Mafer.

@OLLG_Dreams

Not what your dad wants to know ;)

My Sister's Boyfriend
Capítulo 28

Después de varias quejas seguidas de parte de mis padres, al fin he logrado convencerlos de irme a vivir con papá. Alicia y mi madre no tuvieron nada que ver con la mudanza, o más bien, no quisieron tener dada que ver. Eddie y mi padre son los únicos que me han estado ayudando a mudar todas mis cosas de un lado al otro. Le mando un mensaje a Justin explicando que debemos vernos lo antes posible, pues quiero contarle lo que ha pasado. No puedo quedarme callada. Cuando Vanessa me llamó diciéndome que me estuvieron buscando por toda la fiesta el viernes anterior, me siento mal, y hasta quiero contarle sobre los mensajes de mí hermana con Robert. Pero prefiero estar callada, pues no quiero que se divulgue todo. Conociendo a mi hermana, haría hasta lo imposible por volver a quedar bien con todos. Lo único que tengo que hacer es esperar a Justin y prepararlo para esta noticia. Sé que él no siente mucho por mi hermana, pero aún así nada quita que ella esté engañando a su prometido y a toda su familia.
Mi padre ha salido a un viaje en una ciudad cercana, y durará lejos unos días. Me siento sola, pero cómodamente tranquila. Aquí es mucho mejor que la soledad vacía y fría de casa. Por lo menos aquí mi padre habla cada vez que puede para asegurarse de que todo marcha bien, mi madre en su lugar, nunca llama a no ser que quiera ordenarme algo o Alicia le estuviera contando algo comprometedor a su favor y yo saliera perdiendo. 
 El miércoles al salir de clase, veo a Austin practicando solo con su balón de basquetbol en la cancha del jardín. Desde que terminamos no hemos hablado nada. Me siento mal por él y por mí, por dejar que una amistad se esté destruyendo. Me armo de valor y me pongo mi bolsa en el hombro para caminar hacia él. Llego justo cuando el valón está en el aire y lo atrapo con las manos. Tiro mi bolsa al concreto y comienzo a correr hacia la canasta del lado contrario. Austin en un inicio se queda serio y no se mueve. Pero después comienza a perseguirme y me quita el balón rápidamente y yo grito divertida, ahora corriendo detrás de él. Arroja el balón a la canasta y aplaude cuando éste sale de esta. Río y me quito el sudor de la frente para volver por mi bolsa. 


