Los tirantes de Dubranko Pavlicic, esencia del Fútbol Pre-Metrosexual #Orgullo