Travis Maddox.

@0hvodka

Feeling super super super suicidal. «Nahuel, Pablo y María.»

Photos and Videos by @0hvodka

  • Timeline
  • Gallery

Por supuesto que te necesito, cada mañana al levantarme y cada noche al acostarme. Sorprenderte algún día con el desayuno en la cama o llevarte a cenar y al cine, y acabar en los baños teniendo el sexo más loco y silencioso que nunca hemos tenido. Claro que te echo de menos, cada abrazo cuando cometo un fallo o me tropiezo y caigo, cada vez que te quejabas de tu aspecto, y contestarte que eres la envidia de todas tus amigas, sobretodo cuando sonríes al decirte cosas al oído en público. Echo de menos salir contigo por la noche y separarnos, y ver que aunque los dos tengamos pretendientes, nos miramos y somos solo tu y yo en medio de mucha gente que no vale la pena. Me hace falta discutir contigo, gritarnos que nos odiamos, que somos la peor pareja del mundo, y acabar la frase con un beso tan largo que las lágrimas que nos bebamos cambien el sabor de tristeza a felicidad infinita. — A todas y a ninguna.

  • 710 days ago via site
  • 70

Para un guerrero de la luz no existe un amor imposible. No se deja intimidar por el silencio, por la indiferencia o por el rechazo. Sabe que, detrás de la mascara de hielo que las personas usan, existe un corazón de fuego. Un guerrero de la luz no se deja asustar cuando busca lo que necesita. Sin amor, él no es nada.

  • 710 days ago via site
  • 68

Vas de flor en flor, recopilando un poco
de polen de cada una. Te pasas una vida entera ilusionando a cualquier cosa movible
para luego desaparecer entre los arboles frondosos.
Y me pregunto que ha de pasar contigo cuando alguien te devuelva la mano sin previo aviso.
¿Te dolerá o te dará lo mismo? No lo se, pero lo que si se, es que a ninguna de las personas
que ilusionaste para luego destruirlas les dio lo mismo.

  • 710 days ago via site
  • 80

Aquí esta la historia:

El viajero paralelo.

