estaba distraído en todas las clases. No debí dejar que se fuera de esa manera.





Al final de las clases, corrí hacia la secretaria. Quería saber cuál era la habitación de ______, quería saber cómo estaba. Me volvería loco, si no sabía al menos si estaba bien. O si necesitaba ayuda. Pero antes de llegar me tope con Brenda. Esta me sonrió de oreja a oreja.





-Hey. ¿a dónde vas? –pregunto coqueta




-Yo eh… iba hmm, a los baños –mentí




-¿enserio? – arqueo una ceja y yo asentí –Porque que yo sepa los baños están del lado contrario –señalo detrás de mi




Soltó una risa.





-Eh… oh si? si, si lo había olvidado estaba distraído –intente sonreí. Quería deshacerme de ella




-Hmm. Si. ¿Quieres que te acompañe? –pregunto picara, mordiendo su labio inferior




-Ahora no Brenda –dije y me di la vuelta dejándola sola. Sabía que vendría después.





Brenda era guapa. Tenía un cuerpo de muerte. Y podrá ser lo que sea, pero a veces era tan fastidiosa. Sacudí mi cabeza y me detuve en los baños. Entre, y abrí el grifo para hacer una bañera con agua en mis manos y chocarla con mi rostro. Lo hice repetidas veces y luego tome unas servilletas y las pase por mi rostro. ¿Qué me estaba pasando? ¿Qué me estaba preocupando tanto? Joder.




Salí de allí a grandes zancadas. Para cuando llegue a las oficinas, tuve que esperar alrededor de veinte minutos. Cuando la castaña de unos treinta años me atendió ya estaba fastidiado.





-Buenas –sonreí




-¿Qué necesita joven? –pregunto cortante





-Yo eh…. Quisiera buscar a alguien





Ella levanto una ceja.




-Es importante –conteste rápido –Necesito… yo... eh…




-¿Qué es lo que busca o a quien busca?





-A ______ hmm ______ eh…. –Rayos, había olvidado su apellido





-¿Perkins? –pregunto





-Si ella, yo... quería hm… llevarle su libro, ella no se sentía muy bien y yo... bueno no se cual es
su habitación –dije nervioso




-No lo dejaran entrar al área de chicas Joven, y donde está el libro Joven…?





-Bieber. Y está en mi bolso -sonreí




-Joven Bieber. Puede dejárselo a la conserje encargada de las habitaciones ella podría llevárselo y… -la interrumpí





-Necesitamos hacer un trabajo juntos –mentí –Y quisiera saber cuándo y dónde lo haremos, es importante




Ella frunció el seño. Y después de varios intentos de convencerla de que era de vida o muerte. Accedió. Sonríe victorioso cuando tenía en mis manos el número de su habitación.






Corrí por los pasillos repletos de gente, hasta el área de chicas. Cuando llegue a su habitación mi respiración era entrecortada. Me calme y luego toque la puerta dos veces.





Narra _______





Toda esta mierda había sido demasiado difícil. Después de aquel abrazo no podía olvidar su respiración, su cuerpo tan pegado al mío, sus hermosos ojos. Extrañaba su tacto y más de lo que yo pensaba. Estaba atormentada, yo sentía que no podría más. Lo necesitaba mucho. Me sentía demasiado sola y los pensamientos me estaban comiendo viva, el se estaba acercando mucho. Cerré mis ojos, no había dejado de caminar por toda la habitación. No había vuelto a clases. No podía verlo de nuevo.




Fui muy débil. No podía dejarme llevar. No podía. Debía ser fuerte. El pensamiento de que le hicieran daño me estaba comiendo viva. No sabía si todo eso era cierto pero tenía miedo, mucho miedo de que Demetria tuviera razón. No podía arriesgarme. Y no quería hacerlo. Pase toda la tarde en la cama. Estaba débil y moría de hambre pero no tenía fuerza ni siquiera para levantarme para ir a comer algo. Estaba cansada y solo quería dormir.





Mi puerta comenzó a sonar. Abrí mis ojos lentamente. Alguien estaba tocando. Me levante a regañadientas, cuando me levante del todo, sentí un mareo. Joder.
Camine lentamente hasta mi puerta. Gire el pomo y me encontré con aquella persona con la cual no quería encontrarme, ni ver. Justin.





Deje de respirar. Dios mío. ¿Simplemente no puede apartarse?. Apreté mi mano en el pomo de la puerta. Por favor esto es tan difícil.




-¿Qué haces aquí? –logre decir




-Yo… eh... quería ver como estabas –susurro. Vi sus hermosos ojos. Parecían preocupados. Tanto así que sentí como si fuera mi viejo Justin. El que jamás me había olvidado.





-Yo… estoy bien –susurre –Gracias por venir, ahora... yo… adiós –dije pero antes de cerrar la puerta el la detuvo con su pie.






Solté un bufido. El no podía entender que todo esto me dolía demasiado. Ya había perdido a muchas personas. Si seguía así no podía si quiera soportar el hecho de perderlo a él. Me conformaba con observarlo desde lejos, sabiendo que estaría sano y salvo.





-Podemos hablar? Por favor? –rogo. Y sentí un nudo en mi garganta





-Por favor, no sé qué rayos eh hecho o si te caigo mal no lo sé, pero de verdad yo solo... joder ni siquiera se que hago aquí –suspiro –Yo….





Pensé que continuaría hablando, pero no lo hizo, bajo su rostro como si hubiera hecho algo malo y me sentí muy mal por ello. Oh mi amor si tan solo pudiera decirte…. Pero no podía.




-No debería estar aquí. Adiós –dijo y dejo ir la puerta





No pude soportar ver como él se iba. Cerré mis ojos. Y cuando los abrí, ya él no estaba.




Entre en mi habitación deslizándome por esta y comenzando a llorar de nuevo, dejándome caer en el frio suelo.





Estaba sola. Me sentía sola y no había nada que yo pudiera hacer.




Nunca jamás, había necesitado de alguien como yo necesitaba de Justin. Y yo no podía estar con la única perdona que podía hacerme sonreír.




Continued…





_____________________________________________________________________________





HOLA:)


LLEGAMOS AL CAPITULO 51 YAAAAAAA. AYYYY KJDFGHKDG.




Aquí capitulo. kdjfkldjfladg. Espero y les guste. Fue un capitulo traite ¿no?. Ya tengo el siguiente capitulo escrito. Si hay comentarios rápidos al menos 15. Subo ¿ok?. Todos estos capítulos son tristes para la Rayis kfjhkldfh. Pobresita:(



Por favor comenteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeen. Las quiero y espero que les guste el capitulo. Estamos ya en los capítulos finales. No les puedo decir con exactitud cuantos capítulos faltan, pero no son muchos.



Gracias por comentar. Hasta pronto.



.

  • 504 days ago via site
  • 400

“Solo se Vive una vez”


Capitulo 19




Narra Justin



Desperté por los gritos de alguien. No sabía que estaba pasando. Mi habitación estaba ah oscuras. Cuando de repente recordé que _____ estaba en el sofá durmiendo. ¿y si alguien había entrado a robar?. Mi corazón se disparo al instante. Corrí al armario y tome un bate de beisbol por si acaso iba salir pero antes me tropecé con una de las mesitas y me di en la rodilla. Solté una maldición.





Abrí la puerta y encendí las luces y corrí hacia donde estaba ella. Mire a todos lados pero no había nada. Ella seguía gritando pero estaba dormida. ¿tenía una pesadilla?. Estaba atormentada, corrí hacia ella lanzando el bate al suelo y comencé a sacudirle sus hombros intentando despertarla.



Cuando logre hacerlo, despertó y comenzó a llorar incontrolablemente. La apreté a mi pecho. Diciéndole que solo había sido una mala pesadilla. La acurruque contra mí, intentando calmarla hasta que lo logre.





-Mis pesadillas han vuelto Justin –sollozo y la abrace mas fuerte






-¿pesadillas? –¿de que está hablando?





-Si… soñé sobre el día del accidente de mis padres






-Espera, espera ¿pero cómo vas a tener este tipo de pesadillas si tú no estuviste en el accidente? –pregunte. No entendía absolutamente nada.






Se quedo callada por varios minutos.






-Espera. ¿Tu llegaste cuando el accidente? –le pregunte






-Mucho peor –susurro. Y sentí mi corazón latir con fuerza.







-¿Qué? –pregunte alarmado.







-Yo estaba con mis padres el día del accidente Justin. Fui la única sobreviviente –susurro





Y sentí un hueco en mi estomago. ¿Espera que?. La mire por unos minutos sin saber que decir.







-Fue la cosa más horrible que uno puede haber presenciado. Vi morir a mis padres Justin –ella continuo –El maldito conductor estaba borracho. Por un maldito borracho mis padres y mi hermano murieron esa noche. Era injusto. Es injusto. Ellos no eran malas personas, no lo eran –negó con la cabeza sin parar de llorar –Si pudiera retroceder el tiempo por unos segundos hubiera dado mi vida por ellos –susurro





¿Hermano? ¿su hermano murió también?. Oh dios mío.








-¿Tu hermano? –pregunte -¿también murió? –susurre y ella asintió








Y la chica que pensé que era fuerte. Se estaba desvaneciendo poco a poco en mis brazos. Y yo no sabía qué hacer para ayudarla.







Cerré los ojos y la abrace más fuerte. Transmitiéndole sin decir ninguna palabra. Que estaba allí y no me iría a ninguna parte.






-Mis padres y mi hermanó lo eran todo para mí. Tenía una vida perfecta. Yo era feliz… pero Dios me lo arrebato sin tener ningún remordimiento







-Las cosas pasan por alguna razón –logre decirle







-No culpo a Dios por lo que sucedió Justin, tal vez me lo merecía después de todo







-Por supuesto que no, no digas eso –le regañe







-Claro que sí. Ese accidente fue mi culpa. A veces pienso que la única manera de que mi dolor acabe es que yo deje de existir








-Dios mío _____, por favor deja de decir esas cosas. No fue tu culpa –le dije desesperado.






No quería verla diciendo eso. Mi estomago se revolvió de solo pensar pasar un día sin ella…







-Por favor no digas eso –le rogué







-Es la verdad Justin, Solo vine a este mundo a sufrir. Porque nada nunca me ah salido bien. No tengo a nadie –dijo entre sollozos








-Me tienes a mí. Yo no te voy a abandonar –susurre mientras depositaba un pequeño beso en su cabello







-Por favor no lo hagas –me rogo –No me dejes como mis padres. No me dejes como todos los han hecho –me suplico







Pude notar el dolor y la agonía en sus ojos. Oh mi pequeña princesa… necesitaba tanto amor después de todo. Y después de pensar que era una niña creída que lo tenía todo en la vida. Pero en realidad no tenía nada. Con verla así me partía el corazón. Ahora yo quería darle todo lo que le arrebataron hace mucho tiempo. El Amor incondicional. El cariño. Eso era todo lo que ella quería y todo lo que necesitaba. Necesitaba que alguien la amara.







-Te lo prometo –susurre para abrazarla mas fuerte






Pase toda la noche en vela, mirando como ella seguía llorando sin parar. La consolé y di todo de mí. Diciéndole que todo estaría bien. Que no la iba a abandonar. Que cuidaría de ella. Y eso era lo que haría de ahora en adelante. Porque no iba a dejarla sola.





-No me dejes caer en la oscuridad de nuevo –susurro. Pero antes de yo si quiera pudiera preguntarle qué quería decir con eso, ella se había quedado dormida en mis brazos.







No sabía exactamente él porque yo hacia este tipo de cosas. Yo ayudaba a ancianas a cruzar la calle. Llevaba las bolsas de mi vecina a su departamento. A veces ayudaba a mis amigos en cualquier situación. Pero yo jamás había consolado a una mujer. Era inexperto en estas cosas. Jamás le había brindando mi casa a alguien para pasar la noche.







Mi madre me decía que debía de ser bueno y ayudar a las personas. Pero jamás había ayudado a una persona como lo hice con ____. Y no me arrepiento de haberla ayudado. Siento algo extraño cuando estoy con ella, lo admito pero no sé que es. Siempre quiero estar cerca de ella. Quiero protegerla y brindarle amor. Quiero cuidar de ella. Me asusta la idea de averiguar qué es lo que estoy sintiendo y no sé el porqué.








Ella se ah abierto a mi muchas veces. Confía en mí. Y eso es algo que me hace sonreír.







*




Para cuando desperté ya había amanecido. Mire el reloj que tenía en mi muñeca eran pasadas de las seis. Mierda es tarde. Iba a levantarme pero sentí algo pesado arriba de mí. _____ dormida arriba de mi pecho. Nuestras piernas estaban enredadas. La observe por varios segundos. Sonreí. Eran tan hermosa. Acaricie su cabello por unos largos minutos, olvidándome que debía de trabajar. Cuidadosamente la baje de mi pecho, haciendo todo lo posible para no despertarla. Desenrede mis piernas y coloque una mano en el suelo para poder bajarme del sofá. No era que ese sofá era muy grande. Solo cavia una persona.







Con cuidado deje su cabeza en la almohada y me baje. Ella se movió y comenzó a quejarse diciendo incoherencias y levanto la cabeza un poco. Cerré mis ojos. Que no se vaya a despertar por favor. Sonreí cuando vi que se movió volteándose quedándose de nuevo dormida.






A pesar de todo. Creo que fue una de las mejores noches de toda mi vida. Sonreí como un estúpido. Nada mejor que estar toda la noche consolándola.




Y nada mucho mejor que dormir abrazado a ella como si fuéramos unos solo.





Me di un buen baño para que se me quitara el sueño. Sentía como si hubiera dormido solo cinco minutos en toda la noche.







Cuando Salí ya vestido. Mire a _____ por unos minutos. Se veía tan bonita y pacifica cuando dormía. Su respiración era pausada. Sonreí. No iba despertarla para trabajar, sabía que ella tenía muchas cosas en su cabeza. Sabía que no estaba bien emocionalmente y no quería molestarla con el trabajo.








Le deje una nota y Salí a zancadas de allí. El aire fresco de la mañana pego contra mí y me sentí un poco mejor. Me subí a mi auto y lo hice rugir, antes de comenzar a conducir directo a mi trabajo.







Mi celular comenzó a sonar, luche con mi pantalón para poder sacarlo. Era ____. Conteste enseguida.








-Buenos días –dije sonriente






-¿donde estas? ¿Por qué te fuiste? –casi grito y sentí un hueco en mi estomago. ¿Qué le pasaba?







Pensé que todo estaría mejor en la mañana, que después de desahogarse toda la noche ella se sentiría mejor. Y estaría de mejor ánimo. Pero me equivoque. Mi corazón comenzó a latir.






-Porque me dejaste sola –sollozo –Me lo prometiste –ella estaba alterándose





-No, no cariño... no te deje sola cálmate ¿sí?. Tenía que venir a trabajar y… Jesus _____








-Me dejaste sola –grito –Me lo prometiste –dijo antes de trancar







Mi corazón dio un vuelco. Esto era peor de lo que pensaba. Ella estaba mal, muy mal. Me gire de vuelta al departamento. No podía dejarla sola. No podía. Conduje lo más rápido que pude.






Tome mi teléfono y marque el número de uno de mis mejores amigoa.







-Hey ¿Qué tal bro? –dijo este a través de la otra línea







-Chaz, no podre ir a trabajar necesito que abras por mi ¿vale? –dije. Estaba muy nervioso. Quería llegar ya al departamento







-¿Por qué? ¿que sucedió? –pregunto alarmado






-Yo… es ______, ella no está bien. Yo… luego te lo explico ¿vale? Solo necesito que me hagas ese favor, ¿si?







-Claro bro, sabes que cuentas conmigo. ¿Nos vemos luego? –pregunto






-Yo te llamare ¿sí?






-Vale, espero que todo esté bien y que no sea nada grave. Nos vemos –dijo antes de colgar








Cuando llegue al departamento corrí lo más rápido que pude. Pulse el botón del ascensor, pero este tardaba mucho así que corrí por las escaleras ignorando a las llamadas del viejo Dave. Cuando abrí la puerta no la vi por ninguna parte.





Comencé a gritar su nombre. Entre a mi habitación. Y ella estaba en la habitación hecha un ovillo con todas las luces apagadas. Cerré mis ojos. Dios mío. No…







Yo había visto esto. Mi madre había pasado por esto. Cuando mi padre nos abandono. Era como si el pasado se estuviese mezclando con mi presente. Maldita sea.








Ella estaba teniendo una crisis.









Continued…





____________________________________________________________________________




HOLAAAAAAAAAAAAAAAAAA.




No se si les gusto el capitulo. hsdfjfgsdfjgh. Hice todo lo que pude. Pobre rayiiiiiiiiiiiiiiis ¿no? Los siguientes capítulos serán intensos. Espero y no las haya decepcionada. No se como quedo de verdad. Espero y les guste.



Estoy estresada con tantas tareaaaaas:(. Bueno, en fin comenten mucho. Gracias por todos y cada uno de sus comentarios. Me hacen sonreír y saber que las criticas sobre la novela son buenas. Espero subir pronto. No lo se aun.



Buenos nos leemos pronto. Cuídense. Gracias por comentar. xoxo.



.

  • 509 days ago via site
  • 472

"My Dark Past"


Capitulo 50





-Lo siento como te llamas? –me pregunto





Justin me había olvidado.



Sentí que mi corazón se saldría en cualquier instante de lo rápido que estaba latiendo, mis lágrimas se acumularon en las esquinas de mis ojos y creo que deje de respirar al instante. Lo mire en shock y sin pensarlo dos veces salí corriendo del salón de clases, ignorando las llamadas que el profesor me hacía.



Corrí tan rápido como pude, mis lágrimas ya se habían deslizado por mis ojos. Mi Justin me había olvidado. Después de pasar una noche tan maravillosa con él, la mejor noche de toda mi vida, el había olvidado todo. Mi corazón dolía. Pensé que seria difícil, pero lo que estaba sintiendo en estos momentos era peor, era algo inexplicable, no podía calmarme.


Cuando llegue a mi habitación, tire de un portazo y caí en el suelo, haciéndome pequeña. Coloque mis piernas en mi pecho y comencé a llorar descontrolablemente, mientras mis sollozos se hacían más fuertes. Justin me había olvidado, había olvidado todo para siempre, y no había nada que yo pudiera hacer.



Alguien estaba parado frente a mí y levante mi vista para ver a Demetria mirándome con compasión. Ella se sentó a mi lado y me abrazo como una niña pequeña, cuando tenía miedo después de haber tenido una horrible pesadilla.



Aun tenía la esperanza de que esto solo fuera una pesadilla de la que pronto despertaría. La única persona que me hizo feliz, que me hizo sentir viva, la única persona que me había amado como nadie en mi vida lo había hecho, me había olvidado.



-Todo estar bien –susurro Demetria. Pero no sé si fue para convencerse así misma o a mí. No lo sabía.



*


Había transcurrido dos semanas desde entonces. Habían sido las dos peores semanas de toda mi vida. No había podido comer bien, mi apetito se desvanecía y no podía dormir pensando. Demetria me había enseñado toda clase de hechizos que nadie pudiera imaginar. Eso me distrajo solo un poquito de dejar de pensar en el.



Pero verlo en clases sonriendo con su perfecta sonrisa y charlando con chicas era una agonía. El no sabía quién era yo, y quien fui en su vida. El no me recordaba. Sacudí mi cabeza y cerré mis ojos fuertemente. Habían sido dos semanas difíciles. E intentando olvidarlo, pero es imposible.



Pareciera como si hubiéramos roto. Aunque en realidad no es así. No tenía amigos. Y por primera vez en mi vida, me sentí más sola que nunca. No tenía a nadie más que a mí misma. Aunque Demetria se ha mantenido cerca y nos hemos hecho buenas amigas. Pero no es lo mismo. Ella está aquí para enseñarme, no para ser mi amiga.



Estaba sentada en las mesas de un comedor repleto de gente. Pero yo me sentía muy sola. Sentada en mí mesa. Estaba sola. Mientras todos reían y charlaban con sus amigos. Mire a la mesa donde estaba sentado Justin, el formaba parte del grupo de Brenda ahora.



¿y cómo no? Si es guapo y perfecto. Por supuesto que quería pertenecer al grupo de los “Populares”. Llevaba una chaqueta color negra, que lo hacía ver rudo. Sonreí. No le quedaba para nada mal a él. Aunque ese no era el tierno y perfecto chico que conocí. Estaba riendo por algo que dijo uno de los jugadores de Futbol. Ethan también se encontraba allí. Al igual que Emma. Mis mejores amigos y mi novio ahora formaban parte del grupo de arpías que yo mas odiaba.



¿No pudieron pertenecer a otro grupo?. Sacudí mi cabeza exasperada. La primera vez que los vi juntos me costó mucho asimilar todo. Pero intento acostumbrarme a ello. Por supuesto que me duele el hecho que Emma quien odiaba con su vida a Brenda y a su grupo de arpías ahora sea parte de ese grupo, pero si esa era la única manera de mantenerlos alejados de mi y mantenerlos a salvo, entonces haría cualquier cosa por intentar soportarlo.



Yo intentaba ser fuerte. Solo por ellos y por una madre a la cual no conozco, pero a la cual siento que debo ayudarla.



No sé cuánto tiempo estuve mirando en su dirección. Hasta que me encontré con la mirada de Justin. Aparte la mirada enseguida. Mi corazón se acelero al instante. Ni siquiera había tocado la comida que tenía en frente de mí. Me levante rápidamente evadiendo su mirada. El seguía mirando a mi dirección fijamente.



Bote la comida al contenedor de basura. Para luego caminar rápidamente. Cuando salí de la cafetería bote el aire que no sabía que estaba reteniendo. Suspire frustrada y camine por los vacios pasillos. La mayoría de los chicos estaban en la cafetería.



