Pues el Centro Comunitario LGBT de la Ciudad de México, ni a letrero que le indentifique llega...pff!