Ella:¿Qué haces?
El:Nada, juego con una pelota jaja... Te extraño.
Ella:Yo también, quiero verte. ¿Qué tan lejos está Roma de Madrid?
El:Hmmm, no sé. Tengo una idea, pero dirás que estoy loco.
Ella:¿Qué idea?
El:No cuelgues, voy a cambiarme y a empacar algo de ropa.
Ella:¡¿Qué?! ¿Ropa para qué? ¿De qué hablas?
El:Te necesito; necesito verte.
Ella:Estás demente jajaja, no eres capáz.
El:¿Bromeas? Lo haré, pero tienes que hablarme todo el camino.
(Empaca, sale al auto y empieza a conducir)
Ella:Esto es una locura, aún no te creo capáz.
El:Estoy decidido; ¡si no te veo me volveré loco, lo sé!
(Se oye un frenazo y cornetas de autos)
El:¡Sal de mi camino, idiota! ¡Voy a ver al amor de mi vida!
Ella:¿Qué pasó? ¿Estás bien?
El:Sí, sólo un imbécil daltónico que no sabe la función de un semáforo.
Ella:Jajaja. Te amo.
Él se queda pensativo unos segundos mientras conduce...)
El:Yo también te amo.
(Llega al terminal y empieza a hablar con la encargada de los boletos)
El:Señorita, ¿a qué hora sale el primer tren a Madrid?
Ella:¡¿Es en serio?!
Srita:Sólo queda un boleto y sale en una hora aproximadamente.
El:Perfecto; quiero ese boleto.
Ella:¡Respóndeme! ¡Estás demente!
El:Shhh. También quieres verme, ¿o no?
Srita:Aquí está, disfrute el viaje.
El:Gracias.
Ella:¡Qué nervios! ¿Cómo me haces esto? Estás loco, Angel.
El:Jajaja. Así de loco me quieres.
Ella:¡No! En serio, ¿estás seguro de lo que estás haciendo? ¿Dónde te vas a quedar?
El:Jajajaja. Rayos, no lo había pensado. ¿Estás en tu computadora?
Ella:No, pero está cerca, ¿por qué?
El:Consigue el número de un hotel cercano y me lo pasas, por favor.
Ella:Hmmm, bueno; ¿cómo llamarás sin colgar? Dijiste que hablaríamos todo el camino.
El:Existe más de un teléfono en el mundo, mi cielo.
Ella:Tonto. ¿Tienes para anotar?
El:Sí, dime.
(Ella le da el número del hotel)
El:Jaja gracias; ya reservo.
(Él llama y reserva una habitación)
Ella:No lo puedo creer aún, de verdad.
El:Cálmate; no es nada comparado con todo lo que yo haría por ti.
Ella:Cállate, eres un tonto.
El:Te amo.
Ella:Yo también te amo.
El:Estoy aburrido, divierteme mientras espero al maldito tren.
Ella:¡No maldigas! Maldita sea.
El:Jajaja tonta.
Ella:Estás demasiado demente.
El:¿No tienes otra cosa que decirme? Ya sé que estoy demente jajaja.
Ella:Hmmm, ¿cómo se supone que te divierto?
El:No sé; creo que ya subiré al tren.
Ella:¿Te dejan ir con el teléfono?
El:Eso espero, dije que hablaríamos todo el camino.
(Entra al tren; por suerte, aún hablando por teléfono)
(Ella ríe con un tono de ironía)
El:¿De qué te ries?
Ella:De nosotros, esto es increíble.
El:Si no quieres no lo hago.
Ella:Jajaja estás en el tren, no hay vuelta atrás; a demás, si quiero y lo sabes.
El:Jajaja es verdad, igual no pienso dar marcha atrás.
Ella:¿Qué se supone que le diré a mi mamá?
El:No sé, tampoco lo había pensado.
Ella:¿A quién engañas? Tú no piensas jajaja.
El:Gracias, yo también te quiero, corazón. (Tono de ironía)
Ella:Sabes que sí jajaja.
El:Si no fuera así, no estaría en esta locura.
Ella:Dime qué ves.
El:Mucha gente, muchos asientos... (Mira por la ventana.) Hmmm, árboles, más gente, casas.
Ella:Quiero estar ahí contigo.
El:Aquí estarás cuando te secuestre y nos escapemos jaja.
Ella:¡Sí, claro!
El:Esto se está moviendo ya.
Ella:Qué locura, no puedo creerlo.
El:Es real, nos veremos en unas horas.
Ella:¿Qué llevarás puesto? ¿Cómo te reconozco? ¿Dónde nos veremos?
El:Cálmate, una pregunta a la vez jaja.
Ella:¡Responde, no es chiste!
El:Sueter blanco, jeans, gorro blanco... ¿Podemos vernos en el parque del que me hablaste?
Ella:¿El que está aquí cerca de donde vivo?
El:Sí, ese.
Ella:¿Cómo sabrás cómo llegar aquí?
El:Preguntando, supongo, después me las arreglo, es lo de menos.
Ella:¿Es en serio todo esto?
El:Amor, estoy montado en un tren; escuchaste mientras compraba el boleto; casi que me reservaste la habitación del hotel; ¿Te queda alguna duda?
Ella:Es que es tan surrealista; esto no pasa; no a mi.
El:Está pasando. Ahora dime: ¿cómo te reconoceré?
Ella:¡Ni siquiera sé qué ponerme!
El:-En voz baja- Mujeres...
Ella:Cállate, te escuché.
El:Jajajaja perdón, perdón. ¡Ya dime!
Ella:¡No lo sé! -Se levanta, busca entre su ropa- ¡No tengo nada para ponerme!
El:Qué exagerada, algo ha de haber; sino así mismo como estés.
Ella:¡¿Qué?! No, estoy en pijama, Angel.
El:No me importa lo que lleves puesto, me importa que seas tú. ¡Quiero verte ya!
Ella:Ya, después veré; mientras busco, dime qué ves.
El:El cielo...
Ella:¿Cómo está? Descríbelo para mi.
El:Azul, con pocas nubes... Tienes que verlo, le tomaré una foto.
Ella:Tómate una foto a ti también.
(Le toma la foto a la ventanilla y una a él con los ojos cerrados con fuerza y sacando la lengua)
El:Ya está, salí feo, ya no me vas a querer.
Ella:Jajaja ¡Quiero verla!
El:Quiero una foto juntos. No, ¡quiero MUCHAS fotos juntos!
Ella:Qué vergüenza que me vean contigo, mejor no jajaja.
El:Jajaja ok. ¡Me quiero bajar del tren, el amor de mi vida ya no me quiere ver!
Ella:¡Cállate, loco! Qué idiota eres, ¡qué idiota!
El:Tú te lo buscaste jajaja.
Ella:¿Cuánto falta?
El:No lo sé, no mucho, supongo...
(Pasadas unas horas el tren se detiene, él se baja y busca su equipaje)
El:¿Dónde puedo alquilar un auto? No te sacaré a pasear en bus jajaja
(Ella le dice el sitio, él para un taxi y va por un auto; luego empieza a conducir a la casa de ella)
El:¿Dónde era?
Ella:¿Dónde estás?
El:Jajaja no tengo idea. Espera, ya sé.
(Para otro taxi y le indica la dirección a donde va para que lo guíe)
El:Soy un genio; le dije a un taxista que me conduzca hacia allá.
Ella:¡Y yo aún no sé qué ponerme!
El:Estoy cerca.
Ella:¡¿Qué?! ¡¿Ya?!
El:Sí, pero antes tengo que comprar una cosa, tienes tiempo.
Ella:¿Qué cosa?
El:¿Qué te importa? Jajaja no te quiero decir.
Ella:¡Dime!
El:Ehmm, nada, nada, ya voy para allá.
Ella:Hmmm ok.
(Se detiene en una floristería y compra la rosa más bella del lugar)
Ella:¿Qué es eso que se oye? ¿Dónde estás?
El:Nada, ya voy en camino.
Ella:¡Nunca me dices nada!
El:Ya tendrás oportunidad de golpearme por eso jaja.
Ella:Sí, es lo primero que haré.
El:¡Escucha! Pon atención.
Ella:¿Qué?
(Le sube el volumen al radio del auto; se oye "just the way you are" - Bruno mars)
El:When I see your face...
Ella:¡Te odio! Cantas feo, cállate.
El:No me importa, canta conmigo.
Ella:No, eres demasiado tonto jajaja.
El:Estoy en el hotel que me dijiste. ¿Ahora hacia dónde?
(Ella le indica la dirección y él llega a la puerta de la urbanización, donde habla con el vigilante)
El:Buenas tardes.
Vigilante:Sí, ¿qué se le ofrece?
El:Vengo a ver a Andrea Gutierrez. Casa número 10.
Vigilante:Ok, pasa.
El:Gracias.
Ella:¡Dios!
El:Dios no; Angel, por favor.
Ella:Imbécil jajaja.
El:Ya estoy afuera, no sé qué casa es la 10, así que iré al parque.
Ella:Espérame ahí.
El:Estoy nervioso, ya no quiero jajaja.
Ella:¡Vete, pues!
El:¿Después de todo lo que recorri? Estás loca.
Ella:Ya estoy lista, voy para allá, ¿ya puedo colgar?
El:¡No! Quiero verte llegar hablando por teléfono.
Ella:Jajaja ¿por qué?
El:¿Qué haré mientras vienes? Hablarte me calma.
Él está sentado en uno de los bancos del parque impaciente por verla y escondiendo la rosa detrás de sí. No para de reirse de los nervios por el teléfono y no puede evitar mirar hacia las casas a cada segundo para verla llegar. De pronto ve que alguien se acerca; una chica de cabello largo y castaño. La chica está sonriendo y sosteniendo un teléfono. Ella lo mira y baja la cabeza riendo de los nervios. Los dos se sonrojan. Él se levanta y va hacia donde está la chica.
Ella:¿Hola? Jajaja qué locura, en serio.
El:Wow...
Ella:¿Qué? Cállate, estoy demasiado nerviosa.
El:¿En serio eres tú?
Ella:Duh, tonto.
El:Eres demasiado hermosa.
Ella:¡Cállate!
El:Tengo algo para ti.
(Saca la rosa y se la entrega mirando fijamente sus ojos mientras ella casi no puede sostenerla de los nervios)
Ella:Gracias... Qué hermoso.
El:No podía llegar con las manos vacías.
Ella:¿Nos sentamos? Creo que tenemos demasiado de qué hablar...
El:Claro, vamos.
(Se sientan en el banco donde él esperaba en un principio y comienzan a hablar. Ninguno de los dos puede creer que el otro esté así; tan cerca)
El:Ven, vamos a los columpios.
(La toma de la mano y van corriendo como niños; se sientan a seguir conversando)
Ella:Dime, ¿soy como imaginabas que sería?
El:No... Eres aún más perfecta... A ti puedo tomarte de la mano y ver como te sonrojas cuando te ries.
Ella:Cállate.
(Lo suelta y se cubre la cara con sus dos manos. El rie tiernamente al ver que se ruborizó por lo que dijo. Toma una de sus manos y empieza a jugar con sus dedos. Ambos se miran. Él le aparta el cabello de la cara rozando suavemente sus mejillas y ella toma su mano. Ambos sonríen, no pueden creerlo...)
Ella:Quiero ver la foto que le tomaste al cielo y la tuya.
El:Listo, pero no puedes burlarte de mi.
Ella:Trataré, pero sé que saliste muy feo.
(El saca la cámara y le enseña las fotos. Ella se queda mirando la foto de él con ternura y una sonrisa se forma en su cara)
El:Ya viste, jaja devuelveme la cámara.
Ella:No, sonríe.
(Ella apunta la cámara hacia él y le saca una foto)
El:Ey, tenemos que salir los dos, sino no vale.
Él se levanta y toma la cámara; se inclina detrás de ella poniéndose a un lado y enfoca la cámara hacia los dos. En eso, sin querer, sus mejillas se rozan y él se aleja un poco para voltear a mirarla. Ella hace lo mismo y se miran mutuamente. Él se acerca y cierran los ojos. Roza sus labios con los de ella y empieza a besarla a lo que ella responde. Fue el beso más hermoso, el momento más hermoso en la vida de ambos. Al darse cuenta de lo que estaba pasando, se separan un poco y se abrazan. No quieren que ese momento se termine.
Ella, tartamudeando y casi sin poder hablar de los nervios, finalmente dice:¿Y la foto..?
El:Claro, la foto...
Ambos sonríen y él toma la foto. Se queda admirandola unos segundos y, sin quitarle los ojos de encima a aquella cámara, toma la mano de ella y la aprieta suavemente.
Él despierta con lágrimas en los ojos, le da un golpe a la almohada y se vuelve a dormir.