Mi próxima clase era Biología. Así que decidí caminar al salón de clases y tomar un buen asiento antes que todos. No tenía nada más que hacer. Camine hacia mi casillero a cambiar mis libros y luego me dirigí al salón apresuradamente. Como supuse el salón estaba completamente vacío.



Me senté en un buen puesto delante de la clase. Deje mis cosas en el suelo y mire a la pizarra vacía, mirando un punto fijo, teniendo mi mente en blanco.



-Aun no comienza la clase –dijo una voz. Haciéndome sobresaltar del susto



Coloque la palma de mi mano en mi corazón.



-Jesús me has asusta… -me quede en shock al ver a Justin parado allí a mi lado con una sonrisa de medio lado


-¿Qué? ¿te comió la lengua el ratón? – río




Me quede callada mirándole. Mi corazón comenzó a latir fuertemente.




-¿y entonces? –pregunto




-¿ah? –pregunte sacudiendo mi cabeza




-Dije que haces aquí?. Aun no comienza al clase –dijo divertido





-Quise llegar temprano y tomar un buen asiento –dije. Mi voz era muy pequeña




Alzo una ceja y miro su reloj.





-Aun faltan 15 minutos. Pudiste venir 5 minutos antes –murmuro




-Quise venir antes, no tenía nada más que hacer ya había terminado de comer – murmure pareciendo normal. Sabiendo que mi voz me traicionaría en cualquier momento. El se acerco y mi piel se erizo



El negó con su cabeza.




-Ni siquiera tocaste tu comida –dijo y tomo una silla para sentarse en frente de mí




Fruncí el seño. ¿Cómo lo sabía?.




-Como lo sabes? –susurre




-Te estuve observando. ¿No tienes amigos? Siempre estas… uhm sola –dijo pasando la mano por su cabello repetidas veces y lamiendo sus labios.




-Si tenía…




-¿tenias? –pregunto confundido



-Ellos simplemente... se alejaron –intente sonreír




Aclare mi garganta.






-Creo que regresare cuando la clase empiece iré a… -intente levantarme pero él me tomo del brazo. Haciendo que mi cara se calentara y mi corazón latiera más rápido de lo normal por su toque. Tenía dos semanas sin sentir su contacto. Y fue como un balde de agua fría para mí. Quería tomar sus manos y tirarlo hacia mí para que me abrazara. Porque lo que yo más necesitaba era un abrazo.




-Eres extraña –Frunció el seño –Pareciera que siempre huyeras de mi ¿por qué?.






-¿Qué? -Reí nerviosa. –por supuesto que no ¿Por qué lo haría?







-Eso mismo me pregunto yo. ¿Por qué ___? ¿Por qué huyes de mí? –pregunto lamiendo de nuevo sus labios. Me quede mirando sus labios. Maldita sea. Quería besarlo






El se me acerco mucho. Demasiado mejor dicho. Mis lágrimas estaba en la punta de mis ojos, sentí un escalofrió por su acercamiento. Quería alejarlo antes de hacer algo de lo que me fuera arrepentir después y poner en riesgo su vida. Eso era algo que yo no iba hacer. Haría cualquier cosa, así sea sacrificarme a mi misma por mantener a salvo a la persona que yo amaba.







-¿no vas a responder? –pregunto. Sentí su aliento muy cerca de mí






-Yo-yo –tartamudee





-Tienes unos labios muy bonitos ______, rosado y… -susurro acercándose mucho más y en ese instante el timbre sonó. Solté un suspiro cuando lo vi alejarse de mí







Agradecí que el timbre sonara y que los chicos comenzarán a entrar al salón. Empecé a respirar normalmente. Justin iba a besarme, lo iba hacer yo no podía creerlo oh mi dios. Justin me miro una vez más con una sonrisa en su rostro. ¿Por qué el sonreirá?. Pero al ver los pequeños hoyuelos que se formaron en sus mejillas sonreí como estúpida. Como me encantaba ver esa sonrisa.






Pensé que el se sentaría detrás. Como últimamente lo hacía. Con su grupo y miles de chicas a su alrededor esperando llamar su atención mientras coqueteaban descaradamente. Pero él no lo hizo. El se sentó detrás de mí. Y sentí mis nervios revolotear en mi estomago. ¿Por qué el simplemente no se alejaba? ¿Por qué era tan difícil todo esto?. Yo no quería que le hicieran daño, pero era como si mientras más quería alejarlo, el más se acercaba. Y él estaba a punto de besarme y yo me iba dejar llevar, porque yo quería sentir de nuevo sus labios contra los míos. Cerré los ojos y apreté los puños. Estaba tan cerca…






Cerré mis ojos unos instantes. Los chicos entraron rápidamente y luego entro el profesor acomodando sus lentes y dejando todas sus cosas en su escritorio. Aclaro su garganta antes de comenzar con su bienvenida.





-Bueno chicos, necesito que formen parejas para hacer este trabajo. –Comenzó hablando - Este año trabajaremos con un nuevo proyecto que trata sobre como vemos la reproducción en las platas. Ustedes tomaran una semilla con un jarrón y sembraran una planta. Tendrán la planta por dos semanas y luego veremos los resultados. Deben rociarle agua todos los días y que este en un cálido lugar. Pueden turnarse una semana uno y la otra semana el otro. Ahora formaremos parejas para hacer un informe sobre la biodiversidad. –Cuando él vio que iban a formar las parejas interrumpió






-ah, ah, ah no, yo mismo formarte las parejas, así que… sepárense ustedes de allá –señalo a dos chicas que ya habían hecho su grupo felizmente. Bufaron molestas y rodaron los ojos






-Bien lo hare aleatoriamente. Es para trabajar en el informe y en lo de las plantas. –dijo y comenzó a formar la parejas


-Señorita Perkins usted trabajara con… uhm veamos –miro a lista –Justin Bieber –dijo y sonrió






Mi cara se congelo. No, no, no y no. ¿El maldito destino estaba en contra de mi o algo por el estilo?. Apreté mis puños. Maldita sea. Quería olvidarme de él. Olvidarlo. ¿Pero cómo lo iba a hacer?. Yo no podía estar tan cerca de el sin sentir que mi corazón se rompía en mil pedazos. Tan solo estar cerca de él y mirarlo me daban ganas de llorar.






-Profesor yo... no… ¿no hay otra persona con la que pueda trabajar? –pregunte y el profesor frunció el seño





-Señorita Perkins ¿tiene algún problema con el señor Bieber? –pregunto y yo negué





-Nos llevábamos perfectamente profesor –dijo Justin detrás de mí. Levanto al chico que estaba sentado a mi lado


-¿entonces porque quiere otro compañero señorita Perkins?





-Yo... solo… no acostumbro trabajar con hombres –mentí






-Eso no es verdad, al eh visto trabajar con sus compañeros señorita Perkins ¿porque ahora cambia de opinión? –pregunto





-Sí, ____ ¿Por qué cambiaste de opinión? –me pregunto Justin





Todas las miradas estaban fijas en mí y yo no pude soportar eso por mucho tiempo. Maldita sea no puedo estar cerca de ti Justin, iban a hacerte daño. Grito mi mente. Salte de mi asiento rápidamente.






-Necesito ir a la enfermería –dije corriendo de allí y saliendo del salón de nuevo. Corría como una cobarde




Mis lagrimas salieron rápidamente sin siquiera darme tiempo a llegar a mi habitación, los pasillos estaban vacíos y me pegue a la pared dejándome deslizar y volviéndome un ovillo, mientras solo se escuchaban mis sollozos. Yo no podía estar mucho tiempo cerca de Justin. Era como si mi piel me quemara.






Los malditos pensamientos de alguien haciéndole daño a Justin, a Ethan o Emma me atormentaban. Tenia muchísimo miedo de que si yo me acercaba ellos morirán por mi culpa. Apreté el agarre de mis rodillas. Nadie estaba aquí para consolarme y eso era lo que más necesitaba.






¿Por qué me hacían esto?. Yo intentaba alejarme, pero ellos me acercaban cada vez más a él. Y yo no podía soportar todo esto por mucho tiempo. Me estaba derrumbando y la tristeza de sentirme tan sola y sin nadie se estaba apoderándose de mí, quitándome todas las fuerzas de seguir adelante.



Yo intentaba ser fuerte. Pero me estaba quebrando.





Alguien se colocó a mi lado. Levante la vista para ver a Justin allí sentado a mi lado con una cara de preocupación. Bufe. ¿Que hacia aquí?. Mi corazón se acelero al instante cuando el limpio mis lagrimas. Mire sus hermosos ojos color miel y me quede hipnotizada en ellos. Eran los mimos ojos. Era el mismo Justin. Solo que él no me recordaba.







-Shhh –susurro para luego atraparme en sus brazos. Abrazándome con fuerza






Solté un sollozo. Sentí sus cálidos brazos a mí alrededor. Quería apartarme. Mi mente me decía que lo hiciera. Que no era correcto el estar aquí sola con él. Pero yo no podía mi cuerpo no reaccionaba. Simplemente no podía seguir separada de el por mucho más tiempo. Porque él era la luz que me ayudaba a salir de la oscuridad.






-Todo va estar bien –susurro. Y por primer vez desde que todo esto había sucedió lo creí.





Continued....



________________________________________________________________________


HOLAAAAAAA.



Oh. mi. dios. HASTA YO LLORE CON ESTE CAPITULO. Pobre de la rayiiiiiiiiiiiis esta sufriendo demasiado. jkdfgkjdfgfdh. Los siguientes capítulos serán dfjgkldfklfhfg. eso.



Y Justin. Justin es un jkfgkdlfklsgh. Ayyyyyy. Lo se me quieren asesinar. Bueno yaaaaaa.




Espero y les guste el capitulo. Hice todo lo que pude. Gracias por todos sus comentarios. De verdad me animan a seguir escribiendo.



Las quiero. Nos leemos pronto.




Ah y Feliz día del Amor y la amistad adelantado. Que pasen un bonito día hermosas.


.







  • 514 days ago via site
  • 433

“Solo se Vive una vez”


Capitulo 18




Desde mi rompimiento con Ryan. Si digo rompimiento porque rompimos al siguiente día de lo sucedido, bueno yo rompí con el, porque de verdad no podía seguir aguantando sus celos.





Tampoco quería que las cosas terminaran mal. Ryan y yo no llevamos mucho tiempo saliendo por lo que al menos quería que fuéramos amigos. No sé qué le sucedía ese día pero el tomo las cosas de una manera madura y no dijo nada, tanto así que me sorprendí de lo calmado que estaba. Tal vez el también había pensado mucho las cosas y pensó que eso era lo mejor.





Tenía una semana y media sin verlo. Quería hablar con él y decirle que al menos podríamos ser amigos. Creo que tal vez me apresure en encontrar una nueva relación, cosa que no debí hacer. Porque yo no estaba del todo bien, emocionalmente, después de mi rompimiento de 9 meses con Daniel.





Suspire por quinta vez esta tarde. El día había estado calmado y eso es algo que agradecí. Estaba llevando una bandeja con unos deliciosos pasteles y unas malteadas de chocolate a la mesa 4. Donde se encontraban un grupo de amigos. Coloque todo en frente de ellos. Y antes de retirarme les dedique una amplia sonrisa.





Justin se encontraba en la caja charlando animadamente con un grupo de admiradoras o eso creo, había como 4 chicas que chillaban cada vez que él decía algo. ¿Eso es posible?. Rodé lo ojos. Esta en horas de trabajo y esta coqueteando con los clientes.





Emily y Chris estaban en la cocina, Chaz no había asistido hoy porque tenía que hacer unos asuntos para la universidad o algo así dijo Justin. No le preste mucha atención. En realidad estaba más centrada en mis pensamientos. Mi cabeza estaba en otro lado y así ah estado durante todo el día.





Deje la bandeja en la cocina y tome una botella de agua para beber un poco.





-Adivina quien acaba de llegar –sonrió maliciosamente Sam Fruncí el seño




-¿Quién? –pregunte dejando la botella de agua a un lado




-Velo por ti misma –sonrió de nuevo y camino hacia fuera




Salí de la cocina y me encontré con la sorpresa de que allí estaba Ryan, se acercaba a Justin y ambos se saludaron. Pero el no venia exactamente solo, venia acompañado de una castaña quien venia agarrada de su brazo como un chicle. La mire de arriba abajo, llevaba ropa de marca y nos zapatos altos como de 5 metros.




Claro no se veía para nada mal. Y no pude evitar sentir celos. ¿Tan fácil me había olvidado?. Gruñí. También me hizo recordar en el tiempo cuando salía con Daniel y yo vestía igual y cada vez que llegaba a una parte deslumbraba con mi ropa de diseñador.





Lastima que yo ya no podía darme ese tipo de lujos. Apenas y me acostumbraba a usar zapatos bajos, no los usaba muy a menudo, pero si trabajo como mesera en un cafetín no puedo usar zapatos altos, podría caerme y hacer el ridículo. Sacudí mi cabeza exasperada.





Me dirigí hacia allí, con la mas falsa sonrisa posible en mi rostro. Iba internar ser amable.




-Hola Ryan –salude como si nada




El me miro por unos segundos pero o contesto.





-Ryaaaaan –chillo la castaña –Te acaban de decir hola no seas tan mal educado, tal vez no sea una chica de clase social como nosotros pero... –Ryan la interrumpió





-Hola _____ -dijo con voz ronca





Rodé los ojos. ¿Qué cosas estaba diciendo esta tarada?.





-¿La conoces? –pregunto la castaña frunciendo el seño





-Si –respondió seco





-Ahhhh… -dijo y luego me miro de arriba abajo.





Sino quitaba esa maldita cara, juro que iba a tomarla por su largo cabello y arrástrala por el piso. Ella tenía que saber que yo también sabía lo que era vivir así. Maldita engreída.





-Voy a una mesa –dijo Ryan arrastrando a la castaña






Se sentaron en una de las mesas, mientras yo los observaba. Fruncí el seño. ¿Por qué la castaña dijo que no es como nosotros? Ryan no era rico. Que su padre sea dueño de este restaurante no quiera decir que lo sea ¿o sí?. Bueno ahora que lo pienso yo jamás le pregunte a Ryan sobre su familia y el tampoco me llevo a conocerla nunca.





-Ve a atender –murmuro Justin. Haciéndome sobresaltar






-¿ah qué? –pregunte como si no hubiera entendido





-Ryan es como si fuera un cliente, actúa normal y ve atenderle –dijo y hizo algo en la caja






-Justin… -susurre






-Creo que es lo mejor. Así veras que no hay rencor entre ambos –sonrió. Tal vez tenía razón. Quería ver si al menos Ryan y yo podíamos ser amigos





-Está bien –murmure y me dirigí con mala gana a su mesa






-¿Qué desean llevar? –dije intentando colocar la mejor sonrisa posible





Ryan me miro fijamente. Yo no lo mire, no quería hacerlo. Creo que esto sería más difícil de lo que pensé. La castaña miraba el menú y Ryan tenía fija su mirada en mí.






-Yo quiero una malteada de dieta –dijo la castaña







-¿maltada de dieta? –reí entre dientes -¿no has visto el menú? Puedes pedir una coca-cola pero, definitivamente malteada de dieta no tenemos aquí –dije intentando ser amable y no reírme de ella




Ella suspiro.




-¿Ryan porque me trajiste aquí? Sinceramente no hay nada bueno –se quejo





-Si Ryan, porque no llevas a tu nueva novia a un lugar mejor? No creo que ella encaje aquí, y mucho menos vestida así –la mire y ella sonrió como si hubiera ganado un premio






-Ella tiene razón, no me vestí así para venir a un lugar como este –dijo levantándose






-No pedí tu opinión –me dijo fulminándome con la mirada -No me voy a ir de aquí Valentina y tu tampoco –gruño. –Así que ahora siéntate –ordeno y la chica lo miro con los ojos muy abiertos antes de sentarse






Lo mire frunciendo el seño. ¿Por qué la trataba así?. Definitivamente ella quería ir a lugar mucho mas elegante y este no era… hmm un lugar elegante por decirlo así.





-No deberías de tratarla así –opine y él me fulmino con la mirada de nuevo






-No pedí tu maldita opinión de nuevo –gruño. Me sorprendí por su comportamiento. No respondí






Cerré los puños y me contuve, no quería hacer un show aquí mismo. No ahora.






-Trae una malteada de Fresa –murmuro molesto -¿vas a pedir algo o no? –le pregunto a la chica a lo que ella negó efusivamente





Anote el pedido en una libreta y me dirige a la cocina con un fuerte suspiro. Rasque la parte trasera de mi cabeza. Quería hablar con Ryan, pero con su nueva actitud de chico rudo no creo poder hacerlo.






Regrese a la mesa con la malteada y la coloque en frente. Sn querer derrame un poco sobre la mesa.





-Oh dios lo siento yo… –el me interrumpió





-¿a caso lo estás haciendo a propósito? –gruño




-No, yo… fue eh... Sin querer ya lo limpio




Salí corriendo a buscar algo para limpiar lo que yo había derramado. Regrese y comencé a limpiar todo con torpeza. Cosa que fue peor porque ahora yo había derramado toda la bebida pero arriba de la chica. La cual chillo exageradamente y me sobresalte.





-Maldita sea –Ryan se levanto –Por supuesto que estás haciendo esto a propósito –grito haciéndome sobresaltar y que todas las miradas se posaran en mi. Asusta lo mire. Sus ardían y si las miradas matasen ya yo estuviera muerta.





-Ryan no... yo... eh lo siento yo…






La castaña no dejaba de chillar diciendo que había arruinado su atuendo de diseñador y Ryan no dejaba de mirarme fijamente. Sentí un escalofrió por mi espina dorsal que me hizo temblar.






Justin llego a mi lado y se interpuso tapándome la vista de Ryan. Agradecí eso con un suspiro.





-¿Qué ha pasado? –pregunto




-Ella ah hecho esto a propósito –escupió Ryan. Lo mire incrédula.





-Por supuesto que no –me defendí –Fue un accidente





-No no lo fue –se quejo la chica





-Claro que si –chillo. Rodé los ojos




-Justin es enserio yo... –me interrumpió




-Te creo. Ve allá yo limpio esto –dijo con suave voz





Le dedique una sonrisa como agradecimiento para luego llegar la cocina. Di un Frustrado suspiro.





-¿Qué ah sucedido? –me pregunto Emily




-Ryan ah llegado con una chica y eh derramado toda la malteada sin querer en ella –Reí entre dientes al recordarlo






Ella abrió sus ojos.





-¿enserio? –rio





Yo asentí.


Después de aquel pequeño accidente pensé que las cosas no podrían empeorar, pero yo me había equivocado. Cuando Justin me dijo que fuera a atender una de las mesas, jamás pensé que me encontraría a Daniel Y a mis ex amigas allí sentadas.





No sabía cómo actuar, si decir Hola o no. Rodee los ojos, no iba hacerlo. Actuaria normal. Ya ellos no formaban parte de mi vida, ya no.





-Buenas tardes. ¿Qué desean llevar? –pregunte. Todas la miradas se posaron en mí, Todos parecían… sorprendidos. Si sorprendidos. Pero bueno yo también lo estaría ¿no?. Pase de ser una niña mimada rica a esto.





Sacudí mi cabeza. Ellos aun no respondían.




-¿bien? ¿Qué llevaran? –pregunte fastidiada. Sus miradas me intimidaban






Daniel aclaro su garganta y me fije en el.





-¿Qué haces aquí? –me pregunto y yo lo ignore






-Yo llevare un malteada de Fresa –dijo un chico rubio que yo desconocía





La tensión creció entre nosotros. Todos seguían mirándome y yo no sabía si podía seguir soportando sus malditas miradas de lastima. Suspire por milésima vez. Quería salir corriendo de allí y esconderme de todo mundo. Si había algo que odiaba era las criticas malas a cerca de mí.





-¿Qué haces aquí? –pregunto Kim con una sonrisa






-Trabajo ¿no es obvio? –pregunte alzando una ceja





-Sí pero… porque aquí? –miro el lugar





-No tengo por qué dar explicaciones. ¿Van a pedir algo? ¿o solo el chico lo hará? –pregunte moleste





-Debes ser amables con los clientes –dijo Kim con una sonrisa maliciosa





Gruñí y anote sus pedidos. Lleve sus malteadas a la mesa y me retire lo más rápido que pude, antes de que me hicieran otra pregunta. Daniel aun seguía mirándome y eso me incomodaba y mucho. No quería verlo después de lo sucedido. Pero con mi mala suerte tuve que hacerlo.





Ellos se fueron media hora más tarde y agradecí eso, porque juraba que si seguían allí, golpearía sus lindas caras. Solo con la manera de que me miraban me hacia querer arrástralos y sacarlos del lugar. Sabía perfectamente que ellos estaban hablando de mí. Porque no disimulan ni un poquito. Pero intente centrarme en otra cosa y no prestarles mucha atención.






Para cuando el día acabo, yo estaba mas que agotada y me sentía demasiado cansada. Cuando llegamos al departamento. Acomode todo un poco y me di un fresco baño. Mientras Justin había salido a comprar algo para cenar. Estaba cansada de comer Sándwich y de verdad quería comer algo diferente.






Cuando Justin llego el olor a comida China llego a mis fosas nasales y corrí a destapar todo y busque dos paltos y dos vasos, antes de comenzar a comer. La comida estaba deliciosa o era el hecho de que yo no había comido mucho en el día de hoy.





Cuando terminamos de cenar. Lleve todo al fregadero para lavarlo. Fui a cepillarme los dientes y fui a ver un poco de televisión, pero yo no estaba viendo absolutamente nada. Estaba hundida en mis pensamientos. Cerré mis ojos y me quede profundamente dormida.






