5 de cada 6 personas en el mundo viven en países sin libertad de prensa.