Mafer.

@OLLG_Dreams

Not what your dad wants to know ;)

My Sister's Boyfriend

Capitulo 36


“El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad.” – Víctor Hugo. 


En cuanto caminamos del auto hacia la puerta de entrada, sostengo con más fuerza la mano de Justin. Justo antes de llamar a la puerta, volteo a mi derecha y veo el auto de Alicia aparcado a un lado del auto familiar. Mi corazón se detiene, para retomar el ritmo nuevamente y va en aumento cada que asimilo lo que pasa. Ya estamos aquí, no hay marcha atrás y vamos a tenernos que enfrentar a todo de una sola vez. Siento que mi cabeza va a estallar si no hago algo rápido. Vuelvo a apretar la mano de Justin y él se da cuenta de que el auto de Alicia fue pasado por alto. 
Me toma de la cintura y me hace girarme hacia él. Está nervioso, lo noto en su  mirada, y hasta su respiración es irregular. No sé que hacer. No sé si tocar esa puerta o regresarme por donde vine. Lo tomo de las mejillas y lo beso cortamente en los labios.


-¿Quieres hacer esto?- me pregunta.- Tal vez no estemos listos… si tú estás lista, yo lo estoy nena.- suspira.- Solo debes de decirme qué es lo que consideras mejor.


Lo que quiero es ser feliz con Justin. Sin importar lo que las personas digan. Estar como una pareja normal, caminar de la mano, divertirnos normalmente. Eso es lo único que quiero. Levanto mi vista hacia sus ojos, y me encuentro con esos mismos ojos miel que he visto tantas veces dándome confianza. Esos mismos ojos que me animan a seguir adelante sin ningún esfuerzo. Él también quiere ser feliz. Merece ser feliz. Merecemos serlo.
Asiento y el besa mi frente antes de abrazarme por un pequeño segundo. Nos apartamos y nos soltamos la mano, llamamos a la puerta y después tocamos el timbre. La silueta en el vidrio opaco de la ventana, unos pasos y logro ver el rostro de mi madre mirándome a mí y soltando un pequeño gritito de alegría. Soy recibida con besos, abrazos y un poco de llanto. Me pregunta qué hago allí y después si mirada se desvía hacia Justin. Su sonrisa se disminuye, y ahora está algo extrañada. Me mira a mí y después a Justin sin entender porqué tenemos esta extraña reunión en el porche. Nos invita a pasar, y escuchamos que emite un suspiro tembloroso. 


-Esto… eh…- tartamudea mi madre.- Alicia está en su habitación, vino a recoger sus cosas, vivirá con su amiga definitivamente. El trayecto es muy…-niega con la cabeza y mira a Justin.- Esto es incómodo. Creo que deberías venir cuando ella no esté aquí.
-He venido con _____.- declara Justin metiendo sus manos a sus bolsillos.- Digamos que nos hemos visto en Manhattan.
-Siéntense por favor.- dice mi madre con mirada algo atónita.- ¿Y bueno… es que trabajas en Manhattan Justin?
-Sí, conseguí un pequeño trabajo en la empresa de un amigo de la familia.- se encogió de hombros, fingiendo no estar nervioso.- Veo a _____ desde que inició la universidad… creo que un poco más de tiempo.
-Nunca lo mencionó por teléfono.- arruga la mirada y se lleva una mano a la frente rascando su piel. De pronto, mira hacia mis manos, las que intento esconder por el momento.- ______... ¿qué tienes en tu mano?
-Este…- oh no. pánico. No lo veía venir tan rápido. Miro a Justin y el sutilmente asiente. Ha llegado la hora.- Verás mamá… estoy comprometida.
-¿Qué?- mi madre de nuevo arruga la frente y estira su mano para tomar la mía y ver de cerca el anillo.- Es muy bonito… pero… yo nunca supe que tuvieras novio. O un pretendiente. Solo me enteré del desastre de lo que te pasó con ese Newman. ¿Qué es esto? No pudo haber sido de la universidad, apenas llevas un año...
-Mamá…- muerdo mi labio con timidez, y suspiro, juntando todo el valor que se me escapó hace tiempo.- El anillo me lo dio un chico al que conozco desde hace mucho tiempo. Lo conocí el verano de hace dos años en el cual me fui a la playa con mis amigas. Bridgit y Vanessa. Es un buen chico… lo conoces muy bien.
-¿Austin?- pregunta mi madre, pero luego niega con la cabeza.- No, no. él siempre ha sido tu amigo, desde que usaban pañales.
-Señora, si me permite…- Justin se levanta y se lleva las manos a sus bolsillos nuevamente.- Le prometo hacer a su hija feliz. Sé que esto es difícil y algo extraño, pero en realidad amo a ______ y quiero casarme con ella.