*

Estaba soñando algo que se veía borroso. El ruido de una ambulancia retumbaba mis odios. Los gritos de personas me atormentaban y yo quería saber que estaba pasando pero yo simplemente no podía abrir mis ojos y eso era desesperante. Intente abrirlos y solo vi borroso. Había mucha gente allí, mi cuerpo se sentí muy pesado, había mucha sangre y humo, un extraño olor. Yo ya había estado aquí antes.





Escuchaba mi nombre pero lo sentí muy lejos. No sabía quien me estaba llamando. Voltee mi rostro y me encontré a mi madre en frente de mi. Mi madre. Pero ella no se movía, ella no hacía nada. Intente llamarla pero no podía, mi voz no salía. Ella tenía sus ojos cerrados y sangre salía de su cabeza.





-________ DESPIERTA –gritaron






Desperté sobresaltada llorando. Había soñado con mi madre y el día del accidente. Alguien me tenía presionada a su pecho y yo comencé a llorar.






-Shhh. Fue una pesadilla –susurro Justin -¿estás bien? –me pregunto






Solté un sollozo.





Dios mío. Tenía un año sin tener esas pesadillas. Oh dios mío, no de nuevo. Esas malditas pesadillas que me perseguían y me atormentaron por muchísimo tiempo. Han vuelto.






-¿Qué sucedió? ¿Qué estabas soñando?. Jesús ____, me diste un susto de muerte –dijo apretándome más a su pecho





-Yo… -susurre. Mi voz era pequeña –Mis padres… Ellos… yo… y mi… y entonces… -no podía hablar





-¿cálmate princesa si? No te entiendo –susurro acariciando mi cabello





Después de calmarme le conté.




-Mis pesadillas han vuelto Justin –solloce





-¿pesadillas? –frunció el seño





-Si… soñé sobre el día del accidente de mis padres





-Espera, espera ¿pero cómo vas a tener este tipo de pesadillas si tú no estuviste en el accidente? –pregunto confundido





Me quede callada.





-Espera. ¿Tu llegaste cuando el accidente? –me pregunto






-Mucho peor –susurre






-¿Qué? –pregunto alarmado






-Yo estaba con mis padres el día del accidente Justin. Fui la única sobreviviente -susurre





Continued…


_____________________________________________________________________________



JELOU.



Aquí capitulo. kjgkjdghfd. Espero y les gusteeeeeee. Si la rayis termino con el Ryan ahii. Ryan y su nueva actitud de chico rudo(? lol. Y el Justin es un hermoso kjghjkdfghf. Okya. Es un tierno*--*



Ayer iba a subir pero Twitpic no me dejaba. Lo intente e intente pero nada. Así que por eso subo hoy. Se que tardo en subir, pero tiene que entender que tener dos novelas no es anda fácil. Pero eso es mi problema, así lo quise yo ¿no? :). En fin también me han puesto un montón de tareas.



Les agradezco a todas y cada una de ustedes que siempre están pendiente de la novela. Son ustedes quien me inspiran a seguirla. Okya. Pareciera que estuviera dando un discurso. lol




En fin, espero que comenten mucho y les guste el capitulo fjkghsdfkgjsdfk. Les envió un beso.



Nos leemos pronto.


.

  • 519 days ago via site
  • 627

"My Dark Past"


Capitulo 49






-El olvidara que alguna vez te conoció. –murmuro.






Y ahí sentí que mi mundo se vino abajo.





-No…. No –grite –No puedes hacerme esto





-____ es por su bien por favor –dijo calmada





-¿Por su bien? Yo lo amo, no puedes hacerme esto no –negué efusivamente




-_____ -la interrumpí





-Has llegado a poner mi mundo patas arriba, todo iba excelente hasta que tu llegaste - la señale



-____ por favor escúchame –dijo pero yo la ignore





-¿Piensas que voy a dejar a la persona, a la única persona que me hace feliz? ¿Es enserio? –le mire como si ella estuviera loca



-___ por favor –ella se levanto de la cama esta vez





-No –grite –Si esto que me estas diciendo es una broma dímelo ya porque –me interrumpió



-No es una broma. Si no lo haces el morirá –dijo con voz dura





Sentí mi corazón encogerse y mis lagrimas aproximarse. ¿Qué?.



-¿Qué? –la mire incrédula





-El es humano ___, lo pondrás en riesgo, a él y a todos los que estén cerca de ti. De todas maneras el olvidara todo y no te recordara y tu no podrás hacer nada. Los mayores ya lo han decidido





-NO –grite –No…. –susurre y me tire al suelo. ¿Por qué ellos me hacían esto? ¿Por qué a mí?. Esto era demasiado.





Yo no podía alejarme. No quería alejarme de Justin porque si es así sentiría que me faltara mi otra mitad. Y yo solo era fuerte si el estaba conmigo. Lo necesitaba demasiado, tanto que dolía. Lo amaba. Esto no podía ser cierto.




-Por favor dime que es una broma –susurre





-____ ¿quieres que el muera? –pregunto






Le mire como si tuviera 5 cabezas. Incrédula.





-Por supuesto que no –chille. No podía imaginarme a mi Justin sin… no, ni siquiera podía decirlo.




-Entonces debes hacerlo. Por su bien –susurro y se agacho para acariciar mi cabello





Limpie mis lágrimas. Tenía que ser fuerte. Pensándolo bien yo no quería que le hicieran daño a Justin. Esto era peligros más de lo que yo imaginaba. El miedo comenzó a crecer en mí. Yo no podía imaginarme un día sin estar a lado de Justin. Pero tampoco podía imaginarme que le hicieran daño por mi culpa.





Cerré mis ojos con fuerzas. Oh dios dame fuerzas para todo esto. Solté un suspiro.





-_____ -susurro




-¿Qué? –dije sin abrir mis ojos



-Yo… lo siento –susurro y abrí mis ojos esta vez –Realmente siento que estés sufriendo así pero…



-No es tu culpa –dije duramente




-¿Cuándo sucederá? ¿Cuándo el me olvidara? –mi voz se hizo pequeña muy pequeña




-Tal vez mañana ya no te recuerde




-¿tan pronto? –susurre incrédula



Ella asintió.





-Lo siento –se disculpo de nuevo. Sacudí mi cabeza





-¿al menos puedo despedirme? ¿Estar esta noche con él? –pregunte suplicante



Ella asintió. Y se levanto.



-Debo irme, necesito hacer unas cosas. Mañana por la noche vendré a enseñarte algunos hechizos –me dijo con una cálida sonrisa




Esto era tan extraño. Que de repente yo una chica normal y corriente le digan que es una hechicera. Aun siento como si no fuera real.





-Bien –logre decir



Ella camino hacia la puerta y antes de dedicarme una última mirada de compasión salió. Se fue. Y allí comencé a llorar desconsoladamente. Yo no podría soportar esto. No quería que le hicieran daño a Justin por mi culpa. Pero tampoco podía soportar estar sin el.



Después de calmarme y tomar varias respiraciones, envié un mensaje a Justin diciéndole si el podría pasar la noche conmigo a lo que él respondió de inmediato con un sí y una carita sonriente diciéndome que vendría lo más rápido que pudiera.



Entre al baño rápidamente y lave mi rostro. No podía dejar que Justin me viera así porque él me llenaría de preguntas al verme. Suspire y eche un poco de color a mis labios. Estaba pálida.





Me despoje de mi ropa y me coloque una pijama. Una camisa suelta con unos short y recogí mi cabello en un moño desordenado. Salí y me recosté en mi cama esperando que Justin llegara mientras jugaba con las aplicaciones de mi teléfono celular.




Cerré mis ojos por unos segundos. Escuche la puerta abrirse y los abrí de inmediato para encontrarme con un sonriente Justin.





Se veía tan hermoso. Al verlo sentí un nudo en mi garganta. Yo no podría perderlo no.



-Hola –susurro cerrando la puerta detrás de él y acercándose




Me levante quedando sentada sobre mis pies en la cama. El me miro de arriba abajo y me sonroje al instante.





-¿no te enseñaron a tocar? –pregunte alzando una ceja y el rio





-Tú me dijiste que viniera ¿no?



-Sí pero tienes que tocar antes de entrar, pude estar desnuda o algo por el estilo -sonreí para luego darle un pequeño beso en sus labios




-Bueno por mí no habría problema si yo entrara por causalidad y tú estuvieras…




-cállate –lo interrumpí riendo





-Te quiero –dijo de repente para luego darme un piquito.





Mi corazón se encogió al instante y sentí mis lagrimas revolotear. Oh dios dame fuerzas.





-¿sucede algo? –preguntó Justin alarmado y negué rápidamente



-Yo también te quiero –susurre y el sonrió




Me envolvió en un dulce beso. Dejándome llenar y envolver por aquellos labios que tanto amaba y deseaba. Su lengua jugó con la mía al mismo tiempo que el acariciaba mi espalda y jugaba con mi cabello. El beso fue subiendo de tono.



El se posiciono arriba de mí y me acostó lentamente en mi cama, mientras dejaba besos mojados por todo mi cuello y volvía a mis labios para devorarlos. Mi respiración se volvió entrecortada.



-Es mejor –beso –que –beso –pa… –beso –re…




Susurro Justin mientras volvía a unir sus labios con los míos.



-Tal vez no quiero que pares –susurre y Justin se detuvo para mirarme



-¿Qué? –pregunto abriendo sus ojos




-Que tal vez no quiero que pares –susurre sonrojándome



-¿espera que? –pregunto como si él hubiera escuchado mal



-Ya escuchaste –dije en voz baja




-¿esper… -lo interrumpí




-Si vuelves a decir otro espera te daré una bofetada –dije amenazante y me gane una carcajada de parte de él que termino haciendo reír a mi también





-¿estás segura de esto? –pregunto emocionado





Asentí tímidamente.




-Oh cariño podemos esperar. Puedo esperar no estoy tan desesperado como parezco, además yo… –lo interrumpí




-Justin estoy segura ¿vale? Si existe alguien al que quisiera entregarme es a ti -sonreí




La nostalgia vino a mí. Esta seria nuestra ultima noche. Pero nuestra última y mas especial noche. Porque si yo no estaría con él. Al menos yo quería llevarme algo de el y entregarle algo muy sagrado de mi. Mi virginidad.



-Está bien –beso mi frente




-¿lo has hecho antes? –pregunte tímidamente al mismo tiempo que me sonrojaba. Mis mejillas ardían





El asintió.





-Sí, pero siento como si fuera mi primera vez. Todo contigo se siente como si fuera la primera vez –susurro para luego besarme




-Te amo –susurre entre beso y beso



-Yo también te amo –beso –Te tratare –beso –como –beso –la –beso –princesa –beso –que eres




-Debo buscar protección ya sabes no podemos… -le interrumpí



-Espera –dije empujado y levantándome para entrar al baño



Busque entre los estantes hasta que encontré un condón. Siempre había en los baños, no sé porque, de seguro la directora los mandaba a colocar por si a caso. Quién sabe.


Corrí hacia afuera para encontrarme a Justin sin camisa sentado esperándome. Me lance a sus brazos y sin dejarlo hablar lo bese tumbándolo sobre la cama. Bese su cuello y luego su pecho. Escuche un gemido por parte de él y sonreí.



-¿segura que no quieres esperar? –dijo con su voz entrecortada. Que lo hacía ver tan malditamente sexy



Negué con la cabeza. No quería esperar.



-Puedo prepararte algo especial si quieres, tal vez este fin de semana… -susurro



-No importa, quiero estar contigo ¿Qué momento más especial que este? –susurre y el sonrió




Sin darme cuenta ya nos habíamos despojado de toda la ropa. Y nos unimos en uno solo minutos después. Llevándome como recuerdo esta noche. Para guárdala ahí en mi propio cofre, donde los mejores recuerdos se encontraban. Para así llevarme una parte de el cuando no esté allí.



Sabía perfectamente que esto seria difícil muy difícil, solo de pensar alejarme de él… una lagrima brote por mi mejilla al mismo tiempo que el entraba en mi por primera vez.



-¿Qué sucede amor? –Pregunto en un susurro –shhh… ¿te duele? ¿quieres que pare? –dijo y luego limpio mi lágrima con un beso.




No lloraba por el dolor que estaba sintiendo en esos momentos. Lloraba porque me dolía mas el hecho de pensar en perderle.




-No… –logre decir y sonreí –Estoy bien




Y lo hicimos no una sino dos y tres veces en una sola noche. Entregándonos y demostrándonos todo el amor que sentíamos el uno por el otro. Demostrándole cuanto le amaba y cuando lo iba a extrañar. Despeje mi mente y solo me concentre en disfrutar el momento.



-Te amo –susurre




-Yo también te amo –susurro para luego entregar mi cara en su cuello




*



Cuando desperté en la mañana siguiente estaba más que feliz. Me encontraba ya sentada en uno de los asientos de mi primera clase en toda la mañana. Literatura. Había llegado temprano. No podía quitarme aquella sonrisa que tenía en mi rostro. Estaba un poco adolorida pero nada del otro mundo.




La clase se lleno y entro el profesor. Tenía un nuevo look su cabello ahora estaba más corto parecía más joven. El salón se lleno. Nadie se había sentado junto a mí el profesor saco todas su cosas para luego dedicarnos un buenos días.




La clase fue interrumpida cuando un chico rubio entro. Le mire de arriba abajo se veía tan hermoso. El se disculpo apenado.




-Siento la tardanza profesor –dijo y el profesor asintió



-Tiene suerte de que aun no eh comenzado a dar la clase Señor Bieber y que como es el primer día estoy de buen humor –dijo con una sonrisa



-Bien –asintió y se dirigió al único asiento disponible el mío. Sonreí.




Se sentó a mi lado sin decir nada más y se dejo caer en el asiento con un suspiro.




-Hola –dije sonriente. El frunció el seño.




-¿te conozco? –pregunto y mi cara callo. Y mi corazón se paralizo por una fracción de segundos.




Oh no... Mi Justin… no, no, no, no.




-Lo siento como te llamas? –me pregunto




Justin me había olvidado.





Continued...




___________________________________________________________________________



HELLO.



Les dije que subiría y aquí esta el capitulo. Me gusto mucho este capitulo la rayis y el Justin estuvieron juntoooooooooos al fin. No se como quedo realmente no di muchos detalles, lo se.



Este capitulo fue hsdkasdjfjasdflkds y también fue :((((((((( Ayyy el Justin ya olvido a la rayiiiiiiiiiiis. No han comentado mucho los capítulos anteriores pero sin embargo subí porque se que tarde mucho en subir el capitulo anterior.



Les dire que ya falta poco para que termine esta novela, aun no eh calculado cuantos capítulos pero se que son pocos.. Bueno espero que les guste y comenten muchoooo. Las quiero.



.

  • 525 days ago via site
  • 570

“Solo se Vive una vez”


Capitulo 17



Mire sus labios rojos. El iba a decir algo. Pero lo calle esta vez besándolo yo.






Dejándome envolver por sus deliciosos labios de nuevo. Eran el paraíso en persona. Sabían tan condenadamente bien. No quería separarme pero tuve que hacerlo por falta de aire.






Volví a la realidad al momento en que nos separamos. Oh dios mío. ¿Qué había hecho?. Di varios pasos hacia atrás y sacudí mi cabeza. Nos quedamos en un silencio incomodo por lo que pareció una eternidad hasta que yo logre articular alguna palabra, mientras mi respiración volvía a la normalidad.




-Esto… eh… no puede volver a suceder –susurre –Esto fue un error –cerré mis ojos





El no dijo nada. Se quedo callado. Por lo que pareció una eternidad al fin el hablo.





-Tienes razón –dijo aclarando su garganta y yo abrí mis ojos lentamente





-Esto no puede volver a pasar –murmuro





-Yo… no puedo hacerle esto a Ryan... oh dios mío, prácticamente lo engañe y con su… su… mejor amigo, no esto… no






-Cálmate si? Solo fue un beso –me tranquilizo





-¿Un beso? Si yo viera a Ryan besándose con la novia de su mejor amigo, le cortaría al instante –dije molesta





-Fue un error que jamás volverá a pasar ¿bien? Fue... un pequeño impulso, te prometo que no lo volveré a hacer, fue mi culpa





-No, fue de ambos –admití –Si yo no te hubiera besado después tal vez….te hubiera culpado pero… yo te bese





Ambos nos quedamos en silencio. No sabía que decir.





-¿Por qué me besaste? –me pregunto. Espera ¿Qué me está preguntando?





-¿Qué?


-Ya escuchaste, porque me besaste? porque no te alejaste cuando yo te bese, y me diste una bofetada, en vez de eso volviste a hacerlo? –me pregunto





¿Qué rayos iba a responder?. Lo bese porque tenía ganas de besarlo, porque sus labios sabían tan bien y algo me atrajo a él. No podía decirle eso.





-La pregunta es ¿Por qué TU me besaste?





-no evadas mis preguntas –gruñó





-Tú me besaste primero, tu respondes primero






-¿no es obvio ____? Por dios –bufo –no seguiré hablando de esto. Buenas noches –dijo y fue hacia su habitación dejándome allí parada





Me acosté en el sofá. Aturdida, desconcertada y confundida. ¿Qué era obvio?. ¿Por qué actúa así?. Me puse a pensar. ¿Qué hice? Prácticamente engañe a Ryan y si él se entera sobre el beso… no él no se puede enterar y Justin no le dirá nada ¿verdad?.






Toque mis labios y sonreí como una estúpida. Cerré mis ojos recordando su beso. Sus labios eran tan suaves… y el olía tan bien. Por una parte me arrepentía de haberlo besado de nuevo, no debí de hacerlo, debí alejarme, pero no, mi cuerpo actuó por sí solo y después mis labios encontraron los suyos y cuando me di cuenta ya era demasiado tarde para separarme de él. ¿Por qué él me había besado?.





Mordí mi labio inferior y suspire. El ah estado actuando de una manera extraña últimamente. Y que quiso decir con que le daba que estuviera con Ryan? No le gustaba verme con el porqué era un mujeriego?. Eran muchas preguntas sin respuestas y él es el único el que me las puede responder. Cerré mis ojos y me deje llevar por un mar de pensamientos infinitos.






*



Una semana después.





Había pasado exactamente una semana desde que Justin me beso y bueno yo lo bese a él. Desde ese día ah estado mucho, muchísimo más distante que antes, me evita a toda costa y evita que estemos solos en algún lugar. Y es algo tonto porque vivimos en un mismo departamento solos. Pero el solo llega y se encierra en su habitación y no sale de allí hasta el otro día para levantarme e ir a trabajar.





Y esa ah sido la rutina de toda la semana. El llega a veces sale y llega cuando yo estoy en un quinto sueño y no me doy cuenta de nada. Pero no me habla, yo tampoco le hablo. No estoy enfadada con él porque me beso. ¿Pero el está enfadado porque yo lo bese o porque le seguí?. Estoy confundida.






Me harta la idea de que el este enfado conmigo o Algo parecido. Solo fue un beso. No se va a acabar el mundo ¿o sí?. Por supuesto que me eh sentido mal al no contarle a nada a Ryan. Pero no puedo decirle nada. Hablando de él.



Las cosas esta última semana no han ido bien. Hoy hemos tenido una pequeña pelea. Una pequeña pero muy estúpida pelea. Estoy enfadada con él. Es algo muy tonto.






Hoy es uno de esos días en los que todo me sale mal y yo no me siento bien. Me siento enferma, peor que la semana pasada. Estoy cansada. Hoy es uno de esos días en los que quisiera encerrarme en mi habitación y llorar para desahogarme y quitar todas estas cosas que tengo en mi cabeza.




No quisiera pensar en nada. Hoy estoy demasiado nostálgica. No sé que me está sucediendo. Las cosas iban tan bien últimamente. Pero ahora... eh tenido un gran bajón de autoestima.





Estoy pensando en mi vida. En todo lo que ah sucedido últimamente, esas subidas y bajadas que eh tenido. Mi autoestima es baja aunque no lo crean. No soy tan fuerte como parezco y tengo mis altibajos, a veces me siento mal muy mal, pero trato de que no se note. Ahí días en los que me siento cansada de todo y de todos. Y que siento que no puedo más. Que no puedo seguir así.






Tengo amigos y un novio. Pero de que vale eso si no tengo una familia con la cual compartir mis cosas?. Estaba sola. Sola en este mundo. Aunque no quiera admitirlo yo no tengo a nadie más que a mí misma. Porque a veces hasta tu sombra te traiciona.






Podre tener miles de amigos. Pero como confiar en ellos? Si cuando te das la vuelta te apuñalan por la espalda sin que te des cuenta. No estoy tratando de decir con eso que eh tenido problemas con los chicos no, todo lo contario. Pero esa es la realidad. No siempre puedo confiar mucho en la gente.





Ellos son grandiosas personas. Pero la vida me ah demostrado que no se puede confiar en alguien que te hable bien y te haga sentir bien. Es estúpido que diga esto porque eh confiado en Justin. Bueno pero él es otra caso. No sé como explicar esto exactamente.







Suspire por milésima vez en toda la noche. Estaba acostada en mi sofá enrollada en las sabanas. Justin había salido. Estaba mirando aquella arrugada y ya vieja fotografía que tenía guardada en mi monedero y que nunca sacaba. La de mi familia y yo. Parecíamos tan felices allí. Pacíficos, alegres.






Acaricie la arrugada fotografía y cerré mis ojos. Cuanto desearía que ellos estuvieran aquí conmigo ahora mismo. Esa foto fue tomada hace 10 años. Yo tenía una enorme sonrisa y fuimos a hacer un picnic ese día. Papa no trabajaba y mama estaba emocionada porque tendríamos por fin un día familiar.





