El Ghanés más infravalorado de la historia del futbol; Tony Yeboah el negro del gol perpetuo: