Mafer.

@OLLG_Dreams

Not what your dad wants to know ;)

Rotate photo View full size
My Sister's Boyfriend
Capítulo 29


Todo el camino a casa es confuso. Es una nebulosa encima de mi cabeza que no me deja pensar bien. Pienso en la propuesta de Robert, y justo después pienso en todo lo que puede pasar de ser el caso de que acepte. (Ni que estuviera completamente loca) ese imbécil es un genio y hará todo lo conveniente para él. El nunca me ayudaría. Ni loca en pensar en esa posibilidad. No estaba pensando cuando me dirigí a su casa a buscar su apoyo, la verdad que no. Solo he avivado el fuego que creí que ya había desaparecido hace años… de hecho yo no lo hice. Mi hermana lo hizo, y ahora no tengo deseos mínimos de verla. 
Al llegar a casa, hay un mensaje en el teléfono fijo, mi padre dice que volverá en dos días. Como no tengo mucha hambre, tomo un yogurt de frutas del refrigerador y me siento a hacer los deberes, que sorpresivamente son pocos. Al terminar, ni siquiera son las cinco de la tarde y me encuentro libre y sola en la sala de estar mirando alguna estúpida película que no entiendo bien. El interfono suena y me dirijo a contestar. Es Justin. Al abrirle la puerta de entrada, veo su sonrisa por primera vez en una semana y me siento más tranquila, aunque sé que tengo que contarle la verdad. 
Lleva en sus manos un cartón que dice The Master’s. El mejor restaurante de comida italiana del mundo. Sonrío y le doy un beso corto en los labios antes de dejarlo entrar y tomar la caja para dirigirnos a la cocina. Él me toma de la cintura y besa mu cuello. Llegamos a la cocina y pongo el cartón de pizza en la mesa y busco algunos platos.


-No, no… déjala.- me toma de la mano y se dirige hacia el pasillo, donde abre puertas al azar y se ríe.- ¿Dónde está tu habitación?
-Última puerta a la izquierda.- comento entre risas.- Antes era una habitación especial para guardar artefactos inservibles y herramientas, pero…


Justin no me deja terminar. Me aprisiona contra sus labios y me abraza justo en medio del pasillo con sus brazos y yo contra la pared. Pronto estoy jugando con su suave cabello y me estremezco cada que me toca la espalda por debajo de la blusa. Me arqueo contra él y gime mi nombre. Muerdo mi labio inferior y abro la puerta de mi habitación sin separarme siquiera un centímetro de él. Acaricia mi cabello y me deja caer lentamente sobre la cama. Logro sentarme en la orilla y tomo aire. Lo miro a los ojos y le sonrío con sinceridad. Tomo su camisa en mi poder y se la quito por completo. Acaricio la piel suave de su espalda y me hecho para atrás, hasta tocar con mi cabeza la almohada. Me levanta un poco entre besos y me quita mi blusa. Baja sus labios a mi cuello y se queda ahí, prisionero de mi piel y de mi respiración que se escucha con mayor intensidad ahí. Acaricia mi cintura y yo escondo mis labios en su hombro. Su mano baja a mi cadera y baja un poco la tela de mi pantalón y mi ropa interior. Acaricia mi pierna y vuelve a subir su mano hasta mi hombro. Lo acaricia hacia abajo, hasta lo largo de mi brazo y me toma de la mano. Entrelazamos nuestros dedos. Levanta la vista y me vuelve a mirar con esos ojos llenos de entrega, de paciencia y sobre todo, de amor. 
No puedo describir el hermoso sentimiento que tengo cuando Justin me hace el amor. Con esta, son dos veces y he perdido el miedo. Me siento más libre para volar. Y al terminar, siento como si todo el problema que nos envuelve no existiera. Mi corazón late fuerte cuando ambos reímos escondiéndonos en las sábanas y entrelazando nuestros pies. Me siento mucho más mayor, con una casa para nosotros dos solos, como si fuéramos algo más. Desearía que todo fuer más fácil. Y justo ahora, me levanto, envuelta por una sábana y voy corriendo hacia mi mochila, que está en mi escritorio y tomo mi teléfono. Regreso a su lado y me quedo sentada sobre el acolchado, él se incorpora y se sienta a mi lado.


-¿Qué tienes ahí?- pregunta juguetonamente besando mi mejilla.- 
-Tengo que contarte algo que he descubierto.- suspiro pesadamente y no lo miro. Solo sigo rebuscando entre los archivos enviados.- Justin… no sé cómo vayas a reaccionar con esto. Es que… yo tampoco me lo creo.
-¿Qué pasa?- pregunta con su semblante preocupado. Odio que se ponga así.- Puedes decirme. 
-Es que he descubierto esto en el teléfono de Alicia.- le entrego mi teléfono y levanto mis piernas para abrazarlas y colocar mi barbilla sobre las rodillas. Intentando mirar hacia otro lado que no sea él.- 


Solo escucho su respiración y me preocupa. Miro de reojo y el no se mueve, solo sigue pasando mensaje por mensaje. ¿Me va a odiar? ¿Ya me odia? Tomo valor y me vuelvo por completo hacia él. Ha dejado el teléfono en el buró y mira hacia el frente como si nada hubiera pasado. Gira su cabeza hacia mí y me sonríe débilmente. 