Sonreí con tristeza al recordar ese día y la nostalgia entro en mi. ¿Por qué diosito me los arrebato de esa manera?. ¿Por qué?. Jamás me dejaría de preguntar eso. ¿Qué cosa hice para merecerme esto? O porque al menos ¿no me llevo con ellos?. Al menos estaría en un mejor lugar.







Sin darme cuenta ya tenía lágrimas en mis ojos. El timbre sonó sobresaltándome. Limpie mis lagrimas rápidamente y me levante lentamente y di pasos lentos, abrí la puerta y me encontré con Ryan.






-Hola –dijo con voz ronca





-Hola –susurre y abrí mas la puerta para que pasara






El miro todo el lugar y paso repetidas veces su mano por su cabello.





-¿esta Justin? –pregunto y yo negué





Cerré la puerta detrás de mí y camine hacia el sofá de nuevo y me senté.





-¿a qué has venido? –pregunte






-No quería seguir molesto contigo –murmuro






-Ah…




-Lo siento –se disculpo





-Está bien –sonreí. Solo necesita una disculpa.






Últimamente Ryan había estado muy celos, hoy habíamos discutido porque él pensaba que yo estaba coqueteando con un cliente y no era así. Solo estábamos charlando, era un viejo amigo de la escuela y solo estaba charlando con él, estaba siendo amable además de que era un cliente. Ryan no debería de estar en horas de mi trabajo allí, pero ya que su padre es el dueño…






Si el padre de Ryan es el dueño del lugar… valla ¿Quién lo diría?. Me entere hasta hace poco. Y ni siquiera por Justin, sino por el mismo Ryan.





-Y… ¿Qué tal si salimos esta noche? Realmente no hemos salido desde hace días y quería disculparme y pasar un buen rato –sonrió






-Ryan… estoy muy cansada, mañana tengo trabajo… mejor otro día ¿sí?. Además ya te disculpe







El suspiro.





-Si no quieres salir solo dímelo –gruño






-Te lo estoy diciendo, no quiero, pero es porque de verdad no me siento bien





-Esa excusa me la has dicho toda la semana –se cruzo de brazos






-Y es porque toda la semana me eh sentido mal –murmure molesta






-No, no mientas, solo no quieres salir conmigo –chillo como un niño






-Por supuesto que no es así, esta semana ah sido muy mala para mí y no me eh sentido bien ¿a caso no lo entiendes? –alce mi voz






-No puedes pasar dos semanas enferma ______, por dios. Tal vez solo te quedas aquí para estar con Justin






-¿Qué? Claro que no, lo veo todos los días, ¿para qué querer pasar más tiempo con él? –pregunte confundida. ¿a que quería llegar con eso?






-No hablaba de compañía _____ -rodo los ojos






-¿Entonces qué estás diciendo? –pregunte confundida





-No te hagas la inocente, sabes muy bien de que hablo –gruño molesto





Me levante del sofá. Ahora si me estaba enfadando. ¿Qué estaba tratando de decir?.






-Maldita sea Ryan –grite -¿que estas tratando de decir con eso?






-Sabes muy bien de que hablo. Justin es hombre y tu mujer. Viven solos ¿Qué podrían hacer? –levanto sus manos







-Ryan… -le advertí






-¿por eso no quieres salir conmigo? ¿Te quedas aquí para tener sexo con Justin? ¿Para pasarla bien con él? ¿Es eso? ¿A caso yo no soy suficiente? –grito





Abrí mi boca en shock. Sin pensarlo dos veces le di una fuerte bofetada en la mejilla.






-Jamás en tu vida vuelvas a decir eso. Yo no soy una P*ta –le grite. Quería llorar pero no iba hacerlo, no enfrente de el






-Si piensas toda esa mierda acerca de que Justin y yo tenemos algo y no confías en mi ¿Qué haces aquí? –le pregunte






El no contesto.






-A la mierda todo ______. Jomete –dijo para luego salir con un portazo





Suspire varia veces. Mi corazón latía rápido. Coloque mis manos en mi cara. ¿Por qué Ryan pensaba semejante cosa?. Sacudí mi cabeza. ¿Algo peor podía suceder?. Este día había sido una mierda.






Primero Justin se levanto con muy mal humor. Fue un día muy estresante, había demasiada clientela. No me sentía bien. Ryan hizo una escena de celos en medio restaurante. Luego tuve que venirme en taxi porque Justin tenía que hacer otras cosas y no podía traerme. Y ahora esto. Dios.






Me levante lentamente y fui al baño a darme una ducha. Quería olvidarme de todo esto. Y una ducha me sentaría bien, me hacia olvidar de mis problemas aunque sea por unos minutos. No sabía si podía seguir así con Ryan. No conocía su parte celosa.






No me gustaba que el actuara de esa manera. Posesivo. Yo no estaba haciendo nada malo y el actúa como un celoso desquiciado. Después de unos 15 minutos de un buen baño Salí a vestirme y prepararme algo de comer. Pero me encontré con la sorpresa de que no había nada en el refrigerador ni en los estantes. Joder. El día si podía empeorar. Ahora no tenía que comer.






La puerta se abrió y escuche voces y pasos en la sala. Debía de ser Justin. Camine hacia allí y me encontré con Justin. Pero no estaba solo. Venía acompañado de una rubia. Que con solo ver su forma de vestir se sabía que era una p*ta. Rodee lo ojos.





-No sabía que tenías visitas –dijo la mujer con voz chillona. Esta estaba agarrada del cuello de Justin





-No es visita, vive aquí –dijo con voz dura





-¿vive aquí? –la mujer me miro de arriba abajo, con asco. Me reí mentalmente si solo ella se viera….






-Si vivo aquí –respondí antes de que Justin pudiera decir algo





-¿es tu novia? –le pregunto a Justin ignorándome por completo






-No. –respondió seco





-¿tu hermana? –pregunto





-Basta de preguntas ¿sí? –suspiro





-Justin puedes venir solo un momento? –lo llame





El asintió y fuimos a la cocina.






-Si quieres tener sexo con alguien aquí, me hubieras avisado para yo no estar aquí presente –murmure molesta





-Este es mi departamento y yo hago lo que se me venga en gana –gruño. Lo mire incrédula





-Bien. Tienes razón –dije y salí de allí






Estaba molesta. Muy molesta ahora. Si es su maldito departamento pero al menos debería respetar que vivo aquí ¿no?. Es un maldito, se está comportando como un verdadero idiota. Tenía razón era su departamento podía hacer lo él quería, pero yo no iba a aguantar todo esto. Me coloque unas zapatillas y tome una chaqueta y me la coloque, tome mi maleta lista para irme de esta mierda.







No iba a seguir soportando su maldita actitud. Estaba harta. Cuando iba a abrir la puerta el me detuvo. La rubia miraba toda esa escena anonadada sentada en el sofá cómodamente como si fuera una película.





-¿a dónde vas? –pregunto evitándome el paso





-Me voy ¿a caso no ves? Este es tu departamento, puedes hacer lo que se te venga en gana pero eso no quiere decir que aguantare esto –alce las manos y le grite





El cerró sus ojos por unos segundos y me miro con sus ojos miel. Estaba molesto. Muy molesto. Sus ojos quemaban. Aparte mi irada de él y tome fuertemente el pomo de la puerta.





-Maldita sea déjame salir –le grite





-NO –grito. Miro a la rubia –Vete –le dijo y ella abrió la boca pero no dijo nada





-Pensé que… -el la interrumpió





-Te dije que te fueras –grito. La rubia le hizo caso al instante y se levanto del tiro. Se acomodo su corta falda y arreglo su cabello. Justin abrió la puerta para ella, pero evitándome el paso a mí.






-Tú te lo pierdes –dijo la rubia para mover sus caderas exageradamente y salir






-¿contenta? –dijo cerrando la puerta fuertemente






-No. Justin déjame ir yo… -susurre. Sentía que en cualquier momento me iba a desvanecer.





-Ya se fue –grito -¿ahora qué quieres? ¿No era eso lo que querías? –pregunto






Sacudí mi cabeza. El no entendía que no era por eso. No me sentía bien. Necesitaba aire porque en cualquier momento estallaría. Cerré mis ojos fuertemente. Mis ojos picaban de las lágrimas no derramadas. Necesitaba desahogarme.






-Solo quiero salir.. –susurre. Mi voz sonó pequeña





-¿sucede algo? –Oh dios. al fin lo nota.






-No. –sí. Negué con la cabeza





-¿Qué te sucede? –dijo calmando su voz





-Nada –dije bajando la cabeza –Solo quiero un poco de aire fresco –dije en voz baja





-Mírame –susurro





-No –dije y voltee mi mirada






-M-i-r-a-m-e






Levante mi vista. Veía borroso mis ojos se habían acristalado.





-Joder –dijo y se me acerco para abrazarme. Solté la maleta y no pude mas. Me lance en sus brazos a llorar como una niña pequeña






El me comenzó a susurrar cosas y acariciar mi cabello, mientras yo apretaba mi agarre. Solo quería llorar.





-¿Qué sucede? ¿Sucedió algo con Ryan? ¿Han peleado? –me evadió de preguntas






Yo asentí. Pero no era por eso que estaba llorando.





-¿es por eso que estas llorando? –pregunto y yo negué





-¿entonces qué es? Dime por favor –susurro





-no lo vas a entender –susurre





El se quedo en silencio por lo que pareció una eternidad. Estaba apoyada a él en el suelo pegada al sofá.





Mire hacia un lado y ahí estaba la foto de mi familia y yo. Me acerque para tomarla pero antes de poder hacerlo Justin lo hizo por mí. Frunció el seño observando la foto.






Se quedo en silencio observando la foto.




-¿por eso lloras? ¿Por tu familia? –susurro





Yo no conteste. No sabía explicarle el porqué estaba llorando. Solo no me sentí bien.






-Vamos dime, puedes confiar en mi –susurro –Saca todo lo que quieras decir, desahógate. Di lo que te esta molestando





-¿enserio? –susurre y el asintió





-Bueno me siento molesta porque te estas comportando como un verdadero idiota. Me harta que me ignores.





-Lo sé y lo siento mucho -susurro





-No me eh sentido bien últimamente en realidad. Me siento enferma.





-¿es algo grave? –pregunto alarmado y yo negué





-Ryan esta insoportable y es demasiado celoso.





-Si eso es algo normal en el…






-A veces intento ser fuerte pero no puedo –susurre –Extraño demasiado a mis padres y a veces me pregunto ¿Por qué dios no me llevo con ellos?. Han sido días difíciles y hoy es uno de esos días en los que estoy frágil muy frágil. Son cambios de ánimos repentinos, o eso me explico el psiquiatra





-¿psiquiatra? –pregunto confundido





-Cuando mis padres murieron asistí a uno porque tenía pesadillas continuamente. Cambiaba de ánimo, a veces lloraba otras reía como loca. Es como la bipolaridad –suspire





-Oh no sabía eso






-Hay muchas cosa que no sabes de mi Justin –dije en voz baja





-Lo sé –susurro –Tenemos toda la noche para que me las cuentes


Yo lo mire sorprendida. ¿de verdad me iba a escuchar?.





-Vamos, puedes confiar en mi –susurro para luego depositar un beso en mi coronilla






-No sé si estoy preparada para hablar de esa noche –dije sin aliento. No quería recordar la noche del accidente de mis padres.






-Solo te puedo decir que yo no soy la misma desde entonces y que estoy rota –susurre- Demasiado rota y nadie en este mundo podrá ayudarme, solo yo misma y eso es casi imposible porque no soy tan fuerte





-Por supuesto que lo eres, has enfrentado mucho –dijo y bajo su cabeza para mirarme





Sacudí mi cabeza exasperada.





-No, no es así, lo parezco pero no lo soy Justin, para mi es fácil montar un falsa sonrisa aunque yo no esté bien, es actuación algo que se me da excelente supongo –me encogí de hombros





Se quedo en silencio por unos minutos.






-Yo te voy a ayudar –susurro en mi oído





-¿Cómo?





-Que yo te voy a ayudar, si estas rota yo haré lo que sea para que esas piezas se vuelvan a juntar, para que vuelvas a ser la misma hermosa chica sonriente de años atrás -dijo acariciando mi cabello y entrelazando su mano con la mía






-¿lo prometes? –susurre





-I promise.







Continued…


______________________________________________________________________________



HOLAAAAAAAAAAAAAAAA. ¿ME EXTRAÑARON BELLAS?.




Okno. Siento haber tardado tantooooooo. Lo se matenmeeeee. Pero mi pc se antojo de dañarse y no había podido escribir, lo siento de verdad.



Bueno, ayyy pobre rayiiiis y Justin es un jkdsfklsdgklsdg, tan lindooooo. Espero que les guste el capitulo, a mi me gusto la parte finaaal jkdfkfd, okya. Me han puesto un millón de tarea también y eso me estresa. Intento escribir pero tener dos novelas no es para nada fácil. Hago todo lo que puedo.





Bueno lean y comenten mucho. Las quiero. Nos leemos pronto.

  • 529 days ago via site
  • 635

"My Dark Past"


Capitulo 47


Domingo 3:40 pm


Estaba caminando por los vacios pasillos de Bradford. Raro sí. Normalmente hoy entraríamos todos a clases, pero no había mucha gente allí dentro. Eso era tan extraño. Justin me ayudo a bajar mis cosas y dejarlas en frente de la puerta de mi habitación, se despidió con un corto beso y yo entre en mi habitación para encontrarme con la sorpresa de que solo había una cama. Si. Una cama.



¿Eso quiere decir que ya no tengo compañera? Uhg. No entendía nada. ¿O será que me asignaran otra? ¿Pero porque no dejaron la cama aquí? Diablos estaba confundida.



Las últimas dos semanas pasaron volando. Increíble sí. Tenía que regresar de nuevo a esta tortura de las clases. Los últimos días había tenidos sueños tan extraños. Yo no los entendía. La última vez que vi a aquella mujer fue cuando apareció aquella tal “Demetria” diciéndome que yo era una hechicera. Me reí. Eso era tan estúpido e ilógico. Todo era una mala pesadilla.



Yo no podía ser una hechicera por muchas razones. Y una de ellas es que yo no tenía poderes como Emma, eso era tan estúpido. Definitivamente todo eso fue una mala pesadilla, aunque se sintió tan real. Quería correr y contarle todo a Justin, pero él me tomaría como loca. ¿Cómo decirle que una mujer se apareció de la nada, me transporto a quien sabe dónde y luego me dijo así como nada que era hechicera?. Un estúpido y raro sueño. Me reí ante la idea. Era algo ilógico. Eso jamás pasaría.


Tal vez, juntarme mucho con Emma y hablar de magia y hechicería me sentó mal. Quién sabe. Aunque tengo mucho tiempo sin hablarle. La extraño tanto.


En fin. Desempaque mis cosas y las coloque en su lugar, había sido un largo viaje y estaba muy cansada. Mañana seria nuestro primer día de clases. Esto era un fastidio. No quería volver a clases nunca más.


Me dejó caer en la cama, aspirando el aroma. Extrañaba esta cama. Sin darme cuenta yo me había quedado profundamente dormida.


Desperté sobresaltada. Mire le reloj al lado de mi cama. Estaba todo oscuro. Restregué mis ojos. Y fui al baño. No me había desvestido. Me lave la cara y Salí. Eran las 7:25 pm. Moría de hambre, tome una polera y me la coloque encima. Había mucho frio, Salí de mi habitación, los pasillos estaban oscuros. Justo antes de ir a la cafetería pase enfrente de la biblioteca y me detuve. ¿Por qué me detuve?. Algo me decía que fuera y entrara.



Mordí mi labio inferior nerviosa. Recuerdo que aquella mujer me dijo que hablara con “Rosewood”. No, definitivamente yo no iba a hacer eso. Quise ignorarlo y seguir caminando. Pero era como si estuviera pegada al suelo. Oh dios mío. Di dos pasos hacia delante de la biblioteca. No, definitivamente yo no podía hacer esto. Y si el señor Rosewood me tomo como loca? Y si luego quieren llevarme a psiquiatra? O peor a un manicomio?.


Cerré mis ojos por unos segundos. Los volví abrir y entre. Si me estaba volviendo loca tal vez. Camine lentamente. La mayoría de las luces estaban apagadas. Una luz encendida llamo mi atención. Me acerque con pasos suaves. A lo lejos pude notar al viejo Rosewood concentrado leyendo algo.


Nerviosamente me acerque, cuando noto mi presencia levanto la vista y me dedico una sonrisa, para luego quitarse sus lentes.


-Hola –murmure -¿Cómo está?


-Hola _____, muy bien y tú? ¿Cómo has pasado tus navidades? Oh querida me alegro de verte, tenias tiempo sin visitar a este viejo gruñón –dijo y yo reí


-Lo siento. La eh pasado de maravilla ¿y usted? –pregunte


-Supongo que bien –respondió con voz áspera

-uhg, eso es bueno de escuchar –sonreí


-¿Y qué te trae por aquí? ¿Deseas algún libro? –me pregunto


-Yo eh... no. –mire a mis pies –nada –susurre –solo quería saber como estaba –sonreí

-como puedes notar estoy bien –sonrió


-si bueno yo eh… iba a comer algo así que... uhg… me voy


-si bueno adiós –dijo y yo me despedí con la mano antes de voltearme


Cuando comencé a caminar escuche de nuevo su voz.


-Has hablado con Demetria –susurro. Mi corazón se paralizo al ínstate. Oh por dio ¿esto era real?. O escuche mal. Pellízquenme porque esto tenía que ser una broma de mal gusto por favor.


Yo me voltee mirándolo en shock. Oh dios mío.


-¿Hablaste con Demetria? –pregunto


-Yo eh…. No esto es un sueño -dije para mí misma –Es un sueño –susurre y cerré mis ojos


-___ -lo corte


-No, esto es un sueño –alce la voz


-____ me temo que no.. yo… eh debo explicarte muchas cosas


Negué con la cabeza.


-Oh dios –alce mis manos –Esto es imposible, dígame que esto es una maldita broma. Porque esto no puede ser real... yo no puedo ser una.. no, no y no



-____, por favor hablemos –dijo el anciano y se me acerco

Di un paso hacia taras.

-por favor… esto no es real –susurre


-____es mejor que te sientes –me dijo y saco una silla para mi


Le hice caso y me senté mirando hacia mis pies. No podía mirarlo. El llamo mi atención y así tuve que mirarlo. Tome una fuerte respiración. Y cerré mis ojos. Estaba asustada.


-____ sé que esto es difícil e irreal para ti. Que siendo alguien que ah vivido toda una vida como una persona normal y venga alguien y –le interrumpí

-Esto no es real –grite -¿Cómo rayos yo soy un.. un un.. eso, no, no puedo, no tengo poderes y... y no tengo padres hechiceros no sé nada, tal vez están confundidos y buscan es a.. a Emma –dije rápidamente


El negó lentamente.


-Sé que esto es difícil –susurro –Pero es cierto


-¿Cómo rayos? –Grite –No tengo poderes esto es tan estúpido –reí sarcásticamente


-No los tienes porque te los quitaron –murmuro una voz detrás de mi


Me asuste y di un grito ahogado. Voltee para mirar a Demetria en frente de mi. Seguía siendo hermosa igual que siempre. Tenía puesto un vestido azul coral y su rostro lucia más blanco que nunca.


-Esto es real, lo quieras o no _____, se que es difícil pero ya no podemos esperar –su voz fue dura tanto así que sentí un escalofrió

-E-espera-r para qué? –susurre


-El se acerca –susurro

-¿Q-uien se acerca? –logre preguntar


-Daimon –dijo con total naturalidad


-¿Quién? Joder, estoy tan confundida esto tan irreal. No lo puedo creer –sacudí mi cabeza

-Pero es real ____ -dijo la mujer – Rosewood déjame con ella, yo le explica –dijo y el anciano asintió y luego se marcho


No, no me dejes sola. Grite mentalmente. Trague saliva y la mire.


-Bien te explicare muchas cosas, tal vez así entiendas todo esto mejor ¿bien? –asentí lentamente.


Cerré mis ojos ¿Por qué esto no podía ser un sueño?.


Ella suspiro –Se que debes estar echa un lio. Que esto es irreal para ti, créeme te entiendo. Pero es real.


-Yo… -nada más salió de mi boca


-Eres nuestra única esperanza ___ -dijo Demetria desesperada –Eres una de las hechiceras más poderosas… debes estar muy confundida, sé que no tienes poderes pero “Los mayores” tienen el poder de dar y quitar poderes ellos te lo arrebataron por tu simple protección. Fuiste creada para salvar, para salvar nuestro mundo, salvarnos a todos nosotros


-No, eso no es cierto –sacudí mi cabeza


-____ por favor razona, se que después de tantos años sin saber nada de todo esto, es un gran impacto, no podemos esperar más, nuestro mundo está siendo destruido y solo por el –murmuro

-¿El? –susurre


-Daimon, el quiere apoderarse de nuestro reino, tomar como esclavos a todos y cada uno de los hechiceros que habitan, eso no puede suceder


-¿Qué? Pero… no.. ¿P-porque el... o alguien haría eso? –susurre confundida


-El solo quiere poder. Lo hace por venganza. Se alimenta del miedo de las personas, de su sufrimiento. Al nacer fuiste enviada aquí para vivir una vida normal. Porque Daimon planeaba asesinarte


Ahogue un grito. ¿Por qué alguien querría asesinar a una recién nacida? Oh dios. Dime que esto no es cierto.

-¿P-porque? –pregunte con voz temblorosa


-Porque el… quiere vengarse -dijo en un susurro


Fruncí mi seño. ¿De quién? Oh dios estoy tan confundida. No entiendo nada. Esto es mentira. Díganme que es mentira.


Demetria sacudió su cabeza y se acerco para tomar mis manos.


