Me ha quedado imponente mi copia del plano de Pedro Texeira de 1656.