-Vaya, tienes que practicar.- señala, botado el balón.- En dos semanas inicia la temporada de chicas y la verdad dicen que la otra escuela vencedora del año pasado está mejor que nunca. 
-No he tenido mucho tiempo.- me encojo de hombros y lo invito a sentarse conmigo en las gradas de a lado.- Escucha, debo disculparme por…
-Quedó en el pasado ____.- se encoje de hombros y mira hacia las canchas que están en frente.- Yo decidí ir muy rápido, así que yo tengo que disculparme esta vez.- mira hacia mí y me encuentra con la mirada baja, y luchando por no ponerme a llorar.- ¿Qué te ocurre?
-Bueno… ¿cómo empiezo?- tomo aire fuertemente y suspiro.- Mi familia se está desmoronando.- tiemblo con anticipación y aclaro la garganta.- Primero, mis padres. Después mi hermana ha regresado de la universidad, sabes cómo me llevo con ella y lo que pienso de mi madre al respecto. Eddie… él es el único que me apoya y con quien me llevo mejor, pero casi nunca está por el peso del trabajo y la escuela de medicina juntos. el único soporta que tengo es mi padre y mi hermano. Y claro… Vanessa y Bridgit… y quisiera contar contigo como apoyo también. 
-Sabes que yo siempre te voy a apoyar, pase lo que pase.- toma mi hombro con suavidad, y cierra los ojos con fuerza, evitando echarse a llorar conmigo también.- Mi padre se ha empeñado en forzarme a cursar la escuela de verano. Cree que con clases extra, llegaré más pronto a graduarme, como mis otros hermanos. Tú sabes… Anne es profesora de chicos de nuestra edad y solo tiene veintiséis. John es abogado y ya tiene una familia. Mi padre me mira a mí con miedo. Como si yo no fuera tan inteligente como ellos, tú sabes… por pertenecer al grupo de las personas que prefieren hacer deportes. 
-¿Le has dicho alguna vez lo que quieres?- pregunto cuando puedo volver a hablar sin que me tiemble la voz.- Puede ser que tomando una decisión tuya, por ejemplo, le des a entender lo listo que estás para tomar buenas decisiones. ¿No te parece?
-Puede ser, sí.- relame sus labios y tira el balón al piso, para moverlo con sus pies.- La verdad el entrenador me dijo que en el último juego de la temporada, vino un cazador de talentos de la universidad. Dialogaron después de nuestro triunfo, y está de acuerdo con él en darme una beca para el próximo año. Ya ves… que puedo ser profesional, puedo vivir de eso y esas cosas.
-¡Eso suena bien!- admito emocionada por él.- ¿Y tú eso quieres?
-Claro, claro.- asiente tratando de volver a sonreír como antes.- Solo que tengo miedo.- suspira fuertemente y me vuelve a mirar.- No de mi padre, si le comento esto, tengo la mitad de posibilidades que acepte. Pero a lo que tengo miedo es… no te burles. Tengo miedo a crecer. Ser mayor y cargar con esas cosas tan importantes, cuales quiera que sean. Tengo miedo a fallar como persona. Tengo miedo a no enorgullecer a esas personas que durante toda mi vida me han apoyado y han tenido fe en mí. ¿No te pasa eso?
-Yo pienso que todo el mundo teme a eso Austin, no tienes porqué preocuparte.- agacho la mirada y me miro los dedos de las manos.- Lo único que podemos hacer es seguir adelante, haciendo lo que creemos que está bien para nosotros. Es todo. No sabemos a donde vamos a parar con eso, pero tenemos el destino asegurado, solo falta dirigirlo. Y listo. Ten por seguro que si fallas, las personas que estuvieron contigo desde el inicio seguirán allí. Con tantos errores que se cometieron a lo largo de tu vida, no creo que por otro se den por vencidos. 
-¿Tú seguirás allí?- me pregunta, mirándome interrogativamente. Asiento.- Gracias _____. 
-¿Para qué está tú vieja amiga si no es para apoyarte?- digo sobre su hombro una vez que me ha abrazado.- Vamos, vamos. Habla a tu madre y dile que comerás con tu vieja amiga hoy. Te mostraré mi nueva casa.
-¿Te has ido de tu casa?- pregunta él cuando vamos caminando hacia los estacionamientos ya un poco vacíos.- ¿Era… eso lo que tú querías?
-Vamos, me basé en eso para aconsejarte.- asentí.- Hice lo que creía correcto y ahora estoy un poco mejor. Lo que debo hacer en seguida es platicar bien con toda la familia… pero aún no es tiempo. 
-¿Cuándo será?
-Ni yo misma lo sé.


“Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único.” - Agatha Christie.


***


Aparcó su auto justo en frente del complejo de apartamentos, conseguí que el señor gruñón de siempre, lo dejara entrar con todo y auto al lugar. Esta vez aparcó frente a casa y entramos directamente a la sala de estar para conversar un rato, después ambos caminamos hacia la concina y buscamos algunos ingredientes para una deliciosa lasaña. Austin es bueno en la cocina también. Un día él y su madre me hicieron un pastel de cumpleaños increíblemente delicioso. Como el chocolate es mi sabor favorito en cuanto a pasteles y dulces postres, ellos me dejaron con la boca abierta a triplicar el doble chocolate de la receta. Fue un día memorable, puesto a que terminé con dolor de estómago, por lo mucho que comí. 
Dejamos la lasaña cocinándose en el horno y volvemos a sentarnos en la sala de estar, y abrimos los libros y libretas, todos por toda la mesa. Se acercan los exámenes de mediados de curso, que valen casi exactamente la mitad de nuestra calificación. La verdad estamos platicando de nuestros planes en vez de estar estudiando, pero no hay nada mejor que dar un repaso con alguien que no se burla de ti por tener el nivel de concentración de un cangrejo. 


