Se acerca el verano, tiempo para disfrutar de la Vía Láctea sobre nuestras cabezas