Remera autografiada por el mismísimo Mike Patton. #Increíble.