-¿Entonces estoy en lo correcto cuando te dije que Justin era ese chico por el que estábamos terminando?- Austin abordó el tema inesperadamente. Alcé la mirada y estaba escribiendo en su libro como si fuera lo más normal del mundo.- 
-Bueno… no precisamente terminé contigo por él.- contesto después de un rato pensando en una respuesta más o menos cierta.- Siento que solo me estaba engañando a mí misma. No me digas egoísta.- aclaro la garganta y subrayo algo de la lectura que no recuerdo bien, pero creo que era importante.- También no era justo que estuviera contigo por resentimiento. ¿O qué piensas?
-Hiciste bien.- asiente sin dejar de mirar el libro.- Pero no has respondido. ¿Justin es la razón? ¿Estás enamorada?
-Austin, tarde o temprano te vas a enterar.- cierro el rotulador y pongo suficiente atención en él.- Estoy saliendo con Justin.
-Oh, vaya…- cierra de un azote el libro y me mira fijamente. Sorpresa. No está molesto… está nervioso.- _______ él es el prometido de tu hermana. Dios mío…
-Eso te voy a explicar.- me levanto del piso, y me voy a su lado.- Cuando nos conocimos, él había roto con mi hermana. Fue el verano pasado. Hablamos durante horas y pasamos todo el día juntos. Honestamente yo pienso que esto no es tan malo como parece…
-Pero… ¿él se te insinuó? ¿Cómo es que tu hermana no lo sabe?- está desesperado. Preocupado por mí.- Ahora están comprometidos _____. Es básicamente lo mismo.
-No entiendo…- muerdo mi labio inferior para no aflojarlo a la hora de ponerme a llorar.- Ella lo está engañando. Es horrible. Nunca terminó con el tal Newman, y él había coqueteado conmigo. No sabes Austin. Él es horrible. Están juntos desde antes de que saliera con Justin.
-Esto no te justifica _____.- Austin se porta a un nivel de comprensión tan… extraño.- Mira. Ellos están comprometidos y se engañan mutuamente… ¿acaso confías en él? ¿Y si hace lo mismo cuando estén juntos? 
-No, no Austin. Sé que no lo haría.- niego con la cabeza, pensando en esa posibilidad y por un momento dudo de Justin.- Yo no tengo la culpa de lo que pasó. No tengo la culpa de que pensamos nunca volver a vernos, pensarnos todo el tiempo hasta enamorarnos y después… agh. Créeme que yo también desearía que esto no fuera así. 
-La única salida que veo, es que él la descubra.- el Austin que me apoya ha regresado. Ya estaba empezando a odiarlo.- No lo sé… debes de ser muy inteligente. 
-Yo pienso que aún no es tiempo…- reflexiono.- Sé que arriesgo más… en solo un mes es la boda y me estoy desesperando. Pero Alicia es demasiado reservada. Nunca había sospechado de ella. Si no fuera por el mensaje que logré leer en su teléfono… Dios. 
-Según lo que me cuentas es que ella Sale con ese Robert Newman que aborreces. ¿No es verdad?- Austin hace su libro hacia un lado y cruza los brazos.- Tal vez ese bastardo quiere que tu hermana también deje a Justin. La única salida es que hables con él y piensen en algo.
-Es un cerdo.- muerdo mi pulgar con nerviosismo.- Coqueteó conmigo. Es un controlador. Me da miedo solo pensar en él. 
-¿Quieres estar con Justin o no?


***


Después de buscar en la agenda de mamá, al fin encontré la dirección de Robert Newman. Vive solo a unos minutos de la escuela y al final de clases ese viernes, decidí ir. Ni siquiera me fijo bien al cruzar la calle por ir pensando en qué decir y cómo hacerlo. Tengo que ser fuerte. Tengo que ser mejor que él. Tengo que conseguir su ayuda. No puede negar que quiere a mi hermana para él solo. Tiene que funcionar. 


“Valor es lo que se necesita para levantarse y hablar; pero también es lo que se requiere para sentarse y escuchar.” - Winston Churchill.


Es una casa cualquiera, urbana y elegante. Llamo al timbre varias veces y la puerta se abre. Robert sonríe maliciosamente y cruza los brazos, observándome como un trozo de carne o algo así. Es un animal. Salvaje. Y yo soy como una pequeña presa. Todo el valor que había tomando en el transcurso del día, se vuelve pequeñito. 


-Debemos hablar.- ni siquiera me escucho a mí misma.- ¿Puedo pasar?
-Adelante princesa, entra.- dice descaradamente, abriéndome paso hacia su casa… territorio prohibido.- Ponte cómoda. ¿Deseas algo para tomar? ¿Un té helado, un café, un vaso de jugo de manzana? Sé que es tu favorito. 
-No, gracias.- me revuelvo incómodamente e el sofá y no me atrevo a recargarme siquiera.- 
-Vaya, ¿A qué se debe esta hermosa visita?- pregunta sentándose frente a mí y mirándome con esos ojos grises que me intimidan.- ¿Es que acaso quieres rendirte? Oh vamos nena… eres una chica de dieciocho años… tan pequeña… con bonitos ojos y tu cabello suelto es salvaje… 
-A la mierda Newman, vayamos al grano ¿vale?- este hombre es irritante.- Sé que sales con mi hermana. La verdad amo la idea. Pero no se me hace justo que lastime a alguien como Justin. ¿Qué quieres a cambio de que esto salga a la luz?


Alzo la mirada y veo a Robert con los ojos muy abiertos y formando una sonrisa aún más grande. Cruza los brazos y se recarga en el respaldo del sofá. Se relame los labios y se apoya sus manos sobre las rodillas.


