Lo divertido de perder los lentes es que voy por la calle y veo vainas raras que se parecen a Bárbol. XD