Comiendo arco iris...literalmente (en el buen sentido)