Mi madre no dice nada. Solo nos mira a ambos una y otra vez, y a su alrededor, como si estuviera perdida o en una especie de pesadilla. Se lleva ambas manos al pecho y reprime un suspiro. 


-Mamá…- es lo único que puedo decirle.- 
-¿Ustedes dos me están jugando una broma?- pregunta mi madre preocupada.- No puede ser, tú Justin, hace un año estabas por casarte con Alicia… y ahora dices que quieres casarte con… ______. Su hermana. ¿Qué demonios es esto?
-Mamá…- me levanto y me inclino a su lado, tomando su mano.- Sé que es algo raro y puede que haya sido incorrecto en su momento, pero Justin y yo seguimos en contacto cuando terminó su relación con Alicia. Yo hice que él no se alejara de la familia, pues desde que nos conocimos nos hemos llevado bien. Cuando Justin llegó a Manhattan, yo le dije en donde vivía y me visitaba casi todos los días. Y no lo sé… durante todo este tiempo de conocernos y este año que hemos convivido cada vez más… algo se dio. Yo no tengo la culpa y él tampoco.
-¿Qué va a pensar tu hermana de semejante estupidez?- pregunta mi madre poniéndose de pié amenazantemente.- 
-Basta…- la detengo antes de que me insulte.- Mamá… ¿podrías por un momento dejar de pensar en la “hija estrella”? recuerda lo que ella le hizo. Lo engañó, engañó a ambas familias, que estaban conscientes de que  ellos estaban a meses de su boda. ¿Te parece que eso es digno de una chica con buenos modales?
-¿Y tú?- mi madre mira venenosamente a Justin.- ¿Cómo sé que no te metiste con mis dos hijas al mismo tiempo…?
-Mamá basta.- esa no soy yo. Es Alicia, quien esta bajando las escaleras con lágrimas en los ojos.- ¿Podrías escuchar a _____? Dios, no pensé que lidiaríamos con esto. El día de la cena de ensayo, _______ me suplicó que le dijera la verdad a Justin, y yo, como soy una estúpida y una cobarde… me negué. Simplemente no podía. _______ estaba algo ebria… se molestó tanto que me confesó que estaba enamorada de Justin… pero nunca pasó nada. Justin me lo dijo después de haber terminado. 
-¿Qué clase de asunto estamos tratando?- pregunta mi madre.- ¿Es que hay alguien que no sea cómplice de esto?
-Eddie no sabe nada.- negué, con lágrimas llenando mis mejillas.- Ni papá. Y su no hubiera sido por aquella noche, mi hermana tampoco se hubiese enterado de nada. Lo único que no quería era perjudicarlos. Es lo último que deseo. 
-Siempre… yo pensé que tú eras…- mi madre no da crédito a lo que está viviendo.- Mis dos hijas me han decepcionado tanto… y tú también Justin.


Sin decir nada más, da la media vuelta, evadiendo las súplicas de Alicia, de que se quede. Sube a su habitación y da un portazo. No me puedo controlar más y me suelto a llorar. Siento los brazos de Justin rodeándome y reconfortándome. Alicia habla con él de algo que no escucho por ser presa del llanto. Luego logro entender una parte de esa conversación, de que intentará calmar a mamá y después apoyará nuestro compromiso. Pues lo merecemos. 
Al salir de casa, me siento miserable. He lastimado a mi madre y eso nunca me lo voy a perdonar por más inocente que sea. Yo solo quería ser feliz y no soporté más. Por una vez en mi vida hice lo que quería para mí, y terminé lastimando a una de las personas más importantes para mí. Y eso que aún no hablamos con mi padre. No estoy de humor para hablar con él. 


