No existen palabras para explicar esta realidad...