-¿La pequeña está sugiriendo algo?- formo media sonrisa, para no notarme tan nerviosa.- Vaya… ¿cómo lo descubriste?
-Ambos son tan idiotas, que ni siquiera tienen el pudor de no mandarse mensajes obscenos al teléfono.- no pienso mencionar la computadora. Ni loca.- Bravo. Otra victoria para el chico Newman. 
-Eres inteligente.- asiente él como si entendiera un carajo.- Nena… la verdad si necesito alejar a ese imbécil. Tu hermana es tan buena en la cama que valdría la pena el riesgo y los chismes. 
-No necesito esa puta información.- de nuevo me siento incómoda y no estoy consciente de cuán sonrojada estoy.- 
-Tienes un carácter fuerte.- ríe sin humor.- Vamos… lo haría sin siquiera cobrarte, pero se me haría una estupidez mía.
-¿Entonces que quieres?- digo sacando de mi mochila una bola de plástico con todos mis ahorros en ella.- Se ve poco, pero de aquí a que te decidas puede subir. 
-No quiero dinero.- niega él severamente.- Tengo demasiado y no soy codicioso. 
-Entonces no tengo nada más que ofrecer.- me levanto del sofá y guardo la bolsa en mi mochila para dirigirme a la puerta principal.- Fue un placer irreal Robert. Deja a mi hermana en paz.
-Nunca, nunca.- ríe Robert y se precipita a la puerta, dejándome detrás de él.- De hecho ya pensé que es lo que quiero. 
-¿Qué?


Estoy temblando. Él está tan cerca, que puedo oler su perfume horrible. Su dentadura blanca me asombra y sus ojos hasta parecen atractivos… pero no deja de representar un peligro. Toma mis brazos y me inmoviliza. Se dirige a mí y mira mis labios. Estoy por girarme hacia otro lado, pero el se desvía y termina estampando sus labios en mi cuello. Yo lucho por alejarme, pero es demasiado fuerte. Su lengua toca mi piel y me estremezco de miedo. De asco. ¿Y este es el hombre que mi hermana prefiere? Le doy una patada en la pierna, que parece no dolerle y se ríe en mi oído. 


-Nena, nena…- canturrea en mi oído.- Preferirás ser buena. Obediente si quieres que haga lo que dices.
-¿Qué mierda quieres?- pregunto asqueada.- Y suéltame. 
-Te quiero a ti.- susurra en mi cuello para volver a besarlo como antes.- En mi cama.- abre la puerta y me empuja hacia la salida. Antes de cerrar sonríe de nuevo.- Que tengas buen día. Y considéralo. 


---------

Oky chicas... otro miembro en la lista negra. Robert. Ah klsnfklnksd
maldito sepsy, ah klsdfklndslkfsd 

No sé... yo me imagino a Robert como Taylor Lautner, ah klsdfnlkndskl
así lindo y con porte de malo y acá.. okay ya. Ignorenme. 

Bueno... un capítulo muy interesante, espero que les guste.

#MuchLove #FelizSemana 

*Si no te avisé o te avisé dos veces, regáñame bonito, ah. (En serio, desde el problema con twitter, he estado perdiendo los tweets de lectoras y no se si es porque o les avisé por error)
*Tu comentario es importante.
*Si eres nueva lectora pon un #NL para avisarte.
*Si cambias de user, avísame para seguirte mandando el link del capítulo.

Mafer.

Views 870

1048 days ago

My Sister's Boyfriend
Capítulo 28

Después de varias quejas seguidas de parte de mis padres, al fin he logrado convencerlos de irme a vivir con papá. Alicia y mi madre no tuvieron nada que ver con la mudanza, o más bien, no quisieron tener dada que ver. Eddie y mi padre son los únicos que me han estado ayudando a mudar todas mis cosas de un lado al otro. Le mando un mensaje a Justin explicando que debemos vernos lo antes posible, pues quiero contarle lo que ha pasado. No puedo quedarme callada. Cuando Vanessa me llamó diciéndome que me estuvieron buscando por toda la fiesta el viernes anterior, me siento mal, y hasta quiero contarle sobre los mensajes de mí hermana con Robert. Pero prefiero estar callada, pues no quiero que se divulgue todo. Conociendo a mi hermana, haría hasta lo imposible por volver a quedar bien con todos. Lo único que tengo que hacer es esperar a Justin y prepararlo para esta noticia. Sé que él no siente mucho por mi hermana, pero aún así nada quita que ella esté engañando a su prometido y a toda su familia.
Mi padre ha salido a un viaje en una ciudad cercana, y durará lejos unos días. Me siento sola, pero cómodamente tranquila. Aquí es mucho mejor que la soledad vacía y fría de casa. Por lo menos aquí mi padre habla cada vez que puede para asegurarse de que todo marcha bien, mi madre en su lugar, nunca llama a no ser que quiera ordenarme algo o Alicia le estuviera contando algo comprometedor a su favor y yo saliera perdiendo.
El miércoles al salir de clase, veo a Austin practicando solo con su balón de basquetbol en la cancha del jardín. Desde que terminamos no hemos hablado nada. Me siento mal por él y por mí, por dejar que una amistad se esté destruyendo. Me armo de valor y me pongo mi bolsa en el hombro para caminar hacia él. Llego justo cuando el valón está en el aire y lo atrapo con las manos. Tiro mi bolsa al concreto y comienzo a correr hacia la canasta del lado contrario. Austin en un inicio se queda serio y no se mueve. Pero después comienza a perseguirme y me quita el balón rápidamente y yo grito divertida, ahora corriendo detrás de él. Arroja el balón a la canasta y aplaude cuando éste sale de esta. Río y me quito el sudor de la frente para volver por mi bolsa.


