Mi mama: "No comiences lo que no puedes terminar". Yo: