La visita de Peña y el chino a la Riviera Maya será un desperdicio si no visitan Chicken Itzá