  • 727 days ago via site
  • 2,039

MIRATE, ERES JOVEN:
Deja de preocuparte por lo que digan los demas, Vistete como quieras, escucha la musica que te gusta, Deja de esperar a que llegue el viernes, Disfruta durante toda la semana, Juega, Rie, Descansa, Vuelve a reír, Ten secretos, es TU Vida, NO tienes que ser como los demas quieren que seas..
¡AMATE A TI MISMO ANTES DE QUE AMES A ALGUIEN MAS!

  • 728 days ago via site
  • 68

La carta de Liam traducida, yo eh muerto, estas son una de las cosas que demuestra que el nos ama, con TODO su corazón, lo amo, enserio que no se que hacer para poder agradecerle a Liam tanto cariño #WeLoveLiamPayne :'')

"Todavía estoy aquí, gracias a todos, ¡conseguir un número 1 en Estados Unidos ha sido lo más increíble que he conseguido en toda mi vida hasta ahora!

Es absurdo pensar en cómo ha evolucionado nuestra trayectoria desde que empezamos juntos hasta ahora. Las cosas han cambiado tan rápido que todavía estamos alucinados, es surrealista: ganar un Brit Award, hacer la primera gira en Inglaterra, nuestro primer número 1... Es difícil creer que todo esto nos haya pasado a nosotros 5, 5 chicos afortunados.

Y en todo esto, no solo me lo he pasado genial haciendo música y trabajando con todo este ambiente, sino que he encontrado a los 4 mejores amigos y a los 4 hermanos que siempre había querido tener, no podría haber encontrado a mejores personas con las que trabajar... Y estoy muy orgulloso de formar parte de One Direction.

Lo último que quiero repetir es gracias a todos vosotros, a todos los que nos han apoyado hasta ahora, a los que en un principio cogieron el teléfono para votarnos en Factor X, a toda la gente que ha comprado nuestro álbum la semana pasada, a todos. Mil gracias por esta fantástica oportunidad, por haberme ayudado y a los chicos, por el gran momento en el que estamos ahora.

Sé que a veces pensaréis que nos hemos olvidado de que nos habéis demostrado un apoyo increíble, pero esto no sucederá nunca jamás. Os adoramos, y por favor continuad apoyándonos y haciendo todo lo que habéis hecho hasta ahora.

A todas las directioners, con mucho amor de Liam xxx"

  • 754 days ago via site
  • 159

Hola, pues nada aquí esta el capitulo, como todos saben y se que lo saben mañana es el cumpleaños de nuestro Kidrauhl lo cual me deprime, si, lo se, es lógico que nos deprimamos en este día pero como soy tan puta y zorra mi día empeora siempre...igual, espero que les guste el capitulo y comenten, POR FAVORRRRRRRRRR.

Octavo Capitulo || Manual de lo prohibido♥

-Chiaro. Per me non c'è nessun problema-respondió él y luego sonrió.
-Gracias, Justin-dijo Sharon y luego me miró.
-Español, por favor-dije y los dos rieron.
-Que sí, que no hay problema-dijo mi amiga. Miré a Justin.
-¿Seguro que no tienes cosas que hacer y te estoy quitando el tiempo sólo por mi capricho? Porque puedo esperar a que Sharon tenga tiempo, no hay prisa, de verdad.
-No-me respondió-. Por mí está bien, a menos de que no quieras ir conmigo-rió.
-No, digo, sí-sacudí la cabeza-. Quiero decir, gracias por llevarme.
-A Justin le gusta ese lugar, seguro que está más que encantado. Él te puede dar el Tour-bromeó Sharon.
-Y para mí sería todo un placer-se rió el interpelado, y mostró todas las perlas blancas que formaban su sonrisa, en la que por un lacónico segundo, me perdí.
-Gracias-musité y me giré de nuevo a mirar la televisión.

