Así era la forma en la que Disney capturaba los movimientos de sus personajes antes de animarlos a mano.