El calor asfixiante de anoche al menos fue propicio para ambientar la partida de #TalesOfArabianNights