-¿Quieres que vayamos con tu padre?- me pregunta Justin en el auto, después de que me he tranquilizado.- 
-Solo quiero regresar a casa.- digo cabizbaja.- Ya será en otro momento. ¿Vale?
-Como quieras.- Justin arranca el auto y comienza a conducir rápidamente hacia la carretera principal.- Vamos a casa. 


“Vamos a casa…” esa frase me hace sentir feliz aunque he perdido todo lo demás. Suena como si yo y Justin fuéramos a estar juntos para siempre, y es lo que pretendemos. Durante todo el camino yo solo viajé con mis pies encima del salpicadero y mirando hacia afuera. Con música de radio en un volumen apenas audible. Justin tampoco dijo nada. Tantas esperanzas que teníamos cuando dejamos el apartamento, y ahora que llegamos, me da una sensación de impotencia, y me pongo a llorar nuevamente. Justin me acoge a su lado y me dice palabras tranquilizantes hasta que me quedo dormida en sus brazos. Cuando despierto, estoy recostada en mi cama. Tapada con sábanas y él ha dejado un vaso con agua en el buró. Tomo un poco, y me levanto con los pies descalzos. Escucho voces provenientes de afuera, y salgo hacia la sala. Donde me encuentro con Pattie, quien está sentada a lado de su hijo con mirada preocupada. Al verme se levanta y me abraza. Estoy a poco de volver a llorar, pero no me lo permito. Ella me da un beso en la mejilla y me siento entre ella y Justin. Él acaricia mi cabello con dulzura, y Pattie toma mis manos. Brindándome su apoyo incondicional. Definitivamente no me he quedado sola. 


-Prometo que hablaré con tu madre cielo.- promete Pattie.- Sólo la he visto una vez, pero eso bastó para conocer su forma de ser. Es como todas las madre, debemos entender que quiere lo mejor para sus hijas. 
-Lo sé…- musito.- 
-Déjame hacer un poco de mi parte.- promete ella.- Confía en mí. Es lo que podemos hacer. Confiar y esperar. ¿Vale?
-Gracias.


***


Las manos de Justin acarician mi cintura mientras duermo. Besa mi mejilla y me acerca más a su cuerpo. Respira en mi hombro y me relaja. Cuida de mí, me protege, me ama a su manera. Respiro relajadamente y me giro hacia él. Sonríe con dulzura y me besa. Retira un poco de cabello de mi frente y nos miramos sin decir nada. De pronto mi teléfono suena y me muevo para contestar. Es Eddie. 


-¿Qué pasa Eddie?- pregunto.- 
-Supe lo que pasó.- escucho su suspiro cansado del otro lado de la línea.- Hermana, quiero que sepas que he estado contigo desde siempre, y ésta no es la excepción. 
-Gracias.- murmuro.- 
-Claro… me las debes.- el humor Eddie ha legado.- Yo fui quien le dio a Justin la dirección de tu apartamento.
-¿Qué?- pregunto.- Pero tú como sabías que…
-Bueno, él me tuvo que contar todo antes de que yo lo acribillara a preguntas.- ríe. Su risa es contagiosa.- Odio ver a mi hermana favorita pasando por situaciones difíciles. Mi madre ya sabe que yo ayudé y quiere desheredarme. 
-Lo siento…
-No tienes porqué disculparte hermana.- me tranquiliza Eddie.- De todas formas me iba a matar por cuando le dije que Taylor estaba embarazada.
-¿Qué?- pregunto, dando un grito que hace reír a Justin.- Pero… ¿cómo?
-¿Te cuento?
-¡Basta Eddie!- me muevo como loca y salto en el piso.- ¿Seré tía? ¿En realidad?
-Lo prometo.- contesta mi hermano.- Basta de esto… quiero que ustedes dos estén listos para elegir el nombre. Así que apresúrense a casarse. No importa mi madre, y sabes que papá los apoyará. Solo denles tiempo. 
-Lo haremos.- prometo, un poco más tranquila.- Gracias por todo Eddie.
-Te dije que no es nada.


