Didier Drogba abrazo a un aficionado que invadió el campo de juego con tatuaje de el #RESPETO