-Cierra tus ojos, te mostrare algo –susurro. Mi corazón latía a mil. ¿Debía confiar en ella?. Confía. Una voz hablo en mi cerebro. Y así lo hice.


Cerré mis ojos. Pero cuando lo hice. Era como si yo estuviera soñando.


Había mucha neblina. Comencé a caminar lentamente, alguien tomaba mi mano, pero yo no sabía quién era y no podía alejarme de esa persona, era como si mi mano estuviera pegada a esa persona. Comencé a temblar tenía miedo. ¿Qué hacia aquí?.



Comencé a caminar por un sendero, no sabía exactamente lo que era, mis pies se movían por si solos. No podía parar. La niebla comenzó a despejarse y así logre ver un inmenso castillo, todo era en blanco y negro. Empecé a escuchar personas hablar entre más nos acercábamos. Murmullos. El castillo se veía terrorífico. Era de piedras, Tenía una inmensa puerta con rejas que evitaba que pasáramos.


-Sácanos de aquí –gritaba alguien desesperadamente. Sentí mi corazón encogerse


-Ayúdennos por favor –sollozo una mujer.


Más voces. Más suplicas de ayuda. Oh dios sácame de aquí. Grite. No podía soportar aquel ruido. Tenía gansas de llorar. Mis ojos se acristalaron por si solos. ¿Qué estaba pasando?.


-Ayuda –gritaron fuertemente. Abrí mis ojos bruscamente para encontrarme con la triste mirada Demetria frente a mi.



-Oh dios mío. ¿Qué fue todo eso? –pregunte en shock



-Esos son los Hechiceros que Daimon ah encerrado. Sus esclavos ahora –dijo horrorizada –Ellos sufren, no podemos dejar que tome mas hechiceros –negó con su cabeza –Eres nuestra última esperanza


-¿Por qué no hacen nada? Deben ayudarlos –reproche –Oh dios… -dije sacudiendo mi cabeza. Sus gritos y llantos eran aterradores. No los vi. Pero sentí su dolor en mi pecho


-No podemos. Ellos son más fuertes. Tu eres la que tiene el mayor poder aquí ____, Aunque no lo cree eres la última opción que nos queda, tu madre… -la interrumpí


-¿Espera que? ¿Qué dijiste?


-Yo… nada –volteo su mirada


-No, dime, dijiste mi madre… ¿Tu sabes quién es mi verdadera madre? –pregunte anonadada Ella asintió


Sentí mi corazón acelerarse. Quería llorar. Esto tenía que ser irreal.


-Ella es una esclava –murmuro y sentí un hueco en mi estomago


-¿Qué? No… -Sentí dolor por ella. Y ni siquiera la conocía


-¿Quien es ella? ¿Cómo se llama? Por favor dime… yo -comencé a llorar. No pude soportarlo


-Esto tiene que ser irreal… por favor –solloce –Mi madre... ella... yo… soy adoptada y ella me abandono eso.. fue lo que sucedió por favor –llore mas fuerte


-____ por favor… debes ayudarla… ella no se puede comunicar contigo pero ella… ella puede verte atreves de los sueños, tiene el poder de protegerte, siempre lo ah hecho, después de que asesinaran a tu padre ella…


-¿Lo asesinaron? –Susurre -¿C-como? –tartamudee. Esto era demasiado


-El… perdió la vida para salvarte. Daimon pensaba tomarte minutos después de que nacieras. Sabía que eras la elegida y el no podía permitir que otro hechicero fuera incluso más poderoso que el. Decidieron alejarte de todo y mantenerte a salvo y buscarte cuando te necesitaran. Devolverte tus poderes y enfrentarte a él para que todos nosotros nos salvemos, Todo esto fue planificado este era tu destino


-No, no y no –tome mi cabeza entre mis manos, era demasiada información para asimilar


-Deja de ser negativa ___, te necesitamos, necesito que te prepares para cuando llegue la hora


-No puedo enfrentarme a el –grite –soy una cobarde como me voy a…


-¿Quieres salvar a tu madre? Ella… ah sufrido mucho por no tenerte a tu lado durante tanto tiempo, arriesgo su propia vida para salvarte, ella ahora mismo está sufriendo con todo esto….


-P-pero yo.. yo no puedo –susurre


Mi lágrimas caían a cantaros. Cerré mis ojos y suspire para tranquilizarme.


-¿no me crees? ___ crees en la hechicería? –me pregunto y asentí


-¿Entonces porque es tan difícil de creer? –me pregunto


-Porque toda mi maldita la viví con dos personas humanas, viví una vida normal y luego llegan a decirme esto ¿Cómo rayos quieres que me lo tome? –grite –Oh sí, que tome todo con calma y acepte ayudarte con todo esta mierda? –Alce las manos -¿Cómo piensas que te creeré? Esto es imposible, es una maldita pesadilla de la que pronto saldré o un mal hechizo de Emma


Demetria suspiro derrotada tomo un libro de uno de los estantes y lo coloco enfrente de de mi.


-Debo probarte de alguna manera que eres una hechicera y todo esto es real, ha sido demasiado difícil explicarte todo esto y aun así no me crees, debes leer estas letras. Tus poderes han sido devueltos ayer por la noche –murmuro –No sentiste nada, y eso es bueno, algunas personas lo sienten otra no como tu


Coloque mis manos en mi rostro.


-Necesito que digas estas palabras –murmuro –por favor –dijo esperanzada. Suspire y me acerque vi el libro que tenía en sus manos. Eran en otro idioma


-Es latín. Lo pondré en ingles para ti –murmuro. Coloco su mano en el libro y de repente un color azul broto de su mano hizo un raro movimiento diciendo unas palabras y luego todo el libro estaba en Ingles

Lo mire asombrada. Esto era genial. Wow.


-Bien ahora repite las palabras –dijo Demetria y me entrego el libro. Dije las palabras que decían allí y de repente todos los libros y mesas a mi alrededor se elevaron hacia arriba. Oh dios mío. Dije asustada mire a mi alrededor y todo comenzó a moverse


-Di la última frase de la siguiente pagina –dijo y eso hice. Luego todas las cosas se colocaron en su lugar.


-¿eso.. yo…. Eso lo… hice yo? –murmure sin poder creerlo. Esto no era posible


Ella asintió.


-¿Ahora me crees? –preguntó preocupada


-Valla eso fue… magnifico –logre articular


No podía negar que me sentía Aturdida y asustada a la vez. Todo esto era muy difícil de analizar. Yo no podía creer todo esto, pero lo hice, eso lo hice yo misma, no vi que en ningún momento Demetria hiciera algo, eso lo había hecho yo. Yo era una hechicera todo lo que Demetria decía tenía sentido pero jamás en mis más remotas locuras yo pensaría que yo fuera una hechicera.


-¿Me ayudaras? –pregunto



Y yo no sabía que contestarle. Aun seguía analizando lo que yo realice con mis propias manos. Con unas simples palabras. Yo lo había hecho. Después de todo ser una hechicera no seria tan malo ¿no?. Pero me aterrorizaba la idea de enfrentarme a ese hombre que quería asesinarme cuando pequeña. La idea de que mi madre mi verdadera madre estuviera como una esclava y de que mi verdadero padre haya fallecido. Todo me abrumo de repente y comencé a sentir una inmensa tristeza. Como si yo los conociera.


Sacudí mi cabeza y mire a mis pies. De repente tenia ganas de llorar.


-____ por favor… –susurro –No dejes que te afecte



-Es difícil –conteste



-Lo sé, lo sé cariño, pero necesitamos tu ayuda –susurro



Y después de lo que pareció una eternidad logre contestar.


-Sí, te ayudare –susurre


"My Dark Past"


Capitulo 48



Salí de la Biblioteca con mi corazón latiendo tan fuerte como si hubiera corrido un maratón. Cerré mis ojos por unos segundos y me pellizque el brazo. ¿En realidad era real?. Jamás en mi vida pensé que algo así sucedería. Es decir.. ¿Quién diría que una chica tan… bueno no puedo decir normal, porque eh tenido algunos problemas, pero quien diría que yo, ______ sería una hechicería?.



Tenía muchas preguntas que hacerle a Demetria. Pero no las había formulado en el momento en que yo estaba allí con ella. De todas maneras dijo que nos veríamos luego y que la vería mas seguido porque ella tendría que enseñarme muchas más cosas y explicarme también. Me pregunte en ese momento si Rosewood también sería un hechicero. Debía preguntarle.


Aligere mi paso hacia la cafetería. Rayos ya estaba cerrada. ¿Y ahora que comería?. Suspire Frustrada. Mi vida había dado un giro de 180 grados en menos de un día. Necesita pensar. Acerca de todo esto. Aun estoy shock todo parece irreal. Puede que todo lo que Demetria me dijo concuerde, como el hecho de que yo soy adoptada. Y aquel raro lunar que siempre tenía, más bien es un sello que todos los hechiceros tienen o eso me explico ella. Pero no entendía porque Emma tenía uno pero en su cuello y su cabello lo tapaba. Y este era media luna. ¿Por qué yo una estrella y no una media luna?. Había tantas cosas que debía preguntarle. Tal vez haría una Lista. Si.


Y pensar que sus vidas. Su reino. Todo lo conocen depende de mí. Maldita sea. ¿Cómo esto pudo llegar a suceder? Yo no podre lograrlo, no podre hacerlo, aunque lo intente fracasare, yo no soy lo suficientemente fuerte para soportar todo esto. Aun no lo creo. Yo no podría ser una… ¿Pero que más pruebas quería? Ella misma me mostro que yo tenía poderes. Que mis manos podrían hacer cualquier cosa. Parecía todo una película.


Creía en los hechiceros y la magia por Emma. Pero jamás pensé que yo sería una.


Sacudí mi cabeza y me dirigí a mi habitación. Pero antes tropecé con alguien y caí al suelo. Auch.


-Lo sien… -mire hacia arriba para ver a Justin tirado a mi lado –Lo siento –susurre


-Descuida –se levanto y me tendió una mano -¿Dónde has estado? Te eh buscado por todos lados, quería que fuéramos a comer juntos pero no te encontré –me pregunto


-Estaba eh… en la biblioteca –sonreí


-¿Qué hacias ahí? –levanto una ceja


-Visitando al Señor Rosewood, ya sabes…


-Oh bueno. Bien. No sabía si habías comido y como vi que la vieja gruñona de la cafetería iba a cerrar te compre algo para comer –sonrió. Oh dios mío. ¿Así o más tierno?.


-Oh graciaaaaas –chille –Bueno muero de hambre. ¿Vamos a comer? –dije y di un beso en su mejilla, el paso sus brazos por mis hombros y me encamino hacia su habitación


-¿Ethan está aquí? –pregunte y el negó


-No. Salió con una chica


Hice una perfecta O. ¿Qué Ethan qué?.


-¿Qué Ethan…? Valla… ¿tan rápido supero a Emma? -fruncí el seño.


Justin se encogió de hombros.


-No lo se. ¿Has hablado con Emma? –me pregunto y yo negué


-Oh bueno… yo si. Ella se me acerco y me saludo como si nada. Como si ustedes siguieran siendo amigas o algo así y me pregunto por ti


Me quede callada. ¿Qué ella qué?. Oh dios.


-¿Enserio? –pregunte sorprendida. El asintió


-Valla… eso… no sé ni que decir… ¿Cambio de opinión tal vez? –pregunte


-No lo sé. Pero que preguntara por ti es una buena señal ¿no? –sonrió


-Por supuesto, no eh hablado con ella desde el año pasado… uhg se escucha raro, no ah pasado ni un mes –reí


-Si bueno –dijo y saco su llave para abrir su habitación. Entramos. Todo estaba exactamente igual que siempre. Desordenado.


Nos sentamos en su cama y comenzamos a comer lo que Justin había pedido. Dos Sándwich con jugo de manzana. Una galletas y unas sodas para más tarde. Eran tan adorable.

Quería contarle todo a Justin acerca de lo que me ah estado sucediendo. Pero no podía. Demetria me lo advirtió. No podía decirle a nadie. No sabía si confiar en ella totalmente en realidad. Pero no tenía opción en realidad.


-¿Paso algo? –pregunto mientras bebía de su jugo



-No pasa nada –intente sonreír



-¿Segura?



-Si . –no. Sonreí –Solo estoy cansada tal vez….



-Si bueno, tal vez deberías ir a descansar, mañana tenemos clases –dijo botando todo a la pequeña papelera de su habitación


-Si, nos vemos mañana supongo –sonreí y me levante


-Espera –me detuvo



-¿Qué? –me voltee para mirarle


-¿A caso no te vas a despedir? –alzo una ceja


-Uhm, adiós –sonreí se levanto y se me acerco


-Deja de ser tan mala novia y dame un beso –susurro muy, pero muy cerca de mí


-¿Y qué me llevo a cambio? –susurre


-Un beso de una Sexy chico ¿no es suficiente? –levanto su ceja


-Uhm tal vez… no –sonreí



-¿Qué te parece si una cena, tu y yo solos? –pregunto y yo asentí emocionada



-Eso sería tan lind.. –no me dejo terminar la Frase cuando ya me había besado.




Me deje envolver por sus suaves labios. Su lengua jugaba con la mía, haciéndome sentir un montón de cosas inexplicables, sonreí como una estúpida antes de separarme.



Aun seguíamos cerca muy cerca. El me envolvió en un abrazo, para luego separarse un poco y tomar mis mejillas entre sus manos.



-Te –Beso –A –beso –amo –beso


Dándome piquitos. Sonreí.

-Yo también te amo –le di un último beso antes de separarme y salir


Camine directamente a mi habitación. Saque mi llave y abrí. Pero no pensé que me encontraría a Demetria allí sentada como si nada en mi cama. Pegue un grito ahogado del susto.



-Oh dios casi me matas de un susto –susurre colocando una mano en mi corazón


-Lo siento –se disculpo



-¿Qué haces aquí? –pregunte acercándome


-Dije que volvería –dijo como si nada –Tengo que decirte algo… -murmuro


-¿Qué es? –dije sentándome a su lado



-Uhg bueno... esto no es nada fácil en realidad. Todo esto ah sido muy fuerte y de repente. – la corte



-Primero quiere hacerte unas preguntas, antes de que las olvide –le dije y ella sintió



-Bien dímelas


-Bueno yo no entiendo porque rayos podía hacerme daño a mi misma? Es decir eh visto algunas películas de hechiceros y bueno ellos… -suspire –No entiendo porque me colocaron con esa familia? Es decir… yo… simplemente no soportaba la idea de pensar que mi madre que ahora no es mi madre no me quería y yo… -me interrumpió


-Sé lo que tratas de decir... y simplemente no controlamos el destino _____. Somos hechiceros pero el destino no está en nuestras manos, nosotros no sabíamos que sucedería, quizás colocamos a algunas personas en el medio para que te ayudaran pero…. Nosotros no sabíamos que sucedería eso, además al perder tus poderes es como si fueras una humana normal y corriente, lo que era que podías hacerte daño a ti misma. Los hechiceros podemos morir ____. No vivimos toda una eternidad. Si algunos años más que los humanos, pero es como los vampiros hay diferente formas de asesinarnos. Excepto que nosotros sabíamos que tu no morirías desangradas cuando tu… Bueno eso.


Asentí analizando todo lo que me había dicho.


-Bien. Yo no creo poder hacer todo esto… es demasiado para mí. No soy tan fuerte


-Créeme lo eres. Eres igual a tu madre –sonrió




-Quisiera saber cómo es ella –susurre


-Pronto lo sabrás- me dijo y la mire –Bien. Debo decirte algo uhg… yo. Necesito que te alejes de todos


-¿Qué?


-Que... bueno eh… -suspiro –No puedes seguir con esos amigos que tienes especialmente con ese chico. Pondrás en peligro sus vidas y eso no puede suceder, sé que es difícil, ellos olvidaron todo lo que han vivido contigo, Daimon querrá dañar a tus seres queridos con tal de que le des tus poderes y así el ser el hechicero más poderoso. El ya sabe de tu existencia aqui



-Espera, espera, espera, ¿Qué esta diciendo?


-____ -suspiro –Debes alejarte de tus amigos. Los pondrás en peligro si estas con ellos. Eso no puede suceder. Daimon no puede tomar humanos. El ya sabe que estas aquí, mezclada con los humanos y esta haciendo lo que sea para encontrarte


-No, yo.. no puedo hacer eso.. yo



-Ellos olvidaran que te conocieron, olvidaran todo



-¿Qué? –Susurre incrédula –No, Justin no podría el… no me olvidaría y…


-El olvidara que alguna vez te conoció. –murmuro.



Y ahí sentí que mi mundo se vino abajo.




Continued...



_____________________________________________________________________________



HOLAAAAAAA.




Lo sientooooo, no se como disculparme por dejarlas 20 días sin capítulos, en verdad no pude subir, mi pc se antojo de dañarse y no podía ni conectarme ni nada, mil disculpas. Tenia escrito estos capítulos desde hace una semana y yo sin poder subirlos. LO SIENTO.



Espero que les guste, ayyy la rayis es hechizera siiii. Y bueno los siguientes capítulos serán intensos. Esta semana les subiré otro y el domingo dos mas. ¿ok?. Bueno eso creo aun no estoy segura. El siguiente capitulo les va a gustaaaaaaaaaaaaar. Se los prometo.



COMENTEN MUCHO Y SIENTO LA TARDANZA. LAS QUIERO.



.

  • 531 days ago via site
  • 395


“Solo se Vive una vez”


Capitulo 16






Nuevo año. Nuevas expectativas. Nuevos sueños. Nuevas sorpresas. Espero que este año 2013 sea genial, en realidad espero eso. En estas dos últimas semanas las cosas no han ido del todo bien. Eh trabajado hasta más no poder, tanto así que ni siquiera me apetecía comer de lo cansada que llegaba. Han sido días duros.





Justin ah estado distante conmigo y no entiendo el porqué. Y eso es tan frustrante a veces. Las cosas con Ryan han ido bien. Hemos salido un par de veces más, al cine y a comer cosas comunes que los novios hacen. No llegaba tan tarde, y sin embargo Justin se molestaba, parecía mi padre, y eso era tan molesto.





Hoy teníamos una cena los cuatro. Si digo los cuatro porque además de Ryan y yo, también iba a Justin y su “Noviecita” Natalia. Yo no quería asistir a esa cena. Primero porque me sentía mal y estaba cansada y segundo, segundo no tengo excusa, solo no quiero ir y ya.





Sin embargo aquí estaba yo, terminado de arreglarme para asistir a esa estúpida cena que había planeado Ryan. ¿Para qué? Ni idea. Normalmente podíamos ir a un club a tomar y divertirnos. Pero él prefirió una cena tranquilamente. Aunque era mejor así.





Llevaba puesto una falda negra y una linda blusa color azul, la llevaba por dentro, unas botas negras de tacón y estaba lista. Estaba estrenando las botas, las había comprando. Si. No debería darme lujos y gastar lo sé. Pero a veces necesito un poco para mí ¿no? Es decir. No puedo volverme puros gastos en comida y cosas para mi higiene personal.





No llevaba ni la cuarta parte para alquilar un departamento y no creo que llegue tan rápido. Jamás pensé que esto sería tan difícil. Depender de mi misma. Ahora me está afectando. Es tan frustrante.





Sacudí mi cabeza y di un suspiro, para mirarme por última vez en el espejo. Salí del baño y fui hacia la cocina. Pero antes me encontré con la silueta de Justin caminando hacia su habitación sin camisa. El paso por mi lado no sin antes mirarme de arriba abajo y hacer que me sonrojara y luego desaparecer por la puerta.





Fui a la cocina y tome una pastilla para la migraña que estaba sintiendo. El timbre sonó y corrí a abrir. Como me suponía era Ryan. Una hermosa sonrisa tiraba de la comisura de sus labios. Se acerco para darme un beso en la mejilla y luego darme un abrazo.






Silbo, mirándome de arriba a abajo y dando una corta vueltecita. Yo reí.




-Te ves hermosa –murmuro y para luego entrar




-Graciaaaaaaaaas –arrastre las palabras sonriente





-¿Estas lista? –me pregunto yo asentí -¿Y Justin? –mire hacia la puerta de su habitación, la cual estaba cerrada




-Se esta terminado de vestir. Supongo





-¿Nos vamos nosotros? El de seguro pasara buscando a Natalia y nos veremos allá –dijo tomando mi mano




-Bien, déjame avisarle




El asintió. Y me dirigí hacia la puerta de su habitación. Toque dos veces antes de asomar solo mi cabeza en la puerta.




-Ryan acaba de llegar, nosotros nos vamos adelantando y nos vemos allí ¿vale? –dije y el asintió sin contestar




Espere a ver si decía algo. Pero al ver que no dijo nada, cerré la puerta lentamente, hasta girarme y caminar a hacia donde estaba Ryan de nuevo.




-Bien. Vamos –le dije sonriente. El tomo mi mano y salimos del departamento




Subimos al auto de Ryan que estaba aparcado justo al frente del edificio. Ryan comenzó a conducir en dirección al restaurante donde pasaríamos una linda velada, o eso esperaba yo. Comencé a mirar por la ventana mientras Ryan conducía.




-Hey… -me llamo y me voltee para mirarle





-¿Si? –pregunte con un sonrisa




-¿Sabes que le sucede a Justin? Ah estado tan raro estas semanas…. –murmuro el castaño




-Uhg. No lo se... si eh notado eso, ah estado… Distante





-¿Crees que le haya sucedió algo? –pregunto Ryan





-No lo sé. –dije sincera





-Si averiguas algo me dices ¿vale? No entiendo porque esta así





-¿Has hablado con él? –pregunte





-Realmente no –dijo con un suspiro





-Lo noto rara y enfadado. Pero no me atrevo a preguntarle





Ryan suspiro.