-Vaya, tienes que practicar.- señala, botado el balón.- En dos semanas inicia la temporada de chicas y la verdad dicen que la otra escuela vencedora del año pasado está mejor que nunca.
-No he tenido mucho tiempo.- me encojo de hombros y lo invito a sentarse conmigo en las gradas de a lado.- Escucha, debo disculparme por…
-Quedó en el pasado ____.- se encoje de hombros y mira hacia las canchas que están en frente.- Yo decidí ir muy rápido, así que yo tengo que disculparme esta vez.- mira hacia mí y me encuentra con la mirada baja, y luchando por no ponerme a llorar.- ¿Qué te ocurre?
-Bueno… ¿cómo empiezo?- tomo aire fuertemente y suspiro.- Mi familia se está desmoronando.- tiemblo con anticipación y aclaro la garganta.- Primero, mis padres. Después mi hermana ha regresado de la universidad, sabes cómo me llevo con ella y lo que pienso de mi madre al respecto. Eddie… él es el único que me apoya y con quien me llevo mejor, pero casi nunca está por el peso del trabajo y la escuela de medicina juntos. el único soporta que tengo es mi padre y mi hermano. Y claro… Vanessa y Bridgit… y quisiera contar contigo como apoyo también.
-Sabes que yo siempre te voy a apoyar, pase lo que pase.- toma mi hombro con suavidad, y cierra los ojos con fuerza, evitando echarse a llorar conmigo también.- Mi padre se ha empeñado en forzarme a cursar la escuela de verano. Cree que con clases extra, llegaré más pronto a graduarme, como mis otros hermanos. Tú sabes… Anne es profesora de chicos de nuestra edad y solo tiene veintiséis. John es abogado y ya tiene una familia. Mi padre me mira a mí con miedo. Como si yo no fuera tan inteligente como ellos, tú sabes… por pertenecer al grupo de las personas que prefieren hacer deportes.
-¿Le has dicho alguna vez lo que quieres?- pregunto cuando puedo volver a hablar sin que me tiemble la voz.- Puede ser que tomando una decisión tuya, por ejemplo, le des a entender lo listo que estás para tomar buenas decisiones. ¿No te parece?
-Puede ser, sí.- relame sus labios y tira el balón al piso, para moverlo con sus pies.- La verdad el entrenador me dijo que en el último juego de la temporada, vino un cazador de talentos de la universidad. Dialogaron después de nuestro triunfo, y está de acuerdo con él en darme una beca para el próximo año. Ya ves… que puedo ser profesional, puedo vivir de eso y esas cosas.
-¡Eso suena bien!- admito emocionada por él.- ¿Y tú eso quieres?
-Claro, claro.- asiente tratando de volver a sonreír como antes.- Solo que tengo miedo.- suspira fuertemente y me vuelve a mirar.- No de mi padre, si le comento esto, tengo la mitad de posibilidades que acepte. Pero a lo que tengo miedo es… no te burles. Tengo miedo a crecer. Ser mayor y cargar con esas cosas tan importantes, cuales quiera que sean. Tengo miedo a fallar como persona. Tengo miedo a no enorgullecer a esas personas que durante toda mi vida me han apoyado y han tenido fe en mí. ¿No te pasa eso?
-Yo pienso que todo el mundo teme a eso Austin, no tienes porqué preocuparte.- agacho la mirada y me miro los dedos de las manos.- Lo único que podemos hacer es seguir adelante, haciendo lo que creemos que está bien para nosotros. Es todo. No sabemos a donde vamos a parar con eso, pero tenemos el destino asegurado, solo falta dirigirlo. Y listo. Ten por seguro que si fallas, las personas que estuvieron contigo desde el inicio seguirán allí. Con tantos errores que se cometieron a lo largo de tu vida, no creo que por otro se den por vencidos.
-¿Tú seguirás allí?- me pregunta, mirándome interrogativamente. Asiento.- Gracias _____.
-¿Para qué está tú vieja amiga si no es para apoyarte?- digo sobre su hombro una vez que me ha abrazado.- Vamos, vamos. Habla a tu madre y dile que comerás con tu vieja amiga hoy. Te mostraré mi nueva casa.
-¿Te has ido de tu casa?- pregunta él cuando vamos caminando hacia los estacionamientos ya un poco vacíos.- ¿Era… eso lo que tú querías?
-Vamos, me basé en eso para aconsejarte.- asentí.- Hice lo que creía correcto y ahora estoy un poco mejor. Lo que debo hacer en seguida es platicar bien con toda la familia… pero aún no es tiempo.
-¿Cuándo será?
-Ni yo misma lo sé.


“Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único.” - Agatha Christie.


***


Aparcó su auto justo en frente del complejo de apartamentos, conseguí que el señor gruñón de siempre, lo dejara entrar con todo y auto al lugar. Esta vez aparcó frente a casa y entramos directamente a la sala de estar para conversar un rato, después ambos caminamos hacia la concina y buscamos algunos ingredientes para una deliciosa lasaña. Austin es bueno en la cocina también. Un día él y su madre me hicieron un pastel de cumpleaños increíblemente delicioso. Como el chocolate es mi sabor favorito en cuanto a pasteles y dulces postres, ellos me dejaron con la boca abierta a triplicar el doble chocolate de la receta. Fue un día memorable, puesto a que terminé con dolor de estómago, por lo mucho que comí.
Dejamos la lasaña cocinándose en el horno y volvemos a sentarnos en la sala de estar, y abrimos los libros y libretas, todos por toda la mesa. Se acercan los exámenes de mediados de curso, que valen casi exactamente la mitad de nuestra calificación. La verdad estamos platicando de nuestros planes en vez de estar estudiando, pero no hay nada mejor que dar un repaso con alguien que no se burla de ti por tener el nivel de concentración de un cangrejo.


-¿Entonces estoy en lo correcto cuando te dije que Justin era ese chico por el que estábamos terminando?- Austin abordó el tema inesperadamente. Alcé la mirada y estaba escribiendo en su libro como si fuera lo más normal del mundo.-
-Bueno… no precisamente terminé contigo por él.- contesto después de un rato pensando en una respuesta más o menos cierta.- Siento que solo me estaba engañando a mí misma. No me digas egoísta.- aclaro la garganta y subrayo algo de la lectura que no recuerdo bien, pero creo que era importante.- También no era justo que estuviera contigo por resentimiento. ¿O qué piensas?
-Hiciste bien.- asiente sin dejar de mirar el libro.- Pero no has respondido. ¿Justin es la razón? ¿Estás enamorada?
-Austin, tarde o temprano te vas a enterar.- cierro el rotulador y pongo suficiente atención en él.- Estoy saliendo con Justin.
-Oh, vaya…- cierra de un azote el libro y me mira fijamente. Sorpresa. No está molesto… está nervioso.- _______ él es el prometido de tu hermana. Dios mío…
-Eso te voy a explicar.- me levanto del piso, y me voy a su lado.- Cuando nos conocimos, él había roto con mi hermana. Fue el verano pasado. Hablamos durante horas y pasamos todo el día juntos. Honestamente yo pienso que esto no es tan malo como parece…
-Pero… ¿él se te insinuó? ¿Cómo es que tu hermana no lo sabe?- está desesperado. Preocupado por mí.- Ahora están comprometidos _____. Es básicamente lo mismo.
-No entiendo…- muerdo mi labio inferior para no aflojarlo a la hora de ponerme a llorar.- Ella lo está engañando. Es horrible. Nunca terminó con el tal Newman, y él había coqueteado conmigo. No sabes Austin. Él es horrible. Están juntos desde antes de que saliera con Justin.
-Esto no te justifica _____.- Austin se porta a un nivel de comprensión tan… extraño.- Mira. Ellos están comprometidos y se engañan mutuamente… ¿acaso confías en él? ¿Y si hace lo mismo cuando estén juntos?
-No, no Austin. Sé que no lo haría.- niego con la cabeza, pensando en esa posibilidad y por un momento dudo de Justin.- Yo no tengo la culpa de lo que pasó. No tengo la culpa de que pensamos nunca volver a vernos, pensarnos todo el tiempo hasta enamorarnos y después… agh. Créeme que yo también desearía que esto no fuera así.
-La única salida que veo, es que él la descubra.- el Austin que me apoya ha regresado. Ya estaba empezando a odiarlo.- No lo sé… debes de ser muy inteligente.
-Yo pienso que aún no es tiempo…- reflexiono.- Sé que arriesgo más… en solo un mes es la boda y me estoy desesperando. Pero Alicia es demasiado reservada. Nunca había sospechado de ella. Si no fuera por el mensaje que logré leer en su teléfono… Dios.
-Según lo que me cuentas es que ella Sale con ese Robert Newman que aborreces. ¿No es verdad?- Austin hace su libro hacia un lado y cruza los brazos.- Tal vez ese bastardo quiere que tu hermana también deje a Justin. La única salida es que hables con él y piensen en algo.
-Es un cerdo.- muerdo mi pulgar con nerviosismo.- Coqueteó conmigo. Es un controlador. Me da miedo solo pensar en él.
-¿Quieres estar con Justin o no?