-Lo siento.- agacho mi mirada y jugueteo con mis dedos.- No supe si era  o no correcto… yo solo quería encontrar respuestas y eso hice, pero ahora no sé que hacer con esto. Puede servir… pero…
-Estamos haciendo justo lo mismo.- Justin completa mi frase y me sorprende.- Entiendo que Alicia se ve con ese Robert. Pero… tu y yo también lo estamos haciendo. Y es justamente lo mismo.
-Lo sé.- asiento desesperada.- No tengo idea de qué hacer con esto. No es justo. Simplemente no es justo para ti, solo por un ataque de ansiedad están comprometidos, no es justo que tú hagas esto. Yo te amo. Mi hermana está en un error, está dejando ir al chico más increíble que puede haber conseguido.
-Te amo.- besa mi frente y me envuelve con sus brazos de una forma reconfortante.- Te amo por preocuparte tanto por mí. Pero, aún así estamos haciendo mal y es casi lo mismo que lo que pasa con tu hermana y Newman. 
-¿Entonces qué hacemos?- pregunto desesperada.- 
-Cambio de planes.- suspira.- Debemos dejar de vernos de esta forma.- antes de que yo puedo replicar algo, él interrumpe de nuevo.- Comportarnos como solo dos conocidos y yo buscaré la forma de atraparlos, o que alguien los atrape y me “diga”. Desapareceré por un tiempo, volveré y pediré disculpas a la familia, alegando que aún me gusta hablar contigo porque nuestra amistad no se va a destruir por otra causa. Y después podremos salir juntos. Lo que sigue es el destino, la relación y convencer a tus padres. Que es más fácil que explicar porqué salgo contigo cuando se supone que tu hermana es mi prometida. 


Me quedo pasmada. Con razón duró todo este tiempo callado y pensando. Sé que es una buena idea, pero no soportaría tener que evitar verlo por todo ese tiempo, por lo menos tengo que olvidarme de sus besos por cinco meses. Tal vez más. Y ni hablar de olvidarme de nuestras tardes juntos, y todo eso. El amor requiere sacrificios, valentía y sobre todo, esfuerzo y determinación. Asiento débilmente y me besa con pasión. Me ama. Lo sé. Y va a cumplir todo lo que me promete por ese sencillo hecho. Yo, voy a hacer todo lo que él me pida, voy a poder mover una montaña si él me lo pide. Y seré valiente por una sola vez en mi vida. Hasta ahora.


“La fortaleza, crece en proporción a la carga”. - Thomas Wentworth Higginson.



***


Terminamos de comer la pizza y nos despedimos con un beso prolongado antes de abrir la puerta. Me dice adiós y yo evito las lágrimas. De nuevo volveremos a ser dos extraños. Siento que me ha dado algo de su fortaleza y puedo sobrevivir. Pero aún tengo que olvidarme del hecho de que Newman lo sabe todo. Ya encontraré manera de chantajearlo, puedo hacerlo. Yo sé que sí. Todo por ser completamente feliz por una vez en mi vida.
Me doy una ducha larga y relajante, me pongo mi pijama y tomo mi cabello en un moño desordenado antes de irme a la cama. Me recuesto y me tapo con las sábanas mientras abrazo la almohada, en la que hace apenas menos de una hora, Justin estaba dormitando. Inhalo un poco del aroma que queda de él y quisiera guardarlo por todos estos días que ya no lo veré. Y algo extraño… me hecho a llorar. Tal vez no sea tan extraño, la verdad es que desearía que las cosas fueran más fáciles. Daría todo lo que tengo para ser feliz a su lado. Él me ha enseñando a preocuparme por mi bienestar sobre el de los demás, tengo que estar bien conmigo misma antes de estar bien con las demás personas. Lo tengo tan claro, que dejo de llorar y me quedo completamente dormida. 


***


-Necesitas más sombra en los ojos.- me aconseja Alicia cuando me veo por el espejo por enésima vez después de cada uno de sus “retoques”.- Siempre te ves como una pequeña de quince años.
-¿Es que acaso quieres que luzca como una prostituta infantil?- le pregunto enfadada, borrando un poco la sombra negra que me ha puesto por todo el párpado.- Lo más natural posible… así atraes hasta a los animales.


Tengo que actuar normal con ella. Esta noche es la cena especial en honor al triunfo del hermano de Matt. Reservamos un hotel hace horas y aunque estamos cansados por el pequeño viaje, tuvimos que arreglarnos para asistir. Opté por usar el vestido negro que mi hermana me había regalado. Esta será la primera vez que veré a Justin como un “completo extraño conocido” como él lo explicó. Habrá tanta gente, que desearía quedarme en casa a ver televisión y dormir. A ese nivel. 
Al llegar a la fiesta, nos encontramos con los padres de Matt. Los señores Murphy. Saludamos a toda la familia y a los conocidos, mi corazón se acelera al ver a Justin entrar tan elegante como suele ser en este tipo de reuniones. Toma la mano de mi hermana, y veo que su rostro es de esperanza. De que tal vez hoy sea el día… porque, si no lo sabían, Nick, el hermano de Matt es muy amigo de Robert Newman. 
Lo diviso entre la gente y me dedica una sonrisa maliciosa. Finjo no verlo y me vuelvo hacia Matt, que está huyendo a los mimos de su madre y no tardo en averiguar que le sigue llamando “Matty”. 


