En Irán optaron por una superficie distinta para celebrar el Día Mundial del Tenis. La lluvia no es problema...