***


Definitivamente no me he quedado sola. Mi hermano está conmigo, se puede decir que Alicia también y la madre de Justin me ayudará a lo que sea necesario. Me siento mejor, más llena de vida a comparación de hace unas horas. Vuelvo a recostarme a lado de Justin y me siento la chica más afortunada del mundo. A pesar de que ya tengo el apoyo suficiente, me siento más dichosa por un apoyo en especial, uno que sé que nunca me va a defraudar. Y ese apoyo especial está aquí conmigo, cuidándome y dándome todo el amor que tiene. Justin es mi salvación.


“Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades” - Miguel de Cervantes.


Semanas después, regresando del trabajo, dejo las compras en la mesa y me pongo a limpiar un poco la habitación, pues está hecho un desastre. Al terminar, comienzo a preparar la comida, para antes de que Justin llegue. Pero mis cálculos fallan y él llega antes. Deja sus cosas en la sala y me ayuda con los toques finales. Comemos, y después de lavar los platos, nos dedicamos a platicar un poco del día mientras comemos una manzana verde. 
Llaman a la puerta y no podemos imaginar quien es, a no ser que sea Austin, que después de tantas quejas ha aceptado salir con Kate. Pero aún no es hora de que regrese del trabajo. Me levanto del sofá y abro la puerta. Me quedo petrificada. Justo frente a mí están mis padres. Los dos. Mirándome algo extraño, no logro comprender su forma de mirar. Mis piernas flaquean, pero dando tumbos, logro hacerlos pasar y dirigirlos hacia la sala, donde Justin los recibe educadamente, pero aún así, está igual de sorprendido que yo. Este es el momento que define lo que puede pasar en nuestro futuro. Es uno de esos momentos que tienes que tener fríamente calculado si quieres que todo salga bien. Repaso un poco la historia algo falsa, para no divagar, y me siento en el sofá pequeño, individual. Mirando a mis padres para digan algo. Yo no quiero iniciar una pelea con un comentario estúpido. 
Un silencio decisivo, un silencio espantoso y a la vez favorable… esa incomodidad que solo puedes describir cuando estás a punto de conseguir lo que quieres. Estamos colgando gravemente de la cuerda floja. 


--------------


¡Chicas deseenme suerte! Mañana me voy a un viaje pequeño
con mi clase y no tengo buenos presentimientos, ah. Espero que
todo salga bien. 

Este fue el penúltimo capítulo... estoy sintiendo nostalgia ahora mismo.


NUEVA NOVELA: Para las que no han leído la sinopsis ;)

http://twitpic.com/dep77d


Espero que les guste, me haría feliz si me ayudaran a conseguir lectoras. 
Les aseguro maratón nenas, ah. ;)

#GraciasPorTodo #MuchLove

*Si no te avisé o te avisé dos veces, regáñame bonito, ah. 
*Tu comentario es importante.
*Si eres nueva lectora pon un #NL para avisarte.
*Si cambias de user, avísame para seguirte mandando el link del capítulo.

Mafer.

Views 1,175

563 days ago

My Sister's Boyfriend

Capitulo 36


“El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad.” – Víctor Hugo.


En cuanto caminamos del auto hacia la puerta de entrada, sostengo con más fuerza la mano de Justin. Justo antes de llamar a la puerta, volteo a mi derecha y veo el auto de Alicia aparcado a un lado del auto familiar. Mi corazón se detiene, para retomar el ritmo nuevamente y va en aumento cada que asimilo lo que pasa. Ya estamos aquí, no hay marcha atrás y vamos a tenernos que enfrentar a todo de una sola vez. Siento que mi cabeza va a estallar si no hago algo rápido. Vuelvo a apretar la mano de Justin y él se da cuenta de que el auto de Alicia fue pasado por alto.
Me toma de la cintura y me hace girarme hacia él. Está nervioso, lo noto en su mirada, y hasta su respiración es irregular. No sé que hacer. No sé si tocar esa puerta o regresarme por donde vine. Lo tomo de las mejillas y lo beso cortamente en los labios.


