Estados Unidos ya vuela sus bombarderos con capacidad nuclear, sobre territorio de Corea del Sur. Se está poniendo feo.