Nunca está de más mirar dibujitos antes de ir a laburar.