-Si lo sé… el no es así –hizo una mueca





Tomo mi mano y me dedico una sonrisa.





-Bien. Dejemos de hablar de Justin y concentrémonos en esta noche –sonrió





-Si –dije sonriente





Le di un apretón a su mano, y voltee mi mirada a la ventana. La noche se veía alucinante. Después de unos minutos más parando en los semáforos y unas cuantas vueltas. Ryan aparco su auto en el estacionamiento del Restaurante. Que llevaba por nombre "Dolce Tentazione" era un restaurante italiano.





Subimos los tres pequeños escalones que se encontraban en la entrada. Un hombre vestido como camarero nos dedicó una sonrisa dejándonos pasar. Fuimos a la pequeña recepción del lugar y Ryan dijo su nombre para así asignarnos nuestra mesa. La cual se encontraba en una de las esquinas y daba vista a todo el lugar.





Mesas adornadas de Marrón y dorado estaban frente a mis ojos, con adornos florares en el medio para dar un detalle especial. Nos sentamos en nuestros respectivos asientos uno a lado del otro.




-Muy buenas noches. Bienvenidos a Dolce Tentazione. ¿Desean algo para tomar? –pregunto una rubia de marrones ojos





-Uhg. Una Coca-Cola ¿Y tu cariño? –dijo Ryan






-Solo un vaso de agua por favor –le dedique una sonrisa





-Enseguida lo traigo –dijo la mujer y se alejo





-¿Por qué me trajiste a un lugar así? –pregunte





-¿Por qué no te traería a un lugar así? –pregunto sonriente





-No evadas mi pregunta –rodé los ojos





-Lo siento –sonrió






-Bien. ¿Me vas a decir? –pregunte y el suspiro






-Tal vez tu sacas mi lado romántico –se encogió de hombros





-Aquí están sus pedidos –interrumpió la rubia colocando nuestras bebidas en frente.





-Que tierno –sonreí y tome su mano





Tome un pequeño trago y vi como la mujer se alejaba. Cuando iba a hablar otra voz nos interrumpió.





-Llegamos –dirigí mi mirada para ver a Justin y su “Noviecita” Natalia, tomados de la mano. Rodé los ojos.





Ellos tomaron asientos, no sin antes Natalia saludarnos con un beso en la mejilla a Ryan y a mí. Justin choco los puños con Ryan y luego tomaron asiento.





-Es un hermoso lugar –murmuro a castaña




-Digamos que Ryan se ah vuelto un romántico por decirlo así –murmuro Justin





Ryan rio.





-Tal vez….





Sonreí y le di un beso en la mejilla.





Narra Justin




Cuando termine de vestirme, Salí del departamento y entre en mi auto. Me dirigí a la casa de Natalia, fue un corto camino hacia su casa. Toque la bocina para que ella saliera y así lo hizo. Llevaba un corto vestido negro. Entro en el auto y me saludo con un beso.





-Hola –me saludo





-Hola –le sonreí





-Te ves guapo –dijo sonriente




-Y tu... igual –sonreí y ella suspiro






Rodo los ojos.





-¿Qué pasa? –pregunte





-Esperaba que me dijeras un “Te ves hermosa” no un “Tu igual” –volvió a rodar los ojos





-Uhg. Eh te ves hermosa? –dije levantando una ceja






-Ahg. Ya olvídalo –dijo y miro hacia la ventana





Nos tomo como 10 minutos llegar al restaurante italiano que Ryan había reservado. Ni si quiera
Sé porque coño un restaurante? Podíamos ir a no sé a un club?. Rodé mis ojos con fastidio. Ryan se está poniendo muy romántico y eso es algo que él no es. Para nada. No le entendía. Estas dos últimas semanas no eh hablado mucho con él. Desde que supe que era novio de ____. No sé qué me pasa. Y estoy tan frustrado.





Bajamos del auto y nos dirigimos a la pequeña recepción. Dije el nombre de Ryan y una castaña nos dirigió hacia la mesa. Ellos parecían una feliz pareja de recién casados sentados en esa mesa tan elegante. Me dieron ganas de vomitar. Rodé los ojos y salude a Ryan. Natalia saludo a ambos y luego tomamos asiento.





-Bien que pediremos para comer? –pregunto ____ con una sonrisa





-Si fuera por mí pediría una Pizza –dije con un bostezo





-¿Pizza? Estamos en un restaurante Justin –dijo Natalia con una chillona voz





-Bueno pediré un Spaguetti –suspire





Una Rubia con buen cuerpo tomo nuestros pedidos. Ryan y ____ estaban en su propio mundo. Mientras Natalia hablaba y hablaba de algo. No sabía de qué me estaba hablando porque no le preste la mínima atención. Cuando llego la comida me concentre en comer.




-¿verdad Justin? –dijo Natalia




-¿Eh que..? lo siento, no te escuche





-Le estaba diciendo a ____, que pronto haríamos nuestro noviazgo oficial –sonrió





Sentí un hueco en mi estomago.





-Eh… tenemos que hablar sobre eso –dije y me rasque la parte de atrás de mi cabeza





-Pero si ya lo hablamos –dijo molesta





-¿ah si? Bueno eh… no lo sé –suspire





-Justin, es más fácil que me digas si no quieres algo serio, porque definitivamente me estoy hartando de tu nueva actitud –me reprocho





-¿Si no te gusta mi actitud entonces que coño haces aquí? –escupí





-Bro… -intervino Ryan y yo lo calle





-Cállate Ryan, no estoy hablando contigo –lo fulmine con la mirada




-Pensé que éramos algo –dijo Natalia ofendida –Y te aguanto porque me gustas… ¿A caso eres idiota? –Murmuro molesta – Estoy harta de esta actitud –bufo





-Si no me aguantas puedes irte por donde viniste –bufe molesto





-No voy a discutir en frente de tus amigos –dijo y se cruzo de brazos





Ella se levanto.




-Vamos a hablar a otro lado –dijo y se dio la vuelta





Me levante sin decirle ninguna palabra ni dedicarle una mirada a Ryan y a ____. La seguí a una de las esquinas del restaurante.






Ella suspiro.





-¿Quieres que me valla? Porque si algo que tengo yo Justin, es mucho orgullo y no seguiré detrás de ti




Iba hablar pero ella me callo con su mano.





-No me gusto la forma en la que me trataste ni siquiera parecemos una pareja y estoy harta de todo esto. Si no quieres nada conmigo solo dímelo





-Bien. No quiero nada contigo –escupí y ella me miro incrédula





-Vete a la mierda Justin –dijo no sin antes darme una fuerte bofetada y darse la vuelta e irse





Cerré los ojos por unos segundos y coloque mi mano en mi ahora roja mejilla.





¿Qué coño hice?. Jale de los extremos de mi cabello. Y pase mi mano varias veces. Camine de vuelta hasta la mesa.





-Creo que me voy –murmure fastidiado






-Justin creo que la trataste muy mal –murmuro _____





-No te eh preguntado nada a ti ¿o sí? –dije entre dientes





-Bro, cálmate si. Además ______ tiene razón





Rodé los ojos.





-Yo no eh pedido su opinión –dije y saque mi cartera. Tire unos billetes en la mesa






-Nos vemos –dije y me largue





Toda esta cena fue una mierda. Ni siquiera sé para qué coño vine. Entre en mi auto dando un portazo. Estaba molesto por algo y no era porque Natalia me acaba de cortar o bueno yo la corte no lo sé. Pero tampoco sabía el porqué estaba tomando esta actitud.





Conduje no directamente a mi casa. Me dirigí a uno de los club más cercanos. Estacione mi auto y baje. Fácilmente me dejaron entrar. El olor al cigarrillo y alcohol entro por mis fosas nasales. La música era fuerte. Camine entre las personas y me dirigí hacia la barra.






-Una cerveza –grite para que me atendieran




Una Morena me dio mi pedido no sin antes lanzarme un coqueteo. Tome la cerveza de un solo tiro. Creo que esto era lo que necesitaba. Puse mis manos en mi cara por unos segundos. ¿Qué me estaba pasando?.






-¿Por qué tan solito? –pregunto una voz femenina





Me voltee para mirar a una mujer con poca ropa n frente de mí. Una pu*a pensé. Rodé mis ojos.






-¿quieres que te haga compañía? –pregunto la mujer colocando sus sucias manos en mi cuello





-No gracias –murmure molesto. Y me aleje de ella. Pague la cerveza y Salí del club.






Subí a mi auto de nuevo. Y me quede allí sentado por unos segundos pensando. ¿Por qué estoy actuando así?. Ni yo mismo me entiendo. Estoy siendo un ca*bron. Suspire y conduje al único lugar donde se que me tranquilizaría.





Después de conducir por 20 minutos llegue. Aparque el coche y me baje. Desde aquí podía mirar la ciudad entera. Todo se veía desde aquí. Coloque mis manos en los bolsillos de mis jeans. Y me quede mirando la hermosa vista por unos minutos. Me senté en una de las piedras y comencé a tirar pequeñas piedrecitas. No se cuando tiempo estuve allí, pero logre despejar mi mente por un buen rato sin pensar en nada y calmarme.






Mire mi reloj y ya era un poco tarde así que decidí regresar a mi departamento. Me tomo media hora en regresar por el transito. Cuando aparque en frente del edifico. Camine lentamente, subí el ascensor hasta llegar a mi puerta. Abrí la puerta y me encontré con _____ sentada en el sofá en su pijama. Se veía jodidamente bien así.





Lance mis llaves a la mesa y me quite mi chaqueta.





-¿Donde estabas? –pregunto levantándose –Estaba preocupada pensé que… -la interrumpí






-No es de tu incumbencia –dije y me voltee para ir a mi habitación





-¿Arreglaste las cosas con Natalia? –pregunto y yo al ignore






-¿Por qué estas siendo un idiota? –me dijo y me voltee para mirarla






-No estoy siendo un idita, dije que no era de tu incumbencia –dije entre dientes



-Sí, si lo estas siendo. Y no sé porque estas actuando así. -levanto sus manos –Deberías disculparte con Natalia por ser así con ella





-Tú no eres quien para decirme que hacer –escupí






-Solo estoy tratando de ayudarte –escupió





-¿si? Bueno no te pedí tu ayuda –Rodé mis ojos y me voltee para irme pero ella me tomo por el brazo





Narra ____





Vi como Natalia le daba semejante bofetada a Justin y me sentí mal por él. Cuando volvió dijo que se iba no sé porque quería correr y abrazarlo, pero no lo hice me quede quieta. Y sin embargo dije estupideces de “Porque había tratado así a Natalia”. En realidad fue duro con ella. Y fue algo estúpido por lo que discutieron sí.




No pasaron ni 10 minutos cuando Ryan dijo que mejor me llevaría al departamento, yo acepte. Dijo que hablara con Justin. Le dije que lo haría porque su estúpido comportamiento ya me tenia harta. Estaba actuado de una manera demasiado agh. Me daban ganas de golpearlo a veces.







Cuando Ryan me dejo en frente del edificio. Me despedí. Salude al viejo Dave el de la recepción, tome el ascensor y abrí. Justin me había sacado una réplica de las llavees. Al fin. Me encontré con el departamento totalmente vacio. ¿Sera que fue a arreglar las cosas con Natalia?. Sacudí mi cabeza y entre al baño a desvestirme y colocarme mi pijama.






Había pasado más de dos horas y Justin aun no había llegado. Y estaba preocupada por él. Bueno tal vez fue arreglar las cosas con Natalia ¿no?. Me senté en el sofá a esperar. Media hora mas tarde Justin entro. Lanzo las llaves en la mesa en frente de mí y luego se quito su chaqueta.






-¿Donde estabas? -pregunte y me levante del sofá –Estaba preocupada pensé que… -me interrumpió






-No es de tu incumbencia –Escupió y yo lo mire incrédula. Se volteo para irse





-¿Arreglaste las cosas con Natalia? –pregunte pero él me ignoro. Idiota.





-¿Por qué estas siendo un idiota? –Escupí y se volteo para mirarme





-No estoy siendo un idiota, dije que no era de tu incumbencia –dijo entre dientes




-Sí, si lo estas siendo. Y no sé porque estas actuando así. –levante mis manos –Deberías disculparte con Natalia por ser así con ella





-Tú no eres quien para decirme que hacer –dijo molesto





-Solo estoy tratando de ayudarte –Escupí





-¿si? Bueno no te pedí tu ayuda –Rodo sus ojos y se volteo para irse pero yo corrí y lo tome del brazo





-¿Qué rayos te pasa? –le grite





-¿Qué me pasa? ¿Enserio quieres saber qué me pasa? –se giro bruscamente y se acerco a mí.




Di varios pasos atrás, hasta chocar con la pared y el dio más pasos adelantes antes de acorralarme y colocar sus manos a los lados. Estaba muy cerca, demasiado cerca de mí, tanto así que podía sentir su respiración.





-¿Quieres saber qué me pasa? –repitió




Asentí.




-Me pasa que me da bola verte con Ryan, eso me pasa –dijo entre dientes





-Justi….




Y sin terminar de decir su nombre. Justin me Beso bruscamente. Me deje llevar. Tenía una deliciosos labios y olía tan malditamente bien. Coloque mis manos alrededor de su cuello y él me apretó mas y me acerco mas a él. Si eso era posible. Subí y baje al cielo en unos segundos. El se separo lentamente nuestras respiraciones eran entrecortadas.



Justin... -susurre. El me miro con esos hermosos ojos miel.




Mire sus labios rojos. El iba a decir algo. Pero lo calle esta vez besándolo yo.




Continued....



___________________________________________________________________________



HOLA LINDURAAAAAAAAAAAAAS.



O-M-G. Yo se que me van matara primero por tardar tanto. Y segundo por dejarlo ahiiii. HAY EL PRIMER BESO ENTRE JUSTIN Y LA RAYIS.



ESTA ES MI SORPRESA POR TARDAR TANTO. No se como quedo el capitulo. No habia tenido nada, pero nada de imaginación enserio. Quería que fuera mucho mejor peor hice todo lo que pude.



No subía capitulo desde el año pasado. lol. Siento mucho haberlas dejado como 15 días sin novela. En serio lo siento. Pero espero que este capitulo les guste, porque se que era lo que estaban esperando jdkfgjdfghlfdjh.



Su primero besoooooooooooooooo*--* Me gusto este capitulo por eso. Espero y no haya quedado tan mal como yo pienso. Espero que les guste. Gracias por todos sus comentarios.




Este es un nuevo año. Espero y que sea increíble y que todos sus sueños se hagan realidad. Que comiencen este año haciendo las cosas bien. Les deseo lo mejor para este año 2013. Las Quiero. Gracias por estar siempre pendiente de la nove y preguntándome se los agradezco. Un beso.



Nos leemos pronto.



.

  • 545 days ago via site
  • 473

"My Dark Past"


Capitulo 45




Narra Justin



-El… intento… Abusar… de mí




-¿qué? -pregunte anonadado



La sangre me hervía mis puños de apretaron por si solos y me tense demasiado, tenía mi mandíbula apretada, ese maldito ¿cómo pude dejar que se le acercara? maldición es que ella... no me dijo absolutamente nada por eso estaba tensa… oh dios mío. Cerré mis ojos.




-Maldita sea –estalle -¿Por qué coño no me dijiste? –Ella se alejo de mí. Me arrepentí de haberle gritado



-Es que yo…. –Ella comenzó a llorar. Oh no…



Me acerque lentamente y la atrape en mis brazos ella no protesto, bese la coronilla de su cabeza… yo no podía hacer nada para cambiar el pasado, pero no entendía como él seguía allí en la misma escuela que ella.



-¿A caso no lo denunciaste? –Ella asintió



-El tiene mucho dinero Justin… pago una maldita fianza… y... y salió fácilmente, además no habían pruebas de que intento hacerme algo… el no me golpeo... solo intento pero no pudo –susurro y yo la apreté mas a mi cuerpo




-Yo… -no pude seguir hablando no podía



-Además… el no podía estar cerca de mi sin embargo... –prosiguió -no sé lo que sucedió este año pensé que él no estaría ahí... Pero el estaba allí y yo… yo no entendía nada... no se me había acercado más desde entonces –dijo y yo cerré mis ojos



Ella seguía llorando fuertemente, no sabía cómo calmarla.



-Lo siento mucho… siento mucho haber reaccionado de esa manera es que… -se callo



-¿Es que, qué? –pregunte



-Imágenes sobre cuando el intento... vinieron hacia mí... no sé qué fue lo que pasó yo…



-No, yo lo siento, si hubiera sabido… yo jamás... oh ___ lo siento tanto –la interrumpí, no quería que se atormentara mas



-Joder no quiero seguir hablando de esto... por favor ya no –susurro



-Está bien –susurre y la acune en mis brazos



Nos quedamos así... no sé por cuánto tiempo, ella se había quedado dormida en mis brazos, me levante y la puse en la cama con cuidado y me acosté a su lado y la abrace.




Narra ____



Después de lo sucedido entre en un profundo sueño, no sé qué sucedió desde entonces, abrí mis ojos lentamente y tenía un fuerte dolor de cabeza, tenía mucha jaqueca restregué mis ojos y los cerré unos instantes, pareciera como si me hubieran dado dos batazos en la cabeza y mis ojos me ardían, los tenia hinchados.



Los volví a abrir, había mucho frió, me estremecí al hacer contacto con el piso frio, levante mis pies al instante. Mire hacia un lado y Justin no estaba a mi lado, me levante perezosamente y entre al baño... necesitaba una ducha. Entre y me despoje de la ropa para luego dejar caer el agua caliente por todo mi cuerpo. No sé cuánto tiempo paso después de que salí, pero solo sé que me sentí mucho mejor.




Mi estomago gruñía del hambre, me vestí rápidamente y me puse algo para el frio, baje las escaleras lentamente hasta que llegue a la cocina, empecé a buscar a Justin... Pero no lo vi por ningún lado.




Pattie estaba sentada tomando una taza de té en el sofá mientras veía lo que parecía ser una telenovela, me senté a su lado y ella me sonrió y descruzo sus piernas.



-Buenos días cariño –dijo dándome dos besos en mi mejillas



-Buenos días –murmure con mi voz ronca



-¿Tienes hambre? –Pregunto levantándose –seguro que si... Ven a desayunar... Justin ah salido muy temprano… se veía algo frustrado ¿algo ah sucedido? –pregunto la castaña



Mi corazón se encogió. ¿A caso me estaba evitando?.



-Yo… eh… no –susurre



-¿Estás bien cariño? –Pattie detuvo su andar hacia la cocina para mirarme



-Si yo... estoy eh… Solo tuvimos una pequeña discusión –Mentí, intentado sonreír



-¿Pelea? –Yo me levante del sofá




Asentí.



-Oh bueno... tal vez es una tontería ¿no? –Asentí de nuevo




-Si... lo arreglaremos... todo estará bien –sonreí



Obviamente Justin y yo no habíamos peleado, yo no me sentía muy bien que digamos hoy, solo quería acostarme a dormir todo el día sin levantarme… y si Justin me estaba evitando… no.. ¿El no haría eso verdad?.. ¿Por qué me evitaría? No, tal vez son cosas mías.




-Bien, te preparare algo para desayudar –Sonrió y siguió caminando. Yo la seguí



Pattie me preparo huevos revueltos y pan tostado con un poco de jugo de naranja, deje el plato vacio y yo misma lo lave.



-Sabes… me alegra saber que Justin este con una chica como tu –dijo Pattie y me voltee para mirarla –El… bueno digamos que sus últimas relaciones no han sido muy buenas… -Balbuceo -yo creo que era porque no había superado a Jasmine –suspiro y se levanto para lavar su traza de café



Coloque el plato en su lugar y Fruncí el seño. ¿Jasmine?




-¿Jasmine? –pregunte y ella seco sus manos



-Si Jasmine... ¿Justin no te ah contado de ella? –yo negué




-Oh bueno... yo creo que… -la interrumpí




-¿Quién es ella? –pregunte y me senté en uno de los taburetes y Pattie hizo lo mismo



-Creo que es mejor que Justin te diga... si el –la interrumpí



-No creo que me diga oh bueno tal vez si… cuéntemelo usted –sonreí



-Bueno eh…



-Por favor –suplique



-Está bien



Sonreí.



-Ella era su antigua novia... estuvo con ella desde que tenían uhm creo que… 10 años hasta los 15



-¿Tanto tiempo? –abrí mis ojos



Asintió.



-Pero terminaron... solo sé que ese rompimiento le afecto mucho a Justin… no mejor dicho muchísimo, pero ahora… tu bueno tal vez lo cambiaste o cambiaste su forma de pensar porque ahora esta mas… sonriente y se ve que te quiere –sonrió Pattie



-Oh eh... –balbuce -¿Por qué uhm... terminaron? –pregunte



-Justin jamás me dijo el porqué, aunque intente sacárselo el... jamás me lo dijo –se encogió de hombros



-¿no? –Levante una ceja -¿Y no se le ah ocurrido un porqué?



-Por supuesto... pienso que es porque ella lo engaño, porque si no fuera por ello... ¿Por qué Justin estaría tan afectado? O quizás ella se enamoro de otro… -sacudió su cabeza –No lo se ____



-Tal vez…



-Me alegra que hayas llegado a su vida... cada fin de semana que venía... solo hablaba de lo linda que eras –sonrió.



Me sonroje. Oh dios... hablar con Pattie es como... no sé como si fuera mi propia madre, se siente tan bien.



Escuchamos un ruido en la puerta y Justin entro con algunas bolsas y las puso arriba del mesón.



