Yo y la Copa del Mundo, muchos envidiosos dirán que es montaje