Está vez que fui a Seattle vi un restaurante Chipotle. Uno que está haciendo buen marketing con animaciones y juegos