Pero vez, no lo soy... Nosotras somos de corazón.