-Matty, hace tiempo que o te veía tan feliz de saludar a una amiga.- comenta la señora Murphy durante la cena. Nuestra mesa es la más grande de todas. Estamos ambas familias reunidas.- No sabes cuánto habla de ti _____. Está loco.
-Ahh… mamá.- replica mientras picotea su ensalada.- No tienes porqué ser tan comunicativa. 
-No, si, si tengo.- hace un ademán de golpear en la cabeza a su hijo, pero por fortuna, no lo hace.- Como sea… Matty dice que seguirá los pasos de Nick y se especializará en ser cardiólogo. 
-Solo dije que sería una opción.- interrumpe Matt y hace a todos reír. Siempre es divertido ver esa convivencia Matty-Madre.- 
-Ojalá _____ quisiera seguir los pasos de su hermana.- comenta mi madre, levanto la vista y todos están interesados, solo Justin me lanza una mirada tranquilizadora.- Tú sabes… encontrar un buen trabajo y un excelente chico. Así como Justin. 


Reprimo una risa divertida. Vaya mamá… en eso tienes razón. He elegido a un chico excelente. 


-¿Y cómo va la escuela linda?- me pregunta el señor Murphy.- ¿Has elegido qué universidad elegir?
-Quiero ir a Manhattan primero.- digo mientras mastico. Solo por fastidiar a mi madre.- Ya sabe… dejar un año para obtener experiencia laboral y justo después de saber los resultados, si es que tengo suerte, mudarme allá y trabajar después de estudiar y todo eso. Y si no logro entrar, de todas formas trabajar. Es lo que quiero. Viajar.
-_______...- mi mamá nunca ha estado de acuerdo con eso.- 
-Es una opción.- levanto las manos para defenderme.- Tengo mayoría de edad…
-Vaya, vaya…- la señora Murphy acude en mi ayuda.- Nick radicará en Manhattan. Tal vez pueda conseguirte un apartamento allí. 
-Sí, gracias.- asiento y me pongo a comer en silencio.- ¿Podrían disculparme un momento?- pregunto mientras me levanto y tomo la servilleta y limpio la comisura de mi boca.- Debo ir al tocador. Volveré.


Me levanto y entro a la enorme casa. Justo al dar vuelta en la primera esquina, donde ya nadie me ve, me quito mis tacones altos y corro por el pasillo hasta llegar al baño. No cierro la puerta. Me doy la media vuelta y abro el grifo de agua, para tomar con mis manos y poner un poco en mi frente, con cuidado a no dañar el maquillaje de los ojos, o pareceré un mapache. Levanto la vista al espejo, y un miedo se apodera de mí por completo. Robert está detrás de mí y ha cerrado la puerta a sus espaldas.


“El miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peor de lo que son.” - Tito Livio.


-¿Qué quieres?- pregunto nerviosa, pegándome lo más posible al lavabo, alejándome de las sucias manos que toman mi cintura.- ¡Suéltame!
-Vaya, vaya… ¿la nena ha olvidado nuestro arreglo?- pregunta maliciosamente.- 
-¿Cuál arreglo Robert?- pregunto molesta y con la adrenalina comiéndome viva.- Tú sabes bien que no quedamos en nada. No debí haberte importunado. Ahora lárgate.
-Quiero que ruegues.- muerde su labio y se acerca a mi cuello asquerosamente, tocándolo con sus labios.- Quiero que supliques por que te suelte. O por que siga… tu solo decídelo. 
-¡Imbécil, basura, bastardo!- son los únicos adjetivos que puedo decirle antes de que me bese, lucho con todas mis fuerzas pero no logro zafarme.- ¡Auxilio!
-Cállate pequeña cosita caliente.- susurra a mi oído.- Te voy a follar. Y no quiero que me delates o hago otra cosa peor. Pero... en serio. Con esto, cuenta conmigo para dejar en evidencia a la zorra de tu hermana.
-¡Cierra la puta boca, déjame ir!- me esfuerzo por lograr que mis golpes le duelan, pero es imposible.- Tu no vas a tocarme.
-Pero si ya lo estoy haciendo cariño…- ríe en voz baja y pone una mano sobre mis labios.- Y más vale que cierres esa boquita, porque no la necesitamos ahora… por el momento.


Con lágrimas en los ojos, siento como se apodera de mí, y yo… no puedo hacer nada, pataleo, me quejo, pero él no hace caso, nadie me escucha. Quiere arrancar mi ropa, me quiere por completo y tengo tanto miedo, que no puedo ni gritar. Baja sus manos hacia mi cintura y por debajo del vestido baja mi ropa interior. Cierro los ojos y espero lo peor…


