La mirada de Webber hacia Vettel lo dijo todo. #F1