El Vaticano me reclama "derechos de autor" por una filmación del domingo de ramos. ¿Me perdonará Dios?