-¿Quieres hacer esto?- me pregunta.- Tal vez no estemos listos… si tú estás lista, yo lo estoy nena.- suspira.- Solo debes de decirme qué es lo que consideras mejor.


Lo que quiero es ser feliz con Justin. Sin importar lo que las personas digan. Estar como una pareja normal, caminar de la mano, divertirnos normalmente. Eso es lo único que quiero. Levanto mi vista hacia sus ojos, y me encuentro con esos mismos ojos miel que he visto tantas veces dándome confianza. Esos mismos ojos que me animan a seguir adelante sin ningún esfuerzo. Él también quiere ser feliz. Merece ser feliz. Merecemos serlo.
Asiento y el besa mi frente antes de abrazarme por un pequeño segundo. Nos apartamos y nos soltamos la mano, llamamos a la puerta y después tocamos el timbre. La silueta en el vidrio opaco de la ventana, unos pasos y logro ver el rostro de mi madre mirándome a mí y soltando un pequeño gritito de alegría. Soy recibida con besos, abrazos y un poco de llanto. Me pregunta qué hago allí y después si mirada se desvía hacia Justin. Su sonrisa se disminuye, y ahora está algo extrañada. Me mira a mí y después a Justin sin entender porqué tenemos esta extraña reunión en el porche. Nos invita a pasar, y escuchamos que emite un suspiro tembloroso.


-Esto… eh…- tartamudea mi madre.- Alicia está en su habitación, vino a recoger sus cosas, vivirá con su amiga definitivamente. El trayecto es muy…-niega con la cabeza y mira a Justin.- Esto es incómodo. Creo que deberías venir cuando ella no esté aquí.
-He venido con _____.- declara Justin metiendo sus manos a sus bolsillos.- Digamos que nos hemos visto en Manhattan.
-Siéntense por favor.- dice mi madre con mirada algo atónita.- ¿Y bueno… es que trabajas en Manhattan Justin?
-Sí, conseguí un pequeño trabajo en la empresa de un amigo de la familia.- se encogió de hombros, fingiendo no estar nervioso.- Veo a _____ desde que inició la universidad… creo que un poco más de tiempo.
-Nunca lo mencionó por teléfono.- arruga la mirada y se lleva una mano a la frente rascando su piel. De pronto, mira hacia mis manos, las que intento esconder por el momento.- ______... ¿qué tienes en tu mano?
-Este…- oh no. pánico. No lo veía venir tan rápido. Miro a Justin y el sutilmente asiente. Ha llegado la hora.- Verás mamá… estoy comprometida.
-¿Qué?- mi madre de nuevo arruga la frente y estira su mano para tomar la mía y ver de cerca el anillo.- Es muy bonito… pero… yo nunca supe que tuvieras novio. O un pretendiente. Solo me enteré del desastre de lo que te pasó con ese Newman. ¿Qué es esto? No pudo haber sido de la universidad, apenas llevas un año...
-Mamá…- muerdo mi labio con timidez, y suspiro, juntando todo el valor que se me escapó hace tiempo.- El anillo me lo dio un chico al que conozco desde hace mucho tiempo. Lo conocí el verano de hace dos años en el cual me fui a la playa con mis amigas. Bridgit y Vanessa. Es un buen chico… lo conoces muy bien.
-¿Austin?- pregunta mi madre, pero luego niega con la cabeza.- No, no. él siempre ha sido tu amigo, desde que usaban pañales.
-Señora, si me permite…- Justin se levanta y se lleva las manos a sus bolsillos nuevamente.- Le prometo hacer a su hija feliz. Sé que esto es difícil y algo extraño, pero en realidad amo a ______ y quiero casarme con ella.


Mi madre no dice nada. Solo nos mira a ambos una y otra vez, y a su alrededor, como si estuviera perdida o en una especie de pesadilla. Se lleva ambas manos al pecho y reprime un suspiro.


