A los que dudan de su masculinidad no usen sweaters con colores femeninos, capaz y salen del closet. Los que no dudamos los usamos.