Marco Van Ginkel y Andre Schurrle en una partida de billar juntos en el primer entrenamiento de hoy.