-Mamá…- es lo único que puedo decirle.-
-¿Ustedes dos me están jugando una broma?- pregunta mi madre preocupada.- No puede ser, tú Justin, hace un año estabas por casarte con Alicia… y ahora dices que quieres casarte con… ______. Su hermana. ¿Qué demonios es esto?
-Mamá…- me levanto y me inclino a su lado, tomando su mano.- Sé que es algo raro y puede que haya sido incorrecto en su momento, pero Justin y yo seguimos en contacto cuando terminó su relación con Alicia. Yo hice que él no se alejara de la familia, pues desde que nos conocimos nos hemos llevado bien. Cuando Justin llegó a Manhattan, yo le dije en donde vivía y me visitaba casi todos los días. Y no lo sé… durante todo este tiempo de conocernos y este año que hemos convivido cada vez más… algo se dio. Yo no tengo la culpa y él tampoco.
-¿Qué va a pensar tu hermana de semejante estupidez?- pregunta mi madre poniéndose de pié amenazantemente.-
-Basta…- la detengo antes de que me insulte.- Mamá… ¿podrías por un momento dejar de pensar en la “hija estrella”? recuerda lo que ella le hizo. Lo engañó, engañó a ambas familias, que estaban conscientes de que ellos estaban a meses de su boda. ¿Te parece que eso es digno de una chica con buenos modales?
-¿Y tú?- mi madre mira venenosamente a Justin.- ¿Cómo sé que no te metiste con mis dos hijas al mismo tiempo…?
-Mamá basta.- esa no soy yo. Es Alicia, quien esta bajando las escaleras con lágrimas en los ojos.- ¿Podrías escuchar a _____? Dios, no pensé que lidiaríamos con esto. El día de la cena de ensayo, _______ me suplicó que le dijera la verdad a Justin, y yo, como soy una estúpida y una cobarde… me negué. Simplemente no podía. _______ estaba algo ebria… se molestó tanto que me confesó que estaba enamorada de Justin… pero nunca pasó nada. Justin me lo dijo después de haber terminado.
-¿Qué clase de asunto estamos tratando?- pregunta mi madre.- ¿Es que hay alguien que no sea cómplice de esto?
-Eddie no sabe nada.- negué, con lágrimas llenando mis mejillas.- Ni papá. Y su no hubiera sido por aquella noche, mi hermana tampoco se hubiese enterado de nada. Lo único que no quería era perjudicarlos. Es lo último que deseo.
-Siempre… yo pensé que tú eras…- mi madre no da crédito a lo que está viviendo.- Mis dos hijas me han decepcionado tanto… y tú también Justin.


Sin decir nada más, da la media vuelta, evadiendo las súplicas de Alicia, de que se quede. Sube a su habitación y da un portazo. No me puedo controlar más y me suelto a llorar. Siento los brazos de Justin rodeándome y reconfortándome. Alicia habla con él de algo que no escucho por ser presa del llanto. Luego logro entender una parte de esa conversación, de que intentará calmar a mamá y después apoyará nuestro compromiso. Pues lo merecemos.
Al salir de casa, me siento miserable. He lastimado a mi madre y eso nunca me lo voy a perdonar por más inocente que sea. Yo solo quería ser feliz y no soporté más. Por una vez en mi vida hice lo que quería para mí, y terminé lastimando a una de las personas más importantes para mí. Y eso que aún no hablamos con mi padre. No estoy de humor para hablar con él.


-¿Quieres que vayamos con tu padre?- me pregunta Justin en el auto, después de que me he tranquilizado.-
-Solo quiero regresar a casa.- digo cabizbaja.- Ya será en otro momento. ¿Vale?
-Como quieras.- Justin arranca el auto y comienza a conducir rápidamente hacia la carretera principal.- Vamos a casa.


