Y ella dijo que si!