Me había asustado un poco un inusual hecho, desvié completamente mi atención de mi mejor amiga y su novio a propósito, debido al pensamiento que la reacción había producido y me puse a pensar en eso. ¿Por qué encontraba a Justin muy atractivo? Sí lo era, pero lo que realmente me preguntaba era ¿por qué todo en él causaba una sensación extraña en mí? Miré de reojo a la feliz pareja a mis espaldas, y pude ver la sonrisa de Justin volar hacía Sharon. Entonces llegué a una conclusión fácil. Estaba deslumbrada por él. Por supuesto, era el joven más apuesto con el que me había topado en toda mi vida. Me reí discretamente, qué suerte la de Sharon.

-¿Te quedas a cenar?-preguntó ella, luego de un rato- ¿Sabes? Con ________ se me ocurrió una idea hoy, ¿por qué no salimos un día los cuatro? Nosotros tres y Chris-explicó ella sin esperar la respuesta de su novio a la primer pregunta.
-No, cielo, no puedo quedarme. Hoy hay cena familiar-torció el gesto-. Y lo de la salida los cuatro suena estupendo, le comentaré a Chris hoy.

¿Debería preocuparme? Sabía que Sharon ocultaba muy dentro de ella la idea de emparejarme con alguien, pero al pensar en el hecho… ¿qué tan malo podría llegar a ser si se trataba del hermano de Justin? Seguro también era apuesto.

-Hasta mañana, vendré a desearte buena suerte antes de que te vayas-dijo Justin a su novia y luego besó su frente.
-Gracias, amor.
-________-me giré a mirar a Justin de nuevo al escuchar mi nombre-. Mañana tenemos muchas cosas por hacer, espero no te canses-sonrió.De pronto sentí una emoción que no pude explicar, una ligero entusiasmo allí, cerca de donde se encontraba la fierecilla enjaulada.
-Hasta mañana-musité y le devolví la sonrisa.

Sharon y Justin salieron hasta la puerta en donde tardaron más de cinco minutos en despedirse; traté de no pensar en ello, por que a fin de cuentas, su manera de decirse adiós era algo que a mí no me incumbía. Luego de que oí la puerta cerrarse, Sharon se sentó a mi lado en el sofá y luego suspiró.

-¿No es perfecto?-preguntó.
-¿Qué cosa?-inquirí, confundida.
-Mi novio-musitó, con aire de orgullo.

Lo digo otra vez por si no leyeron eso que esta ahí arriba, COMENTEEEEEEEEEEEEEEN PORRRRRRRRRRR FAVORRRRRRRRRRRRRRRRRRRR.

  • 777 days ago via site
  • 125

Hola, se que tarde un poco con el capitulo pero estuve ocupada estos días, mil gracias a los que comentan porque algunos no lo hacen y enoja.

Dirigí mi vista hasta allá, desviándola del televisor, anhelante de ver el rostro perfecto.

-¡Amor!-Sharon se lanzó a sus brazos en cuanto la figura de su novio fue palpable, y el la recibió cálidamente. La fierecilla se removió incómoda.-Ven, pasa.

Desvié mi mirada de nuevo al televisor queriendo aparentar que no la había despegado de allí.

-_______, hola-mi nombre en su voz era tan melodioso y diferente al resto de voces que habían puesto en su sonido mi nombre; lo hacía parecer bello, único. Me giré para mirarle.
-Hola, Justin-le sonreí.
-¿Cómo va tu primer día en Venecia?-preguntó.
-Cansado-reí al recordar que había usado el mismo adjetivo cuando él me había preguntado acerca del vuelo. Creo que él también se acordó, por que rió de la misma manera que yo.
-Ojala los demás no sean siempre así-comentó y sonrió, luego miró a Sharon para entablar conversación con ella. Entonces yo me giré de nuevo, pero a decir verdad, estaba más pendiente de su conversación que del programa italiano que se proyectaba en la televisión.
-¿Estás nerviosa, cielo?-le preguntó a Sharon.
-¿Sobre qué?-inquirió ella, confundida.
-Sobre tu entrevista de trabajo, mañana.
-¿Mañana es siete?-la voz de Sharon sonó alarmada- ¡Dios, lo olvidé! -Entonces me giré de nuevo para mirar.
-¿Tienes una entrevista de trabajo?-pregunté, realmente emocionada.
-Sí y… ¡oh!-se quedó en silencio durante unos segundos- ¡Lo siento! ¡Lo siento, lo siento, lo siento!-se acercó a mí- Es que no recordaba lo de la entrevista, perdóname.
-Tardé un segundo en comprender porqué me pedía disculpas.
-Oh, Sharon, no. No te preocupes, nena-le sonreí-. Iremos otro día a visitar el puente.
-¿No estás enojada?
-¿Yo? Para nada, al contrario. ¿De qué es el trabajo que solicitas?
-Enfermería en el hospital de la Isla de Torcello. ¡Tengo una idea!-dijo de pronto, como si la primera parte no importara demasiado, se giró a mirar a su novio- Amor, ¿podrías tú llevar a _______ a Il ponte dei suspiri?

Los ojos se me abrieron de par en par ante la sorpresa y luego miré el rostro de Justin, tan bello como el de un ángel. Él también me miraba con sus ojos mieles...

COMENTA SI TE GUSTOOOOO.

