Idea millonaria: cat coworking.

Le cobras a los dueños de gatos para que tengan extra teclados para sus mascotas