-Hola –dijo cortante y frunció el seño




-¿Qué cosas vergonzosas le están contando a ___ sobre mi? –pregunto y Pattie rio. Me dio un beso en la mejilla y pasó sus brazos por mis hombros




-Yo jamás te avergonzaría frente a tu novia Justin –dijo su madre y se levanto para sacar los productos de las bolsas pero Justin la detuvo



-No mama, eso no son cosas para la casa…



-¿no? Y qué es? –pregunto curiosa y Justin tomo de nuevo las bolsas



-Nada, ya vuelvo –Subió rápidamente las escaleras dejándonos desconcertadas a ambas ¿Qué tenía en esas bolsas?



-A veces Justin es tan extraño –murmuro su madre -¿Qué crees que puede tener en esas bolsas? –me pregunto



-Ni idea –murmure



Justin bajo de nuevo con una sonrisa.



-Justin Drew… ¿Qué escondías en esas bolsas? –pregunto su madre y se cruzo de brazos



-Nada mama... cosas para mí... Higiene personal -sonrió y se acerco a mí, ni siquiera me había movido, beso el centro de mi coronilla, mientras Pattie miraba la escena como si quisiera tomarnos una foto



-Oh dios son tan tiernos –dijo olvidando todo lo anterior. Me sonroje



-Ella es hermosa –dijo Justin y yo sonreí como estúpida. Todo se me olvido al instante que lo vi entrar por esa puerta




Llevaba puesto unos jean caídos y una camisa color negra de cuello ve y unas supras negras, lo mire desde abajo hasta arriba hasta parar en sus ojos.



-¿Te gusta lo que ves eh? –Oh dios, iba explotar. Sentí mis mejillas arder, se dio cuenta de que lo estaba mirando



-Cállate –logre decir



-Estas ronca... eh ¿te duele la garganta? –negué



-No, para nada –murmure



-Uhm ¿segura? –pregunto y yo asentí



-Segura –sonreí -¿A dónde fuiste?



-¿No era obvio? Fui de compras –sonrió



Seguimos charlando un rato más, y luego llego la hora del almuerzo, los abuelos de Justin habían salido desde la mañana y llegaron a la hora de almorzar, Justin volvió a salir y me dijo que regresaría pronto cuando le iba a preguntar a donde iba ya el se había ido, tuve que mirar varias películas para entrenerme. Cayó la tarde y yo seguía sin saber qué hacer, le envié un mensaje a Justin pero él no contesto.



Una hora más tarde recibí un mensaje.

*
Estate lista, pasare por ti en 20, Te quiero:* -Justin

Sonreí y le conteste.
*
¿Dónde estás? ¿A dónde vamos? Yo también te quiero -____


Al instante me respondió.

*

Siempre tan curiosa :D Es una sorpresa y... yo te quiero mucho más –Justin




Sonreí como estúpida. ¿Una sorpresa? Me emocione y me retoque un poco, tome un lindo abrigo y me cambie mis sandalias por unas botas, allá afuera debe haber mucho frio… baje las escaleras y Pattie charlaba con sus padres alegremente.



-¿Vas a algún lado ___? –pregunto Diane



-Si Justin eh... el pasara por mi –sonreí



Escuche una bocina y supuse que sería Justin.



-Eh bueno es el... nos vamos al rato –sonreí y ellos rieron, Tal vez porque estaba muy emocionada y parecía una niña de 5 años



-adiós cariño que se diviertan –dijo Pattie y luego yo Salí



Había comenzado nevar y yo aun no tocaba la nieve, el aire fresco choco con mi rostro, había frio si, cuando mis pies hicieron contacto con la nieve hizo un crujido, mire al cielo y aspire el aroma del ambiente, camine apresuradamente al auto de Justin, el se bajo para abrirme la puerta pero antes de entrar me robo un pequeño beso.



-¿A dónde vamos? –Pregunte cuando estábamos adentro -¿Por eso estabas fuera? ¿Por qué me tenías una sorpresa? –sonreí




-Sip –fue lo único que dijo, yo fruncí el seño



-No me dirás a donde vamos ¿cierto? - el negó sonriente, suspire tenía que rendirme el jamás me diría, el es así.



Condujo por unos 15 minutos, hasta que entramos al estacionamiento de un centro comercial, Fruncí el seño... ¿Qué sorpresa me tendría? Es decir... es un centro comercial.




-¿Por qué me trajiste a un centro comercial? –pregunte bajándome del auto



Quería pasar un buen rato –sonrió, si su sonrisa no fuera tan hermosa lo hubiera golpeado por no decirme, confundirme y dejarme emocionada



-Eres tan confuso –murmure



Caminamos hacia adentro y el entrelazo mi mano con la de él, las cuales encajaban perfectamente, sonreí a lo grande mientras caminamos por el centro comercial repleto de gente. El se detuvo en un lugar frente a una fuente. Fruncí el seño, confundida.



-¿Por qué te detienes? –pregunto y el solo sonrió



-Odio cuando sonríes y no me dices nada… me dan ganas de golpearte –el rio



-No lo harías



Cuando iba a protestar escuche mi nombre y levante mi vista hacia arriba. Un gran cartel que decía: ¿_____ quieres ser mi novia? En letras negras y un gran corazón rojo. Al instante chille emocionada, mientras Justin me sostuvo por la cintura y dio un beso en mi cuello.



-Dijiste que jamás te lo había pedido... pues ahora te lo estoy pidiendo... ¿___ hermosa y perfecta ____ usted desearía ser mi novia? –me pregunto y yo estaba aun en shock fascinada con aquel cartel, me voltee para mirarlo a los ojos con una inmensa sonrisa en mi rostro.



-Por supuesto que sí –chille



No me había dado cuenta de que habían muchas personas a nuestro alrededor mientras todos decían al mismo tiempo un “Beso, beso, beso”. Justin me beso tiernamente, apretándome contra él, sonreí en el beso... ¿Por qué él era así de tierno? Oh dios, soy tan afortunada.



Me deje llevar por el beso y luego nos separamos por falta de aire, la gente empezó aplaudir eufóricamente, mientras yo parecía una niña de cinco años emocionada por su primera muñeca, lo abrace fuertemente, la gente comenzó a retirarse después de ver por acabado aquel romántico momento. Es como si solo hubiéramos sido Justin y yo en aquel momento, fue tan especial y mágico oh dios, Sentí maripositas por todo mi estomago.



-Gracias Bro –dijo Justin y Salí de mi trance de romanticismo para céntrame en dos chicos que estaba frente a nosotros.




Justin les dio un abrazo a cada uno y estrello sus puños contra los de ellos. Un rubio de ojos azules extendió su mano hacia mí.




-Tú debes de ser __, yo soy Ryan Butler –sonrió –Amigo de Justin



-Hola –sonreí y entrelazamos nuestras manos



-Y yo soy Chaz, amigo de Justin también –Sonrió y entrelazamos nuestras manos



-Un gusto –murmure. Estos dos chicos estaban allí arriba cuando yo vi aquel cartel.



-Al fin te conocemos… eres muy linda ___ -sonrió Ryan



-Gracias –murmure sonrojada



-¿Qué le has hecho ___? Porque definitivamente este idiota esta totalmente enamorado –intervino Chaz



-Cállense –les dijo Justin y luego golpeo sus hombros



-Es la verdad –rio Ryan –No para de hablar de ti ___ -delato



-Me alegra saber que aun estando con sus amigos me recuerda –dije sonriente



-Siempre –dijo Justin y dio un beso en mi mejilla



-Nos debes 50 dólares a cada uno por ayudarte a hacer el cartel y venir a colocarlo aquí para que tu novia lo viera –dijo Chaz



-Ni crean que les voy a pagar –se burlo Justin



-¿Ves? Te lo dije Chaz, lo conozco es un maldito mentiroso –dijo y luego rio



Justin negó con la cabeza riendo.



-Me gustaría seguir con esta linda conversación, pero mi estomago esta pidiendo a gritos por comida –dije y todos rieron



-Tu chica tiene sentido del humor Justin –dijo Chaz –me gusta –sonrió



-Cuidadito –advirtió Justin



Chaz rio. –Solo digo... tranquilo man.



-Ya que no nos vas a pagar los 50 dorales, paga tú la comida –dijo Ryan



-Sabía que me iban a cobrar de alguna forma –se quejo Justin



-No te quejes, te ayudamos con el cartel, ¿y que no quedo bien eh? –me pregunto y yo asentí



-Es hermoso, me lo llevare para tenerlo de recuerdo –sonreí



-Vamos a buscarlo Chaz –dijo Ryan y corrieron hacia las escaleras.



El cartel seguía colgado allí, tome una foto antes de que lo quitaran y la guarde.



-¿Te agradan? –me pregunto Justin



-Por supuesto, son… divertidos –sonreí



-Si... son geniales –murmuro y me abrazo



-¿Te gusto la sorpresa? –dijo y yo le mire



-¿Estás loco? Por dios... fue una de las mejores cosas que me has hecho... fue tan lindo... delante de tantas personas oh Justin –chille –Fue hermoso –dije antes de besarle



Los chicos volvieron con el gran cartel en sus manos y luego caminamos hacia la Feria de comida, para comer una deliciosa Pizza.



Cuando llegamos a casa de Justin eran eso de las nueve, estaba cansada habíamos pasado la tarde caminado por todo el centro comercial, habíamos dejado a los chicos en sus casas, ellos eran tan lindos y agradables... eran muy divertidos, me agradaban.




Cuando llegamos Pattie nos lleno de preguntas y charlamos un buen rato tomando una taza de chocolate caliente, antes de subir a mi habitación y darme un fresca ducha colocarme mi pijama y caer en un profundo sueño.




"My Dark Past"


Capitulo 46




Navidad paso rápidamente fue increíble pasar la navidad y año nuevo con la familia de Justin... todos eran tan... adorables y buenas personas, para navidad habían hecho un deliciosa cena navideña en año nuevo todos salimos afuera para ver los hermosos fuegos artificiales en el cielo, fue tan perfecto. El 25 de diciembre habían regalos debajo del árbol, recuerdo que casi me ponía a llorar de la emoción por el regalo de Justin.




Flash Back



-Buenas tardes –dije cuando baje ese día y Justin y Pattie estaban sentados al lado del árbol



-¿Despertaste hace mucho? –pregunte y el asintió



-Estoy levantado desde las 7 -dijo con una sonrisa



-Justin... no mientas, ____ se levanto hace 5 minutos –dijo Pattie y yo reí



-Eres un mentiroso -dije y le di un beso en la mejilla, olía a menta



-Oh Justin, ¿porque no abres tu regalo? -dijo Pattie



-¿Mi regalo? ¿Me compraste algo? -dijo emocionado y su madre asintió –Pero primero yo daré mi regalo –dijo y se acerco al árbol, tomo un gran oso de peluche que no había visto





-Esto es para mi pequeña _____ Feliz navidad amor





-Oh por dios Justin yo no pude comprar nada y... -me interrumpió





-No importa cariño, eso es lo de menos –dijo y me sentó en su regazo





-Oh graciaaaas- chille emocionada –Es tan hermoso –dije abrazando al gran oso




-Bueno, me toca mi regalo -dijo Pattie -Este es para ____ -dijo Pattie y yo me sorprendí



-¿Es enserio? –Dije y ella me entrego una caja de color negra -Oh por dios estoy tan apenado, ustedes dándome regalos y yo sin comprarles nada, lo siento mucho...



-Oh cariño, eso no importa, además eso fue improvisto –dijo y sonrió -abre tu regalo y espero que te guste






Abrí la cajita y había una pulsera brillante que tenía muchos dijes, tenía la torre Eiffel, coronas, una carterita, un labial. Era tan linda.




-Está demasiado hermosa muchas gracias señora Pattie -dije y me acerque para abrazarla




Por primera vez en mucho tiempo, me sentí Feliz. Me sentí querida. En Familia



-De nada cariño -sonrió -Bueno ahora el regalo de Justin... -se levanto y fue hacia detrás del árbol, saco un gran paquete en forma de....




-Oh por dios es lo que creo que es? -dijo Justin emocionado




-se que querías esta guitarra y por eso la compre -dijo Pattie entregándosela







-Oh mama, muchas gracias –dijo dándole un fuerte abrazo elevándola hacia arriba



-De nada cariño, Feliz navidad -dijo y dio un beso en su frente



Justin abrió su regalo y saco una hermosa guitarra de color marrón, era muy bonita.



-Justin toca para nosotras -dijo su madre emocionada



-Ehm... bueno está bien -dijo y su madre aplaudió emocionada



-¿Que tocaras? -pregunto y él me miro




-Tocare una canción que compuse hace unas semanas... -susurro -Espero que les guste.



Comenzó a tocar una bella melodía, era tan bueno en eso bueno en que cosa ¿Justin no era bueno? es decir era perfecto, tocaba perfectamente hermoso.



Across the ocean, across the sea,
Starting to forget the way you look at me now
Over the mountains, across the sky,
Need to see your face, I need to look in your eyes



Comenzó a cantar y yo me quede impresionada, cantaba tan increíblemente hermoso.



Through the storm and through the clouds
Bumps on the road and upside down now
I know it's hard, babe, to sleep at night
Don't you worry continuo cnaatndo, en cualqueir moemnto lloraria
'cause everything's gonna be alright, ai-ai-ai-aight
Be alright, ai-ai-ai-aight

Through the sorrow, and the fights,
Don't you worry
'cause everything's gonna be alright, ai-ai-ai-aight
Be alright, ai-ai-ai-aight
All alone, in my room
Waiting for your phone call to come soon
And for you, oh, I would walk a thousand miles,
To be in your arms, holding my heart

Oh I,
Oh I,
I love you
And everything's gonna be alright, ai-ai-ai-aight
Be alright, ai-ai-ai-aight



Fin del Flash back



-En que pensabas? –me pregunto Justin mientras acariciaba mi espalda




Estábamos envueltos en las sabanas apunto de dormir.




-En el día de navidad, y el día en que cantaste aquella hermosa canción




-Si... esa la escribí para ti –sonrió y beso mi mejilla




-Si lo sé y es hermosa, deberías grabarme un disco –sonreí




-Lo tendré en cuenta –beso mi coronilla y me acurrucó en sus brazos para así quedarme dormida



Desperté con la frente sudorosa. Había tenido una mala pesadilla, una que no entendía para nada... Una de esas que no había tenido en un largo tiempo, otra vez aquella mujer vestida de blanco llamándome... no entendía que quería decirme... ella solo me llamaba, pero esta vez fue tan diferente.




Mi respiración era entrecortante mi pecho subía y bajaba rápidamente, cerré los ojos por unos minutos y cuando los volví a abrir no estaba en la misma habitación. Me asuste. Oh dios... ¿Qué estaba sucediendo?. Abrí mis ojos y los volví a cerrar fuertemente a ver si aparecía de nuevo en la habitación nada sucedió. Escuche una voz que llamaba mi nombre y era tan desesperante.




-_____ -decían pero yo no sabía de dónde provenía aquella voz




Mire a todos lados pero no vi a nadie. Mire a mi alrededor y estaba sentada arriba de una cama, las paredes eran de color rojo y estaba todo oscuro yo no podía ver nada.




-¿Quién es? ¿Qué quieres? –logre decir




Nadie contesto, me acurruque contra el espaldar de la cama y arrastre mis rodillas hasta mi pecho, estaba tan asustada, solo quería salir de aquí. ¿Dónde estaba?.




-____ -una mujer estaba parada frente a mí, no podía ver su rostro por la oscuridad. Me aterre al instante.




-¿Q-Que qui..e…res? –tartamudee




-Ayudarte –dijo la mujer. Esta vestía con un vestido azul, a pesar de la oscuridad podría ver su ropa y su cuerpo, mas no su rostro




-¿Ayudarme? –pregunte confundida. Definitivamente esto tenía que ser una pesadilla




-No es una pesadilla –contesto la mujer como si hubiera leído mi mente. Oh dios mío.




-Si es una pesadilla que acabe ya –susurre cerrando mis ojos




-Acabo de decir que no es una pesadilla ____ -dijo la mujer y yo la mire




-¿Cómo... sabes mi n-nombre? –pregunte con voz temblorosa




-Porque te conozco –respondió la mujer




-¿Quién eres? -pregunte




–Mi nombre es Demetria –sonrió. Pude ver sus brillantes dientes a pesar de la oscuridad




-¿Qué es lo que quieres?




-Ya te dije, quiero ayudarte, necesitas saber algunas cosas, esto no es una pesadilla ___, has sido teletrasnportada a otro lugar, pero tu cuerpo sigue allí acostada al lado de aquel chico en aquella habitación –sonrió.




¿Qué? Ahora si estaba más que asustada, no asustada era poco.




-No te asustes, no te hare daño… solo quiero ayudarte –se acerco a mí y ahora pude ver su hermoso rostro, Parecía tan irreal, tenia flequillo, su cabello era marrón y sus ojos igual, de repente las luces se encendieron y mire hacia arriba, estaba sola en una habitación con aquella mujer que desconocía.





-Yo soy una hechicera ____ -me dijo y sentí como mis músculos se aflojaron al instante. Una hechicera, tal vez conoce a Emma, si debe ser eso




-¿Una hechicera? No entiendo... que quieres... si buscas a Emma... Ella –me interrumpió




-No busco a Emma, te busco a ti, debo explicarte algunas cosas y necesito que prestes atención y me creas todo esto es real ____, es enserio –dijo la mujer




Parecía buena persona, el miedo iba disminuyendo, pero aun no entendía que quería conmigo.



-¿Me has escuchado? –me pregunto y yo asentí.



-Bien… porque esto es muy importante, créeme estoy rompiendo demasiadas reglas al venir aquí y decirte esto... Pero es necesario, ellos no quieren escucharme




-¿Ellos? ¿Quiénes? –pregunte confundida




-Los mayores –respondido




-¿Mayores? No entiendo




-Los mayores son los que dan las órdenes a todos los hechiceros, los que prácticamente nos controlan y los que tiene el poder de quitar y dar poderes




-Oh- fue lo único que dije. ¿Todo esto era real? Sacudí mi cabeza y cerré mis ojos.




-Necesito que estés preparada –ella prosiguió –Cuando llegues a Bradford todo será totalmente diferente ____, créeme, nada será igual te darás cuenta –Ella comenzó a caminar de una lado a otro –Se están acercando –susurro –Esto debe ser rápido –dijo sentándose a mi lado




-¿Quiénes? –pregunte




-Los mayores, ellos vendrán aquí a interrumpir todo... y no hice todo esto para que se vaya a la mierda –murmuro –Créeme es muy difícil teletransportarte aquí mientras dormías, además de romper miles de reglas por esto –murmuro




Abrí los ojos sorprendida.




-Necesito que cuando llegues allí vallas a la biblioteca y hables con Rosewood le dices que has hablado conmigo y el te explicara todo, ____ no hay tiempo, volverle a aparecer por aquí lo prometo, volveré, pero necesito que confíes en mi y hagas lo que te digo ¿sí? Parece loco lo sé, pero es cierto por favor




Yo asentí.




-Yo... no entiendo ¿Por qué yo? –pregunto y ella sacudió su cabeza




-Bueno –suspiro –Aquí va... rayos –murmuro –Espera. Tampoco puedes contarle esto a nadie ¿bien? A nadie. Confiare en ti. –dijo la mujer




La mire con el seño fruncido.




-Ahí vienen –murmuro y apretó los puños



-¿Me dirás? –pregunte en un susurro



-Porque eres una hechicera ___ -dijo la mujer antes de desaparecer




Continued...


_____________________________________________________________________________



HOLA BELLEZAAAAS.



¿Como están? ¿Todo bien eh? Espero que siii. ESPERO QUE HAYAN PASADO UNA INSCRIBIBLE NAVIDAD, Y UN FELIZ AÑO NUEVO. (Mas vale tarde nunca ¿no? ah).



Siento no haber subido el día que dije, pero de verdad no pude, enserio. Tenia muchas cosas en mi cabeza, los capítulos ya estaban escritos, pero este es nuevo, totalmente nuevo TODO, tuve que cambiar todo. ¿QUE LES PARECIÓ LOS CAPÍTULOS EH? APUESTO Y ME QUERRÁN MATAR POR DEJARLA EN LA MEJOR PARTE. lol FUE INESPERADO. NO QUISE HACERLAS ESPERAR MAS.



¿La Rayiiiis hechicera? OMG. ¿Y apuesto y se preguntar como? En el siguiente capitulo se explicaran las cosas, tendré que escribirlo, como dije si cambie este capitulo los demás estarán cambiados también. No podre poner los otros.



Espero que este año sea increíble para todos ustedes. Se que a veces hay momentos malos si, peor recuerden que también hay buenos. Gracias por todo sus comentarios, esta vez tal vez quien sabe falten pocos capítulos para que la novela termine. ¿Quien sabe?. Pues YO. lol



Espero que les guste. Este año 2013 Espero que sea muchisimo mejor que el anteriror, que cumplan todas sus metas. Les deseo lo mejor, Gracias por todos y cada uno de sus comentarios, amo saber que les gusta la novela, son pocas lectoras, pero no importa.



Las quiero, nos leemos pronto. <3 Gracias por leer.


.

  • 552 days ago via site
  • 443

“Solo se Vive una vez”


Capitulo 15


21 de Diciembre



3 días para navidad





Ahora me encontraba sentada en el asiento de copiloto del auto de Ryan el me había invitado a alguna parte pero no quería decirme a dónde íbamos en realidad y eso era tan estresante para mi, quería saber a dónde me llevaría y el solo sonreía con esa hermosa sonrisa que solo él sabe hacer y me miraba con sus azules y hermosos ojos, me quede mirando su perfil por unos segundos.




Me quede mirándolo por unos minutos pero él se dio cuenta y tuve que voltear a otro lado. Avergonzada me sonroje.





