Mike Patton y yo. Disculpen por mi cara, pero es lo que hay, además que no había dormido nada en 2 días.