Pensar no cuesta nada.