  • 780 days ago via site
  • 136

TE RE PARTO! y te follo en 3...2...1

  • 787 days ago via site
  • 66

Septimo Capitulo || Manual de lo PROHIBIDO ♥

-¿Cuántos años tiene?-pregunté, retirándome de su abrazo.
-Veintitrés.
-No hay mucha diferencia, tú tienes veintiuno-dije, aliviada.
-¿Sabes qué nos dicen?-inquirió, animada.
-¿Qué?
-Que somos la pareja perfecta. Que los dos estamos hechos a la medida. Que nacimos para estar juntos-suspiró. Estaba feliz, pero algo dentro, muy dentro de mí, se removía incómodo y desesperado. Como una pequeña fierecilla enjaulada en lo más oscuro de una habitación, muy lejos de la salida; pero sin embargo, deseosa de salir.
-Me alegro mucho por ti.
-¡Ya sé! Podríamos salir todos alguna vez, así te presento-comentó.
-¿Todos?
-Sí,Justin, tú, Chris y yo.
-¿Quién es Chris?-inquirí, medio confundida.
-Su hermano.De pronto recordé la conversación que ella había tenido con Justin anoche y que había mencionado a un Chris como su hermano.
-Oh-musité-. Me encantaría-sonreí, amable.
-¡Le diré a Justin para que organicemos todo!-me abrazó de nuevo, dando brinquitos como una niña pequeña. Así era Sharon; dulce, tierna, cariñosa, frágil y entusiasta, era una niña pequeña encerrada en el cuerpo de una persona adulta de veintiún años.
-Oye-musité, cambiando repentinamente de tema-, quiero ir al tan famoso puente de los suspiros, quizá pueda tomar algunas fotografías.
-Il ponte dei suspiri. ¿Y para qué quieres ir allí? No es la gran cosa-dijo-. Más bien deberías ir a la plaza de San Marcos, muchos toman sus fotografías allí.
-Lo sé, pero no quiero algo común. Ya me conoces-me encogí de hombros.
-Bueno, también podrías ir al Palazzo Ducale, le podrías tomar bellas fotos.
-¿Al qué? ¿Sharon, te molestaría hablarme en español?-Ella rió.
-Al Palacio del Duque.
-Gracias. ¿Me llevarás al Puente de los suspiros?-Puso los ojos en blanco ante mi insistencia.
-Está bien. Te llevaré mañana.
-Gracias, Sharon. Eres la mejor-y fui yo quien empezó el abrazo ahora.

Seguimos caminando por las calles de Venecia, mirando casi todas las tiendas de ropa que allí había. Comimos en un pequeño restaurante y luego llegamos cansadísimas al departamento.Eran las siete de la tarde con treinta minutos cuando llamaron a la puerta.

-¡Es Justin!-anunció jovialmente Sharon y se levantó como rayo dando grandes zancadas hacía la puerta.

comenta si te gusto ♥

Y POR LOS QUE NO LO SABEN, YO SOY PEDAZODEPAPEL, CAMBIE MI USER.

  • 788 days ago via site
  • 104

Sexto Capitulo || Manual de lo PROHIBIDO ♥

El sueño abrumador me despertó, una pesadilla que me perló la mayor parte de la cara de un sudor frío y que me obligó a abrir los ojos casi tan precipitadamente como me paré. El horrible accidente que mis padres habían tenido se había proyectado esa noche en mis sueños. Miré el reloj, aun con los nervios de punta. Eran las siete con cuarenta y dos minutos. Suspiré y me levanté de la cama, había dormido con la misma ropa con la que había llegado, así que me di una rápida ducha y luego me cambié. Salí a la cocina, Sharon aun no se despertaba, así que me dio tiempo de prepararle el desayuno. Cociné un par de huevos fritos y unas salchichas con un pedazo de tocino, luego preparé un jugo de naranja. Sharon vivirá en Venecia pero sigue siendo americana.

-¡Mmm! ¿Qué es eso que huele tan delicioso?-salió de su habitación directo hacía la cocina y luego me sonrió.
-Quise prepararte el desayuno-le puse el plato en el pretil.
-Aaww-exclamó-. Es maravilloso tenerte aquí.Ambas reímos y luego nos pusimos a ingerir todo lo que había salido del sartén.
-¿Qué planes tienes para hoy?-me preguntó.
-Creí que tú ibas a hacer mi agenda de este día-dije, confundida. La grande sonrisa de la que ella era dueña se expandió por su rostro.
-Sólo quise asegurarme de que no la hayas olvidado-rió de nuevo-. Te llevaré por las mejores tiendas de ropa que jamás hayas visto-la emoción saltó a sus ojos.
-Genial-musité. Ropa. No era una adicta de la moda o algo por el estilo, por lo tanto nunca me emocionaba tanto ir de tienda en tienda hasta encontrar el atuendo perfecto; pero a Sharon siempre le había gustado y tenía un excelente gusto en ropa. Cada vez que íbamos a alguna tienda, era ella la que terminaba con más de cinco bolsas en la mano.

Hacía frío, un gélido aire vagabundeaba por la atmósfera de Venecia mientras que mi mejor amiga y yo caminábamos por sus calles.

-¿Cómo pasó lo de Dennis? Eso jamás lo supe-me dijo y le miré extrañada-. Quiero decir, que nunca supe cómo lo olvidaste.
-Oh, bueno, simplemente decidí superarlo y ya-me encogí de hombros y me quedé mirando a través de una vitrina un hermoso saco café. El reflejo de Sharon se dibujó a mi lado en el vidrio y una repentina curiosidad vino a mí como una ola del mar.
-Dime, Sharon, ¿cómo conociste a Justin?-musité sin mirar el rostro de ella y fingiendo que observaba detenidamente el bello saco del aparador, nerviosa. Algo definitivamente raro.
-En un café, un día lluvioso-suspiró como si de pronto volviera a ver el recuerdo nítido en su mente y se perdiera en él, entonces la miré-. Se acercó y hablamos un poco, ¡él es tan gracioso!-suspiró- Me contó que era de Canada, que allí había nacido y que había venido a Venecia por lo mismo que yo: olvidar amores del pasado, sin embargo hasta la fecha no me ha dicho qué fue lo que le pasó…-se perdió pero luego volvió a retomar el curso animoso- Luego de reírnos un rato, me pidió mi número de teléfono y en la noche del mismo día me llamó-sonrió-. Sólo quería desearme buenas noches-suspiró, teatralmente.
-Suena… como a un cuento-sonreí.
-Me siento como en uno-sonrió también- ¡Dios! ¡Estoy tan feliz!-me abrazó, completamente llena de emoción; cosa que siempre hacía cuando estaba así.

Comenta si te gusto.

  • 789 days ago via site
  • 131

Escucho una canción triste y veo esta foto, juro que quise llorar mucho pero estaba con mi hermana.

  • 789 days ago via site
  • 69

Bueno, yo pregunto:
Que necesidad tiene Justin de sacarle una foto a un muffing , y justo en la Bieberconda:$:$:$:$ y con el cierre abierto..-?
OK, YO PIENSO QUE JUSTIN NOS QUIERE MATAR DE UN INFARTO A TODAS. .__.

  • 789 days ago via site
  • 65

[Se que la foto no tiene nada que ver pero hace poco lo subí a mi instagram y lo amo (?)]

