Hace 20 años, esto era el futuro-fantasía de las videoconferencias: