esto paso de ser vergüenza temporal a vergüenza permanente, colgada en una pared de la casa de gobierno.