Sorprendí a unos amigos con La Guindalera. Una forma distinta de entender la zona, siempre fresco y vivo.