***


Salgo corriendo del baño y directamente a la puerta. El se ha ido. Me ha dejado sola en el baño tirada en el suelo, llorando por mi dignidad. Soy una mierda. Soy una estúpida. Soy una insignificante mancha. Quiero morir, es lo único que quiero. Dejé atrás a mi madre preguntándose porqué he escapado. ¿Y Justin? Dios, no puedo volver a verlo. Robert ha abusado de mí. 
Me inclino al final del camino en plena madrugada. La feria está cerrada, pero he llegado hasta el final del muelle. Me apoyo sobre el soporte de madera y respiro hondo. Subo un pié sobre el primer escalón y siento el aire salado golpear mi cara. Subo otro pequeño peldaño y puedo sentir que si no fuera porque me sostengo con las manos, ya estuviera cayendo al vacío. Lloro desconsoladamente y casi grito de desesperación. Me voy soltando poco a poco para caer al mar y ahogarme. Ahogar los recuerdos. 
Listo. Pierdo el equilibrio y unas manos me sostienen con fuerza por la cintura y me jalan hacia atrás para caer de nuevo en el piso de madera del muelle. 
Tal vez sea Robert de nuevo. Pataleo, grito y cierro los ojos con miedo extremo. Estoy temblando, y un odio repentino llega a mí.


-¡Déjame!- grito como si tuviera un demonio dentro de mí.- ¡Déjame, quiero morirme, déjame ya!- me duele la garganta con cada grito.- ¡Déjame en paz Robert! ¡Auxilio! ¡Déjame morir maldita sea!
-_______, _______, nena…- la voz de Justin me llega de lleno y me vuelvo hacia él. Está ahí. Sosteniéndome. Abrazándome con fuerza.- Tranquila… tranquila amor. Ya estoy aquí. 
-No puedo verte.- niego repetidas veces.- No me mires. Por favor no me toques. No soy digna de ti. 
-¿Qué te ha pasado?- me pregunta alarmado.- ¿Qué te hizo Robert?
-Nada.
-Mierda…- se queja.- ¿Cómo que nada? ¡Mírate! Te ibas a suicidar _____. ¿Qué mierda te hizo ese bastardo? ¿Por qué lo nombraste?


Me echo a llorar en sus brazos y me escondo en su pecho, voy cayendo, cayendo, cayendo… hasta estar con él, sentada en el piso y sollozando mientras él me intenta tranquilizar con sus manos acariciando mi cabello. 


-------


Ay... chicas, esto es triste, ah.
Bueno... he tenido muchas peticiones de maratón.
Vale... haré lo posible por hacer uno este fin de semana.
Si no es el viernes, será el sábado por la mañana o por la noche. 
Yo les avisaré en su debido tiempo.

¿Se nota como si ya se fuera a terminar verdad?
Aún tenemos tanto por pasar... Gracias chicas. 
Su apoyo siempre me hace fuerte. A pesar de los problemas que he tenido.
Escribir y recibir buenos comentarios es mi soporte.
De verdad.... #Gracias 

#MuchMuchLove #LuchemosPorLlegarFelicesAlFinDeSemana
klasnklansfkla 


Enamórense tanto como yo de Bittersweet Symphony, ah klsndklds
(qué moderna,ah.) 

*Si no te avisé o te avisé dos veces, regáñame bonito, ah. (En serio, desde el problema con twitter, he estado perdiendo los tweets de lectoras y no se si es porque o les avisé por error)
*Tu comentario es importante.
*Si eres nueva lectora pon un #NL para avisarte.
*Si cambias de user, avísame para seguirte mandando el link del capítulo.

Mafer.

Views 637

305 days ago

My Sister's Boyfriend
Capítulo 29


Todo el camino a casa es confuso. Es una nebulosa encima de mi cabeza que no me deja pensar bien. Pienso en la propuesta de Robert, y justo después pienso en todo lo que puede pasar de ser el caso de que acepte. (Ni que estuviera completamente loca) ese imbécil es un genio y hará todo lo conveniente para él. El nunca me ayudaría. Ni loca en pensar en esa posibilidad. No estaba pensando cuando me dirigí a su casa a buscar su apoyo, la verdad que no. Solo he avivado el fuego que creí que ya había desaparecido hace años… de hecho yo no lo hice. Mi hermana lo hizo, y ahora no tengo deseos mínimos de verla.
Al llegar a casa, hay un mensaje en el teléfono fijo, mi padre dice que volverá en dos días. Como no tengo mucha hambre, tomo un yogurt de frutas del refrigerador y me siento a hacer los deberes, que sorpresivamente son pocos. Al terminar, ni siquiera son las cinco de la tarde y me encuentro libre y sola en la sala de estar mirando alguna estúpida película que no entiendo bien. El interfono suena y me dirijo a contestar. Es Justin. Al abrirle la puerta de entrada, veo su sonrisa por primera vez en una semana y me siento más tranquila, aunque sé que tengo que contarle la verdad.
Lleva en sus manos un cartón que dice The Master’s. El mejor restaurante de comida italiana del mundo. Sonrío y le doy un beso corto en los labios antes de dejarlo entrar y tomar la caja para dirigirnos a la cocina. Él me toma de la cintura y besa mu cuello. Llegamos a la cocina y pongo el cartón de pizza en la mesa y busco algunos platos.


