Tras un remate al arco de David Luiz, pega en las piernas de Ivanovic y cambia de trayectoria la pelota ¡GO-LA-ZO!