Perrie y Leigh con una copia de la revista francesa @DreamupMag.