-No, no… déjala.- me toma de la mano y se dirige hacia el pasillo, donde abre puertas al azar y se ríe.- ¿Dónde está tu habitación?
-Última puerta a la izquierda.- comento entre risas.- Antes era una habitación especial para guardar artefactos inservibles y herramientas, pero…


Justin no me deja terminar. Me aprisiona contra sus labios y me abraza justo en medio del pasillo con sus brazos y yo contra la pared. Pronto estoy jugando con su suave cabello y me estremezco cada que me toca la espalda por debajo de la blusa. Me arqueo contra él y gime mi nombre. Muerdo mi labio inferior y abro la puerta de mi habitación sin separarme siquiera un centímetro de él. Acaricia mi cabello y me deja caer lentamente sobre la cama. Logro sentarme en la orilla y tomo aire. Lo miro a los ojos y le sonrío con sinceridad. Tomo su camisa en mi poder y se la quito por completo. Acaricio la piel suave de su espalda y me hecho para atrás, hasta tocar con mi cabeza la almohada. Me levanta un poco entre besos y me quita mi blusa. Baja sus labios a mi cuello y se queda ahí, prisionero de mi piel y de mi respiración que se escucha con mayor intensidad ahí. Acaricia mi cintura y yo escondo mis labios en su hombro. Su mano baja a mi cadera y baja un poco la tela de mi pantalón y mi ropa interior. Acaricia mi pierna y vuelve a subir su mano hasta mi hombro. Lo acaricia hacia abajo, hasta lo largo de mi brazo y me toma de la mano. Entrelazamos nuestros dedos. Levanta la vista y me vuelve a mirar con esos ojos llenos de entrega, de paciencia y sobre todo, de amor.
No puedo describir el hermoso sentimiento que tengo cuando Justin me hace el amor. Con esta, son dos veces y he perdido el miedo. Me siento más libre para volar. Y al terminar, siento como si todo el problema que nos envuelve no existiera. Mi corazón late fuerte cuando ambos reímos escondiéndonos en las sábanas y entrelazando nuestros pies. Me siento mucho más mayor, con una casa para nosotros dos solos, como si fuéramos algo más. Desearía que todo fuer más fácil. Y justo ahora, me levanto, envuelta por una sábana y voy corriendo hacia mi mochila, que está en mi escritorio y tomo mi teléfono. Regreso a su lado y me quedo sentada sobre el acolchado, él se incorpora y se sienta a mi lado.


-¿Qué tienes ahí?- pregunta juguetonamente besando mi mejilla.-
-Tengo que contarte algo que he descubierto.- suspiro pesadamente y no lo miro. Solo sigo rebuscando entre los archivos enviados.- Justin… no sé cómo vayas a reaccionar con esto. Es que… yo tampoco me lo creo.
-¿Qué pasa?- pregunta con su semblante preocupado. Odio que se ponga así.- Puedes decirme.
-Es que he descubierto esto en el teléfono de Alicia.- le entrego mi teléfono y levanto mis piernas para abrazarlas y colocar mi barbilla sobre las rodillas. Intentando mirar hacia otro lado que no sea él.-


Solo escucho su respiración y me preocupa. Miro de reojo y el no se mueve, solo sigue pasando mensaje por mensaje. ¿Me va a odiar? ¿Ya me odia? Tomo valor y me vuelvo por completo hacia él. Ha dejado el teléfono en el buró y mira hacia el frente como si nada hubiera pasado. Gira su cabeza hacia mí y me sonríe débilmente.


-Lo siento.- agacho mi mirada y jugueteo con mis dedos.- No supe si era o no correcto… yo solo quería encontrar respuestas y eso hice, pero ahora no sé que hacer con esto. Puede servir… pero…
-Estamos haciendo justo lo mismo.- Justin completa mi frase y me sorprende.- Entiendo que Alicia se ve con ese Robert. Pero… tu y yo también lo estamos haciendo. Y es justamente lo mismo.
-Lo sé.- asiento desesperada.- No tengo idea de qué hacer con esto. No es justo. Simplemente no es justo para ti, solo por un ataque de ansiedad están comprometidos, no es justo que tú hagas esto. Yo te amo. Mi hermana está en un error, está dejando ir al chico más increíble que puede haber conseguido.
-Te amo.- besa mi frente y me envuelve con sus brazos de una forma reconfortante.- Te amo por preocuparte tanto por mí. Pero, aún así estamos haciendo mal y es casi lo mismo que lo que pasa con tu hermana y Newman.
-¿Entonces qué hacemos?- pregunto desesperada.-
-Cambio de planes.- suspira.- Debemos dejar de vernos de esta forma.- antes de que yo puedo replicar algo, él interrumpe de nuevo.- Comportarnos como solo dos conocidos y yo buscaré la forma de atraparlos, o que alguien los atrape y me “diga”. Desapareceré por un tiempo, volveré y pediré disculpas a la familia, alegando que aún me gusta hablar contigo porque nuestra amistad no se va a destruir por otra causa. Y después podremos salir juntos. Lo que sigue es el destino, la relación y convencer a tus padres. Que es más fácil que explicar porqué salgo contigo cuando se supone que tu hermana es mi prometida.


Me quedo pasmada. Con razón duró todo este tiempo callado y pensando. Sé que es una buena idea, pero no soportaría tener que evitar verlo por todo ese tiempo, por lo menos tengo que olvidarme de sus besos por cinco meses. Tal vez más. Y ni hablar de olvidarme de nuestras tardes juntos, y todo eso. El amor requiere sacrificios, valentía y sobre todo, esfuerzo y determinación. Asiento débilmente y me besa con pasión. Me ama. Lo sé. Y va a cumplir todo lo que me promete por ese sencillo hecho. Yo, voy a hacer todo lo que él me pida, voy a poder mover una montaña si él me lo pide. Y seré valiente por una sola vez en mi vida. Hasta ahora.