Vale, esto me mato de la risa pero es cierto:

18. Razones por las cuales odio la menstruación:
1. Despues de sentarte por un rato, me levanto y se siente como las cataratas de iguazu
2. Queres pegarle a todo el mundo... en la cara... con una pala
3. Lloras demaciado por cosas sin sentido
4. NO PARAS DE COMER
5. cuando alguien te corrige, sientes unas ganas internas de ascesinarlo
6. cuando una situacion te supera, dices "Me voy a la mierda" y te vas enojada
7. Domir ... cuando ni siquiera estás tan cansada
8. Sientes como que quieres apuñalar 600 veces 'esa' area
9 Nada de pantalones blancos esa semana
10 Recuerdas ese lindo short que te regalaron? ARRUINADO.DE.POR.VIDA
11 Todo el mundo te molesta, sin importar lo que hagan o digan
12 Cuando tu profesor no te deja ir al baño, te dan ganas de girtarle "ME ESTOY DESANGRANDO AHI ABAJO, OK??"
13. Los hombres son 10 veces mas molestos
14 Esos malditos comerciales de tampones o toallitas que siempre muestran a mujeres contentas, TE MOLESTAN
15. Chocolate y helado se convierten en tus mejores amigos
16 Ese maldito momento cuando finalmente pensas que todo termino, te sacas todo... y a los 5 minutos revisas y no, no habia terminado para nada
17. Solo te importa la comida, nada mas
18. Deseas no haber nacido mujer

  • 790 days ago via site
  • 61

Quinto Capitulo || Manual de lo PROHIBIDO ♥

-Vamos, ______, sé que conociste a alguien, tus ojos me lo dicen-insistió, con la sonrisa aún más amplia y los ojos chispeantes de curiosidad.
-Pues, amm… sí y no-farfullé.
-¿Sí y no? ¿Cómo es eso?
-Bueno, conocí a alguien que a decir verdad, me deslumbró; pero…
-¿Pero qué?
-Pero, no puedo decir que sea ese “alguien especial”-hice las comillas con mis dedos.
-¿Por qué no?
-No creo en el amor a primera vista, lo sabes-sacudí la mano, como restándole importancia al asunto.
-Sí; ¿pero sabes? Con Justin fue amor a primera vista-sonrió, como si de pronto se hubiera perdido en el recuerdo-. ¿Tú dónde conociste al chico?-preguntó de repente.
-Emm… en…-vacilé, mientras buscaba algún lugar ideal-en el avión.
-¿Se sentó junto a ti?-la curiosidad de Sharon parecía nunca terminar.
-Mmm…-recordé entonces cuando Justin se sentó a mi lado en el piso del pasillo, reí-algo así.
-¿Quieres contarme?
-No en realidad, no tiene demasiada importancia, Sharon. Era sólo un chico atractivo, cuántos más no hay aquí. Y era cierto, porque para empezar, Justin sólo era una cara bonita entre muchos otros rostros en toda Venecia y además, no podía inventarme una historia acerca de otro chico sólo por no tener el valor de decirle a Sharon que su novio me parecía lo más atractivo desde que había llegado a Venecia. Pero eso en mí no era normal.-Estoy realmente cansada, Sharon. Dime ¿dónde está mi cama?
-Habitación-corrigió ella y luego sonrió-. Justo allá-señaló hacía la derecha, apuntando una puerta de madera, blanca.
-Gracias. Mañana será un día fenomenal, mañana que no esté tan cansada.
-Que duermas bien, ______. ¡Wow! No puedo creer que estés aquí-lo último pareció que se lo dijo a ella misma-. ¡Te quiero!
-Y yo a ti!!. Buenas noches.

Arrastré las maletas hasta el pequeño cuarto que sería mi habitación y luego me interné en el. Era de tamaño medio, ni tan grande ni tan pequeño. Ideal para mí. La cama estaba al otro extremo de la puerta, contra esquina; cerca de la ventana, y había un pequeño escritorio a lado derecho y un armario enfrente de la cama y del escritorio pequeño. Saqué de la maleta más pequeña el estuche donde traía mi cámara, y tomé una foto de la habitación. Aventé luego las maletas en alguna parte de la habitación y puse con cuidado la cámara en su estuche y lo coloqué sobre el escritorio, estaba demasiado cansada como para ponerme a acomodar la ropa justo ahora.

Me acosté sobre la cama y coloqué las manos bajo la cabeza, entonces me puse a pensar en todo lo ocurrido durante el día, y el rostro que había traído a mi memoria, era tan bello como el de un ángel, un rostro que no me pertenecía. Pero, ¿porqué había pensado en él? En la idea de que Sharon y Justin no se conocían lo suficiente como para decirse ‘Te amo’; me reí por lo bajo al descubrir que lo que yo tenía ahora era envidia, desde Dennis sólo idiotas habían figurado en la lista de mi corazón, y ahora Sharon había encontrado a alguien que no lo parecía, y yo le tenía envidia. Volví a reír. Qué patético. Pero lo cierto era que detrás de aquella risa burlona había una palpable preocupación, el corazón de Sharon no podía volver a romperse por segunda vez en una forma tan desastrosa como la primera. Allí figuraba mi miedo.
O eso creía yo.

Comenta si te gusto, no te quedes callada, coño.

  • 790 days ago via site
  • 132

Miran mi opinión realmente nunca le importo a nadie pero con esto: http://twitpic.com/8jvekr no trataba de decir que odio a Selena, ni la odio y realmente siento una admiración de que siga sonriendo a pesar de todos los jodidos insultos que le dicen, pero solo pido que Selena ESTE CON JUSTIN PARA TODO, NO LO ABANDONE, QUE DISFRUTE CADA MOMENTO COMO SI FUERA EL ULTIMO, NO QUE ANDE PONIENDO MALA CARA EN SUS CONCIERTOS, SI ERA YO, HACE RATO EMPEZABA A QUE TODOS VEAN CUANTO LO AMO, EL ES MI TODO Y PUEDE QUE DE SELENA TAMBIÉN, PERO SOLO PIDO QUE EL SEA FELIZ A PESAR DE TODO, SOLO QUIERO SU FELICIDAD, se que no estoy para decir nada, pero solo quiero que sepan que me pone mal que ella cuando este con el no aprecie cada segundo que no sonría que pareciera que no es feliz con el... solo pido que ella le cante canciones diciéndole cuanto lo ama que este con el a pesar de los insultos que el salga de la jodida habitación en la que se encerró y encerró su perfecta sonrisa, QUIERO VOLVER A VER ESA SONRISA QUE PONÍA CUANDO VEÍA A SUS FANS, QUIERO QUE POR LO MENOS ELLA LO HAGA SONREÍR TODO LO QUE YO NO PUEDO, y pues nada, solo quiero que el, mi ídolo, mi razón de vida sonría sin mas no poder con Selena o sin ella.

