Desde los barrios más modestos, dónde nadie regala nada, también se atisba la Bahía de #Santander