“La fortaleza, crece en proporción a la carga”. - Thomas Wentworth Higginson.



***


Terminamos de comer la pizza y nos despedimos con un beso prolongado antes de abrir la puerta. Me dice adiós y yo evito las lágrimas. De nuevo volveremos a ser dos extraños. Siento que me ha dado algo de su fortaleza y puedo sobrevivir. Pero aún tengo que olvidarme del hecho de que Newman lo sabe todo. Ya encontraré manera de chantajearlo, puedo hacerlo. Yo sé que sí. Todo por ser completamente feliz por una vez en mi vida.
Me doy una ducha larga y relajante, me pongo mi pijama y tomo mi cabello en un moño desordenado antes de irme a la cama. Me recuesto y me tapo con las sábanas mientras abrazo la almohada, en la que hace apenas menos de una hora, Justin estaba dormitando. Inhalo un poco del aroma que queda de él y quisiera guardarlo por todos estos días que ya no lo veré. Y algo extraño… me hecho a llorar. Tal vez no sea tan extraño, la verdad es que desearía que las cosas fueran más fáciles. Daría todo lo que tengo para ser feliz a su lado. Él me ha enseñando a preocuparme por mi bienestar sobre el de los demás, tengo que estar bien conmigo misma antes de estar bien con las demás personas. Lo tengo tan claro, que dejo de llorar y me quedo completamente dormida.


***


-Necesitas más sombra en los ojos.- me aconseja Alicia cuando me veo por el espejo por enésima vez después de cada uno de sus “retoques”.- Siempre te ves como una pequeña de quince años.
-¿Es que acaso quieres que luzca como una prostituta infantil?- le pregunto enfadada, borrando un poco la sombra negra que me ha puesto por todo el párpado.- Lo más natural posible… así atraes hasta a los animales.


Tengo que actuar normal con ella. Esta noche es la cena especial en honor al triunfo del hermano de Matt. Reservamos un hotel hace horas y aunque estamos cansados por el pequeño viaje, tuvimos que arreglarnos para asistir. Opté por usar el vestido negro que mi hermana me había regalado. Esta será la primera vez que veré a Justin como un “completo extraño conocido” como él lo explicó. Habrá tanta gente, que desearía quedarme en casa a ver televisión y dormir. A ese nivel.
Al llegar a la fiesta, nos encontramos con los padres de Matt. Los señores Murphy. Saludamos a toda la familia y a los conocidos, mi corazón se acelera al ver a Justin entrar tan elegante como suele ser en este tipo de reuniones. Toma la mano de mi hermana, y veo que su rostro es de esperanza. De que tal vez hoy sea el día… porque, si no lo sabían, Nick, el hermano de Matt es muy amigo de Robert Newman.
Lo diviso entre la gente y me dedica una sonrisa maliciosa. Finjo no verlo y me vuelvo hacia Matt, que está huyendo a los mimos de su madre y no tardo en averiguar que le sigue llamando “Matty”.


-Matty, hace tiempo que o te veía tan feliz de saludar a una amiga.- comenta la señora Murphy durante la cena. Nuestra mesa es la más grande de todas. Estamos ambas familias reunidas.- No sabes cuánto habla de ti _____. Está loco.
-Ahh… mamá.- replica mientras picotea su ensalada.- No tienes porqué ser tan comunicativa.
-No, si, si tengo.- hace un ademán de golpear en la cabeza a su hijo, pero por fortuna, no lo hace.- Como sea… Matty dice que seguirá los pasos de Nick y se especializará en ser cardiólogo.
-Solo dije que sería una opción.- interrumpe Matt y hace a todos reír. Siempre es divertido ver esa convivencia Matty-Madre.-
-Ojalá _____ quisiera seguir los pasos de su hermana.- comenta mi madre, levanto la vista y todos están interesados, solo Justin me lanza una mirada tranquilizadora.- Tú sabes… encontrar un buen trabajo y un excelente chico. Así como Justin.


Reprimo una risa divertida. Vaya mamá… en eso tienes razón. He elegido a un chico excelente.


-¿Y cómo va la escuela linda?- me pregunta el señor Murphy.- ¿Has elegido qué universidad elegir?
-Quiero ir a Manhattan primero.- digo mientras mastico. Solo por fastidiar a mi madre.- Ya sabe… dejar un año para obtener experiencia laboral y justo después de saber los resultados, si es que tengo suerte, mudarme allá y trabajar después de estudiar y todo eso. Y si no logro entrar, de todas formas trabajar. Es lo que quiero. Viajar.
-_______...- mi mamá nunca ha estado de acuerdo con eso.-
-Es una opción.- levanto las manos para defenderme.- Tengo mayoría de edad…
-Vaya, vaya…- la señora Murphy acude en mi ayuda.- Nick radicará en Manhattan. Tal vez pueda conseguirte un apartamento allí.
-Sí, gracias.- asiento y me pongo a comer en silencio.- ¿Podrían disculparme un momento?- pregunto mientras me levanto y tomo la servilleta y limpio la comisura de mi boca.- Debo ir al tocador. Volveré.


