Un paradero de micros del corredor Departamental, futuro blanco de los delincuentes (de toda especie).