OH POR DIOS, muero con su sonrisa