  • 790 days ago via site
  • 107

Cuarto Capitulo || Manual de lo PROHIBIDO ♥

Intenté tragarla y luego tosí cuando lo logré, medio asfixiada aún. Sharon apareció de pronto a mi lado, mientras la puerta de la entrada estaba ya cerrada.
-_______, ¿estás bien?-me preguntó, pero la tos seca que salía de mi garganta me impedía hablar-. Te daré un poco de agua, espera-corrió hacía la llave y tomó un vaso, llenándolo rápidamente con el líquido que salía del grifo.
Se acercó a mí y me extendió el vaso, yo tomé del agua, esperando que aquel ardor en la garganta desapareciera y la tos se fuera también.
-¿Mejor?-inquirió.
-Sí-dejé el vaso sobre pretil de la cocina-, gracias.
-Eso te pasa por atragantarte de comida, bestia-bromeó.
Reí ante el apodo que desde hace años llevábamos diciéndonos.
-Bueno, eso me pasa porque me hiciste venir desde el otro continente sin comer-refuté, riendo.
Sharon se sentó a mi lado y me arrebató la galleta para terminarla de comer ella.
-¡Oye!
-Hay pizza en el refrigerador, creo que eso podría llenarte más que una galleta-dijo.
-Tengo más sueño que hambre, así que mejor mañana me llevas a desayunar-sonreí-Oye, Sharon…-vacilé y me dediqué a juguetear con los dedos de mi mano-Justin es… ¿tu novio?
-Y lo que más amo-afirmó.
-¿Y porqué no me lo había contado, señorita?-me hice la indignada.
-Por que… llevo un mes saliendo con él.
-¿Un mes? ¡Nuestra última llamada fue ayer!-le recalqué.
Ella se encogió de hombros en su lugar.
-Bueno, bueno, quería darte la sorpresa.
-Pues, lo lograste. Pensé que después de lo de Jairo tú ya no…-me quedé a la mitad de la frase, pero ella me entendió.
-Sí, yo también lo pensé. Si no, no hubiera huido del país como cobardemente lo hice-sonrió-. Pero conocí a Justin y… lo amo.
-¿De verdad? Hace un mes que salen, qué tanto lo puedes conocer-musité.
-Lo suficiente. ______-me miró seria-, pensé que estarías contenta por mí.
-¡Lo estoy!-y lo estaba de verdad, pero algo se removía dentro de mí, algo que me hacía estar confundida. Ese tipo de confusión cuando no te explicas, el porqué las cosas avanzan tan rápido y cambian de un día para otro-. Estoy feliz de que hayas seguido adelante con tu vida, me pones el ejemplo-admití.
-¿Qué quieres decir con que te pongo el ejemplo? ¿Sigues enamorada de Dennis?-saltó hacía atrás mirándome con los ojos como platos.
-¡Para nada! Eso ya pasó, a lo que me refiero es que, no te quedas estancada en un pasado; como yo con el accidente de mis padres.
-Oh, ______, eso fue hace ya tres años, ahora eres una fotógrafa profesional de veintidós y tienes mucho que sacar de esa vida que llevas-me pasó el brazo por los hombros-. Pero ahora no hablemos de temas tristes, mejor dime, ¿has conocido a alguien especial?
Sonreí ante su curiosidad y su enorme sonrisa indagante. Pero a la mente se me vino el nombre de Justin, como una oleada del viento, rápida y fugaz.
-Qué cosa más extraña…
-¿Qué? ¿A quién conociste?-me di cuenta entonces de que lo había pronunciado en voz alta, o suficientemente fuerte como para que Sharon me oyera.
-¿Eh? Ah…-tartamudeé.

Comenta si te gusto, hazlo.

  • 791 days ago via site
  • 129

¿Hola? bueno mira, solo quiero saber que se siente tener al chico que mas amo, besándote ¿que sientes? ¿sabes que yo siento? dolor, dolor de saber que jamas me besara a mi y tu que lo tienes, no lo aprecias, no te odio y me parece hasta tierna su relación pero ¿enserio coño? ¿subir una foto que causa polémica y luego borrarla? ¿QUEEEEE? ¿tratas de decirnos que tienes a Justin para ti en un cuarto de hotel? ¿y que puedes tener sexo con el cuando se te de la regalada gana? no estoy para decirte que te odio ni nada, porque no te odio ni voy a hacerlo, (solo si llegas a romperle el corazón a Justin pero mientras todo bien) solo te aviso que disfrutes cada segundo como si fuera su ultimo día juntos porque solo quiero que sea feliz, solo eso pido.

  • 792 days ago via site
  • 116

Tercer Capitulo || Manual de lo PROHIBIDO ♥

-Ay, lo siento-dijo Sharon dándole un rápido abrazo con uno de sus brazos-. Es que estoy emocionada-dijo y la flamante sonrisa en su rostro se expandió aun más cuando me miró-. ¡Hay tantas cosas que quiero contarte!-me avisó.
-¡Yo también!-musité emocionada.
-Supongo que ya se conocieron-volvió su atención a Justin.
-Sí-dijimos los dos al unisón y luego reímos de nuestra sincronización.
-¡Ah! ¡Esto será genial!-exclamó Sharon. Se levantó del piso junto con Justin, mientras yo me quedé allí sentada.
-¿Pero qué haces allí? Levántate, ¿por qué no entraste?

Él me extendió la mano para ayudarme a levantarme. El deseo de tocar su excitante piel de nuevo me invadió al ver la palma de su mano extendida hacía mí. La tomé y me ayudó a separarme del piso.

