Así se sobreviven las madrugadas.