Me levanto y entro a la enorme casa. Justo al dar vuelta en la primera esquina, donde ya nadie me ve, me quito mis tacones altos y corro por el pasillo hasta llegar al baño. No cierro la puerta. Me doy la media vuelta y abro el grifo de agua, para tomar con mis manos y poner un poco en mi frente, con cuidado a no dañar el maquillaje de los ojos, o pareceré un mapache. Levanto la vista al espejo, y un miedo se apodera de mí por completo. Robert está detrás de mí y ha cerrado la puerta a sus espaldas.


“El miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peor de lo que son.” - Tito Livio.


-¿Qué quieres?- pregunto nerviosa, pegándome lo más posible al lavabo, alejándome de las sucias manos que toman mi cintura.- ¡Suéltame!
-Vaya, vaya… ¿la nena ha olvidado nuestro arreglo?- pregunta maliciosamente.-
-¿Cuál arreglo Robert?- pregunto molesta y con la adrenalina comiéndome viva.- Tú sabes bien que no quedamos en nada. No debí haberte importunado. Ahora lárgate.
-Quiero que ruegues.- muerde su labio y se acerca a mi cuello asquerosamente, tocándolo con sus labios.- Quiero que supliques por que te suelte. O por que siga… tu solo decídelo.
-¡Imbécil, basura, bastardo!- son los únicos adjetivos que puedo decirle antes de que me bese, lucho con todas mis fuerzas pero no logro zafarme.- ¡Auxilio!
-Cállate pequeña cosita caliente.- susurra a mi oído.- Te voy a follar. Y no quiero que me delates o hago otra cosa peor. Pero... en serio. Con esto, cuenta conmigo para dejar en evidencia a la zorra de tu hermana.
-¡Cierra la puta boca, déjame ir!- me esfuerzo por lograr que mis golpes le duelan, pero es imposible.- Tu no vas a tocarme.
-Pero si ya lo estoy haciendo cariño…- ríe en voz baja y pone una mano sobre mis labios.- Y más vale que cierres esa boquita, porque no la necesitamos ahora… por el momento.


Con lágrimas en los ojos, siento como se apodera de mí, y yo… no puedo hacer nada, pataleo, me quejo, pero él no hace caso, nadie me escucha. Quiere arrancar mi ropa, me quiere por completo y tengo tanto miedo, que no puedo ni gritar. Baja sus manos hacia mi cintura y por debajo del vestido baja mi ropa interior. Cierro los ojos y espero lo peor…


***


Salgo corriendo del baño y directamente a la puerta. El se ha ido. Me ha dejado sola en el baño tirada en el suelo, llorando por mi dignidad. Soy una mierda. Soy una estúpida. Soy una insignificante mancha. Quiero morir, es lo único que quiero. Dejé atrás a mi madre preguntándose porqué he escapado. ¿Y Justin? Dios, no puedo volver a verlo. Robert ha abusado de mí.
Me inclino al final del camino en plena madrugada. La feria está cerrada, pero he llegado hasta el final del muelle. Me apoyo sobre el soporte de madera y respiro hondo. Subo un pié sobre el primer escalón y siento el aire salado golpear mi cara. Subo otro pequeño peldaño y puedo sentir que si no fuera porque me sostengo con las manos, ya estuviera cayendo al vacío. Lloro desconsoladamente y casi grito de desesperación. Me voy soltando poco a poco para caer al mar y ahogarme. Ahogar los recuerdos.
Listo. Pierdo el equilibrio y unas manos me sostienen con fuerza por la cintura y me jalan hacia atrás para caer de nuevo en el piso de madera del muelle.
Tal vez sea Robert de nuevo. Pataleo, grito y cierro los ojos con miedo extremo. Estoy temblando, y un odio repentino llega a mí.


-¡Déjame!- grito como si tuviera un demonio dentro de mí.- ¡Déjame, quiero morirme, déjame ya!- me duele la garganta con cada grito.- ¡Déjame en paz Robert! ¡Auxilio! ¡Déjame morir maldita sea!
-_______, _______, nena…- la voz de Justin me llega de lleno y me vuelvo hacia él. Está ahí. Sosteniéndome. Abrazándome con fuerza.- Tranquila… tranquila amor. Ya estoy aquí.
-No puedo verte.- niego repetidas veces.- No me mires. Por favor no me toques. No soy digna de ti.
-¿Qué te ha pasado?- me pregunta alarmado.- ¿Qué te hizo Robert?
-Nada.
-Mierda…- se queja.- ¿Cómo que nada? ¡Mírate! Te ibas a suicidar _____. ¿Qué mierda te hizo ese bastardo? ¿Por qué lo nombraste?


Me echo a llorar en sus brazos y me escondo en su pecho, voy cayendo, cayendo, cayendo… hasta estar con él, sentada en el piso y sollozando mientras él me intenta tranquilizar con sus manos acariciando mi cabello.


-------


Ay... chicas, esto es triste, ah.
Bueno... he tenido muchas peticiones de maratón.
Vale... haré lo posible por hacer uno este fin de semana.
Si no es el viernes, será el sábado por la mañana o por la noche.
Yo les avisaré en su debido tiempo.