***


Después de buscar en la agenda de mamá, al fin encontré la dirección de Robert Newman. Vive solo a unos minutos de la escuela y al final de clases ese viernes, decidí ir. Ni siquiera me fijo bien al cruzar la calle por ir pensando en qué decir y cómo hacerlo. Tengo que ser fuerte. Tengo que ser mejor que él. Tengo que conseguir su ayuda. No puede negar que quiere a mi hermana para él solo. Tiene que funcionar.


“Valor es lo que se necesita para levantarse y hablar; pero también es lo que se requiere para sentarse y escuchar.” - Winston Churchill.


Es una casa cualquiera, urbana y elegante. Llamo al timbre varias veces y la puerta se abre. Robert sonríe maliciosamente y cruza los brazos, observándome como un trozo de carne o algo así. Es un animal. Salvaje. Y yo soy como una pequeña presa. Todo el valor que había tomando en el transcurso del día, se vuelve pequeñito.


-Debemos hablar.- ni siquiera me escucho a mí misma.- ¿Puedo pasar?
-Adelante princesa, entra.- dice descaradamente, abriéndome paso hacia su casa… territorio prohibido.- Ponte cómoda. ¿Deseas algo para tomar? ¿Un té helado, un café, un vaso de jugo de manzana? Sé que es tu favorito.
-No, gracias.- me revuelvo incómodamente e el sofá y no me atrevo a recargarme siquiera.-
-Vaya, ¿A qué se debe esta hermosa visita?- pregunta sentándose frente a mí y mirándome con esos ojos grises que me intimidan.- ¿Es que acaso quieres rendirte? Oh vamos nena… eres una chica de dieciocho años… tan pequeña… con bonitos ojos y tu cabello suelto es salvaje…
-A la mierda Newman, vayamos al grano ¿vale?- este hombre es irritante.- Sé que sales con mi hermana. La verdad amo la idea. Pero no se me hace justo que lastime a alguien como Justin. ¿Qué quieres a cambio de que esto salga a la luz?


Alzo la mirada y veo a Robert con los ojos muy abiertos y formando una sonrisa aún más grande. Cruza los brazos y se recarga en el respaldo del sofá. Se relame los labios y se apoya sus manos sobre las rodillas.


-¿La pequeña está sugiriendo algo?- formo media sonrisa, para no notarme tan nerviosa.- Vaya… ¿cómo lo descubriste?
-Ambos son tan idiotas, que ni siquiera tienen el pudor de no mandarse mensajes obscenos al teléfono.- no pienso mencionar la computadora. Ni loca.- Bravo. Otra victoria para el chico Newman.
-Eres inteligente.- asiente él como si entendiera un carajo.- Nena… la verdad si necesito alejar a ese imbécil. Tu hermana es tan buena en la cama que valdría la pena el riesgo y los chismes.
-No necesito esa puta información.- de nuevo me siento incómoda y no estoy consciente de cuán sonrojada estoy.-
-Tienes un carácter fuerte.- ríe sin humor.- Vamos… lo haría sin siquiera cobrarte, pero se me haría una estupidez mía.
-¿Entonces que quieres?- digo sacando de mi mochila una bola de plástico con todos mis ahorros en ella.- Se ve poco, pero de aquí a que te decidas puede subir.
-No quiero dinero.- niega él severamente.- Tengo demasiado y no soy codicioso.
-Entonces no tengo nada más que ofrecer.- me levanto del sofá y guardo la bolsa en mi mochila para dirigirme a la puerta principal.- Fue un placer irreal Robert. Deja a mi hermana en paz.
-Nunca, nunca.- ríe Robert y se precipita a la puerta, dejándome detrás de él.- De hecho ya pensé que es lo que quiero.
-¿Qué?


