Casi dos horitas por la falta de costumbre, pero bastante bien.