Mesut Özil celebrando su gol junto a Ángel Di María.