“Vamos a casa…” esa frase me hace sentir feliz aunque he perdido todo lo demás. Suena como si yo y Justin fuéramos a estar juntos para siempre, y es lo que pretendemos. Durante todo el camino yo solo viajé con mis pies encima del salpicadero y mirando hacia afuera. Con música de radio en un volumen apenas audible. Justin tampoco dijo nada. Tantas esperanzas que teníamos cuando dejamos el apartamento, y ahora que llegamos, me da una sensación de impotencia, y me pongo a llorar nuevamente. Justin me acoge a su lado y me dice palabras tranquilizantes hasta que me quedo dormida en sus brazos. Cuando despierto, estoy recostada en mi cama. Tapada con sábanas y él ha dejado un vaso con agua en el buró. Tomo un poco, y me levanto con los pies descalzos. Escucho voces provenientes de afuera, y salgo hacia la sala. Donde me encuentro con Pattie, quien está sentada a lado de su hijo con mirada preocupada. Al verme se levanta y me abraza. Estoy a poco de volver a llorar, pero no me lo permito. Ella me da un beso en la mejilla y me siento entre ella y Justin. Él acaricia mi cabello con dulzura, y Pattie toma mis manos. Brindándome su apoyo incondicional. Definitivamente no me he quedado sola.


-Prometo que hablaré con tu madre cielo.- promete Pattie.- Sólo la he visto una vez, pero eso bastó para conocer su forma de ser. Es como todas las madre, debemos entender que quiere lo mejor para sus hijas.
-Lo sé…- musito.-
-Déjame hacer un poco de mi parte.- promete ella.- Confía en mí. Es lo que podemos hacer. Confiar y esperar. ¿Vale?
-Gracias.


***


Las manos de Justin acarician mi cintura mientras duermo. Besa mi mejilla y me acerca más a su cuerpo. Respira en mi hombro y me relaja. Cuida de mí, me protege, me ama a su manera. Respiro relajadamente y me giro hacia él. Sonríe con dulzura y me besa. Retira un poco de cabello de mi frente y nos miramos sin decir nada. De pronto mi teléfono suena y me muevo para contestar. Es Eddie.


-¿Qué pasa Eddie?- pregunto.-
-Supe lo que pasó.- escucho su suspiro cansado del otro lado de la línea.- Hermana, quiero que sepas que he estado contigo desde siempre, y ésta no es la excepción.
-Gracias.- murmuro.-
-Claro… me las debes.- el humor Eddie ha legado.- Yo fui quien le dio a Justin la dirección de tu apartamento.
-¿Qué?- pregunto.- Pero tú como sabías que…
-Bueno, él me tuvo que contar todo antes de que yo lo acribillara a preguntas.- ríe. Su risa es contagiosa.- Odio ver a mi hermana favorita pasando por situaciones difíciles. Mi madre ya sabe que yo ayudé y quiere desheredarme.
-Lo siento…
-No tienes porqué disculparte hermana.- me tranquiliza Eddie.- De todas formas me iba a matar por cuando le dije que Taylor estaba embarazada.
-¿Qué?- pregunto, dando un grito que hace reír a Justin.- Pero… ¿cómo?
-¿Te cuento?
-¡Basta Eddie!- me muevo como loca y salto en el piso.- ¿Seré tía? ¿En realidad?
-Lo prometo.- contesta mi hermano.- Basta de esto… quiero que ustedes dos estén listos para elegir el nombre. Así que apresúrense a casarse. No importa mi madre, y sabes que papá los apoyará. Solo denles tiempo.
-Lo haremos.- prometo, un poco más tranquila.- Gracias por todo Eddie.
-Te dije que no es nada.


***


Definitivamente no me he quedado sola. Mi hermano está conmigo, se puede decir que Alicia también y la madre de Justin me ayudará a lo que sea necesario. Me siento mejor, más llena de vida a comparación de hace unas horas. Vuelvo a recostarme a lado de Justin y me siento la chica más afortunada del mundo. A pesar de que ya tengo el apoyo suficiente, me siento más dichosa por un apoyo en especial, uno que sé que nunca me va a defraudar. Y ese apoyo especial está aquí conmigo, cuidándome y dándome todo el amor que tiene. Justin es mi salvación.


“Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades” - Miguel de Cervantes.