¿Se nota como si ya se fuera a terminar verdad?
Aún tenemos tanto por pasar... Gracias chicas.
Su apoyo siempre me hace fuerte. A pesar de los problemas que he tenido.
Escribir y recibir buenos comentarios es mi soporte.
De verdad.... #Gracias

#MuchMuchLove #LuchemosPorLlegarFelicesAlFinDeSemana
klasnklansfkla


Enamórense tanto como yo de Bittersweet Symphony, ah klsndklds
(qué moderna,ah.)

*Si no te avisé o te avisé dos veces, regáñame bonito, ah. (En serio, desde el problema con twitter, he estado perdiendo los tweets de lectoras y no se si es porque o les avisé por error)
*Tu comentario es importante.
*Si eres nueva lectora pon un #NL para avisarte.
*Si cambias de user, avísame para seguirte mandando el link del capítulo.

Mafer.

21 Comments

Realtime comments disabled

MarCy1291 293 days ago

esto merece otro DEMONIOS. asgjkasgkas %&/"·$!"·ª!""! DIABLOS.
Justin espero que mates al HDP o al menos lo hagas sufrir lentamente.

Ninasforever 303 days ago

que lo denuncien a robert y se pudra a la carcel joder! me tiene hasta los ovarios este tio... que se busque una puta. y la deje en paz.
y ahora el puto plan d ser desconocidos WHAT ?¿ por lo menos justin es BUENO y fue a buscar a rayitaa para consolarla

LauBiebsMalette 303 days ago

Nooo :'( pobre rayita pero mas bien llego justin a consolarla<3 hsidkdk seguilaa! :3 y disculpa por haber tardado tanto en comentar :)

LauBiebsMalette 303 days ago

Nooo :'( pobre rayita pero mas bien llego justin a consolarla<3 hsidkdk seguilaa! :3 y disculpa por haber tardado tanto en comentar :)

LauBiebsMalette 303 days ago

Nooo :'( pobre rayita pero mas bien llego justin a consolarla<3 hsidkdk seguilaa! :3 y disculpa por haber tardado tanto en comentar :)

Anto688 303 days ago

NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO </3 ESTOY LLORANDO como pudo pasar estooo!!! malditooo robert! lo odioooo!!! ... justin tienen que matar a ese estupido!!! ... maraton porfavorrr!!! no puedo mas con la espera! &l

manuorozco 304 days ago

no e podido leer los ultimos 3 caps pero quiero comentarte para que sepas que siempre estoy pendiente muero por saber q pasa :s

LorenaValdezz 304 days ago

siguela lo ame <3 akshdgfakhsjk:3

DianaDoma 304 days ago

QUE? dio un giro de 360* porque? Siguela maldito robert! ¬¬

samantha_aka 304 days ago

wow, wow, wow mierda ese maldito de ni siquiera lo voy a mencionar la violo maldita sea bastardo chama pobresita rayis ahora Justin tiene que matar a ese desgraciado, definitivamente. Siguela y sorry por no haber comentado!

JBItsMyDream 305 days ago

OMFG robeeert que ascooo !! omg siguela pronto pleaseee

GirlSwagofBiebs 305 days ago

OMG! que mal me cae Robert, Justin es un amor como siempre :) seguilaaa y espero con ancias la maraton!

_NariPerez 305 days ago

Maldito Robertt! Dios amo a Justin, es tan tierno con rayitaa :3 SIII MARATON PORFAVORRR! Siguelaa

iBieberOu 305 days ago

Que hare yo,que hara Jusin? omg omg omg morire enserio,si no subes mas capitulos,se que ya no he comentado tu novela,es porque aveces twitpic no me deja comentar :( bueno te amo Mafer,eres una gran escritora,tienes mucho talento,espero que saques un libro

iBieberOu 305 days ago

OMG tu novela es realmente perfecta,que hara Justin,estupido Robert porque hizo eso? :((( shoro es demasiado triste el capitulo,pero me encanto lo ame,la tienes que seguir,tantas cosas se vienen a mi mente.

Biebseressexy 305 days ago

QUE? omg, omg, omg muerooooooo. ¡maldito robert! tienes que seguirla yaaaa.

puly_18 305 days ago

+ QUE VA A PASAR! :Z Okya... te mando todas mis buenas vibras para que estés bien y espero que tus problemas se solucionen :) un beso pequeña, te cuidas <3

puly_18 305 days ago

:O que penaaaaaa :C MALDITO ROBERT!!! 77 (te dije que merecía que lo castráramos) pobre rayita u.u enserio casi lloro :'( síguela porfa... enserio que ahora si que necesito saber que pasara, si le dirá la rayis a justin, si alguien mas se enterara, QUE VA

ZuleimaMojicaJB 305 days ago

OH Maldita sea ahora si te pasaste enserio hubiera preferido esperar a q tuvieras el maraton a q subieras capi hoy y la dejaras ahi osea es una catástrofe q la dejes ahi porq tenias q parar justamente en esa parte enserio me mataras.. ese robert es un mal

BiebersRockOn 305 days ago

dfhskjhfksjf arruinaré mi banner por ti xd skfjsgf siguela Beibi Lost In Confusion Boo sjhdfsgfsgf <33333333