Ahora comprendo porque todos tienen una mascota