y así será nuestro nuevo pasaporte: de azul pasa a ser rojo y con chip biométrico, igual que la cedula.