Estoy temblando. Él está tan cerca, que puedo oler su perfume horrible. Su dentadura blanca me asombra y sus ojos hasta parecen atractivos… pero no deja de representar un peligro. Toma mis brazos y me inmoviliza. Se dirige a mí y mira mis labios. Estoy por girarme hacia otro lado, pero el se desvía y termina estampando sus labios en mi cuello. Yo lucho por alejarme, pero es demasiado fuerte. Su lengua toca mi piel y me estremezco de miedo. De asco. ¿Y este es el hombre que mi hermana prefiere? Le doy una patada en la pierna, que parece no dolerle y se ríe en mi oído.


-Nena, nena…- canturrea en mi oído.- Preferirás ser buena. Obediente si quieres que haga lo que dices.
-¿Qué mierda quieres?- pregunto asqueada.- Y suéltame.
-Te quiero a ti.- susurra en mi cuello para volver a besarlo como antes.- En mi cama.- abre la puerta y me empuja hacia la salida. Antes de cerrar sonríe de nuevo.- Que tengas buen día. Y considéralo.


---------

Oky chicas... otro miembro en la lista negra. Robert. Ah klsnfklnksd
maldito sepsy, ah klsdfklndslkfsd

No sé... yo me imagino a Robert como Taylor Lautner, ah klsdfnlkndskl
así lindo y con porte de malo y acá.. okay ya. Ignorenme.

Bueno... un capítulo muy interesante, espero que les guste.

#MuchLove #FelizSemana

*Si no te avisé o te avisé dos veces, regáñame bonito, ah. (En serio, desde el problema con twitter, he estado perdiendo los tweets de lectoras y no se si es porque o les avisé por error)
*Tu comentario es importante.
*Si eres nueva lectora pon un #NL para avisarte.
*Si cambias de user, avísame para seguirte mandando el link del capítulo.

Mafer.

13 Comments

Realtime comments disabled

MarCy1291 1034 days ago

DEMONIOS. ese un un pervertido osea no tiene suficiente con la hermana.....
seguire con lo otros capitulos.

LorenaValdezz 1047 days ago

me encanto<3<3 siguela akjshdgfka

Anto688 1047 days ago

MARATON PORFAVOR!!!!! ESTA MUY BUENAAA!! RAYIS TIENE QUE BUSCAR OTRA MANERA PARA QUE JUSTIN SEPA LA VERDAD.. NO ACOSTANDOSE CON ROBERT!!!!!! ...PORFAVOR NO LA DEJES!

SIGUELA RAPIDO, NO NOS PUEDES DEJAS ASI!!!!

AliciaFerre_ 1047 days ago

oh mi dios, oh mi dios!!! no la puedes dejar ahii siguela, me encanto.

MaraFey 1047 days ago

OMG!! Ame el capitulo! Como siempre tan perfecto! Pero me dejaste con una gran intriga jsbabaksjs quiero saber que pasa! SIGUELAAA! Amo esta novela!

Ninasforever 1048 days ago

que puton ese tio :o pero what ?¿ no era k queria a su hermna ?¿ no entiendo nada hahahah SIGUELA

KidrauhlRockzJB 1048 days ago

Maldito cerdo hijo de la maldad remasterizada con amiguito fuerte ah. Que asco, ojala le dia que si y le cuente a Justin para que lo golpee ah. Te amo (?)

ZuleimaMojicaJB 1048 days ago

Asdfghj vamos estuve esperando mucho por capi no la puedes dejar ahí no es justo haras q muera enserio.. Dime q rayis no se acostara con robert eso no puede ser porfa siguela has un maraton please

JBItsMyDream 1048 days ago

omg no puede tener nadaa con ese locooo

puly_18 1048 days ago

Okya ese robert se merece que los castren 77... O es mucho?? :Z dklasjdlkasj esta buenisimo el cap. mafer, ya quiero el otrooooo!!!!! :D QUE HARA LA RAYITA? D: ya quiero saber :B Un beso pequeña, que tengas una buena semana Bye :)

Biebseressexy 1048 days ago

ldsfkjkdfgg, omg, La rayis no se va a meter con el verdad???? uhg, nop. Siguelaaa<3

_NariPerez 1048 days ago

Es un malditooo! La amooo! Siguelaaaa :D

SwaggBelieber 1048 days ago

Oh my god maldito robert! Jajajajaj ame el capituloo lajsksdls ya quiero que le diga la verdad a justin!!:( sigelaaa