-Gracias-murmuré. El sólo me sonrió, separando los dos engranes que se habían unido de nuevo.
-Lo cierto, Sharon, es que me dejaste la llave equivocada-me quejé, intentando mirar a mi amiga y no a la perfección que tenía a mi lado.
-¿La llave equivocada?-se sorprendió.
-Sí-le dí la llave que guardaba en el bolsillo de mi chaqueta.
-Oh, perdón-me sonrió-sí, me confundí-esculcó entre su bolsa y encontró un juego con tres llaves-. Este era-se quedó en silencio un momento-. Eso me recuerda que le debo de dar las gracias a la señora Montórfano por hacerme el favor de entregarte la llave.
-¿La vieja gruñona del 308?-pregunté, apuntando con mi dedo pulgar hacía dicha habitación.
-Oye, no es tan gruñona; es linda cuando quiere-se encogió de hombros.
-Y digamos que casi nunca quiere, ¿verdad?-hice un ademán de susto. La vieja no se había comportado del todo amable conmigo-. ¿No pudiste haberme dejado la llave correcta con alguna otra persona menos… amargada?-Justin rió.
-Exageras…-Sharon meneó la cabeza y rió-. Me imagino que estás cansada así que agradéceme que ya tenga lista tu habitación-me regaló una sonrisa de autosuficiencia mostrándome todos esos dientes blancos de tamaño mediano.
-Te agradecería más si abrieras esa puerta ya-bromeé. Sharon rió e introdujo la llave a la cerradura haciendo que la puerta se abriera por fin. Me tragué una exclamación de victoria.
-Pasa y acomódate, en unos minutos estoy contigo-anunció y me indicó que me introdujera al departamento. Intenté levantar del suelo mi par de maletas, pero Justin se me adelantó.
-Permíteme-las tomó, una con cada mano y fue detrás de mí, acomodándolas en la orilla de la sala.
-Gracias-musité y le regalé una sonrisa tímida. Él me la devolvió y aquel afecto me produjo una oleada de inspiración; como la que necesita un poeta para su poesía, o un escritor para una nueva historia.

Salió por la puerta y fue con Sharon de nuevo, no pude evitar mirarle mientras caminaba hacia la salida. El estómago me rugió y me di cuenta de que aun traía la galleta mordisqueada en la mano. Me senté en una de las sillas cerca de la cocina. Mordí el pequeño pedazo que me quedaba y mastiqué perezosamente.

-Vine a buscarte para entregarte el CD que le prestaste a mi hermano-dijo Justin con su voz de terciopelo en la puerta del apartamento.
-Justin, amor. No tenías porqué preocuparte, le dije a Chris que me lo devolviera cuando quisiera-contestó Sharon.

Me atragante con la galleta. ¿Amor? ¿Cómo que amor? Oí perfectamente el chasquido de los labios de Sharon contra alguna parte de la cara de Justin mientras yo intentaba tragar el pedazo de galleta que se me había atorado en la garganta, sintiendo cómo me raspaba.

Comenta si te gusto ♥

  • 792 days ago via site
  • 106

Segundo Capitulo || Manual de lo PROHIBIDO <3

El calor corporal de su mano y la varonil suavidad de su piel hicieron que el rubor corriera travieso de nuevo por mis mejillas.

-Muy bonito, por cierto-sonrió haciendo referencia al nombre. El rojo se intensificó más
-¿Qué tal el viaje?-preguntó.
-Cansado-suspiré-, así que si no te molesta, me sentaré a esperar a Sharon-dije y dejé resbalar mi cuerpo por la pared beige hasta llegar al gris piso alfombrado. Vaya que era un lugar triste para vivir.
-¿Te molesta que la espere contigo?-musitó.
-Por supuesto que no-traté de sonar casual.

Me sonrió y se sentó a mi lado recargando su espalda en aquella pared y cruzando sus piernas en el suelo. Los jeans que traía se le ajustaron más. Desvié mi mirada ignorando el puño de pensamientos poco coherentes que mi mente había producido.
Sentí hambre y busqué en mi bolso alguna comida chatarra que no me haya terminado en el vuelo. Afortunadamente encontré un paquetito de galletas de chocolate con un par.

-¿Gustas?-le ofrecí.
-No, gracias. Provecho-me sonrió. Me miraba como si fuese algo… poco común, pero divertido.
-Tengo hambre-me encogí de hombros, un tanto cohibida.
-Adelante-me animó a morder la galleta.

Me comí una de forma rápida y me sacudí las migas que habían caído de ella. Noté que Justin me miraba.

-¿Extrañas California?-me preguntó.
-Un poco-admití-. Pero siempre es bueno un cambio-dije mientras comenzaba a morder la otra galleta-. Espera, ¿cómo sabes que vengo de California?-exigí saber. Este chico si que conocía mucho de mí cuando para mí era un desconocido total. Sin embargo no me asustó en lo absoluto.
-Sharon me lo dijo, me habló tanto de ti-respondió.
-Oh-reí-, espero que hayan sido cosas buenas.
-No te preocupes-sonrió-. Eres su mejor amiga, ¿qué cosas malas podría decir de ti?
-No sé, quizá que… me gusta desayunar en pijama-me encogí de hombros-, o que me encantan las galletas de chocolate con mantequilla de maní.
-Desayunar en pijama es cómodo-admitió-. Y cada quien tiene sus gustos raros, a mi me encantan los chocolates con menta.
-Eso no es tan raro.

Ambos reímos entre tanto que yo aplacaba mi hambre mordiendo de nuevo la galleta… el sonido de nuestras risas ya no tuvo cabida al ser opacado por el grito de júbilo de una voz familiar.

-¡¡______!!-gritó efusiva esa voz femenina que tanto había extrañado.

Corrió hacía mí y se agachó para abrazarme. Apretó los brazos alrededor de mi cuerpo y yo le respondí, era tanto el tiempo que había estado separada de mi mejor amiga y aquellas conversaciones telefónicas no llenaban totalmente el vacío.
-¡Pero cómo has cambiado!
-¿Cuál cambio? Si sigo igual desde la última vez que nos vimos-dije y me separé.
-Por favor, tu cabello es diferente-observó.
-¿La maraña de pelos que cargo en la cabeza? ¿Qué de diferente tiene? Sigue igual de despeinada que hace años-bromeé-. Pero tú tampoco has cambiado mucho.
Efectivamente, Sharon no había cambiado en lo absoluto, excepto por unos cuántos centímetros más agregados a su cabello castaño y lacio. El fleco caía en su frente hasta llegar a sus ojos, y el demás cabello alcanzaba una medida sólo un poco por debajo de sus frágiles hombros que un suéter verde cubría.
-Ejem…-el joven que estaba a nuestro lado, Justin, se aclaró la garganta haciéndose notar.

  • 793 days ago via site
  • 252