En estas últimas semanas las cosas han ido geniales, Ryan y yo hemos estado saliendo es una increíble persona, aunque aun no somos novios…




Es increíble lo que ha pasado estas últimas semanas, mi vida ha cambiado completamente y ah dado un giro de 180 grados, ahora debo depender de mi misma, jamás pensé que estaría en esta posición pero me alegro porque he conocido a increíbles personas incluyendo a Justin. El es un gran chico no sé cómo voy a pagarle todo lo que ah hecho por mí, realmente no creo poder hacerlo.




-¿Me dirás ya a donde vamos? –pregunte fastidiada




El negó.




-nop –sonrió





Excelente, el no me diría absolutamente nada.






15 minutos después llegamos a un restaurante. ¿La sorpresa era traerme a comer?....





-¿Vamos a comer? –pregunte y el asinti





Me abrió la puerta del copiloto y baje, entramos y Ryan había reservado una mesa para nosotros, era un lindo y acogedor lugar, era elegante y por la apariencia no era nada barato, olía riquísimo allí dentro, me di cuenta que tenia mucha hambre.





Llevaba puesto un vestido color salmón y unos tacones negros no muy altos y mi pelo natural y no muy maquillada.





Nos sentamos y pedimos algo de comer, Ryan parecía tan nervioso y no lo entendía no es la primera vez que salimos a comer, es tan extraño.





-¿Pasa algo? –pregunte y el negó





-No pasa nada –sonrió –Bueno si pasa algo –dijo y suspiro





-Te traje aquí por una razón… -sonrió





-¿Por cuál? –pregunte y el tomo mis manos entrelazándolas





-En este mismo lugar, en esta misma mesa… mis padres se conocieron… ellos me han contado esta historia miles de veces, estoy fastidiado de escucharla... –rio -pero desde que te conocí algo cambio… no se exactamente que es ___, pero en verdad me gustas y mucho…. –hizo una pausa





-Se que no llevamos mucho tiempo conociéndonos lo sé… en este mismo restaurante mis padres eh… ellos bueno se hicieron novios… no vi el lado romántico hasta ahora…. Yo bueno eh… -estaba tan nervioso





-Pues… quería saber si tu… eh… Querrías ser... uhm ¿Mi novia? Joder, esto es tan difícil para mi –carraspeo –No espera. ____ Steele ¿Quisieras ser mi novia? –pregunto Ryan y yo me quede helada… oh… por… dios.





Me quede callada unos segundos analizando la situación, mi corazón latía tan fuerte que pensé que se me iba a salir oh dios mío ¿me estaba pidiendo que fuera su novia? No podía creerlo.





-Yo eh… -intente decir algo pero no salió nada mas





-¿Y bien? –pregunto mirándome haciéndome perder en esos azules ojos





-Yo… si –susurre con una sonrisa






Y el sonrió y se me acerco para darme un corto beso, no era la primera vez que nos besábamos tal vez uhm... ¿La 3era? Si eso creo, Ryan tenía unos labios tan suaves…..






-Sabes… nunca eh hecho esto –murmuro





-¿El qué? –pregunte




-Ser tan romántico _____, me refiero a que esto… es algo importante… fue donde mis padres se conocieron y…. –lo interrumpí





-Esto es tan hermoso… que compartas esto conmigo es increíble –dije con un nudo en la garganta –Y pensar que… tus padres se conocieron aquí y se hicieron novios… oh Ryan esto lo hace tan especial gracias –sonreí y le di un beso en su mejilla





-Eres muy especial _____, tal vez yo sea… un idiota a veces pero… cuando me gusta alguien de verdad no juego con esa persona…. –susurro –No soy romántico, para nada





Reí. Si más bien Ryan era… un poco rudo, pero tenía un enorme corazón.





-Me alegra saber que aceptaste –susurro antes de besarme




Me regalo un inmenso ramo de Rosas con un collar, era tan detallista… simplemente era perfecto.






Lunes, 24 de Diciembre



9:33 am.





Me levante perezosamente de la cama, hoy era el día de Navidad, lo bueno era que no tenía que trabajar, quería salir a comprarme algo para colocármelo esta noche, Justin me dijo que pasaríamos la navidad con su familia, me alegra que me haya invitado.





Camine por las repletas calles llenas de muchas personas con bolsas en sus manos quienes caminaban apresuradamente, el clima era bueno no había calor pero tampoco había mucho frio, el ruido de las bocinas de los autos, personas caminado, grupo de chicos cantando canciones navideñas, un gran Santa en las esquinas de las calles diciendo un “Que tengan una Feliz navidad” y su “Ho, Ho, Ho, Ho” si, definitivamente amaba la navidad, es la mejor época del año.






Normalmente es para pasarla en familia, pero yo había perdido la mía, no quería pensar en eso para no agobiarme, recuerdo que cuando era pequeña me emocionaba tanto por la navidad, y al otro día despertaba y veía mis regalos en el árbol de navidad, un día de navidad recuerdo haberme quedado despierta hasta las 1 de la mañana esperando a ver si Santa bajaba por la chimenea, pero me había quedado dormida en las escaleras de mi casa y mi madre me había despertado en la mañana diciéndome que los regalos ya estaban en el árbol y yo estaba en mi cama enrollada en mis sabanas, ni siquiera supe como llegue allí.






Estaba tan feliz por mis nuevos regalos que se me había olvidado que había pasado la noche en vela esperando a un Santa que jamás llego.





En fin, los últimos días de Noviembre Justin me había llevado a conocer a sus hermanastros, yo no sabía que él los tenia, eran unos pequeñines muy hermosos y tiernos, parecidos a él, fuimos a la fiesta de cumpleaños del pequeño Jaxon este estaba cumpliendo 3 añitos, era un niño tan adorable y su hermanita Jazzy… bueno ella era tan hermosa e inteligente, quería comérmelos a besos, siempre me habían gustado los niños.





La había pasado tan genial ese día me divertí mucho, la pase de maravilla, no recuerdo haber reído tanto hasta el hecho de dolerme el estomago.





Las horas habían pasado volando y visite miles de tiendas buscando los precios más bajos, termine comprándome un lindo vestido para esta noche no muy caro, tenía algo reunido pero no podía gastarlo todo, tenía que ayudar a Justin con los gastos de la comida y otras cosas más, tenía que ahorrar.





Y pensar que antes era una caprichosa que ni siquiera veía el precio de cada prenda que compraba, ahora tenía que preocuparme de que no pasara de los 200 dólares o me quedaría sin dinero.





Cuando llegue al departamento Justin no estaba así que tuve que prepararme algo para almorzar que en realidad fue un simple Sándwich, me senté en el sofá de la pequeña sala y encendí la tv, estaban pasando solo películas navideñas así que decidí dejarla en una.







Recibe un mensaje de texto el nombre de “Ryan” recalcaba en la pantalla.




*

Te extraño:* –Ryan


*

-Yo también te extraño <3 Muak. -______





Envié el mensaje y sonreí, me extrañaba y tan solo había pasando 12 horas desde que nos vimos, es un amor. Yo no le había dicho la razón Ryan de porque yo me quedaba en el departamento de Justin, aunque el ya me lo había preguntado lo único que le había dicho era que mis padres no estaban en casa y yo me sentía sola y que conocía a Justin desde hace tiempo, Ryan tampoco sabía que yo era rica o bueno que antes era rica.






Lo único que le dije fue que mis padres no estarían aquí durante un largo periodo, el no hizo mas preguntas al respecto pero no le convenció lo que le dije, teníamos 2 días y medio siendo novios y era tan… Increíble.

No, nos conocemos del todo... pero el es… increíble, lo que hizo fue tan romántico y especial…. Es un gran chico. Quería conocerlo mucho más aun habían muchas cosas que no sabía de él.





Alguien interrumpió mis pensamientos, levante mi vista y vi entrar a Justin con algunas bolsas.





-Hola




-Hola –sonreí




Dejo las bolsas en el suelo y se tiro en el sofá con un suspiro.




-Joder, no pensé que ir de compras sería tan agotador, lo de las compras es solo de mujeres -Reí





-Es agotador pero divertido –sonreí




-¿Divertido? ¿En serio? –Alzo una ceja –mis pies me están matando, camine por todo el maldito centro comercial a ver que me compraba para esta noche –reí más fuerte





-¿A caso jamás has ido a comprar? –pregunte





-Por supuesto… pero no tardaba tanto comprando, este año… había mucha gente, habían filas que llegaban hasta la salida del centro comercial... pensé que jamás saldría de las tiendas





-Oh vamos… no puede ser tan malo… yo visite varias tiendas... compre un hermoso vestido -sonreí





Suspiro y miro su reloj –Al menos tienes buen gusto…. Eh Como a las 7 nos vamos ¿Bien? –asentí







Justin fue a costarse un rato, estaba cansado de tanto “Comprar” es un exagerado, yo seguí viendo películas navideñas, cuando fueron las 5 me metí al baño a asearme, para estar lista para esta noche.





Me coloque el vestido color frambuesa que me había comprado y unos tacones beige que tenia, no me había traído toda mi colección de zapatos pero si los colores necesarios, tenía que ahorrar dinero y no pude comprarme unos que me habían encantado aunque quiera ya yo no podía darme aquellos lujos que antes me daba.





Emily me había prestado una plancha para el cabello el día anterior, me dijo que podría regresársela después que ella tenía otra, se lo agradecí mucho porque no quería que mi cabello estuviera igual que siempre.





Hoy conocería a toda la familia de Justin incluyendo a su madre, quien no había conocido aun, quería saber si era así de dulce como su hijo, aun no le decía a Justin que Ryan y yo éramos pareja… pero ¿para qué decírselo? No creo que le importe ¿o sí?.





Justin ah estado pendiente de mi todo este tiempo, pero no creo que le importe mi vida sentimental…. El me dijo que Ryan no era muy bueno para mí, pero yo pienso todo lo contrario, Ryan es muy dulce, generoso y cariñoso y me gusta y está demasiado sexy y tiene esa mirada que te vuelve loca y te hace sentir especial.





El no era mala persona. No llevo años conociéndolo pero estas últimas semanas el se ah abierto mucho conmigo y eso me gusta, lástima que yo no eh podido contarle mucho de mi vida, yo aun no me siento preparada.





Con Justin las cosas son diferente siento que a él puedo contarle cualquier cosa y él me entenderá y me escuchara, tengo que llegar a conocer mejor a Ryan para saber si yo puedo contarle la terrible parte de mi vida que aun sigue y siempre seguirá conmigo.





No eh querido hablar con el porqué mis heridas aun no se cierran por completo, yo aun no los puedo olvidar y no creo jamás poder hacerlo. No creo que alguien pueda olvidar una muerte tan fácilmente y menos si se trataba de tu propia familia, de las personas que te tuvieron y criaron desde que eras una bebe.






Intento ser fuerte, por supuesto, pongo mis mejores sonrisas, intento olvidarme de todo y no pensar y eso funciona pero ahí días en los que miro a mi alrededor y veo que esta es mi realidad y que aunque intente ser feliz y no recordar el pasado eso siempre estará presente en mi, que ya yo no soy la misma niña de 15 años, caprichosa e engreída que tenía todo en bandeja de plata, que el dinero le sobraba y que obtenía todo lo que quería.






Me eh vuelvo más madura si, eh sabido sobrellevar las cosas y enfrentarme a muchas cosas yo sola, porque yo era huérfana desde los 15 y no tenía a nadie mas. Durante estos últimos años me la pase llorando en mi cama hasta quedarme dormida porque yo me sentía tan sola, pero ahora… yo simplemente me siento querida y tener amigos como Emily, Chaz, Chris o Justin o alguien como Ryan es increíble porque siento como si los conociera desde hace mucho y hacen que no me sienta sola.





No me gustaba que preguntaran sobre mi familia porque yo tenía que mentir, no quería darles lastima o que dijeran “Miren... es la chica huérfana” porque sé que eso era lo que iba a suceder por eso los únicos que saben de la muerte de mis padres es Justin y el malnacido que se quedo con la fortuna de mi padre.






Yo no podía hacer nada aun, cuando cumpliera los 18 yo podría ir a juzgado y reclamar mi herencia pero aun no podía hacerlo, si lo hacía… me llevarían a una casa hogar así sea multimillonaria porque no tenía un tutor mayor de edad que se encargara de mí y yo no quería eso, sabia cual era el riesgo de ir allí y reclamar lo que es mío, no podía arriesgarme no quería estar en un lugar de esos por unos meses hasta que cumpliera 18.






Deje de pensar y cuando termine de plancharme el cabello, comencé a maquillarme, un poco de delineador, rimer, base, labial y un poco de sombra y ya estaba lista, me eche una loción era una original de Paris Hilton, fue el único perfume que me pude traer.





Pensándolo bien, ¿que pensaría Víctor cuando vio que faltaban cosas? O… mejor dicho ¿se daría cuenta? Y... que ¿Pasaría con la casa? ¿Seguía allí o la vendió? No sabía absolutamente nada, yo no quería aparecerme ahí y que el dijera que yo le había “robado” porque era mentira, aunque sabía que él era capaz de eso y mucho mas con tal de tenerme lejos.






Salí y busque a Justin estaba en la cocina tomándose un jugo, este comenzó a toser y derramo el jugo.





-¿Estás bien? –el asintió, mientras colocaba el vaso en el fregadero y volvía toser





-Creo que deberías tomar un poco de agua –murmure y el asintió





-Joder te ves... valla… Hermosa -sonrió. Me sonroje





-Gracias –murmure





-Bien… ¿lista? -sonrió y me miro de arriba abajo. Me ruborice aun más




-Si… -susurre





Subimos en su auto y el comenzó a conducir hasta casa de su madre donde se realizaría una pequeña cena o así me dijo, cuando aparcamos en la entrada de una acogedora y bonita casa me abrió la puerta…valla primera vez.





Me baje sonriente y el camino adelante, habían varios autos aparcados afuera, saco las llaves de su bolsillo y abrió, cuando entramos había gente allí dentro no mucha, la casa estaba adornada con muchas cosas navideñas sin contar el santa clos que aparcaba afuera en el jardín con muchas luces, totalmente una casa de familia.





Había un bonito Árbol de Navidad con regalos abajo. Me hacia recordar a cuando yo era pequeña. Sonreí.





Tome el brazo de Justin apenada, no conocía a absolutamente nadie, el comenzó a saludar a muchas personas que yo desconocía.





Después de saludar a algunas personas fue hacia la parte de atrás de la casa en esta habían unas pocas personas.







El casi corrió y abrazo a una mujer de pequeña estatura estaba en buena forma, cabello castaño largo y ojos azules, le dio una vuelta y le dio un beso en la frente, se veía tan linda esa escena.





Luego abrazo a dos señores una señora y un señor mayor alegremente y les dio dos beso en sus mejillas.





-Oh tú debes de ser ____ -dijo la mujer de azules ojos





-Yo soy Pattie la madre de Justin –sonrió ¿su madre? Valla parecía… tan joven





-Y yo ____ -sonreí y entrelazamos nuestras manos





-Yo soy Diane cariño –dijo la mujer mayor –Abuela de Drew –sonrió




-¿Drew? –pregunte




-Abuela



-Oh... el odia que lo llamen así –Rio y yo sonreí





-Drew –me burle y el volteo los ojos





-Y yo… Bruce su abuelo –sonrió





Les di un rápido abrazo y les sonreí.





-Tu novia es muy linda Justin –dijo el hombre





Me ruborice.





-Oh no, no ella… ella no es mi novia... es mi... eh amiga





-Oh lo siento… pensé que… bueno no le hagan caso a este viejo -rio





-No estás tan viejo –le reprocho Pattie quien lo abrazo tiernamente





-Justin me Ah hablado mucho de ti _____, la chica problemas –rio. Pero a mí no me dio para nada risa





-Mama… -murmuro Justin






-Oh ___, siento si te molestaste por eso yo…






-Oh no, no descuide tal vez... Tenga razón –murmure






Seguimos charlando un rato mas, habían gente movilizándose, nos sentamos en una de las mesas que habían colocado en el jardín, Justin me había dejado sola por unos minutos mientras saludaba a más gente, luego se sentó a mi lado.






Iba a decirle algo cuando una chillona voz me interrumpió.






-Justiiiiiiiiiiiiiin –chillo alguien detrás de nosotros, volteamos a ver quién era






Una rubia con una hermosa sonrisa y cuerpo de modelo se acerca a nosotros, llevaba un corto vestido de color rojo y unos tacones de tres metros negros, su cabello rubio esta ondulado en las puntas, no llevaba mucho maquillaje, sus ojos son verdes y abraza a Justin hasta que casi se cae de la silla y ambos comienzan a reír.





Yo solo miro la escena atenta. ¿Quién era ella?.





-Estas tan guapo –le dice la chica





-Y tu… no estás nada mal eh... –Justin se levanta de la silla y le una vuelta para mirarla mejor





-Gracias –se sonroja. Me siento completamente ignorada.





-Oh ella es ___, una amiga –sonríe




-Hola –le digo y estrechamos nuestras manos




-Mi nombre es Katherine, amiga de Justin –sonrió. ¿Amigos? Valla… pensé que era su prima o algo así.





Justin comencé a hablar con aquella rubia ignorándome por completo eso era estresante no sabía con quien hablar, no conocía a nadie, una hora después nos llamaron a todos para una cena, valla... una cena, mis padres no hacían “Cenas familiares” simplemente fiestas en donde amigos cercanos asistían solo eso… no recuerdo haber pasado una navidad y haber tenido una cena familiar.






En la mesa solo estaba su madre, sus abuelos y algunos primos, tíos y tías de Justin, su rubia “amiga” y yo. Hicimos una pequeña oración… valla no recuerdo que mis padres rezaran antes de cada comida, solo lo hacíamos cuando alguien se enfermaba.





La comida estaba deliciosa, yo me sentía un poco incomoda ya que todos hablaban alegremente y contaban chistes y cosas que le habían sucedido... era una bonita familia, Justin me había presentado a todos los de las mesa, sin embargo no hablaba con nadie.






-Eres muy linda –murmuro alguien a mi lado, pude ver a uno de los primos de Justin sonriéndome, era guapo, pero no mi tipo





-Gracias –murmure con una sonrisa





Culmino la cena alegremente y todos fueron de nuevo al patio, yo estaba tras de Justin todo el tiempo, hasta que me canse parecía su perro faldero, fui y me senté sola en una de las mesas, suspire frustrada.





-Feliz navidad –susurro alguien a mi oído.





Conocía esa fragancia.





-Ryaaaaaaaan –chille emocionada y me abalance hacia el



-Valla… si hubiera sabido que me recibirías así… hubiera venido antes –Reí




-¿Te estas divirtiendo? –pregunto con una sonrisa





Negué.





-Me lo imagine –sonrió –Bueno acaba de llegar la diversión –Yo reí





Ambos nos sentamos y el tomo mi mano.






Narra Justin





Habíamos tenido una cena, mi madre siempre realizaba una pequeña cena familiar así la llamaba ella aunque no era cierto porque a veces invitaba a casi todo el vecindario... pero esta vez solo estaban familiares.





Cuando terminamos de cenar todos fuimos al patio, estaba hablando con Katherine, ella era un chica hermosa y agradable la conocía desde que tenía 10 años, éramos buenos amigos, estuvo en nuestra cena ya que sus padre salieron a una importante fiesta navideña, sus padres eran adinerados, recuerdo que cada vez que se quedaba sola en casa me invitaba a comer o hacer pequeñas fiesta que en realidad se volvían enormes, no le importa lo material, ella es… una buena chica.






Claro eso no quiere decir que se deje de vestir con ropa de marca, me hizo recordar a _____, tal vez ambas son iguales excepto que ___ no tiene a sus padres, a veces me agobia pensar en eso, ella no merecía esto… es triste.





Cuando volteo mi mirada hacia su mesa veo a Ryan a su lado, el está tomando su mano y ambos ríen de algo…. Le dije a ____ que Ryan no es bueno para ella, pero no me escucha es tan testaruda, Ryan no es un mal chico… pero no es muy fiel que digamos.






-Si me disculpas Katherine ya vuelvo –le dije con una sonrisa





-Está bien –sonrió y siguió hablando con mi primo




Me levante y camine hacia su mesa. Antes de poder llegar ellos se besaron. ESPEREN ¿se besaron?. Mire bien y el la besaba y ella... se dejaba. No… Maldita sea.






-¿Son… novios? –susurre



Continued...


_______________________________________________________________________________



HOLA LADIES HERMOSAS.


Primero que todo, Siento haber tardado tanto realmente no eh tenido tiempo para nada, eh salido mucho estos días y mi cabeza a estado en otro lado, cero imaginación, así que sorry.



Este es uno de los Capítulos mas largos que eh hecho, enserio. Espero y les guste. Apuesto y no se lo esperabaaaan. ¿no? Es una Sorpresa. Este capitulo tuvo como que muchos cambios, así no era el capitulo pero no pude hacer mas nada... ya que.



Bueno ESPERO QUE HAYAN PASADO UNA INCREÍBLE NAVIDAD. CREO QUE EL SIGUIENTE CAPITULO ES EN ENEROOOOOOOOOOOO. DJKFDKFSLFLJH. PERO SI HAY LOS 40 COMENTARIOS DE AQUÍ AL DOMINGO LES PROMETO HACER TODO LO POSIBLE PARA SUBIR, SOLO SI ESTÁN LOS 40 COMENTARIOS.



SI NO, EN ENERO SUBO EL SIGUIENTE DJKFGDFKLJDF. ESPERO QUE PASEN UN FELIZ AÑO NUEVO, SE LOS DIGO POR SI NO SUBO CAPITULO. LAS QUIERO. CUÍDENSE Y GRACIAS POR SUS COMENTARIOS DE VERDAD.


BYE. FELIZ CASI AÑO NUEVO.

  • 561 days ago via site
  • 523