Semanas después, regresando del trabajo, dejo las compras en la mesa y me pongo a limpiar un poco la habitación, pues está hecho un desastre. Al terminar, comienzo a preparar la comida, para antes de que Justin llegue. Pero mis cálculos fallan y él llega antes. Deja sus cosas en la sala y me ayuda con los toques finales. Comemos, y después de lavar los platos, nos dedicamos a platicar un poco del día mientras comemos una manzana verde.
Llaman a la puerta y no podemos imaginar quien es, a no ser que sea Austin, que después de tantas quejas ha aceptado salir con Kate. Pero aún no es hora de que regrese del trabajo. Me levanto del sofá y abro la puerta. Me quedo petrificada. Justo frente a mí están mis padres. Los dos. Mirándome algo extraño, no logro comprender su forma de mirar. Mis piernas flaquean, pero dando tumbos, logro hacerlos pasar y dirigirlos hacia la sala, donde Justin los recibe educadamente, pero aún así, está igual de sorprendido que yo. Este es el momento que define lo que puede pasar en nuestro futuro. Es uno de esos momentos que tienes que tener fríamente calculado si quieres que todo salga bien. Repaso un poco la historia algo falsa, para no divagar, y me siento en el sofá pequeño, individual. Mirando a mis padres para digan algo. Yo no quiero iniciar una pelea con un comentario estúpido.
Un silencio decisivo, un silencio espantoso y a la vez favorable… esa incomodidad que solo puedes describir cuando estás a punto de conseguir lo que quieres. Estamos colgando gravemente de la cuerda floja.


--------------


¡Chicas deseenme suerte! Mañana me voy a un viaje pequeño
con mi clase y no tengo buenos presentimientos, ah. Espero que
todo salga bien.

Este fue el penúltimo capítulo... estoy sintiendo nostalgia ahora mismo.


NUEVA NOVELA: Para las que no han leído la sinopsis ;)

http://twitpic.com/dep77d


Espero que les guste, me haría feliz si me ayudaran a conseguir lectoras.
Les aseguro maratón nenas, ah. ;)

#GraciasPorTodo #MuchLove

*Si no te avisé o te avisé dos veces, regáñame bonito, ah.
*Tu comentario es importante.
*Si eres nueva lectora pon un #NL para avisarte.
*Si cambias de user, avísame para seguirte mandando el link del capítulo.

Mafer.

8 Comments

Realtime comments disabled

MaraFey 560 days ago

Awwww me encantó el capítulo..... escribes tan perfecto! No quiero que acabe..me dejaste con gran intriga jdnsjsbshdhe tienes que seguirla cuanto antes!!

Ninasforever 561 days ago

me encantoooo : ') no quiero que termine nunca esta nove TT me encaaanta SIGUELA


( lo siento , ahora he empezado las clases, y ya tengo deberes, estudiar... no pude entrar al pc durante toda la semana :( )

JBItsMyDream 562 days ago

aaw ya se va a acabaar :'( esta buenísimo el cap

samantha_aka 562 days ago

ay papa este cap me dio risa y no se por que.. ella lloraba y yo me reia jajajaja me gusta el sufrimiento ajeno (no mentira) en fin taylor esta embarazada jajajaja siguela vale!

_NariPerez 563 days ago

Siempre tienes que dejarnos asi? QUE TE HICIMOS? ah Me encantaa :D Siguela y suerte en tu viaje, que la pases muy lindo ;)

puly_18 563 days ago

Pero Mafeeer!!!!! como la dejas asi!?!!?!? :O dkljsakjdlak morire de la intriga de aqui hasta el proximo cap. :CC Okya solo amo al hermano de la rayis xD me encanta!! suerte pequeña, te cuidas ;) besos <3

ZuleimaMojicaJB 563 days ago

ajhsjdhajdsa OMFG!!!! eso no se vale porq la dejas ahi no es justo agg esperaba q el capi fuer aun poco mas largo pero bueno q mas da ... espero la sigas lo mas pronto q puedas no puedo creo q ya falta un capi para q acabe espero y el ultimo sea asi supe

Biebseressexy 563 days ago

omggg kdfljgkfh, ¡lo dejaste en la mejor parte!